.................................................................

.................................................................

lunes, 26 de diciembre de 2016

Bibliometromanía hegemónica








              Cartel que anunciaba el evento, con acercamiento al grabado medieval [?] que lo ilustra




Conferencia: "Abuso de las medidas y medidas abusivas: Crítica al pensamiento bibliométrico hegemónico"
Orador: Profesor Yuri Jack Gómez, Ph.D., sociólogo
Lugar: Universidad Nacional, sede Bogotá, Edificio de Posgrados de Ciencias Humanas, Salón Oval
Fecha: 24/11/16
Hora: 2 p.m.


El evento fue organizado por el CES, el Centro de Estudios Sociales de la U.N. (www.unal.edu.co/ces/).  Viendo el cartel supuse que era algo relacionado con la advertencia, intimidante para el académico, de publish or perish ("publica o muérete"), acerca de la que había leído por primera vez hacía mucho tiempo, y acerté. 

Es una manifestación del darwinismo social en el ámbito competitivo despiadado de la comunidad científica internacional, donde se devoran entre sí.  Sobreviven únicamente quienes logran que se publique periódicamente sus informes en las revistas especializadas.  La supervisión es severa y se la ejerce recurriendo a los métodos estadísticos de la bibliometría. 

Lo que hace el conferenciante es denunciar el mal uso de los mismos.  No sé desde cuando se ha estado afirmando que no son adecuados porque los indicadores del rendimiento científico --cuantas veces ha sido citado un informe en las revistas, o cuantos informes de un individuo, un grupo de investigación, una entidad (como una universidad, un instituto) o un país se ha publicado en ellas--, no revelan necesariamente la calidad de los informes, sino más bien circunstancias ajenas al quehacer científico.

El uso deshonesto de las estadísticas fue revelado hace ya más de medio siglo en el libro clásico de asunto titulado How To Lie With Statistics (Darrell Huff, 1.954), o Como mentir con estadísticas, uno de los libros sobre la estadística más vendidos (va para los dos millones de ejemplares).  El autor explica cosas como que la correlación no implica causalidad, el procedimiento de usar muestras tomadas al azar y la manera de distorsionar la realidad en una gráfica.  Son astucias como las del DANE (Depto. Nacional de Estadísticas) en Colombia, que está al servicio del gobierno del momento e inventa datos para hacer creer que todos los programas oficiales son prodigiosos.  Lo mismo se puede sospechar de Eurostat en la Unión Europea.

Nada de eso lo sabía siendo un adolescente desprevenido que estudiaba la carrera de Biología en la Universidad de los Andes hace ya casi medio siglo.  (Me retiré en el tercer semestre pero eso y lo que siguió es otro cuento bien largo que nada agrega al tema.)  Era de las materias que más me agradaban, como lo había sido la geometría analítica en el colegio, por mi afición al dibujo (ver mi otro blogo, ese todavía bastante incipiente, con dibujos propios, en http://mamarrachos-juveniles.blogspot.com/, y uno del arte callejero de Bogotá, menos incipiente, en http://arte-callejero-de-bogota.blogspot.com/).  Fue otra razón para querer asistir a la conferencia, porque era buscando recordar una época un poco más plácida.

(Si agrego una letra "o" al final de "blog" es para castellanizar una palabra que suena espantosamente trunca, como tantas del catalán, esperando que la innovación prospere pronto.)

Lo de las estadísticas, propias de la burocracia moderna, hace pensar que la bibliometría es algo reciente, siendo que en realidad es antigua.  Es cierto que en la Grecia de hace dos milenios fue una cosa bien distinta, más concordante con el sentido etimológico del término, que sugiere una medición relacionada con los libros, y es así, porque lo que hacían era medir la extensión del libro.  La unidad de medida era el "estico", el hexámetro de 15 o 16 sílabas, lo que correspondía a 35 o 36 letras.  Se lo hacía para evitar la supresión de pasajes o lo contrario y definir el precio del libro y la remuneración del escribano.  El método lo llamaban "esticometría".

Podría aplicarse indicadores parecidos a los blogos, como serían los enlaces que llevan a ellos, que equivalen a las citas en la bibliometría.  Hay varios hacia temas de éste sitio: la transcripción sobre la "bomba de la peste", la del espiritismo y los dos creadores de la teoría de la evolución orgánica, la de las ruinas de Mojenyo Daro, éste en cyclopaedia.net ….

Otro indicador sería el tamaño del contador de banderas (excepto en casos como el expuesto en el próximo párrafo).  Fue inesperado el cosmopolitismo eventual de mi contador en éste sitio.  Son ya 73 banderas, más de un  tercio de las Naciones Unidas (que van en algo como 193).  Creo que eso se explica por la variedad de los temas, su número (unos 80), el hecho de que algunos sean bilingües y el hecho adicional de que el contador quedó instalado hace ya un poco más de dos años.

Algunos hacen trampa con eso, incitados por los creadores del contador, que invitan a ir a su foro de discusión para solicitar ahí a gente de todo el mundo que visite el sitio de uno y poder así completar la colección de banderitas.  Esto me pareció una deshonestidad porque es un engaño y no representa un flujo auténtico y espontáneo de visitas.  Por eso nunca me asomé al foro.  ¿Cómo identificar los casos en los que se recurre a ese truco?  No podría responder a esa pregunta.  Solamente los del contador pueden saber la verdad en cada caso.

Continuando con la franqueza, la sección de las estadísticas accesible únicamente al propietario de un blogo del sistema de Google indica que aparentemente algunos los visitan apenas para tomar una ilustración que les agradó al hacer uso de la herramienta de búsqueda de imágenes que ofrece el motor de búsqueda de Google. 

Al ver el cartel del evento lo fotografié.  Luego, en el día del evento, pude traer a casa un ejemplar como trofeo o recuerdo (souvenir, dicen los turistas).  Ese mismo día hubo después otro (sobre las "lecciones" de la crisis energética reciente causada parcialmente por la sequía atribuible al Fenómeno de El Niño o del Pacífico, en uno de los edificios de ingeniería), a las 6 p.m., que terminó siendo ya un poco tarde, hacia las 8 y media.  Habiendo salido fui a ver si seguía ahí el cartel que habían pegado con cinta pegante a una de las columnas de la galería ubicada frente a la biblioteca, en la Plaza Che o Plaza Santander (según sea la tendencia ideológica), y sí.  A esa hora ya había muy poca gente por ahí.  Además el lugar estaba en una penumbra discreta, así que se lo pudo desprender sin que nadie dijera nada ni mirara raro.  Ya no era sino un adorno inútil.  Seguramente al día siguiente los del aseo lo iban a retirar y destruir.  Lo que hice fue salvarlo.  ¿Hacen otros lo mismo, para engalanar una alcoba?

El grabado, que parece ser de estilo medieval, no tiene pie de foto.  Lamenta uno que no lo identificaran porque no se sabe si pueda tener alguna relación con el tema de la conferencia.

En mis notas aparecen más explicaciones.  Algunas de ellas se refieren a cuestiones estadísticas, unas pocas a minucias gramaticales, e incluso hay una diatriba panfletaria furibunda y gratuita, poco o nada  pertinente, contra los asesinos de la de Nari que es como para arrestarlo a uno por el delito de rebelión, pero no tiene uno por que disculparse.  




[Prof. Carlo Tognato, Ph.D., M.Phil., Director del CES (tiene entonación italiana, pero atenuada):]  Bienvenidos a éste seminario del CES … eee … con una conferencia titulada "Abuso de las medidas y medidas abusivas".  No podíamos empezar puntuales, entonces … e … era importante … empezar ya [1].  Eee … bueno … ee … aparte de eso quiero presentarles aaa … Yuri Jack Gómez, que es profesor … asociado de sociología … e … y … y ha sido … es investigador del CES, y [es] ex director del CES … e … ha tenido su doctorado de sociología en [la Universidad de] York [en el Reino Unido] … e … y bueno … aa … [aquí unas tres palabras incomprensibles] (…) y gracias por … aa … por darnos esta conferencia.  Bien.

[Prof. Yuri Jack Gómez, Ph.D.:]  Muchas gracias, Carlo … aaa … gracias al … público que … a … nos acompaña en esta fría tarde de hoy [2].  Aammm [3] … y entonces, ee … y buenas tardes para todas y todos los presentes en el auditorio.  Aaammm … mis agradecimientos por el valioso tiempo que me dedican hoy y por la oportunidad que me dan para expresarme aquí en las opiniones alternativas sobre el estado de la ciencia nacional en medio … en medio de la … mmm … del creciente … amm … descontento … e … de sectores amplios de la comunidad … científica nacional, por los modelos de medición [aquí unas dos palabras incomprensibles] (…) y las decisiones de política … desinformadas por estos modelos.  Agradezco, naturalmente, al Centro de Estudios Sociales, CES, nuestro hogar espiritual … por la organización de éste seminario y por la invitación que me extendieran para venir a compartir aquí con ustedes mis reflexiones críticas sobre la evaluación de la productividad [4] y las revistas nacionales, ambos temas muy sensibles en el proceso de institucionalización de la ciencia nacional, y que han sido el centro de mi agenda de investigación … por los últimos … años.

El título que propuse para mi charla fue el de "Abuso de las medidas y medidas abusivas".  [Comienza a leer el texto de la conferencia.]

Quiero llamar la atención de la audiencia s- [iba a decir "sobre"] … con éste título … sobre la gran incomprensión que a mi juicio existe en el país en torno de lo que la bibliometría es, sobre sus posibilidades y alcances, pero también sobre sus enormes limitaciones teóricas, metodológicas y técnicas, así como sobre el desconocimiento de la economía política [5] subyacente a las herramientas con las que se hace bibliometría en el mundo contemporáneo.  A esto me refiero con "abuso de las medidas".

Correlativamente, la segunda parte del título expresa mi distanciamiento con una forma de proceder que sobre la base de estas incompresiones y desconocimientos formula políticas de ciencia cuyas consecuencias sociales y culturales se pasan por alto al confundir el indicador con las metas de política.

Esta imagen icónica de la política científica nacional es un claro ejemplo de lo que les quiero decir.  En un despliegue retórico autojustificatorio de su gestión la política de ciencia y tecnología nos propone evaluar, en esta gráfica [6], su éxito en términos del número de contribuciones colombianas en revistas internacionales indexadas por el ISI [7].  ¿Ve?  Se confunde la meta de política con el indicador [8].         

   
Yo no niego las bondades de las políticas que se "grafican" en la imagen pero sí cuestiono que se considere el incremento de la productividad internacional en sí mismo y por sí mismo como una adecuada evaluación del éxito de la política, pues esto es confundir la meta de política con la herramienta [y aquí una frase incomprensible que suena como "y el sentimiento" o "y de seguimiento"] (…). [9]

El crecimiento de la productividad internacional nada nos dice … sobre el éxito o el fracaso de la política, nada nos dice sobre el avance o el retroceso en los procesos de institucionalización de la ciencia o sobre la … pertinencia y la relevancia de la investigación que hacemos o sobre el estado de la autonomía de la ciencia como institución frente a los poderes económicos o políticos, o sobre las características de los procesos de integración cognitiva y social de las comunidades científicas nacionales. 

Esto es lo que pasa cuando se confunde el indicador con la meta de política, pero, ¿cómo llegamos a esta confusa situación?  Veinte minutos son poco, que es lo que dura esta charla, para presentar juiciosamente los detalles del proceso histórico, político y económico que nos ha conducido hasta éste punto.  Permítanme, sin embargo, llamar su atención sobre dos mojones de origen, dos grandes agendas globales a partir de las cuales se desataron [sic] una cascada de reformas estructurales en los sistemas de educación superior y en los sistemas de investigación a nivel mundial a partir de los años 80 del siglo pasado, reformas a las cuales el país no escapó.

La primera de ellas se remonta a la hoy tristemente famosa Declaración de Bolonia de 1.988, que con las mejores intenciones pretendió adaptar la institución universitaria a las necesidades de una "Europa del Conocimiento", Europa del Conocimiento cuya definición, sin embargo, fue elaborada no por las universidades, sino por un conjunto de organizaciones multilaterales, como la OCDE [10], el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio, que reunidos en la Mesa Europea de Industriales [aquí unas tres palabras incomprensibles] (…) 1.989, que el objetivo de las instituciones de educación superior no podría ser otro que el de la formación del capital humano para la industria, así como la diversificación de sus fuentes de financiamiento [11], y digo "tristemente" porque hoy hay muchos de esos 47 países signatarios de Bolonia, luego [¿o "leo"?], respetados y queridos colegas, lamentándose por la universidad que perdieron, y viviendo una vida de extrañamiento en las nuevas corporaciones educativas donde ahora el conocimiento se produce bajo la lógica industrial que la ciencia [aquí una o dos palabras incomprensibles] (…) demanda de la Europa del Conocimiento.

Localmente [o sea, en Colombia], esta agenda se ha venido aclimatando paulatinamente hasta llegar a lo que conocemos como la [aquí una palabra incomprensible que suena com o "firma"] "(…) de aseguramiento" de la calidad de la educación superior, algunos de cuyos varios desarrollos vemos en la lámina [proyectada en la pantalla] y que pretenden construir la educación superior como un mercado instaurando un régimen de competencia desigual e inequitativo en muchos casos para los actores del sistema que toman toda clase de medidas desesperadas para sobrevivir [a] la vergüenza de no salir en alguno … de los múltiples rankings [12] de moda en un nuevo ejemplo que ilustra la confusión del indicador con la política de [aquí una palabra que suena como "moda"] (…) por parte de las administraciones universitarias.

La otra agenda, más reciente, es la llamada "Agenda de Internacionalización de la Ciencia" promovida abiertamente por Colciencias a mediados de la década de los 90 con la llegada del pensamiento neoliberal a la política de ciencia y tecnología.  "Fue la última vez que hubo pensamiento sobre política científica en América Latina", afirma con orgullo alguno de los políticos locales [13], que introdujo todo el tema de los incentivos directos a la productividad en los años 90.

Con éste tema de los incentivos somos conducidos, entonces, de regreso a nuestro ícono [6] de política científica nacional y a lo que desde entonces se denominó como la "teoría de la punta del iceberg" [14] --se está derritiendo [15] --, según la cual el foco de atención de la política, su único interés, donde pone todas sus apuestas y todos sus incentivos, essobre la punta del iceberg.

Esta es una "fotografía" [16] más reciente de la punta del iceberg donde se evidencia su crecimiento en un orden de magnitud [17], de 650 publicaciones en el momento en que los políticos producen su ícono [6] legitimador, hacia 2.002, a 3.175 artículos 15 años más tarde.

… y bueno, la última instantánea [18] de éste icebergartificioso que incluye el "efecto SciELO" [19], con cuya venta --el servicio de informaciónnn … científica latinoamericana--, con cuya venta se pretendió duplicar en dos años la producción internacional para beneplácito de todos los creyentes en la punta del iceberg, pero, ¿cuál es el problema con la punta del iceberg

Rápidamente, llamo su atención sobre tres temas interconectados que me parece que vale la pena planteárselos, en una discusión sobre las metas de la política de ciencia y tecnología.

El primero tiene que ver con una de las estrategias utilizadas por la comunidad para lograr cumplir con la meta y política del iceberg: la colaboración.  La colaboración puede darse con colegas nacionales o con colegas del exterior en [aquí un sustantivo en plural incomprensible de dos sílabas que suena como "quiunacs"] (…) internacionales, y lo que muestra la gráfica es que el éxito de la internacionalización se basa más en la colaboración internacional que en la nacional, pero eso tiene sus costos, como veremos en un momento. 

Cuando se examina en detalle que regiones del mundo colaboramos para conseguir la internacionalización no sorprende encontrar que son los Estados Unidos y Europa Occidental, es decir, las regiones que controlan los grandes "cárteles" [20] editoriales [21], los grandes presupuestos para investigación y las grandes instalaciones científicas, pero son también las regiones frente a las cuales tenemos diferencias más prominentes en términos de niveles de desarrollo, volúmenes de inversión en ciencia y tecnología, tamaño  de las comunidades científicas, personal equivalente en tiempo completo dedicado a la investigación, desarrollo industrial, en fin, la lista de diferencias no es exhaustiva. 

En cambio colaboramos menos, mucho menos, con regiones con las que no solamente estamos más próximos en todos estos otros indicadores, sino más semejantes en el tipo de problemas de desarrollo social, político, científico y tecnológico, como es el caso de América Latina en primer lugar, pero también de [debe ser "con", claro] Asia o África.  La colaboración sur-sur [22] está siendo claramente desestimulada por la internacionalización puesto que el prime [23], lo que valora el Sistema [24], no es cualquier internacionalización, sino una internacionalización que simula o se asemeja a la ciencia mainstream [25] o "de corriente principal" porque nos encanta blanquearnos [26].

La literatura bibliométrica crítica ha caracterizado éste fenómeno como "isomorfismo  estructural", que traducido al lenguaje común quiere decir … que los científicos en la punta del iceberg han adquirido un patrón [27] de publicación y consumo de la información idéntico al de los países desarrollados, y aquí viene el segundo tema: una caracterización cualitativa de ese isomorfismo, que necesariamente tiene que hacerse con estudios de casos [28], sugiere que no necesariamente el isomorfismo es positivo.

La colaboración argentina en el VII Programa Marco Europeo en torno a la enfermedad de Chagras [29] ilustra el punto.  Argentina tuvo que, en primer lugar, [aquí algo que parece ser "untarse de"] (…) dinero para permitir la participación de sus equipos locales de investigación en el desarrollo de una agenda que ya había sido previamente establecida en los países centrales [30] con los que nos gusta colaborar.  El tipo de actividades a desarrollar por los equipos locales, según la agenda prevista, se podría caracterizar como actividades de ciencia "hipernormal", esto es, actividades de tipo rutinario o de verificación para las que se requiere, ciertamente, altas competencias científicas e instalaciones especializadas.  El resultado de éste esquema colaborativo: un montón de papers [31] altamente citados en revistas internacionales Q1 con alto factor de impacto [32], pero ningún medicamento para la cura de la enfermedad puesto que toda la secuenciación genética del parásito tenía como propósito el desarrollo de la industria farmacéutica europea [33]

A esto lo denominamos un proceso de "integración subordinada", mecanismo que viene reconfigurando la nueva visión social del trabajo científico a escala global para el desarrollo de las agendas indistriales de investigación de la Ciencia Modo 2 de los países centrales [30] en el desarrollo de una sociedad global del conocimiento.  Los trabajos sobre ballenas [34], sobre gaviotas en la Patagonia, o sobre física de partículas, o sobre el bosón de Higgs [35], en Colombia, son también buenos ejemplos de ello. 

Localmente, sin embargo, y de acuerdo con la teoría de la punta del iceberg, estos científicos se vuelven ejemplos paradigmáticos, el "tipo ideal", como dicen los sociólogos [36], con el que todos deberíamos identificarnos, pues sobre la base … de los logros alcanzados estos científicos y sus grupos se habilitan para concursar y capturar bolsas más sustanciosas, son nominados para dar consejos científicos, reciben premios y condecoraciones, o finalmente son nombrados en posiciones directivas donde toman decisiones en materia de política orientadas a la reproducción de la punta del iceberg.

Ahora bien, de éste cilantro tan bueno no dan tanto [37].  Quiero decir que de todos estos 7 mil artículos en solitrio o en colaboración sólo una pequeña parte logra integrarse de manera subordinada en esta nueva visión social del trabajo científico global, pero, ¿qué pasa con el resto?  Sigue un patrón [27] identificado hace ya mucho tiempo por la bibliometría: la mayoría de los papers publicados nunca son citados.  Un porcentaje pequeño de ellos logra capturar algunas citas, pero sólo una mínima parte de éste porcentaje realmente alcanza citaciones considerables por parte de los científicos centrales [30], con los que estuvimos trabajando, por ejemplo, en el tema de[l] Chagras [29], de ballenas, o de física clásica [?]

Para regresar a nuestra charla, esto puede significar, entonces, que todo éste esfuerzo de los científicos locales por parecerse a los científicos desarrollados resulta irrelevante internacionalmente hablando y no pertinente en términos locales, salvo por la dudosa lógica productivista que se impuso en Colombia, según la cual, como alguna directiva de Colciencias sugiriera no hace mucho, un científico colombiano debería publicar anualmente diez papers internacionales, uno, en promedio, de esos que nadie cita.  "Publica y perece de todas formas" [38] parece ser el nuevo motto [39] del sistema nacional de ciencia y tecnología.

… pero entonces, y éste es el tercer problema, como mucho de éste trabajo es irrelevante [40] en términos de citaciones juzgando de acuerdo con éste criterio, entra en contradicción con la punta del iceberg, y es así como se comienza a utilizar el factor de impacto [32] de las revistas en las que se publica como medida de la calidad del artículo en un inaceptable quid pro quo [41], otro abuso más de la medida que fue explícitamente cuestionado por el que se la inventó, Eugene [apellido incomprensible] (…), a mediados de los años 70, pero el principal problema es que éste abuso de la medida da lugar a la medida abusiva de estructurar el modelo de evaluación de revistas nacionales basado en la estructura de deciles [32] ISI [42] o de cuartiles [32] Scopus [43], y aquí es donde el desconocimiento de la economía política de la ciencia global y [de] los mecanismos de construcción de su hegemonía, es fatalmente ingenua.

Intentaré exponer una parte del argumento del colega Richard Münch, catedrático de la [palabra incomprensible] (…) de Filosofía de la [… y nombre incomprensible de universidad posiblemente alemana] (…) Universität, una de las signatarias de [la susoducha Declaración de] Bolonia, qye aspiramos a tener entre nosotros tal vez el próximo semestre, junto con otros colegas europeos en un evento que vamos a denominar "La Universidad en la Era de la Excelencia", porque si por aquí llueve por allá no escampa.

Para quienes no están familiarizados … con la disciplina sociológica, con el campo sociológico, Alemania en sociología ha producido en el pasado y en el presente importantes figuras, desde Marx. Engels o Siegel [?] en el siglo XIX hasta Marcuse, [nombres inaudibles] (…) o Jurgen Habermas, y eso lo digo para que se entienda que la sociología es una ciencia social muy importante y con una historia centenaria llena de grandes logros en su tradición alemana.

[Interrumpe la lectura para hacer dos preguntas.]  A propósito, ¿cuántos en éste [adjetivo inaudible] (…) auditorio leen alemán?  [Apenas una persona levanta la mano.  Había unas 25.]  ….  Uno.  ¿Cuántos leen inglés?  [Muchos lo hacen (creo que todos los demás).]  ….  El resto …. 

… pero bueno, una parte del argumento de Münch, simplificado al extremo aquí, pero que recomiendo conocer en detalle, compara … los factores de … impacto [32] … de las cuatro principales revistas … alemanas de sociología con sus dos homólogas norteamericanas --quiero decir, de los Estados Unidos--, para luego desmontar estas diferencias que expresa el indicador [8] en términos de diferencias demográficas, materiales, económicas y simbólicas.

De esta manera Münch muestra lo improbable que es la movilidad ascendente en la escala del indicador [8] y lo equivocado de una política …que promueve éste ascenso como meta cuando confunde las diferencias del factor de impacto [32] con diferencias de calidad, cuando en realidad son la expresión de desventajas del mercado.  Se distingue como mejor o peor lo que en principio sólo se cita más o menos a causa de los efectos estadísticos derivados de la configuración material y demográfica y del mercado editorial.  El ranking [12] de las revistas académicas, según el factor de impacto [32], se refuerza … con la … reacción ingenua de todos nosotros los lectores del inglés … que contribuimos a fabricar … la realidad que el ranking describe, y a consolidar de esta forma el monopolio con el cual se supone que queremos competir.

Tengo que, prácticamente, saltar … a la primera de las conclusiones de Münch sobre la diferencia de probabilidad entre recibir una cita cuando se publica en un grupo de revistas que cuando se publica en otro grupo.  Las diferencias materiales en el tiraje y la distribución de las diferencias demográficas en los tamaños relativos de las comunidades respectivas, y las diferencias culturales relativas al idioma y al efecto hegemónico de la internacionalización, se expresan como un diferencial multiplicador sobre las citaciones que se realizan [44], restringiendo fuertemente la movilidad de las revistas entre los diferentes deciles [32].

Más adelante Münch desarrolla su conceptualización del mecanismo de monopolio en la ciencia, del cual el factor de impacto [32] es solamente un elemento que entra en combinación … con los rankings [12] locales de excelencia académica … los internacionales de universidades, los criterios de reclutamiento de personal en las universidades y centros de investigación, los procesos de acreditación institucional y las políticas ingenuas de ciencia y tecnología alemanas.

¿Qué se sigue tras esta apretada presentación sobre "el abuso de las medidas y las medidas abusivas"?  Cuestionamiento: a la "ciencia de la punta del iceberg" la pregunta que yo le plantearía es que tanta colaboración internacional y de que tipo es deseable para el desarrollo de una ciencia nacional independiente capaz de fijar metas propias y capaz de identificar y conseguir fuentes de financiación que no comprometan su desarrollo.

Para la política de información y redes … preguntaría … por las presiones aprendidas, jugando como idiotas útiles [45] en la guerra por los mercados de la información científica entre los "cárteles" editoriales [21].  ¿Será que en el futuro tendremos que pagar a estos monopolios para conocer el estado de la producción científica nacional?  ¿No es esto una pérdida de autonomía, soberanía y recursos públicos escasos?  ¿Seguiremos financiando la publicación internacional de nuestros resultados, contribuyendo con ello al crecimiento y consolidación del monopolio de la información --hay que pagar entre 500 y 5 mil dólares para poder entrar en una de las listas de publicación [aquí unas dos palabras inaudibles] (…) top [una o dos más] (…)--, o vamos a retomar el camino  consecuente que abandonamos en 2.010, de construcción y fortalecimiento de servicios regionales de información como Publindex, Latindex o REDALyC, como entidades independientes, autónomas, para que sean ellos los que generen la información sobre el estado de la ciencia nacional [46]?  ¿Seguiremos sosteniendo ua política elitista y excluyente como la de la "punta del iceberg" cuyos resultados no se socializan [47] … como aprendizajes y capacidades compartidas, porque es una estrategia equivocada … en el actual contexto de competitividad e individualismo … promovido por y para el sistema nacional de ciencia y tecnología, o convocaremos más bien un nuevo pacto social incluyente y amplio entre ciencia y Estado, con la participación amplia de una comunidad que ahora esmuchísimo más grande y diversa que la de los Diez Sabios del siglo pasado [48], o seguiremos con la doctrina política de Don Pablo Morillo, el Pacificador español, para quien la patria no necesita tantos sabios [49], ni sabios en tantas cosas tan improductivas  y poco emprendedoras como la literatura, la poesía, la arquitectura, y en fin, muchas más [50]?            




NOTAS


1.  … pero no fue mucha la demora: el evento estaba anunciado para las dos de la tarde y comenzaron a las dos y cuarto.  En otros casos de eventos en la U.N. demoran hasta media hora o tres cuartos de hora en prender motores, como esperando a que llegue más gente.  Siendo tantos miles los estudiantes, resulta desconcertante la asistencia escasa a casi todos ellos.  Es lastimoso ver el auditorio más que medio vacío.  Me pregunté a que podía atribuirse esta indiferencia o indolencia. 

No muchos días después, en una de esas coincidencias extraordinarias que podría uno llamar "coincidencias didácticas", topé con lo que parece ser la explicación, escuchando el programa "U.N. Análisis" en U.N. Radio, la emisora de la Universidad Nacional, un programa que emiten en las madrugadas de los días de entre semana (o sea, de lunes a viernes).  El presentador (ahora dicen "conductor") comentó que esa circunstancia se debe a los problemas de "movilidad" en las vías de la capital.  Los estudiantes demoran horas yendo y viniendo en el transporte público todas las semanas. 

El asunto debe de ser más complicado que eso, como todo lo humano.  Seguramente que en la mayoría de los casos el estudiante no tiene tiempo para asistir a eventos, sea porque tiene una clase a la misma hora del evento, o porque debe preparar algún trabajo que implica decenas de horas de lectura, o porque tiene que apresurarse a comer algo antes de ir a la próxima clase, o porque debe hacer alguna diligencia extraacadémica urgente.  Si el evento es hacia el atardecer, preferirá perdérselo para regresar temprano a casa.  Da como para un estudio sociológico, e incluso podría ser el tema de una tesis de grado.

2.  "Fría tarde de hoy", sí, por lo lluviosa, pero al salir de ahí, hacia las tres y media, ya había escampado, no volvió a llover y pude pasear por los muy extensos predios de la Ciudad Universitaria esperando a que comenzara otro evento, a las seis.  Hubo un atardecer tranquilo, con algo de celajes lejanos con bordes anaranjados, pero melancólico más bien que vistoso. 

3.  Es el "eee" del inglés, que tuvo que habérsele "pegado" en York, mientras que a Carlo lo que se le pegó fue nuestro "eee", a menos que también se vea eso en su país … ¡tema complicado!  Son las vocalizaciones que se usa para dar a entender al interlocutor que se está pensando en que decir.  Me parece haber notado que el "aammm" es de uso más común en los Estados Unidos.

4.  Esto se refiere a la productividad científica, claro.

5.  ¿Se refiere aquí la expresión "economía política" a un programa de estudios que combina los asuntos económicos con los políticos?  El Prof. Tognato hizo estudios de eso, sin que haya quedado claro si además de sociólogo es economista.  El problema es que en el ámbito de la economía "burguesa", para usar la jerga marxista, es una expresión arcaica que ya no se usa.  Creo que dejó de usarla en el siglo XIX esa tendencia económica.  Parece que para el economista "burgués" la única economía digna de ese nombre es la economía de las naciones, o "economía" a secas.  Piensa tal vez que ya no se justifica usar dicha expresión para distinguir la de las naciones de la "economía doméstica" que enseñaban a las niñas para prepararlas para la vida hogareña (llevar las cuentas, manejar sabiamente los recursos disponibles, o sea, fungir como Ministras de Hacienda y Crédito Público en el ámbito familiar).  El hecho de que el Director del CES tenga entre sus intereses principales la "sociología económica" y la "sociología cultural" sugiere que en éste caso lo de "economía política" se trata de ciertos estudios distintos de la "economía a secas", la economía sin atributos, sin adjetivos. 

   
6.  La gráfica era una línea muy irregular, con picos menudos como de serrucho a todo lo largo, que parecía el perfil de una ladera que subía, no tan notoriamente en la mitad izquierda, desde las cercanías del origen (intersección del par de ejes) hacia la esquina opuesta (superior derecha), donde culminaba en una cima.  Lamento que mi menuda Fujifilm modelo FinePix JX310, a pesar de sus 14 megapixeles, su herramienta del zoom (acercamiento) y demás prodigios, se negara a registrarla nítidamente por estar yo demasiado lejos, en el fondo del recinto, cerca de la entrada, por haber ahí un altoparlante, a unos dos y medio metros del suelo.  Es cierto que el profesor, al preguntársele si podía yo grabar, llegó al extremo de sugerir que me podía colocar la grabadora allá al lado suyo, pero para no incomodar dije que era mejor permanecer ahí bajo el altavoz (lejos  de la pantalla).  Preguntó que para que quería grabar y expliqué lo del blogo de las transcripciones.  Informó que los derechos (intelectuales) son de la universidad.  (Mi blogo es mera divulgación caótica y ociosa sin propósito de lucro, con algo de adoctrinamiento, pero en nombre de la justicia social.)  No parece justo que una universidad pretenda arrogarse derechos de esa manera, como un latifundista con mano de obra esclava.  Larga vida a la Rebelión Blogómana.  Todo honor a los francotiradores que disparan desde la arboleda de Academo.     
"Icónico" es un neologismo del idioma inglés (iconic) que está de moda, junto con tantos otros, como "reingeniería" (éste ya un poco menos), "proactivo" (proactive), del que sigue tratando uno de adivinar exactamente que significa (aparentemente se contrapone a lo "reactivo" o pasivo), y "viral" (el más neo de todos), referido siempre a los videos más vistos en la Red.  Hasta en la changua topa uno ahora con el (horrible) anglicismo "resiliencia" (cfr. resilience), que es, esa sí, palabra veterana del inglés y no un invento de último momento.  Además está la palabra "ícono" usada no ya en el sentido bizantino sino en el de algo así como "ejemplo emblemático" o "ejemplo característico".  Esto es colonialismo lingüístico (lo otro, lo de los anglicismos antiestéticos).  No creo que irrite solamente a los puristas en el uso del lenguaje.

7.  Seguramente el Institute For Scientific Information, que tiene su Web of Knowledge (Red de Conocimiento), donde ofrece Journal Citation Reports (Informes Sobre Citas de Publicaciones Periódicas Científicas), una base de datos a la que recurre la bibliometría.

8.  Se refiere a ese indicador de la productividad científica nacional que es la cantidad de informes de colombianos publicados en dichas revistas.

9.  La palabra "grafican" así, entre comillas, por indicación del conferencista que al decir "se grafican" hizo el gesto de las comillas, otro asunto que se ve mucho: levantar ambas manos con los dedos índice y cordial extendidos hacia arriba formando una letra ve (como en el de la victoria ideado por Churchill durante la guerra) y doblar y desdoblarlos como si estuvieran rascando algo.  ¿De dónde salió eso?  ¿Canadá?  A quien se lo vi por primera vez fue a uno de nuestros maestros de high school (bachillerato) en un colegio bilingüe en Barranquilla, un canadiense llamado Mr. Poley, hacia 1.968.  Hizo reir a la toda clase con eso.  La segunda vez, unos días después, ya nadie se rió, concluyó que había bastado con hacerlo una vez y no volvió a repetir la gracia.  No volví a ver a nadie haciendo eso en Colombia sino decenios después, y súbitamente todo el mundo andaba haciendo el gesto compulsivamente, en la misma época en la que apareció el de hablar por teléfono (puño cerca de la oreja con meñique y pulgar extendidos).  Ahora, desde hace unos años, nos tienen hastiados con el del corazón que forman con ambas manos (unidos los pulgares por las yemas y apuntando hacia abajo), como si el del gesto estuviera lleno dizque de puro amor.

(En Colombia se dice "conferencista", en otros países dicen "conferenciante", por lo que cuando se me ocurrió decir de esa otra manera la interlocutora me corrigió como si hubiera cometido un error absurdo nunca oído.  Sí decimos "inversionista", siendo que en otros lugares prefieren decir "inversor".)

10.  Es la Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económico, un grupo cuyos propósitos ocultos denuncian, entre otros, los panameños, porque pretende ser rigorista en lo financiero siendo que sus miembros son los principales bandidos de las finanzas internacionales.  Esta es parte de una entrevista sobre las exigencias que la OCDE insiste en imponer a Panamá, hecha al abogado panameño Eduardo Morgan Jr. y tomada de su sitio en la Red  (www.eduardomorgan.com):

1.   Ud. es un conocedor sobre el tema de la inclusión de Panamá en listas negras de la OCDE y en listas grises de países miembros de OCDE.  ¿Qué nos puede informar de la situación actual en este tema?

La OCDE no es una organización internacional como, por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional (FMI). Es en realidad un "cartel" de 30 países ricos, liderados por Estados Unidos, (quien paga el 25% de su presupuesto) y cuya finalidad, entre otras, es evitar a sus socios la competencia, en materia financiera, de  países emergentes. En un principio sus ataques a los que ellos denominaban "centros financieros 'off-shore' " los fundamentaban en la poca supervisión que esos países tenían sobre su sistema bancario y financiero para evitar, entre otras cosas, el lavado de dinero. Al demostrarles el FMI que eso no era cierto porque la supervisión en esos países era igual o mejor que en la de los miembros de su "cartel", variaron  la estrategia y entonces los acusaron de ser paraísos fiscales nocivos, y empezaron con amenazas para obligarlos a dar la información fiscal  que les pidieran sus socios. La tesis es que esos países tienen leyes fiscales que ayudan a los contribuyentes de su "cartel" a burlar sus impuestos. De allí vienen las listas negras, las grises y las semigrises.

El gran problema que tiene la OCDE, y ya se lo están empezando a reclamar algunas organizaciones y países, es que  su principal miembro, Estados Unidos es, sin que quepa la menor duda, el paraíso fiscal por excelencia, con el agravante, para la OCDE, de que no da información a terceros países de los miles de millones de dólares invertidos por los extranjeros en su economía. Es decir, es UN PARAISO FISCAL NO TRANSPARENTE.

La OCDE tiene a Panamá en una lista gris, lo que significa que somos un país que si bien se ha comprometido a cambiar sus leyes para dar información fiscal a terceros países, todavía no ha hecho efectiva su promesa. Panamá, desde un inicio, creo que en el 2002, se sumó a los países que estaban dispuestos a seguir las directrices de la OCDE, pero dentro de lo que se conoció como el "level playing field" [en inglés, literalmente "campo de juego parejo", o sea, no inclinado de tal manera que favorezca el rodar del balón y el movimiento de los jugadores del equipo que avanza bajando la cuesta], es decir, que las reglas fueran iguales para todos. Al no conseguir la OCDE que Estados Unidos aceptara dar información a terceros, todo este andamiaje se le vino abajo y empezó entonces a utilizar el lenguaje de la fuerza --"Lo haces porque yo lo digo"--, con la amenaza de sanciones. Estas sanciones no las puede imponer la OCDE porque no es, como por ejemplo, las Naciones Unidas, una verdadera organización internacional que, a través de su Consejo de Seguridad sí lo puede hacer cuando sea necesario para preservar la paz y la seguridad en el mundo. No así la OCDE, que solamente puede recomendar a sus miembros tomar medidas. De los países de la OCDE nos tienen en listas negras sólo México y España. Los otros países --Argentina, Brasil, Ecuador--, lo han hecho sin ser miembros de la OCDE pero tomando en cuenta la calificación de "paraíso fiscal" que nos atribuyó esta.

2.   ¿Cuál es su opinión sobre esta decisión de la OCDE respecto a Panamá?

Repito, la OCDE no es una organización internacional "per se" y mucho menos puede imponer sanciones. En el caso de Panamá no tiene ninguna razón porque Panamá no es un paraíso fiscal, según las propias reglas de la OCDE.  Somos, eso sí, un centro financiero muy bien regulado y con muy buenas notas en los exámenes que periódicamente nos hace el FMI. Nuestro problema radica en que nuestro país, como centro financiero regional (América Latina),  compite con Miami y New York, y en que Estados Unidos es el líder del "cartel" de la OCDE.

(…)

11.  Pocos días después, al ir a otro evento, ese en el edificio viejo de Ingeniería, que no se relacionaba con la ingeniería (unos videos hechos por estudiantes de "cine y televisión" sobre unas "zonas rojas" [= "candentes", o "al rojo vivo", por la guerra] del país en los que ponen a hablar a unos lugareños), encontré en la entrada, en lo que sería la "recepción" o "Sección de Información", una pila de ejemplares del periódico estudiantil de la sede de Bogotá de la U.N., "Contexto" (# 22, el número del mes de noviembre), que incluye un informe titulado "El fracaso de la autofinanciación en la Universidad Nacional", relacionado con dicho objetivo de la "diversificación de las fuentes de financiamiento" impuesto a las universidades públicas, que las obliga a "rebuscarse" la vida como cualquier vendedor ambulante, lo que ha llevado a la U.N. a una situación financiera catastrófica (ver mi nota # 1 en el primero de los mensajes de SINTRAUNAL). 

12.  Ranking significa "clasificación" en inglés y es de los anglicismos más usados en nuestro medio desde hace ya mucho tiempo, creo que principalmente en el ámbito del deporte.

13.  El orador usa siempre el término "local" queriendo decir "nacional", para contraponerlo al ámbito internacional, no en el sentido que se da comúnmente a esa palabra en nuestro medio al referirse a asuntos nacionales, en la jerarquía politicoadministrativa de los cuatro niveles, que son el local, el departamental, el regional y el nacional.

14.  También es común esto de decir "témpano" en inglés al recurrir a la metáfora desgastada del témpano cuando cuando se alude a los casos en los que casi todo permanece oculto.  Creo recordar que tratándose de témpanos se ve apenas 10 por ciento de la masa de hielo.

15.  Aquí mira a la ilustración de un témpano que se ve en la pantalla.

16.  Se refiere a la gráfica que se ve ahora en la pantalla.

17.  Un "orden de magnitud" es una potencia de diez.  Cuando una cifra cualquiera aumenta en un orden de magnitud eso implica un aumento en su tamaño: adquiere una posición, un dígito, a la izquierda de la coma decimal, como en el caso que señala el orador a continuación.  Otros ejemplos serían cuando se pasa de 57 a 232, o de 10.000 a 100.000.  Es una de las expresiones más comunes en las ciencias.

18.  Uno se pregunta si los jóvenes de ahora saben que significa ese término de otra época (la snapshot, still shot o instantaneous photograph del inglés), la de la fotografía de "rollos" que había que hacer "revelar", porque ahora todo el mundo es un fotógrafo y anda con cámara "digital" (= electrónica) en todo momento en su teléfono móvil o en su "tableta".  En la sesión de preguntas, cuando alguien comentó que llevaba 20 años en la universidad, habiéndose pasado de la carrera de economía a la de historia, el conferencista respondió que él llevaba ahí como 35 y que siendo niño paseaba al perro por los predios de la universidad (¿en la época en la que todavía no había una cerca a todo el rededor?).

19.  Es una librería electrónica (o "digital", "virtual", como también se dice) creada en 1.997 para usuarios en América Latina, el Caribe, España y Portugal que en Colombia (SciELO Colombia) es administrada por la U.N.

20.  Es otra de las palabras de moda, derivada de la alemana Kartell (en alemán los sustantivos tiene todos mayúscula inicial) [también en francés existe el término: cartel], que significa "asociación" o "sindicato", a lo que generalmente se da un significado conspirativo: un grupo de fabricantes de un mismo tipo de producto que fija secretamente los precios para evadir la competencia y la ley de la oferta y la demanda.  Últimamente también se la aplica a las bandas de traficantes de narcóticos o estupefacientes.

21.  He topado ya unas tres veces con denuncias contra la editorial alemana Springer Verlag, una de las del oligopolio en la divulgación del conocimiento científico.

22.  Lo de "sur-sur" es otra expresión de nuestros días de la "globalización" (y otra más, pero en francés dicen "mundialización") a ultranza.

23.  En inglés significa "lo mejor", como cuando se anuncia prime beef, carne de res de la mejor calidad.

24.  No sé si sea necesario dar explicaciones sobre éste otro término característico de la época, que, si he estado bien atento a las "actualidades" de los últimos cinco decenios, lo inventó la llamada "contracultura" (counterculture) en los Estados Unidos en los años 60 (the System), cuando la oposición a la Guerra de Vietnam parecía estar arrastrando al país a una sublevación.  Es equivalente a la expresión "orden establecido", "orden impuesto" u "orden imperante".   Puede que el conferencista no se esté refiriendo a eso sino a la manera como se controla el quehacer científico.

25.  Es otro término del inglés.  Creo que comenzó a usarse con frecuencia en los medios informativos hace ya unos cuatro decenios, como desde los años 80, y significa literalmente lo que el conferenciante indica a continuación.  Es a lo que se oponen todos los géneros de contradictores y excéntricos.

26.  Leyendo la crónica de Marco Polo sorprende topar con el siguiente pasaje en la sección sobre la India: "(…) en esta comarca, cuando nace un niño lo untan una vez a la semana con aceite de ajonjolí, y esto lo oscurece mucho más que como estaba al nacer, porque yo les aseguro que aquí el hombre más oscuro es el más apreciado y se le considera como mejor que los que no son tan oscuros.  Déjenme agregar que es muy cierto que esta gente representa y describe a sus dioses y sus ídolos como siendo de color negro y a sus demonios blancos como la nieve, porque dicen que Dios y todos los santos son negros y todos los demonios blancos."  (Traduje de la edición en inglés de la editorial británica Penguin.)

No sé que habrá pasado para que la mentalidad colectiva cambiara luego tan notoriamente.  Hace unos dos años creía que en la India no había problemas con el tono de la piel y durante una discusión en Boloji.com descubrí que estaba equivocado.  Un cuidadano indio me explicó que allá se prefiere a la gente de piel clara.  Pregunté por que y contestó que porque asocian la luz con el bien y la oscuridad con el mal, y quedé sorprendido. 

Algunos años antes de eso había conversado en algún foro de discusión o un salón de charla en la Red con una paquistaní que también me desconcertó cuando dijo algo así como que "aquí nosotros somos de piel más clara y los indios lo saben".  En esos momentos también andaba charlando ella con una amiga de Estados Unidos y me pareció como que lo de la piel era para que los de Occidente la apreciaran más y supieran que ella no era de piel oscura sino parecida a los caucásicos de Occidente.  No le comenté que su actitud me resultaba despreciable.  Supuse falsamente que el asunto era algo propio de los paquistaníes y no de sus vecinos.  Algún tiempo después, en Boloji.com mi admiración por la cultura india quedó muy maltrecha y nunca se recuperó.  La paquistaní me aseguró que el yoga había sanado a su madre diabética.  Allá pasa lo mismo que acá: hacen un uso superficial del yoga, sin entender nunca sus enseñanzas fundamentales, y lo usan para rejuvenecerse y conservar o recuperar la salud física.

27.  No sé por que me pareció siempre preferible decir "pauta".  Creo que es por la polisemia de la otra palabra, y además su otra acepción tiene asociaciones molestas que se orientan hacia una discriminación social odiosa.  Adopté la norma de usar sinónimos de significado único si los hay porque eso promueve la legibilidad y puede evitar confusiones y ambigüedades.

28.  Coincidentemente, en esos días andaba leyendo un libro en el que el autor, un sociólogo llamado Peter M. Blau, contrastaba el método del estudio de casos con el de las investigaciones comparativas (La burocracia en la sociedad moderna, Editorial Paidós, Bs. As., 1.974, p. 113).

29.  Es "Chagas".

30.  Fue en los textos de economía donde primero encontré, hace ya muchos años, la distinción entre el "centro" y la "periferia", que corresponde al contraste que se hace entre el Primer Mundo y el Tercer Mundo que no agrada a algunos por ser demasiado simplista, ya que no refleja la heterogeneidad actual del "tercero", donde es notoria la diferencia entre las economías o "mercados" que ahora denominan "emergentes" y países que son "Estados fallidos" o "no viables" como Haití, Libia, Yemen o Siria.  Llamaban "Segundo Mundo" a los países del Pacto de Varsovia (Europa Oriental y la URSS).

31.  … y otro término del inglés, muy usado en el ámbito científico para referirse a los informes de investigaciones que se publica en las publicaciones periódicas especializadas, como "The Lancet" en el caso de asuntos médicos, o "Nature" para las ciencias naturales.  Paper significa "papel" en su acepción original y más sencilla, pero ahora también "artículo", "ensayo" o "disertación".  No sé en que momento comenzó a usarse en el sentido que alude a la investigación científica. 

32.  Es un asunto estadístico.  A los cuatro cuartiles (quartiles en inglés) se los representa con una letra cu mayúscula seguida de alguno de los primeros cuatro números enteros positivos.  "Q1" se refiere al primer cuartil.    También hay quintiles, sextiles y deciles.  El cuartil indica en éste caso la importancia de la revista en comparación con las demás de su área de estudio, según su "factor de impacto", frase que aparece a continuación en la oración y que es un indicador de la frecuencia con la que se cita los informes que publica la revista.  Si a una lista de revistas en orden descendente de "impacto" se la divide en cuatro partes iguales la primera parte será el primer cuartil, que incluirá las de mayor impacto en la lista, la cuarta parte será la de las de menor impacto.  El sistema tiene tanto ventajas como desventajas.

33.  Se dice que a las grandes empresas farmacéuticas, siendo entidades con afán de lucro y no asociaciones caritativas, no les interesa desarrollar curas sino descubrir compuestos que alivien los síntomas y que establezcan en el paciente una relación de dependencia con respecto al medicamento, para que se vea obligado a usarlo toda la vida.

Se denuncia también lo que podría llamarse "la Cuádruple Alianza" de las casas farmacéuticas, la OMS (Organización Mundial de la Salud, ente adscrito a la ONU), las farmacias (o "droguerías", como también les dicen) y los médicos.  Estos últimos resultan ser realmente agentes, casi que "vendedores puerta a puerta", de dichas empresas, y distribuidores irresponsables de sus productos.  Sus "prescripciones médicas" son más bien como facturas que el paciente recibe de las empresas.  Cierto médico colombiano que trabajaba para la OMS renunció porque esa entidad se negó a obrar de manera independiente tal como él sugería que se hiciera.  Es otro agente encubierto de las empresas. 

La colaboración comercial de la ONU es todavía más amplia, con todo género de empresas transnacionales, incluyendo los mayores consorcios de ingenieros, como Halliburton.  Se les asigna contratos para hacer obras de las que llaman "faraónicas", mal concebidas, que resultan ser luego "elefantes blancos", en países pobres que quedan con una deuda externa imposible de cancelar y con una economía que se estanca por esa razón, y todo aprovechando la corrupción administrativa oficial.         

34.  Piensa uno en Jorge Reynolds, el ingeniero electrónico colombiano de padre británico que estudió en el Reino Unido y concibió el primer marcapasos habiéndose percatado de que el corazón era como un aparato eléctrico.  Su primer marcapasos era un armatoste enorme y pesado.  Ahora afirma que la nanotecnología permitirá fabricar uno del tamaño de un grano de arroz.  Eventualmente desarrolló un dispositivo para registrar los electrocardiogramas de las ballenas telemétricamente (= a distancia) luego de dispararlo a la ballena desde un bote como se hace con un arpón.  En algún medio informativo impreso leí hace muchos años la carta de un lector que se quejaba de que era mucho lo que Reynolds iba y venía con lo de las ballenas pero que nunca presentaba resultados definitivos.  ¿En qué habrá terminado ese cuento?  ¿Otra patarroyada como la de la supuesta vacuna contra la malaria?

35.  Es la partícula subatómica hipotética cuya existencia supuestamente fue por fin confirmada hace algunos meses con el acelerador de partículas más grande, el LHC (Large Hadron Collider) del CERN (Centre européen de la recherche nucléaire).  Se alega que es un corpúsculo único en su género que permite la presencia de masa en el espacio, o sea, sería como el ingrediente fundamental de todo lo que ocupa espacio, por lo que lo llaman dizque "la partícula de Dios".

36.  Según lo que se dice en dicho libro de Blau (nota # 28) sobre el tipo ideal de la burocracia que presenta su colega Max Weber, es siempre un tipo "puro", "típico", imaginario, meramente teórico, que nunca corresponde a casos concretos sino que se usa como una guía en la investigación empírica y no pretende ser un sustituto de la misma.

37.  Es la primera vez que veo combinados estos dos refranes: "de eso tan bueno no dan tanto" y "bueno es cilantro pero no tanto".

38.  Hace ya algo así como cuatro decenios que lo de publish or perish se incorporó a la cultura general o popular angloparlante.  He tropezado con la frase muchas veces en esos medios de difusión escritos que son las revistas, pero solamente las que se publica en inglés.  Es la primera vez que topo con ella en castellano, y se la escuchó en boca de un académico, lo que sugiere que en nuestro medio no la conocen sino los científicos.

39.  Fue tan extraño escuchar esa palabra del idioma inglés, que significa "mote", "lema" o "divisa", que me pregunté si acaso escuché mal, pero encaja en el contexto.  No está entre los anglicismos que en nuestro medio se acostumbra usar.

40.  Es un anglicismo derivado de irrelevant (= no pertinente, fuera de lugar).   

41.  Esto es un latinajo que significa literalmente "algo a cambio de algo", recibir algo como  compensación por alguna cosa cedida.  Es relativamente común su uso en textos en inglés pero es la primera vez que lo escucho a alguien que hablaba en castellano.  Me parece recordar que lo usa un personaje (¿el extravagante Nowhere Man?) en la película de dibujos animados de los Beatles titulada "El submarino amarillo".

42.  Institute For Scientific Information, entidad que da acceso a bases de datos bibliográficas y demás fuentes relacionadas con el conocimiento científico

43.  "(…) una base de datos  bibliográficos de resúmenes y citas de artículos de revistas científicas.  Cubre aproximadamente 19.500 títulos de más de 5 mil editores internacionales, incluyendo la cobertura de 16.500 revistas."

44.  Debe ser "se realiza" porque con sujeto indefinido se conjuga en la tercera persona del singular.  Es uno de los errores más comunes.  Se ve en los avisos que dicen cosas como "se aplican inyecciones" o "se venden formularios de tal cosa".  Antes de eso, en la misma oración, y  por la misma razón, debe decirse "se las expresa como".   

45.  Es otra de esas expresiones más usadas de la época, esta casi siempre en el ámbito de la política, pero es ya bastante antigua, porque si recuerdo bien, la inventó Lenin para referirse a los que con su ánimo conciliador se convertían en colaboradores del régimen homicida que fusiló a su hermano, o en general de cualquier régimen represivo.  

46.  Publindex ofrece servicios de "indexación" y "homologación".  "El Índice Bibliográfico Nacional Publindex es un sistema colombiano para la clasificación, actualización, escalonamiento y certificación de las publicaciones científicas y tecnológicas.  Es regido por Colciencias y el ICFES en Colombia."  REDALyC es "la Hemeroteca Científica en Línea", la "Red de revistas científicas de América Latina y el Caribe".  Esto está tomado del sitio del "Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura", una publicación de la U.N., que había visitado meses antes (en revistas.unal.edu.co), y donde tenían las direcciones (URL) en la Red de algunos de ese tipo de servicios:


47.  Ver la nota # 44.  Aquí, para evitar incurrir en dicho error, debe decirse "no se los socializa".  Decir "cuyos resultados no se socializan" da realmente el sentido absurdo de resultados que no se socializan a sí mismos, como si a alguien se le ocurriera decir "el resultado no quiso socializarse porque prefería la empresa privada".

48.  cfr. Los Siete Sabios, el grupo de filósofos y políticos griegos entre los que estaban Tales de Mileto y Solón y unos de los que ya pocos sabemos quienes fueron y en que sobresalieron

49.  No sabía lo de Morillo, pero en cambio sí que un juez dijo algo parecido cuando mandó ejecutar al químico Lavoisier durante el Terror (1.794): "¡La República no necesita sabios!" 

Seguramente el chapetonejo estaba repitiendo lo que había oído decir de ese otro caso porque su gente, por insuficiencia, repite y hace todo lo que dicen y hacen sus vecinos, que los desprecian y no los consideran como miembros del club.  Poco o nada contribuyeron al desarrollo de las ciencias que nos tienen viviendo casi como extraterrestres. 

Lo peor es que siguen con la canallada de convertir el sufrimiento físico en una diversión familiar dominical.  No combina la sangre con la dignidad.  Afortunadamente por fin la cosa está cambiando en ese sentido en Cataluña, que ojalá se independice.  Los franquistas fascistas que los atormentaron durante decenios se lo están impidiendo. 

Ni siquiera su literatura es comparable a la del vecindario.  Leí comentarios de un profesor de literatura que afirmaba que toda la literatura española posterior al Quijote es "una mier--", y que la serie extensa de novelitas históricas de los Episodios nacionales de Benito Pérez Galdós, siendo meritoria, no tiene la importancia universal de la literatura más notable.  Por todo eso fue que Napoleón I dijo que "África comienza en los Pirineos".  Es un asunto que ya he comentado aquí por extenso, en una de las notas a la transcripción de la serie de TV "El Poderoso Continente", donde agrego circunstancias atenuantes, como la música española para guitarra de los siglos XVI y XVII y pintores como Velásquez y el luminista Sorolla.

Habrá euracas que piensan que "comienza en los Pirineos y termina en los Andes".  Al naturalista A. von Humboldt se le ocurrió decir que "donde se da el plátano no se da la civilización".  ¿Es o no también América Latina una vergüenza para el mundo? 

Por lo menos en Colochombia lo será mientras dejemos que siga gobernando la camarilla homicida y ratera del Chicó Reservado y El Poblado, que todos los días desfalca y manda matar, y no solamente a los del "Lumpen".  En sus localidades capitalinas, y también en el municipio aledaño de Soacha (el del célebre rosado Soacha, y ahora el rojo sangre de los hijos de las Madres de Soacha), con el Bloque Capital de los matones que mandó traer el primo hermano del Presidente Juan Manuel Santos Calderón, el tal Pacho (ex vice del capo di tutti capi de los chulavitas y pájaros, A. Uribe Vélez), según testimonio de Salvatore Mancuso, tienen impuestos toques de queda desde las 8 p.m. y matan a quien vean por la calle luego de esa hora, dizque para reducir la delincuencia, en realidad para disimular su propósito de asesinar a los dirigentes de esas comunidades, y esto mientras no se habla sino de paz y la plutocracia escandinava nobeliza al de la Casa de Nari.

(fin de la diatriba)

50.  Durante la sesión de preguntas, cuya duración fue el doble de la de la lectura de la conferencia (esto, meros 21 minutos, pero enjundiosos, como se puede ver), el profesor dijo, si entendí bien, que en Japón se suprimió la sociología como carrera en las universidades, y luego se preguntó que, entonces, ¿acaso vamos nosotros para allá también?  Lo de Japón parece tan drástico que pude haber entendido mal.  ¿Fue apenas en las universidades públicas?