.................................................................

.................................................................

martes, 15 de julio de 2014

Los perezosos acuáticos


El tema me interesó porque me hizo recordar las ilustraciones de perezosos gigantes que tanto me fascinaba ver en la infancia, en los años 50 y 60, en las que se veía a estas bestias enormes ramoneando, arrancando hojas de las copas de los árboles, como las jirafas.




Perezoso gigante terrestre ramoneando


Además fue una sorpresa porque no me había enterado todavía de que también los hubo acuáticos.  Sucedió mientras escuchaba hace pocos días, el miércoles de la semana pasada, 9 de julio, las noticias de las 5 a.m. (mediodía en Francia) de Radio Francia Internacional que emite en vivo U.N. Radio, la emisora de la Universidad Nacional de Colombia.  Es un programa noticioso de media hora.  No estaba preparado para grabar pero es no importaba porque las grabaciones de sus informes se las puede escuchar luego en su sitio en la Red, o se las puede "bajar" (descargar) y luego grabar en una grabadora de sonido como las de los periodistas para poder transcribirlas y digitarlas y por último "colgar" el texto en la Red, que fue lo que hice esta vez.  El lector podrá escuchar el tema de los perezosos acuáticos en http://www.espanol.rfi.fr/ciencia/20140709-el-perezoso-acuatico-un-mamifero-prehistorico-de-peru.  La extensión es de unos escasos cuatro minutos y medio.

Es el séptimo informe de R.F.I. que agrego al blogo, pero el primero relacionado con la paleontología.  Todos los demás son temas médicos, puestos ahí en mi sitio el año pasado: la enfermedad del sueño (jun. 2), la supuesta toxicidad de las ollas de aluminio y de las calzas de amalgama (el 7), la celiaquía o intolerancia al gluten (el 8), la sarcopenia (agosto 7) y el nuevo jabón antimalárico (el 8).
  
El Museo Nacional de Historia Natural de París, al que están vinculados los dos científicos que hablan en el informe de R.F.I., fue fundado en 1.793, o sea, en plena revolución (si recuerdo bien, el llamado "Terror" fue en el año siguiente a ese, o dos años después), apenas cuatro años después de la toma de la Bastilla.  Tiene una colección de 62 millones de especímenes y recibe unos dos millones de visitantes cada año.  La historia del museo es un poco más complicada:  tiene antecedentes en el Jardín Real de Plantas Medicinales creado por el Rey Luis XIII en 1.635  que eventualmente amplió sus funciones y se convirtió en un instituto de ciencias naturales.  No eran tan haraganes, después de todo, los aristócratas. 

Su sitio en la Red me sirvió para confirmar los apellidos de los dos científicos.  Escuchándolos no resultaba fácil saber como debía escribírselos.  Había ahí un enlace hacia el informe de los Proceedings of  the Royal Society que menciona uno de los entrevistados y que se titula Gradual adaptation of bone structure to aquatic lifestyle in extinct sloths from Peru, que significa tanto como "La adaptación gradual de la estructura ósea al estilo de vida acuático en los perezosos extintos de Perú".  Los autores son ellos dos y otros tres colegas.   Lamentablemente lo único que está disponible libremente es el resumen. 

(Puede uno consolarse leyendo otro informe cuyo texto completo sí está disponible gratuitamente y qur también se refiere al asunto de las extinciones: Global late Quaternary megafauna extinctions linked to humans, not climate change.  Queda como tarea para el lector descifrar el significado de esa frase.  Esto plantea el misterio de por que lo uno está disponible y lo otro no tanto.  Ambos son recientes, así que no es porque el segundo sea mucho más antiguo.)  

Uno de los científicos señala que hace 5 millones de años la costa peruana ya era desértica.  Siendo que en el decurso de las eras geológicas se presentan tantos cambios notorios, puede uno sorprenderse de ese hecho, porque parece sugerir que en esa parte del planeta el tiempo no transcurre.  La explicación puede estar en la circunstancia de que Perú está ubicado cerca del Trópico de Capricornio. 

Ambos trópicos son latitudes que presentan zonas desérticas.  En el caso de ese, están el de Atacama, en el norte de Chile, que es el desierto más seco de todos, el de Namibia, en África, y el centro desolador de Australia.  El otro, el de Cáncer, pasa por los lados de Méjico y el sur de los Estados Unidos de Norteamérica, donde se ve parajes lastimosos, el norte de África, que es como para ponerse a llorar, Arabia Saudita, donde si no lloran es porque el petróleo brota como de un barril sin fondo, y el norte de India, donde hay un estado, Radyastán (Rajastan en la transcripción al inglés), que es un peladero lastimoso.  (Es el lugar de origen de los gitanos, que no se fueron por haber tenido problemas con las sequías sino porque ciertos pueblos invasores los obligaron a salir huyendo de ahí.)

Esto se relaciona con las llamadas "celdas" de la circulación atmosférica, y concretamente con la celda de Hadley, que es un circuito.  El calor ecuatorial calienta el aire, que por ser menos denso que el frío se eleva, cargado de la humedad propia de la zona ecuatorial, luego la descarga al enfriarse en las alturas.  Las corrientes lo alejan del ecuador, y cuando llega a los trópicos, ya reseco, baja por haberse enfriado y ser ahora por ende más pesado, y es ese aire seco lo que reciben las zonas a lo largo de los dos trópicos. 

Se entiende así lo absurdo que es asociar la zona ecuatorial con el término "tropical",  cuyo significado debe ser más bien "desértico", pero los médicos, que nada saben de meteorología, siguen hablando dizque de "enfermedades tropicales", que son realmente "ecuatoriales", o "intertropicales", por presentarse entre los dos trópicos, pero algo alejados de los mismos.  En varias transcripciones he tenido que señalar ese mal uso del adjetivo.

No son digresiones gratuitas sino comentarios que señalan las relaciones entre las ciencias naturales --la paleontología y la meteorología en éste caso--, y su carácter complementario.  Por eso se han hecho cada vez más indispensables los equipos multidisciplinarios en la investigación científica.
Esto otro sí puede ser menos pertinente pero se lo incluye porque da la ocasión para exhibir la ilustración del maravilloso cangrejo yeti, otra especie extraña que desconocía.  (El yeti es el "abominable hombre de las nieves" que algunos dicen haber visto en los Himalayas.)  Al buscar en la Red dibujos de los perezosos gigantes apareció una fotografía de uno de estos cangrejos porque venía acompañada de una leyenda en la que se mencionaba los perezosos acuáticos.  A alguien le pareció que se veía como uno de estos animales, por sus brazos "hirsutos" largos y sus garras.  La leyenda dice: With its long, furry appendages, the newly-discovered Yeti Crab looks like some kind of sea sloth("Los miembros largos y peludos del recién descubierto cangrejo yeti hacen que parezca como algún tipo de perezoso acuático.")   



El extravagante cangrejo yeti






[Presentadora (Yvonne Sánchez):]  Hace 5 millones de años, mucho antes de la aparición del hombre en el mundo, vivió en la costa peruana un animal singular: el perezoso acuático.  [El uso del término "hombre" para referirse al ser humano en general suena cada vez más inadecuado, ridículo, machista y "políticamente incorrecto", sobre todo en boca de una mujer.  Téngase en cuenta que la expresión "políticamente correcto" se la inventaron hace ya unos 30 años o más en los Estados Unidos de Norteamérica los neocons, apócope de"neoconservadores ", los republicanos más intolerantes, para burlarse de los que comenzaban a usar frases eufemísticas para evitar herir los sentimientos de ciertos grupos sometidos a trato discriminatorio, como las mujeres y lo que allá llaman "las minorías". ]  Los perezosos son un conjunto de mamíferos herbívoros que evolucionaron en América del Sur.  Actualmente sólo existen los perezosos que viven en los árboles, pero durante su evolución hubo especies de talla media, grande y gigante, e incluso acuáticos, como es el caso de Thalassocnus, un mamífero herbívoro [en realidad cinco especies distintas cuyos restos se ha podido encontrar, todas de dicho género] que logró adaptarse al medio marino para encontrar su sustento.  La mayoría de los fósiles de éste animal provienen [sic] de la llamada "formación Pisco", a 500 quilómetros al sur de Lima, como nos explica Eli Amson, doctorante [debe decirse "doctorando"] en el Museo de Historia Natural de París.


 Perezoso acuático en su medio natural, nadando


[E.A.:]  Los fósiles dee ... la formación que se llama la "formación Pisco", donde se puede ... encontrar ... e ...  muchos, muchos animales --tiburones, focas--,  ... hay un animal muy extraño que es un perezoso, pero un perezoso acuático.  Eso es unaa ... una cosa quee ... el doctor de mii ... de mi doctorado, Christian de Muizon, ha descritoo ... hace ... hace 20 años dijo que éste perezoso fue semiacuático o acuático.  Hayyy ... diferentes argumentos, comoo ... las condiciones de fosilización.  [A esto se refiere su profesor a continuación.]

[Yvonne S.:]  Christian de Muizon, del Museo de Historia Natural de París, nos explica como se logró confirmar científicamente la existencia de estos perezosos acuáticos.

[Ch. de M.:]  Lo interesante es que estos perezosos no son unos huesitos aisladosSon esqueletos totalmente articulados, completos.  Eso significa que los perezosos de la costa peruana se han fosilizado en el sitio mismo[Cuando los restos son arrastrados y llevados por las inundaciones lejos de donde murió el animal, o por corrientes marinas en el caso de especies íntegramente acuáticas, los huesos se dispersan y cada uno toma su propio camino.]  Hay que considerar también que la costa peruana era un desierto, como [lo] es ahora, entonces los perezosos que vivían ahí en la costa, en la playa, que son vegetarianos, animales herbívoros, tenían que comer, y lo único que tenían que [o sea, "de" o "para"] comer eran algas, entonces eso fue la primera interpretación que se hizo enn ... 1.995, cuando publiqué con un colega americano [anglicismo que corresponde a "estadounidense"] ... ee ... los resultados de [la investigación sobre] estos perezosos [aquí una frase incomprensible] (...) éste animal tenía que ser ... e ... acuático, pero había pocos argumentos concretos, y esta vez lo que hemos publicado en  los Proceedings of  the Royal Society con Eli Amson, que es uno de mis estudiantes, hemos analizado la estructura ["interna", como señala luego] de los huesos de estos perezosos, porque hay ... cinco especies dee ... perezosos [todos del género que mencionó la presentadora] que se han sucedido en las capas geológicas --¿no?--, y cuando se analiza la estructura  de los huesos de estas [sic] ... e ... cinco especies uno nota que, de la especie la [artículo que sí se intercala aquí en la sintáxis del francés] más antigua a la especie la [otra vez el artículo sobrante] más reciente los huesos se van poniendo mucho más densos, mucho más pesados, entonces yo tengo que decir [o sea, "preguntarme"]: pero, ¿por qué ... de qué servirá esto?  Eso sí se nota muy bien, por ejemplo, en otros grupos de mamíferos acuáticos como los dugong ["dugong(o)" o "vaca marina", muy similar al manatí] o manatís [sic], que son animales que ... herbívoros que viven en el mar --¿no?--, mar poco profundo ["somero", se acostumbra decir, como en "aguas someras"], que estos animales tienen huesos totalmente densos, y eso les sirve porque estos animales, los manatíes [sic], dugong y nuestros perezosos peruanos, les sirve para poder quedarse en el fondo sin hacer esfuerzos.  Pueden pastar tranquilamente en [o sea, "entre"] las ... algas o las plantas marinas.  Esto significa que es típicamente una adaptación a un modo de vida ... acuática para un animal herbívoro ... y éste descubierto [quiso decir "descubrimiento", que se dice découverte e francés]  de la estructura ósea de estos perezosos en la costa peruana nos confirmaa ... fantásticamente la hipótesis del modo de vida acuático de estos animales, y ... esto sí es muy interesante, porque esta es la primera vez que se encuentra en el registro fósil, en las capas geológicas, cinco especies donde se ve que los huesos se van haciendo más compactos, y entonce' más sólidos, más pesados, y se ve la evolución, es decir que en ... más o menos cuatro millones de años se ve un animal que se está adaptando a la vida acuática, y es la primera vez que se observa unaa ... consumación [?] gradual de la estructura interna de los huesos en un mamífero acuático.

["(...) entonces yo tengo que decir: pero, ¿por qué ... de qué servirá esto?"  Aristóteles pasó a la historia con todas sus explicaciones que ahora nos parecen absurdas, como la que dio para el origen de los meteoros, pero los biólogos están tan convencidos como lo estaba él de que "la Naturaleza no hace nada en vano".   De todo rasgo de un ser vivo debe saber darse razón.  En inglés se pregunta por el survival value del rasgo, es decir, literalmente su "valor de supervivencia", aquello con lo que contribuye a la supervivencia del individuo y de la especie.  Existen algunos órganos o estructuras de los que todavía nadie sabe para que sirven y con los que he podido hacer la siguiente lista incompleta: 1) el peine (una estructura en el interior del globo ocular de las aves que parece una peinilla), 2) la bóveda (vault  en inglés, una estructura celular de la que se sospecha puede intervenir en el transporte intercelular y a la que el Dr. Leonard Rome está aplicando la ingeniería molecular para ver si puede usarla para enviar sustancias directamente a las células), 3) el saccus vasculosus (una estructura cerebral), 4) la glándula pilórica (de las ascidias), 5) el saco espermático, 6) el poro abdominal, 7) el gonopodio anterior, 8) la (p)seudobranquia y 9) el nervio terminal.  En realidad sí hay órganos o estructuras sin función, pero son "vestigiales",  atrofiados y rudimentarios, que alguna vez la tuvieron, como el órgano pineal, la membrana nictitante y huesos como uno en la mandíbula de las serpientes y unos ahora aislados en la cintura de las ballenas que son lo único que queda de sus miembros traseros de la etapa en la que eran seres terrestres cuadrúpedos.  Fueron uno de los indicios que sugerían a los científicos del siglo XIX el fenómeno de la evolución orgánica.  El apéndice también es vestigial pero se ha descubierto que sí tiene actualmente funciones, según la especie, y que en el ser humano es inmunológica.  Se menciona el hueso antedicho de las serpientes en la transcripción sobre los fundamentos filosóficos de la teoría de Darwin y Wallace (http://transcripcionesreveladoras.blogspot.com/2013/01/fundamentos-filosoficos-de-la-teoria-de.html).  También hay una transcripción sobre la afición al espiritismo de Wallace, que le causó muchos problemas (http://transcripcionesreveladoras.blogspot.com/2013/01/darwin-wallace-y-el-espiritismo.html).]




Una bóveda, estructura celular común en las células eucariotas (las que tienen núcleo [las procariotas, que son las bacterias, no lo tienen]) cuya función se desconoce


[Yvonne S.:]  Escuchábamos a Christian de Muizon del Museo de Historia Natural de París a propósito del perezoso acuático de las costas del Perú.




El próximo tema es otro informe de la R.F.I. porque, coincidentemente, al día siguente presentaron otro relacionado con las ciencias naturales, y concretamente, con la ecología.  Es un asunto que involucra al cerdo ibérico, bestia desdichada cuyo jamón curado pone a salivar a los carnívoros cristianos. 

No puedo decir que sea vegetariano pero por lo menos sí puedo ufanarme de que no consumo desde hace casi 40 años nada que salga de los mataderos.  La única carne que pruebo es la de pescado.  Por eso mi interés en el tema antedicho no está ligado al placer del comer sino más bien a la repugnancia desarrollada en años de una dieta sana desprovista de sentimientos de culpa.  Es una cuestión de sensibilidad ante la violencia ejercida contra seres demasiado parecidos al ser humano en su vida emocional.  También consumo las exquisitas "hormigas santandereanas", Atta laevigata, que tienen un sabor intenso como a cosa ahumada. 

En los mensajes que recibe la médium alemana Gabrielle (http://www.gabriele-stiftung.org/cms/es/la-voz-profetica-por-los-animales.html) se va más lejos y se exhorta al cristiano a no consumir NADA QUE TENGA OJOS.  Esto es sorprendente porque el cristiano siempre ha tratado olímpicamente a los animales no humanos, reificándolos (cosificándolos) recurriendo al alegato de que "no tienen alma", como si eso los hiciera insensibles al dolor físico, y que el ser humano es "el Rey de la Creación" y todo está ahí para su propio beneficio.  Además, ¿qué importa el nombre que quiera darse a aquello que anima a unos seres de los que se puede decir que son nuestros "hermanitos menores"?  La teosofía dice que se trata de un "alma grupal" que se distribuye en varios individuos en fragmentos que regresan al depósito común al morir el individuo, cuyas experiencias enriquecen dicho depósito.
                     











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada