.................................................................

.................................................................

lunes, 22 de mayo de 2017

2. a) Las bolsas de valores -- b) el Banco de Inglaterra

[En la escena inicial se ve al globo terráqueo en el espacio haciéndose cada vez más grande, luego Digi Tales, el narrador, en su nave espacial rodeado de aparatos, sentado frente a una pantalla de computador y un teclado, digitando.]

[Digi Tales:]  "El dinero mueve el mundo", dicen por ahí.  A ver si es verdad.  Vengo de los confines del espacio.  Me dirijo hacia la Tierra.  Mi misión: averiguar que es el dinero.  Mi nombre es Digi Tales.  [Los tres capítulos comienzan de la misma manera.]

[Esta vez, en un pliego de papel puesto en un caballete dibuja los dos ejes de una gráfica:





… luego llama por teléfono:]

"Compro 10 acciones AET a 160, 5 Daimlers sin límite, 50 Ammers [?] a 29.  ¿Cómo?  Sí, 29 compra.  ¿Aló?  Dos Hitachi 909 compra.  ¿Aló?  30 Chase Manhattan, 33 compra.  ¿Aló?  Síí, Kawasaki Steel, 2 mil sin límite, sí."

En la Bolsa todo depende del momento oportuno, dicen los terrícolas.  Para algunos la Bolsa es la casa de juegos [1] de los especuladores, para otros un almacén de valores [2].  Sea como fuere, la Bolsa es el lugar perfecto para multiplicar el patrimonio.  Lo único que se necesita es dinero, inteligencia, paciencia y suerte, y naturalmente un teléfono para dar las órdenes de compra y venta.

[Llama por teléfono otra vez:]  "Síí, Digi Tales.  Buenos días.  Compro 20 Asco [?].  Sí, gracias.

[El segundo narrador:]  Pero, ¿qué es la bolsa?  A primera vista es un tumulto fascinante y desconcertante a la vez.  En realidad la Bolsa es un mercado.  Como en todos los mercados, los vendedores pregonan sus mercancías a viva voz, sólo que en ese mercado se negocian [3] valores, acciones, obligaciones y bonos.  Como un imán, la Bolsa atrae el exceso de dinero y lo transforma en capital par la economía.  Aquí el dinero se convierte en acciones o en bonos, es decir, el dinero se convierte en "valores".  Para que el sistema funcione, la Bolsa debe velar por que dichos valores puedan volver a convertirse en dinero en todo momento.

[Digi Tales dibuja una curva …



… mientras se dice a sí mismo:]  "Uno Daimler mas 5, Amex mas 7, Chase Manhattan mas 10, Kawasaki Steel, mmm …."

Según dicen, hay que seguir cuidadosamente la evolución de las cotizaciones.  Para ello cada bolsa registra el valor promedio de sus cotizaciones en una curva o "índice bursátil".  En Francfort el índice se llama DAX, y en Wall Street, Dow Jones.  Mi oráculo bursátil dice "tendencia muy favorable" pero los bolsistas más experimentados saben que el analista propone y la Bolsa dispone.  ¿Dónde se habrá inventado eso de "la Bolsa"?

[Segundo narrador:]  Nos encontramos en Brujas [4], Bélgica.  Esta poderosa ciudad flamenca fue un importante centro comercial y financiero en el siglo XV.  En aquel tiempo, para hacer fortuna en los negocios había que establecerse en Brujas.  Así lo hicieron muchos comerciantes provenientes de más de 30 países: de España, Inglaterra, las ciudades hanseáticas y alemanas, y por supuesto los hábiles comerciantes de Italia.  Para poder negociar con mercancías y dinero que se encontraban en lugares distantes o en camino a su lugar de destino los comerciantes y banqueros de la ciudad establecieron un mercado especial para los llamados "bienes fungibles" [5].  Todas las mañanas los comerciantes de todos los pueblos y lenguas se reunían delante de la casa del comerciante van der Buerse [6].  Bajo el escudo con las tres bolsas de monedas se fijaban [7] los precios de las mercancías según la oferta y la demanda y se concluían [8] los negocios.  Esta nueva forma de negociar recibió el nombre del sitio donde se reunían los comerciantes en Brujas: Die Börse, "la Bolsa".






                    escudo de armas de la familia van der Buerse (con tres bolsitas en la diagonal)


London Metal Exchange, la Bolsa de los Metales.  Como en los tiempos de van der Buerse, las señales con la mano siguen siendo el principal medio de comunicación, sin importar cuantos millones estén en juego.  En el corro se fija el precio mundial del cobre.  El mercado está centralizado en Londres: aquí coinciden las ofertas y las demandas provenientes del mundo entero.  En la Bolsa se negocia todo lo que se puede comprar sin necesidad de ver y entregar la mercancía en el lugar de la transacción: cobre, cerdos, valores [2] o dinero.  Aquí sólo se concluyen [9] contratos de compra y venta.  El pago se efectúa más tarde.  A veces no se entrega la mercancía sino que se vuelve a vender inmediatamente.  Hoy hay mucha demanda de cobre.  El precio sube por momentos.  La Bolsa reúne la oferta y la demanda.  Así se determina el precio de la mercancía, es decir, su "cotización".

[Digi Tales hablando por teléfono otra vez:]  London?  Ja! [10]  JaaaThank you, London!  Thank you for your informationBye for nowBye.

[… y dirigiéndose al televidente:]  Los precios del cobre se debilitaron un poco ayer.  En cambio los de la química tienen tendencia al alza.  Como dicen, lo mejor es actuar espontáneamente.

[Otra vez habla por teléfono:]  Sí, aquí Digi Tales.  Quiero comprar.  Sí: 20 Dupont 80 compra, 10 BASF 218 compra, 20 Dow Chemical 81 compra.  No, gracias.  Eso es todo.  Gracias.

[Al televidente:]  Seguro es seguro pero la lógica de la Bolsa dice que a veces hay que actuar ilógicamente.  Apostaré por un caballo desconocido.

[Ahora hace una apuesta por teléfono en una carrera de caballos:]  Sí, aquí Digi Tales.  Por favor, al 15, Camiros [?].  Sí, 100, al ganador, 100.  Gracias.

[… y otra vez nos apostrofa:]  Espero ganar en los caballos y que suba el valor de mis acciones.  ¡Jm!  Algunos afirman que sólo la esperanza de obtener ganancias de la especulación en Bolsa y no los modestos beneficios de los intereses es lo que puede incitar a los ahorristas [11] a invertir su dinero en capital para la economía.  Los terrícolas sienten pasión por las apuestas.  La suerte desempeña un papel muy importante, pero ya se trate de acciones o de caballos siempre apuestan por el mejor rendimiento.  La partida pudo haber sido mejor.  [Está viendo la carrera en un televisor.]

[Habla otra vez por teléfono con su corredor de bolsa (luego el segundo narrador explica que es eso):]  Sí, es Digi Tales otra vez.  Me vuelvo a arriesgar.  Compro, sí: 10 IBM 60 compra, 200 Benetton … 200 Benetton, sí, 14 compra.

[Segundo narrador:]  La Bolsa de Acciones de Francfort en el Río Meno.  Aquí coinciden los compradores y vendedores de valores [2], pero en la Bolsa nadie puede comprar o vender directamente.  Las transacciones las realizan los corredores de bolsa en el lugar de operaciones, también llamado "parqué" [12].  Actúan por orden de clientes de bancos, empresas o personas que disponen de abundantes recursos financeros a quienes cargan una comisión.  La tarea del corredor es primeramente fijar la cotización a la que sus clientes proyectan comprar o vender  determinados valores [2].  Los agentes de cambio y bolsa reciben las órdenes detrás de la barrera.  Ellos determinan la cotización oficial a la que se podrán [13]  realizar las operaciones entre compradores y vendedores.  En la Bolsa se realiza el intercambio de las ofertas y demandas.  La oferta y la demanda determinan el precio.  La Bolsa es la institución por excelencia de la economía de mercado.  Entendido esto, no es una casualidad que en 1.990 se estableciera la Bolsa de Valores en Budapest [14].  En todas las economías planificadas los esfuerzos tendientes hacia la economía de mercado han ido acompañadas del establecimiento de bolsas de valores.  Aunque el volumen de negocios aún sea modesto y se carezca de experiencia se espera que la reanimación del mercado de capitales estimule el desarrollo de la economía.

Los flujos de dinero traspasan todas las fronteras y se concentran en los mercados en los que se espera obtener los mayores beneficios.  Si las esperanzas no se realizan el dinero se vuelve a desplazar sin descanso.  Siempre hay una Bolsa abierta: Francfort, Nueva York, Toquío [sic], otra vez Francfort, y así sucesivamente.  En ningún lugar se puede ganar tanto dinero, tan rápidamente, como en la Bolsa, pero a menudo la ganancia de uno significa la pérdida de otros [15].  Por eso es tan importante contar con profundos conocimientos, mucha experiencia y los consejos de un especialista, para que el juego de la Bolsa no se convierta en un juego de azar.

[Digi Tales con el teléfono:]  Digital Equipment 50, 60 compra.  No, gracias.  Eso es todo por ahora.

[… y hablándonos dice:]  Hasta ahora me va bastante bien: tendencia bursátil estable.  Suben las cotizaciones.  [Creo que aquí agrega otro trazo ascendente a la curva de su gráfica.]  Cuando se trata de dinero sólo cuenta una palabra: ¡más!

[… y otra llamada:]  Sí, aquí Digi Tales.  Voy a comprar otra vez.  100 Atlas Copco, 500 Rodanco , 80 Tocanmat [?], 1.000 Telefónica.  Todo va bien, ¿aj?  Sin límite y a cualquier precio.  Lo sé de buena fuente: me lo dijo un insider [16].

[… y luego nos dice:]  … y es que la Bolsa es dinero y sicología [17].

[Segundo narrador:]  El mercado reacciona inmediatamente a la más mínima noticia política, crisis o tendencia.  La Bolsa es el centro nervioso de la economía de mercado.  Los agentes del mercado de dinero de Londres, inconfundibles en sus chaquetas de vivos colores [se destacan entre el gentío mientras hacen gestos extraños que son señales], compran y venden hoy divisas que se necesitarán [18] dentro de unos pocos días.  Estas operaciones, llamadas "a plazo", son un negocio con el futuro que está determinado como ninguno por las expectativa, miedos y suposiciones de los actores económicos.  La especulación no sólo es parte de la Bolsa: es su motor.

La Bolsa, ¿casa de juego [así, esta vez en singular] de especuladores o mercado de valores?  ¿Esencia del capitalismo?  Sea como fuere, la Bolsa, según el escritor Robert Musil, es la forma de organización más fuerte y más elástica que ha alcanzado la humanidad hasta ahora.   

[Digi Tales:]  "Tener miedo siempre pero no asustarse nunca", dicen los bolsistas experimentados.

[Hace otra llamada:]  Sí, diga.  Digi Tales.  Sí.  Dígame.  Menos 45, menos 42, menos … mas 6.  Mm.  ¿De qué me sirve?

[… y luego nos anuncia su desgracia:]  Desmoronamiento total.  El índice se fue al sótano.  [Agrega a su gráfica un trazo descendente que llega hasta el fondo, el eje horizontal.]  Todo está perdido.  Todavía me quedas tú.  ¡Corre!  [Está viendo una carrera de caballos en un televisor.]  ¡Corre!  ¡Corre, Camiros!




[Ahora llama al hipódromo (?):]  Habla Digi Tales.  ¿Sabe cuánto está pagando al ganador Camiros?  Camiros.  Quince al ganador.  Sí, gracias.

[… y nos informa:]  Por lo menos aquí tuve suerte.  En el juego de la Bolsa no basta con tener suerte.  Hacen falta otros atributos: dinero, inteligencia y mucha paciencia.  Con esto termina mi noveno informe.  Aj: me han dicho que no hay nada más seguro que el Banco de Inglaterra.  Eso lo tengo que ver.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


[Digi Tales:]  Time is money.  ¡Qué apuro tienen!  [Está en una calle de Londres.]  Todas las mañanas cruzan el Puente de Londres a toda velocidad hacia la City [19], la ciudad de los bancos.  Eso que llaman "capitalismo" surgió aquí, en Inglaterra [20].  He leído bastante sobre el tema [21].  El dinero es poder económico.  "Todo el mundo sabe que Inglaterra posee mucho más dinero en efectivo, e inmediatamente disponible, que cualquier otro país del mundo", escribió un financiero hace 120 años.  ¿… y hoy?  La City de Londres aún es un importante centro financiero a nivel mundial, y el Banco de Inglaterra sigue siendo el banco de los bancos, pero empecemos por el principio.  ¡Taxi!

[Se sube y el conductor comienza a hablarle:]  … and you´ll see the whole street has got many signs along it

[No recuerdo ya si la traducción es de Digi Tales o del otro narrador.]  "Como ve, la calle está llena de letreros.  Son de la época de las antiguas orfebrerías que dieron origen a las operaciones bancarias."

[El conductor:]  ... you´ll see the dates on some of these: 1563

"En 1.563 se fundó aquí uno de los primeros bancos.  Ahora estamos en la Lombard Street, que se llama así por los lombardos [22] …."

[El conductor:]  from the Lombardians, the Italian bankers that came to England ….

" … los banqueros italianos que vinieron a Inglaterra e introdujeron los métodos bancarios modernos, como el crédito y los intereses sobre los depósitos."

[Aquí dejé escrito entre corchetes en la transcripción:  "Es la voz de Digi Tales."]  Esta es Lombard Street.  Por todas partes se ven [23] los letreros de los orfebres que convirtieron esta pequeña calle de la City de Londres en la metrópolis del dinero y de la banca.  La calle es una sucesión de bancos, uno al lado del otro, todos ellos nombres de gran prestigio, y como siempre en Inglaterra, de tradición secular.

"La riqueza de Inglaterra en oro y plata es infinita", escribió en 1.873 el antedicho financiero [24], pero, afirmaba, mucho más importante que el dinero en efectivo era el crédito disponible de los bancos que podía otorgarse a cualquier persona.  El mejor método que encontraron para multiplicar el dinero fue precisamente la creación de bancos, pero para que funcionara, primero tuvo que crearse el banco de los bancos.

[El taxista:]  This is the National Bank of Paris on the left side ….

La City, me explicó el taxista, es una zona de Londres donde están concentrados todos los bancos.  El Banco de Inglaterra está justamente aquí, en la esquina.

[El taxista otra vez:]  and here you have the Bank of England coming up on your right-hand side: the Old Lady of Threadneedle Street [25].

"… y a la derecha el Banco de Inglaterra.  Allí se emiten [26] nuestros billetes y están almacenados nuestros lingotes de oro.  Esa es la puerta principal."

[El taxista:]  and there she is: the Old Lady of Threadneedle Street.

[Digi Tales se baja y entra:]  Así es que éste es el honorable Banco de Inglaterra.  De él se decía que encarnaba la sabiduría de Inglaterra.  Me gustaría saber que hay detrás de la fachada.

[Segundo narrador:]  El Banco de Inglaterra fue fundado por decisión parlamentaria en el año de 1.694 como sociedad privada.  El nombre de la compañía era The Governor and Company of the Bank of EnglandÉste establecimiento de gran prestigio y rancia tradición se convirtió en un ejemplo para los demás bancos centrales y emisores del mundo.  Desde su fundación se había previsto hacer del Banco de Inglaterra el centro del mundo comercial.  La posición de Inglaterra como primer país industrializado de la época nunca hubiera sido posible sin el dinero del banco de los bancos.

La entrada al legendario depósito de oro.  [Abren la bóveda y la cámara de televisión entra y recorre los estantes con pilas de lingotes.]  En 1.694 los más ricos entre los adinerados comerciantes londinenses llenaron el depósito con su oro.  Lo que en aquel entonces constituyó el capital inicial del banco tiene hoy más de mito que de realidad.  Entonces, como ahora,  las firmas de los comerciantes  que fundaron el banco el 27 de julio de 1.694 tenían más valor que el mismo depósito de oro.

El libro mayor, con los nombres de los firmantes y su depósito de capital.  [La cámara recorre una página de arriba a abajo.]  Su Majestad fue el primero en suscribir participaciones en el banco.  En sólo doce días la City de Londres logró reunir 1,2 millones de libras esterlinas como capital inicial.  Uno de los 1.520 accionistas fue un tal Jonathan Haughey [? (lo pronuncia como "jagui")] de Londres, un comerciante de paños [el último de la lista, al lado del número 1.520].  Éste pagó la suma de 300 libras a cambio de la cual percibió dividendos anuales y obtuvo el derecho de consulta en las reuniones de la sociedad.

El gobernador y los directores del Banco deInglaterra, todos ellos comerciantes experimentados, dirigían las operaciones bancarias independientemente del Gobierno y el Estado.  Ni el rey ni el Gobierno: sólo la ley estaba por encima del Governor and the Company [dicho así esta vez, con el artículo the].  El Banco de Inglaterra no se convertiría en una fábrica de billetes para la Corona y el Estado. 

"Tan seguro como el Banco de Inglaterra."  Muy pronto otros bancos le confiaron sus reservas en efectivo.  Así se convirtió en un banco central, responsable del suministro de dinero y crédito a la economía.  "En él confían por igual ingleses y extranjeros", se decía en aquel entonces.  Esta confianza hizo que pronto asumiera también las funciones de banco emisor.  Al principio emitía billetes escritos a mano a cambio de los depósitos de oro y plata de sus clientes.  We promise to pay.  "Prometemos pagar."  [Está leyendo lo que aparece en uno de esos billetes.]  El Banco de Inglaterra fue el primero en convertir el papel en moneda.  La impresión de billetes de libra revolucionó las transacciones financieras y el crédito comercial.  Fueron los economistas ingleses quienes descubrieron la condición fundamental para la maravillosa multiplicación del dinero: según la teoría monetaria la cantidad de dinero que se pone en circulación tiene que estar en equilibrio con la oferta de bienes y servicios de la economía nacional.  Mientras se mantuviera ese equilibrio los billetes de libra valdrían tanto como el oro [27].

A partir de aquel momento los billetes de banco se impusieron en todo el mundo como medio legal de pago, aunque no sin ciertas dificultades.  En 1.745 el mismo Banco de Inglaterra hizo frente a serios problemas de solvencia: demasiados clientes quisieron cambiar al mismo tiempo los billetes de banco por las monedas de plata que habían depositado [28].  El banco recurrió a una táctica dilatoria y les pagó a un ritmo de seis peniques por semana [29].  Finalmente el banco tuvo que cerrar sus puertas y declararse en quiebra.  Un voto de confianza evitó su desaparición definitiva: "Nosotros los comerciantes somos conscientes de la gran necesidad de mantener el crédito en nuestros días, por lo tanto declaramos solemnemente que no rechazaremos pagos en billetes, sea cual fuere el monto a cancelar, y que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para efectuar nuestros pagos en dicha moneda."  La confianza de los comerciantes londinenses en el Banco de Inglaterra hizo el milagro: sus billetes volvieron a tener curso, y lo siguen teniendo hasta el día de hoy.  Ya ningún banco emisor tiene que prometer oro o plata como contravalor.  "El sistema está basado en una confianza instintiva fomentada a lo largo de los años por el uso", escribió el comerciante antes citado.

The Bullion Door, El Portón de Oro ["de los Lingotes", mejor, y además debieron decir "del Oro", no "de Oro"], por el que salen los vehículos de transporte de dinero [30].  "Tan seguro como el Banco de Inglaterra": su exterior recuerda el de una fortaleza.  La sede del Banco de Inglaterra fue el primer edificio construido expresamente para albergar un banco.  Su creador: Sir John Soames.  En 1.800 el arquitecto transformó todo un barrio para construir el Banco de Inglaterra, el cual concibió como una verdadera fortaleza del dinero.  El exterior refleja la solidez del banco.  En el interior se respira riqueza, el poder y el brillo del dinero.  No fue una casualidad que Soames buscara inspiración en la arquitectura religiosa: sus modelos fueron la catedral más imponente de todas, San Pedro de Roma, y el Panteón, el Templo de Todos los Dioses [también en Roma].  Soames se guió por ambos modelos para (…) de servicio al cliente [31].  El Banco de Inglaterra fue el primer "templo del dinero" de la era moderna, un noble y digno edificio que representaba a la perfección la función y el valor del dinero en aquella época del capitalismo incipiente. 

[La voz de Digi Tales:]  El Banco de Inglaterra no sólo hizo escuela como institución: también dio pie al advenimiento de una nueva religión.

[Otra vez el segundo narrador:]  En Londres más que en ninguna otra ciudad del mundo se puede observar lo que los ingleses llaman "la adoración del becerro de oro" [32].  En la City se siguen [33] construyendo catedrales al dinero, una más fastuosa que la siguiente.  Aquí el dinero es el punto focal de todas las actividades.  Los banqueros, los agentes de cambio y bolsa: todos forman parte de una red que abarca el mundo entero y toca todas las áreas de la vida humana.  El dinero es la corriente que hace circular los bienes y servicios.

[Digi Tales:]  Es la medida de todas las cosas, el medio de cambio y de pago, y no sólo eso: los terrícolas también creen en el poder del dinero, un poder que tiene su base en una promesa.  Según dicen, el dinero ha llegado a convertirse en una nueva religión para los terrícolas, pero en la Tierra el dinero no es lo único sagrado.

[Campanadas del Big Ben, el reloj del Parlamento británico, lentas, profundas]  Four o´clock.  It's tea time.  [Yo creía que la hora del té era las 5 p.m.]  Cinco minutos de infusión, media hora de degustación.  Con ello doy por terminado mi informe sobre el Banco de Inglaterra.  Hasta la próxima.                    
                                                                             



NOTAS

1.  … o sea, un "garito", porque "casino" en castellano no es eso y resulta ser un anglicismo cuando se le da el sentido que tiene en inglés.

2.  Esto se refiere a los "títulos", que en el ámbito comercial son certificados tales como los bonos y las acciones.  En Colombia los llaman "títulos-valor". 

3.  Debe ser "se negocia" (ver mi nota # 1 del primer capítulo).

4.  Ese nombre hispanizado absurdamente de la ciudad de Brugge (que en flamenco significa "puente" y evoca la palabra correspondiente en inglés, que es bridge) debería ser "Brugue".  Otro ejemplo de esta simpleza es el nombre del Canal de (dizque) la Mancha, tradución literal del francés, idioma en el que manche significa "manga", así que debería ser "de la Manga".  Es una alusión obvia a la forma del canal, y si no lo es entonces no sé de donde salió el nombre.  

5.  "Fungible" se predica de "lo que se consume con el uso".

6.  … o van der Börse, en flamenco y en alemán, respectivamente.  Más adelante se dice "la Bolsa (de Valores)" en alemán, pero en flamenco es De Beurs, nombre en el que se trastroca el par de vocales (en el apellido la letra "u" antecede a la "e") y se suprime la "e" final.

7.  Debe ser ""se fijaba".  Ver mi nota # 3

8.  …y aquí debe ser "se concluía".  Ver la nota anterior

9.  Debe ser "se concluye", por lo dicho ya reiteradamente.

10.  Es el "sí" alemán, pronunciado "ya".  Jawohl (pronunciado "yavol") es un "sí" vehemente, como decir "¡ciertamente!", "¡definitivamente!" o "¡claro que sí!".

11.  Esto suena extraño en Colombia, donde se dice "ahorrador" (e "inversionista", no "inversor", y "conferencista", no "conferenciante").

12.  … término derivado del frances parquet .

13.  Debe ser "se podrá" ( ver nota # 3).

14.  … la capital de Hungría.  Eran los días en los que la Unión Soviética iba hacia el colapso.  La demolición del Muro de Berlín fue en 1.989, si recuerdo bien.  Gorbachev eventualmente nos sorprendió a todos afirmando que dizque el capitalismo era, en la etapa actual del desarrollo social de la humanidad, el sistema socioeconómico más avanzado y eficiente.  Fue el fin del socialismo y el "Estado del Bienestar" (Welfare State) y el paso hacia un darwinismo social despiadado en todas partes, excepto en Cuba, Vietnam y Corea del Norte, y un empobrecimiento generalizado de la clase media.  La tendencia es a la necesidad de trabajar cada vez más para ganar lo mismo.  Eso obliga a muchos a conseguir dos empleos (se regresa a casa apenas para dormir unas pocas horas), y en las parejas, a que ambos trabajen, por lo que la condición de "ama de casa" va desapareciendo.  En China las condiciones laborales son ahora tan brutales como en sus vecinos Bangladés y la India.  Es entre otras cosas el Infierno de los Mineros del Carbón.  Todos los años mueren miles en las minas con las peores normas de seguridad, porque los gobernantes nada hacen para obligar a los empresarios a adoptar normas elementales.  Les parece poca cosa la muerte violenta de unos tres mil al año en un país de 1.200 millones de habitantes.  Del maoismo se pasó a un sistema híbrido que es como un "capitalismo salvaje" (frase del papa polaco) totalitario pinochetista.  

15.  … lo que implica que lo contrario de lo que comienza diciendo el enunciado también es cierto: que en ningún otro sitio se puede perder tanto dinero tan rápidamente.

16.  Es una palabra en inglés que deriva de inside, que puede ser adjetivo --"interior", "interno"--,  sustantivo --"el interior"--, o adverbio, "dentro", "adentro".  En sentido amplio, insider  significa alguien que pertenece a un grupo y está familiarizado con todas sus intimidades, y es el antónimo de outsider, alguien ajeno a un grupo.  Del ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha dicho que lo que atrajo a muchos de sus partidarios fue el hecho de ser un outsider con respecto al ambiente de la política tradicional, que anda muy desprestigiada en todas partes.  En el mundo financiero el insider  es alguien que aprovecha el acceso privilegiado a información confidencial de cierta empresa para hacer transacciones bursátiles lucrativas.  Esto (insider trading) es un delito federal en los Estados Unidos, pero la entidad encargada de vigilar las bolsas de valores, la Securities and Exchange Commission (SEC), se hace cómplice y lo encubre en algunos casos, como ha denunciado Gary J. Aguirre, abogado que trabajó para la comisión.  En marzo de 2.011 pude grabar una entrevista que Radio Netherlands Worldwide le hizo y mi transcripción, que no traduje, la agregué a éste blogo unos cinco años después:


17.  En mi juventud fueron éxitos de librería (bestsellers) los libros de "Adam Smith", del que se supo luego su nombre verdadero: George Jerome Waldo Goodman.  Era un analista de títulos-valor (securities analyst).  En The Money Game (1.967) explica el funcionamiento de Wall Street, que es una calle en la ciudad de Nueva York y también el nombre dado al mercado de compra y venta de acciones y bonos en los Estados Unidos.  En ese libro afirma que al incursionar en el mercado de valores debe aplicarse los conocimientos de la "sicología de masas" y preguntarse siempre que es lo que andan haciendo los demás, para anticiparse a sus acciones, porque las oleadas de compras y ventas hacen fluctuar el precio de las acciones bruscamente.  Éste fenómeno se ha exacerbado con el uso de computadores para percibir tendencias bursátiles oportunamente y la importancia creciente del inversionista institucional (entidades como los fondos de pensiones, que compran y venden volúmenes enormes de acciones).  Son dos los tipos de inversionistas: ese y el inversionista individual.  Ahora las computadoras examinan permanentemente los datos y en segundos deciden que es lo que debe comprarse y venderse.  Lo  único que no pueden hacer todavía es dar el paso final, que es dar al corredor de bolsa la orden de comprar o vender, porque no se permite que eso lo haga "nadie" que no sea un ser humano.

 Es indispensable la siguiente advertencia acerca del libro: resulta sospechoso que nada se diga del delito del insider trading, y que se señale reiteradamente la "honestidad" con la que se debe obrar en Wall Street ahora que existe la SEC (que resulta ser un vigilante corrupto).  Eso sugiere que es un biombo para ocultar  la realidad con el propósito de impedir que el público pierda la confianza en "el Sistema", o "el orden establecido" (the Establishment), y que se descubra las actividades ilícitas propias y las de sus amistades. 

Al año siguiente (1.968) el economista Ferdinand Lundberg, de la Universidad de Columbia (cuya sede está en las meras fauces de la Bestia: la ciudad de Nueva York), publicó lo que también fue un éxito de librería, The Rich and the Super-Rich -- A Study in the Power of Money Today, en el que denuncia la manera como unos pocos manipulan las bolsas de valores e impulsan el ciclo de auges y colapsos del que siempre salen beneficiados mientras los ingenuos pierden los ahorros de toda una vida de trabajo.  Ya en 1.937 había escrito en America's Sixty Families que un grupo de unas pocas familias controlaban a la economía y la política del país y a los medios informativos y que el sistema político era una plutocracia y no una democracia.  El libro del '68 es una actualización del otro.  En The Treason of the People (1.954), otro de sus libros, también aparece el tema de la plutocracia reinante.

(Lo de las sesenta familias de Estados Unidos [el título del libro del '37] evoca lo que se ha dicho siempre de las repúblicas cafetaleras o bananeras.  Si recuerdo bien, en El Salvador  son las Cuatro Familias que todo lo poseen y controlan.  En Colombia es igual.  Actualmente no es otra cosa que una republicucha carbonera que recibe órdenes del Fondo Monetario Internacional.  Todos los años llega a una visita de inspección una delegación del FMI para ver como andan las cosas y verificar que nos estamos portando bien.) 

El del '68, leído hacia finales del decenio de los años 70, me llevó a un viraje súbito porque había salido totalmente engañado de un colegio bilingüe en el que el profesor de Political Science nos había descrito un sistema democrático ideal que nunca existió.  La mayoría de los congresistas, de ambos partidos, dice Lundberg, está en la nómina de pagos (payroll) de la plutocracia, que les financia sus campañas electorales y los pone a legislar en su beneficio.  Se ha llegado al extremo de aprobar leyes que benefician a un solo individuo.

Como conclusión de todo lo anterior está esto: que debe tenerse cautela al consultar fuentes aparentemente inofensivas e imparciales como esta de la serie de la televisión alemana, los libros de expertos astutos como "Adam Smith" y los textos "mamotréticos" que estudian en las facultades de economía, porque explican como funcionan teórica e idealmente las cosas, sin que nos mencionen a los que todo lo controlan subrepticiamente. 

Sabiendo eso, pueden ser de bastante utilidad las nociones fundamentales que ofrecen dichas fuentes, e incluso puede, quien tenga dinero sobrante, arriesgarse a participar en el "juego del dinero" (money game) en las bolsas de valores, pero principalmente como diversión, porque el mismo "Adam Smith" advierte en el capítulo 8, titulado "Donde está el dinero", que las grandes ganancias en el mercado de los valores no las consiguen los outsiders, los inversionistas ajenos a ese medio, sino los insiders, los tenedores de acciones que conocen las intimidades de las empresas y las del sector económico al que pertenecen.  Por eso aconseja a todo aquel que pretenda aumentar su patrimonio prodigiosa y súbitamente que busque otra manera de hacerlo.    

18.  Debe ser "se necesitará" (y otra vez remito a la nota # 3).

19.   Es como llaman allá al sector financiero tradicional.  Hay uno nuevo, Canary Wharf, o Muelle de las (Islas) Canarias, que mencionan en el próximo capítulo.

20.  ¿Acaso no fue en las ciudades-estado italianas del Renacimiento?  Es lo que parecen confirmar los comentarios que hace luego el taxista.

21.  ¿… pero no lo suficiente, o recuerdo mal cosas leídas hace decenios?  Lo del Renacimiento en Italia, ¿fue entonces meramente un capitalismo incipiente?  Me parece que las primeras sociedades por acciones aparecieron en Italia (el concepto de la combinación de socios capitalistas y socios administradores).

22.  También hay una Calle de los Lombardos en Amsterdam (ver próximo capítulo).  Los lombardos siguen siendo un asunto de actualidad en Italia.  La Liga del Norte (Lega Nord) es un grupo de la ultraderecha que evoca la Liga Lombarda de la Edad Media.  El norte es donde se establecieron los lombardos y es ahora la región más industrializada, y sus habitantes se consideran ser gente laboriosa que sostiene a la economía y que los sureños son unos indolentes parasitarios.

23.  Debe ser "se ve" (ver nota # 3).

24.  ¿Se refiere a Walter Bagehot?  Su obra clásica, Lombard Street, es de esa fecha.  El oro y la plata es la del saqueo de América por parte de los españolejos, que fueron los "idiotas útiles" (creo que es una expresión que se inventó Lenin, en otro contexto) de Europa, o de la provincia africana que es su tierra, porque como dijo Napoleón I, "África comienza en los Pirineos".  Los vecinos siempre han visto con desprecio a los que habitan lo que fue la Hispania romana (basta con ver como se divierten en familia como patanes los domingos después de la misa, gozando con el sufrimiento físico de un animal).  Traían a Europa el metal precioso y las piedras ibídem y las cambiaban por los productos manufacturados que hacían los vecinos ingeniosos y laboriosos.  Allá fue a dar toda la montaña del Potosí.  Fue tanto metal precioso el que inundó a Europa que causó un período de inflación y de salarios elevados (cfr. la "revolución de los precios" de los siglos XV a XVII en Europa y el historiador Earl Hamilton, teórico de la misma).  

25.  Al banco lo llaman "La Vieja Dama de la Calle de Enhebrar-la-Aguja".  Eso último --threadneedle o thread-the-needle--, es un juego infantil en el que los niños se toman de la mano, forman una fila y el primero, seguido por los demás, pasa por debajo de los brazos de quienes se encuentran en el extremo opuesto de la fila formando un arco con los brazos, lo que sugiere la acción de enhebrar una aguja.  La frase también denota a un movimiento, similar a la procesión del juego infantil, de un baile campesino.   (No se escuchaba al taxista sino lo que transcribo.  La traducción que hacían de lo que él iba diciendo no corresponde siempre a lo que se le escuchaba.  En algunos casos incluye más, en otros menos.

26.  Debe ser "se emite" (ver nota # 3).  

27.  Éste puede ser el lugar adecuado para señalar que el nombre de "libra esterlina" deriva del hecho de que inicialmente el valor de una libra esterlina correspondía exactamente al de una libra de plata.

28.  Es lo que en inglés llaman a run on a bank, el asedio de un banco por parte de los cuentahabientes.  La situación parece implicar que el valor total de los billetes emitidos era superior al de las monedas depositadas.

29.  Esta restricción de los retiros bancarios se vio hace unos 15 años durante la crisis económica argentina y la llamaron "el Corralito", y se presentó recientemente en Grecia, donde no sé si persista.  Grecia está pasando por una crisis terrible de proporciones tercermundistas desde hace ya algunos años y se ve a la gente escarbando en las canecas de la basura buscando alimentos.  Son los dictados del darwinismo social que se impuso en todas partes luego del colapso de la Unión Soviética, como si con eso hubiera quedado justificada la norma de la supervivencia del más astuto, ambicioso y codicioso (ver mi nota # 14).

30.  … algo que también se ve en la fachada posterior del Banco de la República, el banco emisor, en Bogotá.

31.  En éste enunciado quedó una laguna de unas pocas palabras por el cambio de cassette.

32.  Creo que a muy pocos habría que explicar esa alusión a un pasaje bíblico: cuando Moisés bajó del Monte Joreb (que se supone pudo ser el Monte Sinaí) con las Tablas de la Ley se indignó al encontrar a su gente adorando a un ídolo de oro. 

33.  Debe ser "se sigue" (ver la nota # 3).










No hay comentarios:

Publicar un comentario