.................................................................

.................................................................

sábado, 21 de septiembre de 2013

El abogado y la pitonisa


 

Pedro Gómez Valderrama (1.923-1.992), santandereano (del departamento colombiano de Santander), fue escritor (de narrativa, además de ensayos), abogado, periodista y profesor universitario, y ocupó cargos oficiales (Ministro de Educación, Ministro de Gobierno [ministerio que ya no existe], consejero de Estado y embajador en la U.R.S.S. y España).  Hizo parte del trío de fundadores de la revista literaria "Mito".  El fragmento de entrevista de apenas seis minutos de duración que aparece a continuación es su relato sobre una adivina que consultó y que resultó tener facultades sobrenaturales.  No sé si su libro Muestras del Diablo sea la misma obra sobre la brujería que mencionan en la entrevista.

Quien entrevista es la periodista caleña Margarita Vidal en el programa "Palabra Mayor", que reemitían entre semana de 11 a 12 p.m. por el Canal A (que tampoco existe ya), muchos años después de su primera emisión (más de un decenio después, porque el entrevistado falleció en 1.992, y creo que todas las entrevistas de "Palabra Mayor" fueron hechas en ese mismo año, así que faltó poco para que el incidente de la pitonisa quedara sin registro para la posteridad).  Fue el lunes 27 de octubre del 2.003 (casualmente, en el mes del Halloween, y apenas cuatro días antes de la festividad de origen celta que algunos cristianos rechazan como algo pagano y demoníaco).

 

 (…)

P.G.V.:  ¡Aj, sí!  Loo…mm…lo he dicho y lo sostengo. 

M.V.:  Jm.  [El "sí" sin abrir la boca.]

P.G.V.:  Yo creo que existen las brujas…

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  …pero no que tengan poderes maléficos.

M.V.:  ¿Aj, no cree que tengan poderes maléficos?

P.G.V.:  No, no, no.  Eso sí…bueno, es decir, puede haber casos en que haya…cuestiones de …de…telepatía, dee…cuestiones parasicológicas que hay que….  Sí las hay…

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  …y yo las he experimentado.

M.V.:  ¿Las ha experimentado?

P.G.V.:  Sí, sí…

M.V.:  M jm.  [El "sí" o el "ajá" sin abrirla.]

P.G.V.:  …pero, pero que …que una bruja pueda cambiar el mundo, puedaa, e…   

M.V.:  …tener poderes para…

P.G.V.:  …desatar una tempestad…

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  ..eso no.  Eso no.  Entonces…ee…pues, lo que yo he buscado es exactamente que es…lo que hay en la brujería.

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  En la brujería lo que hay son unos…unos fenómenos sociales…muy curiosos.  Generalmente en las épocas turbias y en las épocas difíciles y las épocas…a…que tienen peligros…son épocas en las cuales la brujería…se desarrolla.

M.V.:  Sí.  Usted decía hace un momentico que…que ha tenido algún tipo de …digamos dee…experieencia…extrasensorial o…paranormal.  ¿Cómo ha sido?

P.G.V.:  Pues fue esa…alguna vez que me predijeron unas cosas y resultaron, ¿no?

M.V.:  ¿Sí?

P.G.V.:  Sí.

M.V.:  ¿Exactas?

P.G.V.:  Exactas.

M.V.:  ¿Buenas o malas?

P.G.V.:  Buenas.

M.V.:  Afortunadamente.

P.G.V.:  Buenas.  Re-…resultaron muy bien.  Jm. [Esto es un "sí".]  Fue una…ee…es un fenómeno que voy a contar…

M.V.:  Cuéntelo, a ver.

P.G.V.:  …porque yo creo que vale la pena.  Fui a donde una pitonisa porque, después de haber publicado mi libro [uno sobre las brujas] yo no había ido a donde una bruja…

M.V.:  Sí, y eso era absurdo.

P.G.V.:  …y había que ir, ¿no?  [Ella se ríe.]  Entonces fui…y ella me dijo: "¿Cómo quiera que le lee…lea la suerte?  ¿Con la bola de cristal…

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  …o con…la [palabra incomprensible que suena como "tinta"…tal vez "ceniza" (del extremo del cigarrillo)]?"  Le dije: "Con ambas cosas."

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  Entonces lo hizo con ambas cosas, y me dijo: "Bueno…."  Yo estaba ejerciendo mi profesión.  Eso era en la época de Carlos Lleras […Restrepo, Presidente de la República de 1.966 a 1.970].  Mm….  "Usted se va mañana para Medellín."

M.V.:  ¿Le dijo, de buenas a primeras?

P.G.V.:  Sí.

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  Le dije: "No."  Entonces volvió a decir:  "Pues se va mañana para Medellín.  Deje y verá.  Tenga cuidado porque va a tener un problema con una maleta…."

M.V.:  Ajá.

P.G.V.:  "Mm…."  "…una maleta pequeña….  Allá llega, va a un sitio donde hay…una…u-…una entrada llena de cristales, muy bonita, y sube al segundo piso y encuentra a un señor sumamente nervioso."

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  "Mmm….  Bueno, muy bien."  Entonces…mm…me fui…aj, no: me, me dijo otra cosa.  Me dijo: "Dentro de quince días…un señor chiquito, de anteojos, con mucho poder, lo va a llamar a hacerle un ofrecimiento."

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  "Entonces a usted le va a gustar y va a esperar una carta que viene a través del mar."

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  Con esas palabras.

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  Bueno, llegué a la oficina.  Entonces sí dije:  "¡Esta vieja…está diciendo mentiras!"

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  Timbró el teléfono.  Me llama el Ministro de Trabajo.  Era Noriega…y me dijo: "Mira, necesito que te vayas mañana para Medellín."  

M.V.:  [Carcajada:]  ¡Ja ja ja ja!  ¡Y usted se quedó frío, claro! 

P.G.V.:  Claro que yo quedé frío.  Le dije: "Pero, ¿qué es lo que pasa?"  Me dijo: "No, es que la cosa es esta: los trabajadores de la Colombiana de Tabaco…destituyeron a su árbitro…porque no, no les gustó, alguna cosa que hizo, entonces hay que nombrar un árbitro.  Lo tiene que nombrar el Gobierno, y te hemos nombrado a ti.  Te tengo los pasajes."  Le dije: "Bueno, mándelos."  [Se ríe.]  Y al día siguiente organicé mi viaje…salí a las ocho de la mañana, llegué a Medellín…yo llevaba un maletín, lo llevaba agarrado, así…y llevaba una maleta, ¿no?  Una maleta pequeña.

M.V.:  ¿Y por qué llevaba tan celosamente guardado el maletín?

P.G.V.:  Por lo que me había dicho laa…

M.V.:  ¡Aa, claro…

P.G.V.:  …la bruja.

M.V.:  …por la advertencia del…de la maleta pequeña!  ¡Obvio!

P.G.V.:  Cuidado con la maleta pequeña!"  ¿No?

M.V.: Sí.

P.G.V.:  Muy bien.  Llaméeee…llegué al hotel y lla-…llamé a la Regional del Trabajo.  Pregunté donde se estaban reuniendo.  Me dijeron: "Banco Comercial Antioqueño."  Llegué.  La puerta de cristales… 

M.V.:  M jmm.

P.G.V.:  …y arriba encontré a otro de los árbitros, que es un tipo nerviosísimo.

M.V.:  M jm.

P.G.V.:  Bueno…entonces pasaron dos días, fallamos, ess-…-tuvo muy bien…y volví…a Bogotá…obsesionado por la cosa de la maleta….  Llegué a casa…a…aj, no: primero en el, en el carrusel de las maletas…vi una maleta que me pareció la mía --era una Samsonite, ¿no?--,…

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  …pero le vi algo raro en las iniciales.  Cogí la maleta y me la llevé….  Llegué a casa, y abrí la maleta…

M.V.:  …y no era la suya.

P.G.V.:  …y empecé a sacar "sutianes" [del francés soutien, sostén, apoyo, o sea, brassières; ella comienza a reirse], pantaloncitos [ahora él también] ….  Era…era…mm…  las iniciales estaban al revés: era "G.P.".   

M.V.:  ¡Aj, claro!  Y usted en ese momento no cayó en cuenta.

P.G.V.:  No caí en cuenta.  Vi las dos letras y dije: "Está bien."  ¿No?

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  Entonces en ese momento timbró el teléfono y una señora dijo: "¡Usted se llevó mi maleta y yo tengo aquí la suya!"  [Ambos se ríen.]

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  Nos tocó hacer el cambio

M.V.:  Claro.

P.G.V.:  …y toda la cosa.  No…no pasó nada, ¿no?

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  A los quince días, un día me llamó el Presidente y dice: " (…) [unas cinco palabras incomprensibles].  Véngase que quiero hablar con usted."  "Bueno."  "…yyy…¿a usted le interesaría esto: la Unión Soviética?"  "Mj…bueno…lo acepto."  Dijo: "Bueno, entonces voy a darle instrucciones a Turbay que está de…embajador en…en la ONU, para que pida [unas dos palabras que suenan como "la grimal"]."

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  …porque era la primera

M.V.:  Era abrir la embajada allá, ¿no?  Mm.

P.G.V.:  Era abrir la embajada.  "Entonces tendremos que esperar unos quince días a que venga la respuesta."

M.V.:  Claro.  (…)  […y aquí otras tres palabras incomprensibles] con exactitud.  [Cfr. lo dicho por la adivina --"dentro de quince días"--, pero la entrevistadora se confunde porque eso se refiere a otro intervalo de esa misma duración: las dos semanas entre la consulta y la llamada del presidente.]  ¡Claaro!  ¿Y volvió alguna vez a donde esa (…) [palabra incomprensible] adivina?  No.

P.G.V.:  Nunca.

M.V.:  Sí.

P.G.V.:  No volví nunca.

(…)

[Se interrumpe el programa para una pausa: "Canal A.  Ya regresamos."]

 

El próximo tema es otra entrevista en la que se habla de brujería.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada