.................................................................

.................................................................

sábado, 1 de junio de 2013

La bomba de la peste


[Fue un documental muy corto, pero enjundioso, de unos nueve minutos, de Discover, la revista de divulgación científica, visto en el Canal 1 de la televisión oficial colombiana el 17 de enero del 2.002.]

 

La pulga chupasangre tiene el tamaño de un grano de arena, pero una picadura de esta criatura microscópica puede matar a un ser humano.  Esta pulga puede transmitir la peste bubónica, una de las enfermedades más mortíferas del mundo.

La Segunda Guerra Mundial: las naciones en guerra compiten por construir armas de destrucción masiva.  Gran Bretaña, los Estados Unidos de América, la Unión Soviética… todos están investigando las armas biológicas, pero un país, el Japón, posee el plan más ambicioso: preparar un germen equivalente a una bomba atómica.

El Ejército japonés tiene un plan ultrasecreto: transformar la pulga portadora de la peste en un arma de guerra.  En el transcurso de un período de cinco años desencadenarán estas pulgas sobre los prisioneros de guerra chinos.  Rociarán ciudades chinas con miles de pulgas portadoras de la peste.  Finalmente crearán su arma máxima: la bomba de la peste.

La historia comienza en 1.936.  El Ejército japones ahora ocupa una parte del norte de la China llamada Manchuria.  Bajo la dirección de Ishi Shiro [?], un oficial del ejército con un título en medicina y microbiología, cientos de doctores, científicos y técnicos emprenden la creación de un arsenal de armas compuestas por gérmenes.  El nombre clave del proyecto es "Unidad 731".  La base de la Unidad 731 está aquí en Pinfang [?], una instalación secreta en Manchuria, donde los japoneses iniciaron su investigación sobre la peste.  Tras estos muros los científicos criaban cerca de mil millones de pulgas, lejos de donde pudieran infectar accidentalmente a los ciudadanos japoneses.

Lo que saben los científicos japoneses es que la peste es causada por una bacteria diseminada a través de la picadura de una pulga chupasangre.  Una pulga normal [queriendo decir "sana"] succiona sangre a través de su probóscide, que tiene la forma de una aguja, y luego la ingiere lentamente, pero cuando una pulga se infecta con la peste las bacterias se multiplican en el interior de su estómago formando una masa densa.  La pulga succiona la sangre pero esta se atora a la mitad del camino ya que la bacteria de la peste obstruye su paso hacia el estómago. 

[Tom Schwan, Microbiologist:]  "Las pulgas completamente bloqueadas con la bacteria de la peste agonizan de inanición e intentan alimentarse con mucha más frecuencia que una pulga normal.  Cuando se adhieren e intentan succionar la sangre lo hacen durante un tiempo mucho más largo."

La pulga continúa tratando de alimentarse.  Cada vez que pica escupe bacterias de la peste en la herida.  Una sola picadura de una plaga infectada es suficiente para transmitir la peste bubónica a un ser humano.

La misión de la Unidad 731 era transformar el poder de la pulga chupasangre en un arma de guerra.  Quedan muy pocas imágenes de la investigación ultrasecretade la Unidad 731.  En esta rara fotografía vemos a prisioneros de guerra chinos mantenidos en Pinfang.  En una de sus primeras pruebas diez prisioneros son encerrados en una habitación con cientos de pulgas infectadas con la peste.  Según el informe estadounidense recientemente sacado a la luz pública, seis de diez individuos se infectaban, y de ellos cuatro morían. 

Los científicos de la Unidad 731 eran concienzudos.  Los doctores realizaban autopsias en todos los sujetos de la prueba.  Recolectaban muestras de tejido de todos los individuos que morían.  Los experimentos de laboratorio comprobaron que en la Unidad 731 podían infectar a los seres humanos con la peste.  Ya estaban listos para el siguiente paso: rociar pulgas infectadas sobre los civiles.

Octubre de 1.940, un año antes de Pearl Harbor: un solitario avión japonés vuela sobre la pequeña ciudad de Min Bo [?], China.  [La alusión es al ataque japonés a la base naval en la Bahía de la Perla, en una isla del Pacífico, en diciembre de 1.941, luego del cual Estados Unidos inició su participación en la II Guerra Mundial, que había comenzado en septiembre de 1.939 con la invasión a Polonia.]  El avión rocía pulgas infectadas con la peste desde su fuselaje, dejando un rastro de humo.  En cuestión de días una epidemia de la peste hace erupción en Min Bo, en una región que nunca antes había conocido tal enfermedad.  Cientos de personas son evacuadas.  Mueren 99 individuos, pero el arma tiene un defecto: el rocío de pulgas sólo funciona si el avión vuela a muy baja altura.  En tales condiciones el avión es vulnerable y fácilmente abatible desde tierra por el enemigo.

La Unidad 731 busca un arma más efectiva: una bomba de gran altitud llena de pulgas infectadas con la peste, pero en su primera prueba los resultados desilusionan a los científicos.  El calor de la bomba mata a las pulgas.  Lo intentan de nuevo: una segunda prueba de bombas utilizando una bomba UJI, hecha de porcelana.  A fin de proteger a las pulgas del calor de la explosión se las mezcla con arena.  Según el informe de Inteligencia, esta vez tuvieron éxito: 80 por ciento de las pulgas sobrevivió. 

La Unidad 731 había tenido éxito.  Había hecho realidad la hipotética bomba de la peste.  Según un ex oficial de la Unidad 731, diseñaron su más ambicioso plan hasta entonces: un ataque sobre los Estados Unidos de América.  Con el nombre clave de Flor de Cerezo al Anochecer [¡poesía siniestra!], aparentemente el plan era utilizar pilotos "camicase" [kamikaze, o sea, suicidas] para dejar caer las bombas con la peste sobre San Diego, California.  La fecha del ataque estaba establecida para el 22 de septiembre de 1.945, pero el 6 de agosto los Estados Unidos dejaron caer su propia bomba sobre Jirochima [Hiroshima]. 

Tres días después de Jirochima, cuando el Japón se preparaba para rendirse, los japoneses ordenaron que las instalaciones de Pinfang fueran destruidas para que el mundo nunca supiera la extensión total de su programa de armas biológicas. 

Estas son la últimas imágenes de Pinfang.  Cuando la guerra termina Ishi y otros oficiales de la Unidad 731 son interrogados por los estadounidenses.  Como intercambio por sus conocimientos estos hombres nunca son enjuiciados por sus pruebas con civiles y prisioneros de guerra.  [Es lo que llaman en derecho el "principio de oportunidad": otorgar beneficios a un reo a cambio de su confesión.  Fue lo que se hizo con el Operativo Gancho Papelero (Operation Paperclip), en el que decenas de científicos alemanes fueron llevados a los Estados Unidos luego de la guerra, el más conocido de los cuales era Wehrner von Braun, el experto en cohetes que fue incorporado al programa espacial que culminó en el primer alunizaje tripulado en 1.969.] 

[Sheldon Harris, Historian:]  "Los Estados Unidos de América querían la información de lo que los japoneses habían creado y de su programa de guerra biológica." 

Cincuenta años después del final de la Segunda Guerra Mundial el Ejército de los Estados Unidos aún considera la peste una amenaza militar.  Aquí, en Fort Dietrich [?], Maryland, los investigadores trabajan en una nueva vacuna contra la plaga a fin de proteger a los soldados estadounidenses.  La bacteria de la peste puede criarse en laboratorios secretos y ser alterada para resistir tratamientos medicinales.  En estos días de la ingeniería genética podría crearse una bomba de la peste una vez más.  Los Estados Unidos no correrán ese riesgo.  [No: teóricamente el riesgo existe, hágase lo que se haga.  Lo que debe decirse es que "se preparan para enfrentar ese riesgo".]

[S.H.:]   "Los científicos son muy inteligentes, eee… y en el futuro pueden crear armas de guerra con gérmenes que harán parecer verdadera la ciencia ficción [traducción literal de science-fiction, un género literario que tiene una denominación más adecuada: "anticipación (del porvenir)"].

Una vez más la peste podría convertirse en un arma de guerra.               

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario