.................................................................

.................................................................

lunes, 31 de diciembre de 2012

Guacharacas: la hacienda de los asesinos (debate parlamentario)


[Este debate, presentado por el Representante por Bogotá y miembro del Polo Democrático Alternativo (el único partido de oposición en Colombia) Iván Cepeda Castro en la sesión plenaria de la Cámara de Representantes del 11 de abril de éste año, complementa el debate anterior porque se refiere a los mismos asuntos, pero se restringe a lo sucedido en la Hacienda Guacharacas, de Alvaro Uribe Vélez.  Cepeda, al comienzo de su debate, se refiere a ese otro debate, que se escuchó hace ya cinco años, sin que la situación en el país hubiera cambiado en ese lustro.  Es un país totalmente paramilitarizado en el que los matones del Estado asesinan a diario.  La situación es parecida a la de Sri Lanka.  El padre de Iván era comunista y fue asesinado siendo su hijo un adolescente.  El sucesor de Uribe en la Presidencia de la República, Enrique Santos Calderón, fue su Ministro de Defensa y parece estar preparándose para imponernos su reelección, como hizo Uribe.  (Ese hombrecito mañoso que es Santos, a comienzos de su gobierno, en una visita que hizo a Londres, dio una charla informal en el London School of Economics, y como respuesta a la pregunta de alguien aseguró que no quería ser reelegido y que prefería poder volver y ser contratado ahí como profesor.  Lo que se le escuchó decir en los noticieros de televisión, que lo mostraron hablando en esa ocasión, fue esto:  No, I don't want to be re-elected.  What I want is to be able to come back here four years from now and get hired as a teacher, or something like that.  Esta gente se hace la simpática en el exterior y llega allá a hacer reír, como sucedió ese día cuando le oyeron decir eso.)  Es como lo de Venezuela, pero al revés.  Luego de un segundo período presidencial de Santos habrán transcurrido 16 años de gobierno paramilitar.

Lamento no haber grabado íntegramente el debate --habiendo terminado de hablar Germán Navas Talero, el último de los de la oposición en intervenir, suspendí la grabación--, así que no pude ahora cotejar toda la transcripción oficial con lo grabado, pero de todos modos fue suficiente para confirmar la pésima calidad de esas transcripciones, hechas siempre por personas incapaces de usar la puntuación debidamente.  Eso hace que muchos pasajes resulten incomprensibles a menos que se tenga la grabación. 

Algunos errores encontrados esta vez son horrorosos: el transcriptor escribió, por ejemplo, "Cooperación" en lugar de "Corporación" en un pasaje en el que se da el nombre de cierta corporación, y se inventó la palabra "provisionismo" donde el orador dice "prohibicionismo".  Inicialmente supuse que era un término que yo desconocía, pero luego, comparando con mi grabación, me percaté de que era eso otro, por el contexto, y que se refería a lo que históricamente está relacionado con la época en la que se impuso una tendencia puritana en los Estados Unidos y fue prohibido el consumo de bebidas alcohólicas.

Es mortificante ver que errores notorios como esos pasan desapercibidos a menos que se tenga la grabación sonora.  En la transcripción del debate anterior, que fue en el recinto del Senado, y cuya grabación no tenía, el Senador Petro cita las palabras tan conocidas, pero no por parte del transcriptor, que escribe le tasse mua, de Luis XIV, el Rey Sol: L'état c'est moi.  Si no hubieran sido tan célebres habría sido imposible entender eso.

Lo dicho en las sesiones plenarias aparece textualmente en los sitios respectivos de ambas cámaras en la Red --el del Senado está en www.senado.gov.co y el de la Cámara de Representantes en www.camara.gov.co --, y en el respectivo número de la Gaceta del Congreso (en éste caso la # 306 del 2012).]




 (…)

Doctor Iván Cepeda Castro, tiene usted la palabra.

Palabras del Honorable Representante Iván Cepeda Castro:

Presidente, muchísimas gracias. También me permito saludar a la presencia del Señor Ministro de Justicia, Doctor Esguerra, igualmente la presencia del Doctor Novoa, Director de Fiscalías, lamentando también la ausencia del Señor Fiscal General de la Nación.   Saludo a mis colegas congresistas, a todas las personas que nos acompañan y que siguen la transmisión en directo de éste debate de control político.

Antes de entrar en materia quiero, como es de rigor, expresar mi agradecimiento y reconocimiento profundo a un conjunto de personas que han hecho posible la elaboración de éste debate de control político: en primer lugar, a mi Unidad de Trabajo Legislativo, al Doctor David García, a la Doctora Lina Yepes, a la Doctora Paola Fonseca, a Flor Marina Guzmán, a mi esquema de seguridad personal --todos ellos han tenido que soportar una serie de presiones sicológicas y de otra índole en la preparación de éste debate--, igualmente, agradecer al Comité de Solidaridad con Presos Políticos, una organización de Derechos Humanos de larga tradición, y a su director Franklin Castañeda, a la Corporación Semillas de Libertad de Antioquia, al abogado Daniel Prado, también a la Agencia de Cooperación, PCS.

Este debate medité mucho a quien consagrarlo y a quien honrar con la presentación de la información y de los argumentos que haré a continuación, y decidí que lo más apropiado era rendir un justo homenaje a los funcionarios judiciales que ofrendaron su vida por la justicia, investigando los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en Antioquia, y en particular en el nordeste antioqueño, entre los años 1995 y 1999 --ustedes verán en pantalla en éste momento los nombres de 12 funcionarios de la Fiscalía General de la Nación, investigadores del CTI [Cuerpo Técnico de Investigación], que ofrendaron su vida investigando el paramilitarismo, el narcotráfico en Antioquia, en esa época nefanda, aciaga, a la que hago referencia, y que coincide con los años en que ejerció la gobernación de Antioquia el que hoy es ex presidente de la república, Álvaro Uribe Vélez --a esos 12 funcionarios, a sus familias, a otros tantos investigadores de la Fiscalía, que sufrieron el exilio, que tuvieron que soportar campañas de descrédito y en especial a quien hoy trabaja con la Corte Suprema de Justicia, al Magistrado Iván Velázquez, que es una de las víctimas --no solamente fue una de las víctimas, sino ha sido una de las víctimas de esta persecución--, ofrezco éste debate de control político, y es una razón más, Doctor Novoa, para lamentar que el Señor Fiscal, entendiendo las razones que él pueda tener, pues lamentamos que no nos acompañe en el día de hoy.

El objeto de éste debate es el origen y el desarrollo que tuvieron grupos paramilitares en una región en particular del departamento de Antioquia, es más, en una de las haciendas de la familia Uribe Vélez, la hacienda que lleva por nombre "Guacharacas".   El entonces congresista Gustavo Petro hizo un extenso debate sobre el paramilitarismo en Antioquia en su momento.   [Es el de la transcripción en dos partes ya incluida en éste archivo electrónico.]   Hoy el debate que planteo no es ni siquiera sobre el departamento de Antioquia, sino sobre una de las haciendas, que pertenece y perteneció a la familia Uribe Vélez y en la cual se desarrollaron [debe ser "desarrolló] una serie de eventos [a los] que voy a continuación a hacer referencia.

Este debate es producto, y por eso he citado al Ministro Esguerra y al Fiscal General de la Nación, de una serie de hechos que se han producido en el ejercicio del control político en mi labor como Vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes.   Resulta que cuando llegué a la Comisión de Derechos Humanos encontré numerosas solicitudes de visita a las cárceles del país, porque la situación, Ministro Esguerra --lo hemos discutido y lo hemos comentado--, en las cárceles del país es supremamente alarmante, y en el desarrollo de esas visitas, que fueron debidamente autorizadas por esta Plenaria, en primer lugar el Señor Pablo Hernán Sierra, en agosto del año anterior, quien fue comandante del Bloque Cacique Pipintá de las Autodefensas Unidas de Colombia, y luego el Señor Juan Monsalve, también perteneciente a las Autodefensas Unidas de Colombia, en primer lugar al Bloque Metro y luego a otras estructuras de esta organización, me pidieron que escuchara sus declaraciones y que posteriormente las hiciera llegar, como hice en efecto, a la Fiscalía General de la Nación.

Este debate por lo tanto tiene por objeto realizar control político sobre las investigaciones que han debido adelantarse y que deben [debe ser "debe"] adelantarse por los crímenes de lesa humanidad que se han […y aquí "ha"] cometido en el municipio de San Roque, nordeste antioqueño, y otras zonas aledañas desde mediados de la década de 1990, e igualmente por la eventual responsabilidad que en tales hechos podría tener el entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, su hermano Santiago Uribe Vélez, los hermanos Juan Guillermo y Luis Alberto Villegas Uribe y los hermanos Santiago Gallón Henao y Pedro Gallón Henao. 

Esos testimonios, repito, han sido debidamente entregados a la Fiscalía General de la Nación, y en un cuestionario que he remitido al Señor Fiscal y a la Fiscalía he recibido una serie de respuestas sobre las cuales oportunamente haré referencia.  ¿Qué ha ocurrido después de estos testimonios, cuyo contenido, o a cuyo contenido haré referencia en los próximos minutos? Se ha dicho que no se puede creer en los testimonios de personas que han pertenecido a organizaciones criminales.

Cuando recibí el testimonio del Señor Pablo Hernán Sierra el ex presidente Uribe respondió que había una venganza criminal para acabar con su prestigio y para posiblemente llevarlo ante la justicia, igual cuando presenté el testimonio del Señor Juan Monsalve, quien les recuerdo fue trabajador de la Hacienda Guacharacas, y en particular fue el hijo del mayordomo de esa hacienda, así que tenemos dos testimonios que coinciden en hechos que tienen el mismo tiempo y el mismo espacio, que coinciden en señalar unas circunstancias, pero que además son testimonios que hay otros hechos que corroboran, y en el debate de hoy, señoras y señores, y para quienes nos ven por televisión, quiero decir que además de esos documentos y de circunstancias que corroboran lo dicho por estos miembros de los grupos paramilitares vamos a presentar, entre otros elementos, evidencia gráfica, subrayo, y óigase bien, fotografías que dan cuenta de la presencia de hombres armados pertenecientes a estructuras paramilitares en la Hacienda Guacharacas, y esto en momentos en los que es indiscutible que esta hacienda perteneció a los señores Uribe Vélez en el corregimiento de Providencia y en el municipio de San Roque.

Escribí, Señor Ministro, a usted, al entonces Fiscal General de la Nación, a otras autoridades competentes, insistentes y numerosos requerimientos para que se protegiera la vida del Señor Monsalve y del Señor Pablo Hernán Sierra, más de diez derechos de petición, advirtiendo que sobre ellos y sus familias se cernía un grave peligro y que ellos habían denunciado amenazas en su contra.   Pues bien, el día 23 de abril, es decir, hace pocas semanas [se confundió y erró al dar el mes porque en esos momentos estaban a 11 de abril], en la cárcel de Cómbita, Boyacá, el Señor Juan Monsalve fue víctima de un atentado.  Dos hombres armados con puñales intentaron asesinarlo.   La respuesta que hemos recibido del INPEC [Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario] con relación a esta situación, Ministro, es que allí se produjo una riña en el Patio 6º.  de Cómbita.   Le pregunté al funcionario del INPEC, "Los hombres que estaban armados, ¿quiénes eran?", y señaló que eran los dos que habían atacado al Señor Monsalve.  Le pregunté: "El Señor Monsalve, ¿estaba armado?"  La respuesta fue negativa, así que no se trata de ninguna riña.   Esto es un atentado contra la vida de uno de los testigos, y como veremos, no es la primera vez que una persona que presenta una declaración o un testimonio contra el ex gobernador y ex presidente Álvaro Uribe Vélez sufre atentados --ya lo demostraremos en el transcurso de éste debate--, así que ninguna riña, no señor.   Aquí ha habido un intento por asesinar a una de las personas que ha[n] dado un testimonio con relación a estos graves hechos a los que hago referencia.

Afortunadamente después del atentado el Señor Monsalve fue trasladado, efectivamente, a otra cárcel --eso tengo que reconocerlo--, y el Señor Hernán Sierra, Pablo Hernán Sierra, también ha sido trasladado a otra cárcel, pero ese peligro sigue estando allí, y no sería la primera vez que en una cárcel colombiana alguien es envenenado o se suicida en condiciones extrañas y supremamente sospechosas, así que alerto nuevamente, Ministro, sobre la peligrosidad y la situación de riesgo que rodea a estas personas, entre otras cosas porque, hecho el estudio de riesgo con relación a ambas, sorprendentemente se nos ha dicho que el diagnóstico es que tienen un riesgo ordinario, óigase bien, personas que  ya una de ellas [más bien "una de las cuales ya"] sufrió un atentado, y sus familias.

Pues bien, para tener una idea de que vamos a hablar, voy a hablar sólo de una finca, sólo de una hacienda del Señor Uribe Vélez.   Si me remitiera a otras éste debate sería interminable.   Quiero hacer primero una contextualización geográfica, y pido para ello que aparezca la imagen del mapa del municipio de San Roque.   El municipio de San Roque colinda con el municipio de Yolombó y está situado en el nordeste antioqueño, en la vía Medellín-Puerto Berrío. San Roque tiene tres corregimientos: Providencia, Los Cristales y San José del Nus.   El Río Nus sirve de límite por el norte con Yolombó y por el oriente con el municipio de Maceo.

La Hacienda Guacharacas, que ustedes pueden ver señalizada, o por lo menos el sitio donde queda, con esa flecha roja que aparece en el mapa, es una hacienda que tiene cientos de hectáreas de tierra y está ubicada en una zona que es rica en oro, y además de eso los dueños de las tierras solían arrendar esos lotes a mineros artesanales que allí practicaban la explotación a orillas del Río Nus.   Guacharacas además está atravesada por el Poliducto Sebastopol-Medellín, que transcurre paralelo al río y a la carrilera del tren, así que es una hacienda que está a las orillas de un río, tiene una vía férrea y al mismo tiempo un poliducto.   Todos esos datos son fundamentales para lo que voy a decir más adelante.

Hay una foto que queremos mostrar, simplemente de manera ilustrativa, sobre la entrada de la hacienda.   Es la siguiente imagen que debe aparecer a continuación.    Pon la imagen de la entrada de la hacienda.  Ahí está.   Esa es la entrada.   Esas montañas que ustedes ven allí en el fondo, pues algunas de ellas son parte, o esas colinas son parte de la hacienda, y ahí se ve entre algunos matorrales las casas principales de la hacienda.

¿Quiénes son los principales dueños de la tierra en esta zona que fue la cuna del Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia?  En primer lugar, los hermanos Álvaro y Santiago Uribe Vélez. Álvaro fue gobernador de Antioquia, como lo sabemos, entre los años 1995 y 1997, época en la cual se produjo el principal auge de la acción paramilitar en la región.   Los hermanos Luis Alberto Villegas, que tiene un alias, alias Tubo, y explicaré por que tiene ese alias, y el Señor Juan Guillermo Villegas Uribe, son propietarios casi que de…el corregimiento de San José del Nus.   Yo he visitado ese corregimiento y todo es allí de los señores Villegas: el estadero, la bomba de gasolina, los restaurantes.   Los señores Villegas Uribe son prácticamente que los señores de San José de Nus, y eso no es un secreto, y además los hermanos Santiago y Pedro David Gallón Henao.   Esos son los señores de la tierra en éste municipio del que vengo hablando.   Estas seis personas, según testimonios, y pruebas, y hechos que vamos a presentar, estuvieron íntimamente relacionadas con la Hacienda Guacharacas, en la que se cometieron asesinatos, se creó el Bloque Metro de las Autodefensas.   Se realizaron [debe ser "realizó"] varias masacres en toda la región, y en particular tanto en el municipio de San Roque [como en los de] Yolombó, Maceo, Santo Domingo y Cisneros.

¿Qué podemos decir de los antecedentes de estos seis señores?  Bueno, en primer lugar con relación, y esto lo digo meramente de manera contextual….    Los señores Uribe Vélez tienen una serie de hechos que aparecen enunciados en numerosos casos judiciales, la mayoría de ellos con autos inhibitorios.    En esos procesos los hermanos Uribe Vélez han sido señalados por diferentes testigos de conformar y patrocinar grupos paramilitares.

Algunos de esos hechos a los que hago referencia son los siguientes.   En la Finca La Mundial, que pertenece, o perteneció --mejor, perteneció--, a la familia Uribe Vélez y en primer lugar al padre de los hermanos Uribe, el Señor Alberto Uribe Sierra, hasta el año 1979 --la hacienda fue cedida a 68 trabajadores agremiados en una asociación que se denominó Sintraagrícola, en una negociación--, luego de que se produjo ese pacto los trabajadores y sus líderes de asociación empezaron a sufrir allanamientos y asesinatos por parte de grupos paramilitares.  Esos grupos estaban aliados con empresas Convivir y fueron los trabajadores finalmente desplazados en su totalidad de esa hacienda.

Otro ejemplo: la llamada banda paramilitar de los Erres [mencionada también por Petro en el otro debate], que operó en los municipios de Titiribí y Armenia-Mantequilla, contó entre sus miembros a varios familiares de los Uribe Vélez, entre ellos los hermanos Juan Diego y Mario Vélez Ochoa.   Allí se cometieron más de 50 asesinatos, entre ellos los de dos estudiantes de la Universidad de Antioquia en el año 1995.  Entre los miembros de la red de los llamados Erres aparece el Señor Santiago Uribe, a quien le asignaron el código número R15 de la Red Albania, y una de las haciendas más conocidas, la Hacienda La Carolina, que ha sido objeto de un extenso trabajo de investigación por parte de la periodista y escritora Olga Behar [la de la entrevista que antecede esta transcripción], hacienda ubicada en Yarumal, Antioquia, donde en 1994 fue contactado por Santiago el Señor Mayor de la Policía Juan Carlos Meneses…allí el Señor Meneses dice que funcionaba un grupo paramilitar, y simplemente para ilustrar, y quisiera sobre esto la imagen respectiva, quisiera leer un pasaje de lo que dice el Señor Meneses de lo que ocurría en la Hacienda La Carolina.

Dice así el fragmento que quiero citar de la obra Los Doce Apóstoles de la periodista Olga Behar…el Señor Meneses dice: "En la misma Hacienda La Carolina el Señor Santiago Uribe me muestra una plaza de toros. Lo que me sorprende es cuando bordeamos la plaza de toros, que queda al interior de la hacienda, pues detrás de ella me muestra una pista de entrenamiento para paramilitares, de las mismas que usa el Ejército, de esas que conocemos los soldados y policías, que tienen diferentes tipos de obstáculos: la escalera, la telaraña, etc.   Él me dice:…", --"él", en este caso, Santiago Uribe--, " 'Mira, donde entrenaban físicamente a los que después participaban en las acciones ordenan-…" --perdón--, "…'Mira, aquí es donde entreno a mis muchachos.'  Ahí es donde entrenaban físicamente", dice el Señor Meneses, " a los que después participaban en las acciones ordenadas por el Señor Santiago Uribe."   ¡Una pista de entrenamiento paramilitar!

Pregunta a la Fiscalía: la Hacienda La Carolina, ¿ha sido allanada? ¿Se ha buscado lo que había en el interior de la Hacienda La Carolina?

Aquí el asunto es también quienes son los socios, amigos, y yo diría cómplices de los hermanos Uribe Vélez.  En primer lugar, los prontuarios del Señor Luis Alberto Villegas, quien, repito, adquirió fama en los círculos paramilitares con el alias de Tubo, y el Señor Juan Guillermo Villegas Uribe: Luis Alberto Villegas Uribe fue uno de los principales fundadores del Bloque Metro de las Autodefensas.   Fue el fundador del Cartel de la Gasolina que robaba combustible del "tubo", y por eso, esa es la razón: el [queriendo decir "al"] señor le pusieron Tubo, alias Tubo.  Puso un expendio de gasolina en San José del Nus que surtía en parte con la gasolina que sacaba del poliducto de la Hacienda Guacharacas, montó varios laboratorios de cocaína en la región, actividades que generaban cuantiosas ganancias a los paramilitares.

En el Proceso 26.860 que le siguió la Fiscalía, y en el Radicado 84986 conocido, Doctor Novoa, como "Parqueadero de Padilla" ["parqueadero" y "parquear" son anglicismos y debe decirse "lote de estacionamiento" y "estacionar"] se encontraron numerosas comunicaciones de bíper [beeper] entre Jacinto Alberto Soto Toro, que vamos a ver quién es, quien también tenía alias, alias Lucas o alias Don Ele, que era el jefe de finanzas de las Autodefensas Unidas de Colombia --abundaré en detalles sobre los expedientes y prontuarios de los señores Villegas más adelante--, y los señores Santiago, alias Don Ese, y Pedro David Gallón Henao.   Bueno, estos señores francamente rebasan cualquier marca en materia de criminalidad.

Primero, quiero recordar que los señores Gallón Henao se vieron involucrados en el asesinato, en 1994, del jugador de la selección de fútbol, Andrés Escobar.  Ustedes recuerdan ese infausto episodio. Andrés Escobar salía de una taberna y unos enceguecidos borrachos le increparon por el autogol que había cometido en el Mundial de Fútbol, y con la caballerosidad [por la] que se destacaba éste futbolista, sencillamente los llamó a la tranquilidad y a relajarse.   Uno de esos hombres fue a un vehículo que estaba parqueado ["estacionado"] ante la taberna, sacó un arma y asesinó al futbolista.  Ese señor, ni más ni menos, es el escolta de los señores Gallón Henao, el Señor Muñoz, quien fue condenado a 43 años, Carlos Humberto Muñoz Castro… Humberto Muñoz Castro, perdón.   No es Carlos.

Los señores Gallón Henao en esa oportunidad no fueron llevados ante la justicia, extrañamente, pero ellos estaban ahí con él, eran al menos cómplices de ese asesinato, y hoy están en la impunidad, Señor Fiscal.   Hoy siguen caminando tranquilos, por lo menos unos de ellos, sin que ese asesinato que llenó de tristeza al país haya sido debidamente sancionado, pero no es el único entre los hermanos Gallón Henao.  Quiero que se muestre…bueno ahí está la reseña periodística, perdón, del hecho que estoy relatando.  ¿Podrías devolverla un poqui-…?   El Colombiano, en el mes de julio del año '95, da cuenta de la sentencia contra el guardaespaldas del Señor…ee…Muñoz [sic].

Bueno, aquí tenemos otro prontuario de los hermanos, del clan Gallón Henao.   Podríamos mostrar la siguiente imagen.    Aj, bueno, aquí está otro de estos ilustres señores, el Señor José Guillermo Gallón Henao, que es un "traqueto" ["sicario" en la jerga popular], para decirlo claramente, un "traqueto", señoras y señores.    Ahí aparece en el círculo.   Este señor fue capturado en la Operación Fronteras con otras 22 personas por autoridades de Colombia y EE.UU., así que los señores Gallón Henao no son ningunos aparecidos en esto.   Son unos narcotraficantes, son unos paramilitares, como lo vamos a demostrar a continuación.   Ahí está…además que el Señor Gallón Henao…le siguieron un proceso que está en el Expediente 30571 en 2009.   Como no lo…no al-… no…no fue condenado en ese proceso, en 2009, el Señor Santiago Gallón Henao se acogió a sentencia anticipada por concierto para delinquir por declaraciones de Rodrigo Zapata, otro paramilitar.   Lo vincularon como financiador de los grupos paramilitares y fue condenado a 39 meses de prisión el 17 de febrero del 2010.

Por favor mostrar la imagen de la nota periodística en la cual aparece el Señor Santiago Gallón, que ya no es, digamos, un supuesto…no, no es un supuesto paramilitar: es un paramilitar.    Quisiera que…la siguiente…Gallón…no, falta…la otra.   La que sigue, en la que está Gallón Henao.   Ese: ahí está el señor.   Ese es el Señor Gallón Henao, y esa es la reseña de Caracol Radio diciendo que lo condenan por paramilitarismo, al ganadero y caballista Santiago Gallón Henao, pero como si esto fuera poco, porque yo no digo que supongo que son amigos o socios con el Señor Uribe Vélez, con los señores Santiago y Álvaro Uribe, no.   El Señor Santiago Gallón Henao, y pido la siguiente imagen, fue beneficiario de incentivos de Agro Ingreso Seguro [un programa del Ministerio de Agricultura que durante el gobierno de Uribe se convirtió en un escándalo porque se suponía que debía entregar subsidios a los pequeños agricultores, pero los fondos fueron a dar a manos de los grandes terratenientes, y por eso lo comenzaron a llamar "Agro Robo Seguro", y el ministro, un Sr. Arias, que se lanzó como candidato presidencial, está ahora en la cárcel].   ¡Hágame el favor!    El periodista Juan Diego Restrepo, en la revista Semana, dice lo siguiente: "Uno de los incentivos que más me llamó la atención fue el otorgado a la firma Clamasan S.A.  Resulta que según registros de la Superintendencia de Sociedades su representante legal es Santiago Gallón Henao.   Aceptó que durante varios años financió a los grupos paramilitares, etc., etc."    El Señor Santiago Gallón Henao recibió [dineros de] Agro Ingreso Seguro.   ¡Lo que faltaba!

¿Quiénes eran los socios de los señores Gallón Henao y de los señores Villegas Uribe, directos, en todo éste proceso paramilitar?   Bueno, ahí está el llamado "Proceso del Parqueadero de Padilla", un proceso que le [sobra el pronombre, error común ya señalado en transcripciones anteriores] costó la vida a varios de los investigadores que mostramos en la primera gráfica: los doce investigadores que murieron a manos del narcotráfico y del paramilitarismo.   Resulta que los paramilitares tenían en Medellín, en un parqueadero, el cerebro financiero de su organización, y les cayó la Fiscalía, y allí encontraron numerosos cuadernos de contabilidad, extractos bancarios de 497 cuentas bancarias, varios cables y reseñas de mensajes de bíper en los cuales aparecían frecuentes comunicaciones entre los distintos miembros del paramilitarismo y sus financiadores, toda la contabilidad de la Convivir El Cóndor, a la cual haré referencia a continuación, y en todo eso el Señor Luis Alberto Villegas Uribe aparece como titular de las cuentas, de registros en los que aparece haciendo tratos con las Autodefensas de Córdoba y Urabá.  Entre otras cosas, el Señor Luis Alberto Villegas Uribe tenía una tienda o un negocio de quesos en Medellín y los bíper dan cuenta de que esa empresa de lácteos era uno de los puntos donde los paramilitares se reunían y buscaban hacer sus negocios y tratos, y el celebro…cerebro financiero de todo esto es el Señor Jacinto Alberto Soto Toro, el Señor alias Lucas, que no es cualquiera.   No es cualquiera: es un comandante paramilitar de primera línea.

Quiero llamar la atención sobre la imagen que ustedes ven.  Esta es la boda del Señor Carlos Castaño, la segunda boda.  Bueno, ahí aparecen ni más ni menos que el Señor Julián Bolívar, alias Don Berna, alias Diego Vecino, Salvatore Mancuso, alias el Alemán, el propio Carlos Castaño, el Señor Raúl Hasbún, y en el centro de todos ellos, donde está la flecha, está el Señor alias Lucas, el financiero, el hombre de los negocios de los paramilitares, el que administraba todos los negocios en el Parqueadero de Padilla.

El señor Jacinto Alberto Soto Toro se desmovilizó como parte del Bloque Cacique Nutibara el 25 de noviembre de 2003 y sostenía frecuentes conversaciones con los señores Santiago Gallón Henao y Luis Alberto Villegas Uribe, alias Tubo, repito.

Bueno, entre esos bíper hay uno particularmente interesante, que lo mostró en su momento, tengo que reconocerlo, el representante [a la Cámara (baja)] en ese entonces Gustavo Petro, y que pasó inadvertido, como si tratara de cualquier mensaje que se da entre dos amigos.   Allí está la…el listado que encontró la Fiscalía.   Esos mensajes son el Señor…entre el Señor alias Lucas y el Señor Villegas Uribe, el Señor Luis Alberto, alias Tubo, y dice lo siguiente.   Le dice el Señor alias Lucas al Señor alias Tubo lo siguiente: "Te recuerdo llamar al gobernador, presentarme, y que yo lo visito esta tarde."    Bueno, no hay muchos gobernadores en Antioquia.    Ahí hay solamente uno: el Señor Álvaro Uribe Vélez, así que, entre otras cosas, en el Parqueadero de Padilla la Fiscalía tuvo información de que paramilitares, y concretamente el encargado financiero de la organización, le [otra vez el pronombre sobrante] pedía al Señor Tubo, que era una especie de correveidile de los paramilitares y una especie de logista, que le organizara una cita con el gobernador: "Dile…", --además, con familiaridad--, "…dile que lo visito."    …como quien le dice a otro, "consígueme esa palanca que necesito arreglar algunos asuntos, unas vueltas", como dicen ellos en su lenguaje criminal.

Entonces tenemos que estos señores no eran ningunos aparecidos.   Eran unos paramilitares, eran unos narcotraficantes, y eran amigos, eran socios, eran además íntimos aliados de la familia Uribe Vélez, y eso no son acusaciones, son constataciones, y pido que se muestre a continuación que es lo que hemos encontrado.

[En] primer lugar, además de ser socios en asuntos políticos, los Uribe Vélez, y los Villegas Uribe, y los Gallón Henao hicieron tratos comerciales.   Allí ustedes tienen una de las escrituras de uno de esos negocios: Inversiones Uribe Vélez Ltda., representada por su subgerente Álvaro Uribe Vélez, el 24 de abril de 1984, le [otra vez el pronombre antedicho, y además tendría que ser "les", y no se lo seguirá señalando] vende la Hacienda La Manada a los señores Luis Alberto Villegas Uribe y otros. Esta escritura, por supuesto, está firmada.   Quisiera que muestres la firma de la escritura, en la que aparece[n] claramente la firma de Álvaro Uribe Vélez, la firma del Señor Alberto Villegas Uribe --Luis Alberto Villegas Uribe--, alias Tubo y el Señor Santiago Uribe Vélez…Hacienda la Manada, donde también se dice que se cometieron crímenes por los paramilitares.  

Bueno, pero no fue el único negocio.   Aquí tenemos otro.  Este es de 1990: la Hacienda El Desquite.  Siguiente.  Esta es la de La Manada todavía.  El Desquite…aj, ¡perfecto!  

Ahí está la otra. En esta oportunidad es la esposa del Señor Luis Alberto Villegas Uribe, la Señora Gloria Helena Cano López, cuyo hermano, el Señor Robert Cano, hace parte del grupo paramilitar del [sic] cual vamos ahora a mencionar, en la Hacienda Guacharacas, pues está también comprándole al Señor Santiago Uribe Vélez, cuyas firmas ustedes ven en la diapositiva…la Finca El Desquite ubicada en el municipio de Maceo, así que eran socios comerciales, pero también eran socios políticos.

El Señor Juan Guillermo Villegas Uribe, al cual ya he hecho referencia, ha sido socio político del ex presidente, ex gobernador Álvaro Uribe Vélez, y ya veremos de que manera socios.   El Señor Villegas fue candidato a la Cámara en el 2002 y en esa oportunidad el hoy Ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo llamó la atención sobre los vínculos paramilitares del Señor Villegas, lo denunció como vinculado a los paramilitares el hoy Ministro de Agricultura, y eso no son imaginaciones.   Eso no son suposiciones.  No estamos haciendo ninguna clase de especulaciones.   Eso son hechos y lo vamos a seguir demostrando.

Bueno, ¿a quién pertenece, ahora sí, para entrar a hablar de la Hacienda Guacharacas, esa propiedad, esa rica propiedad?    Ya hubo una discusión sobre esto, porque el periodista Daniel Coronell denunció en su momento que la Finca Guacharacas era un nido paramilitar, e inmediatamente salió el Doctor Uribe Vélez, Álvaro Uribe Vélez a decir que esa finca no era propiedad de la familia Uribe Vélez desde hacía tiempo.   Este es un enredo de escrituras y de historia catastral, y me van a tener que excusar que entre un poco en el detalle.

La Hacienda Guacharacas tiene dos partes.   Una de ellas es la que está ubicada en el municipio de San Roque, la otra parte está ubicada en el municipio de Yolombó.   Una está al margen izquierdo del Río Nus, o sea la parte de Yolombó, y otra está en la margen derecha, en San Roque.   Bueno, resulta que, efectivamente, hay varias escrituras: una escritura que es sobre la cual ha dicho el ex presidente Uribe que ellos no son dueños de la Hacienda Guacharacas, efectivamente, muestra que en marzo de 1987 Inversiones Uribe Vélez en liquidación hizo cuatro ventas parciales de 35 cuadras de esa parte de la hacienda, pero la parte de Yolombó solamente hasta 1996 fue objeto de una venta por parte de Inversiones Uribe Vélez, a la Empresa Ganados del Norte, es decir, los señores Uribe Vélez le vendieron en julio, y quiero que ese dato se tenga en mente, en julio de 1996, parte de la Hacienda Guacharacas, ¿a quién?   Pues ni más ni menos que a los hermanos Gallón Henao, porque el Señor Santiago Gallón Henao era el representante legal de Ganados del Norte, otro trato más, otro trato comercial entre los señores Uribe Vélez y los señores Gallón Henao, así que todavía hoy no sabemos si partes de la Hacienda Guacharacas siguen perteneciendo a los Uribe Vélez, pero con toda certeza podemos afirmar, y allí están las escrituras que lo demuestran en pantalla, que hasta julio del '96 Álvaro Uribe Vélez, Santiago Uribe Vélez, eran dueños de la Hacienda Guacharacas. Este es un punto que no tiene mayor discusión.

El periódico El Tiempo, y pido la siguiente diapositiva, dice que, en un artículo que titula "Narcos estuvieron 16 años camuflados como ganaderos y negociantes", dice que una de las empresas sospechosas en las que los ganaderos narcotraficantes se camuflaban para hacer sus negocios es la firma Ganados del Norte, ni más ni menos empresa…la empresa a la cual, pues, le fue vendida parte importante de la Hacienda Guacharacas.

Hablemos ahora entonces, ya que tenemos estos asuntos contextuales claros, de la historia que nos trae hasta aquí.  La historia de la Hacienda Guacharacas es una historia trágica, desde sus orígenes, y quiero rememorar un hecho luctuoso de esa historia.  El 15 de junio de 1983 en esa hacienda fue asesinado el padre de los Uribe Vélez, el Señor Alberto Uribe Sierra, en hechos que se le han atribuido a la FARC.  En ese mismo episodio fue herido el Señor Santiago Uribe Vélez [quedando con una bala alojada en un pulmón, parece que con carácter permanente], y de ahí en adelante comienza una espiral de asesinatos, de masacres y de historias tristes en torno a la Hacienda Guacharacas.

Un ciudadano, el Señor Martín Emilio Sánchez --pido que se ponga ahí la imagen respectiva--, en una queja disciplinaria elevada ante Investigaciones Especiales de la Procuraduría General de la Nación, señala que entre el Magdalena Medio y Puerto Berrío los paramilitares se desplazaron en una primera incursión que sembró el terror en varias zonas del país.  Allí habla del grupo paramilitar URE, al cual estaban vinculados, entre otros, el Señor Alfredo Baquero, alias Vladimir, y miembros oficiales de la XIV Brigada de…con sede en Puerto Berrío.   Pues bien, en uno de los apartes de su declaración ante la Procuraduría el Señor Martín Emilio Sánchez hace referencia, Señor Fiscal, a una serie de asesinatos que se produjeron a finales de la década de 1980 en la Hacienda Guacharacas. Con gusto le suministraremos a la Fiscalía esa declaración, en la cual, debo reconocerlo, no hay una precisión de nombres y de circunstancias en torno a como se cometieron [debe ser "cometió"] uno o varios asesinatos en esa hacienda.

      Hay una historia particularmente importante en esos albores de la hacienda.   A mediados de 1980 llega a ella una familia campesina, los Monsalve.   Podemos mostrar la ilustración de la llegada de los Monsalve.  Bueno, aquí ustedes tienen una imagen interior de la Hacienda Guacharacas.    La Hacienda Guacharacas, como lo decíamos, está atravesada por una vía férrea, y además de eso, pues tiene…tenía construcciones bellas, una de las cuales fue incendiada, y ya hablaremos a continuación de como fue incendiada esa…esa casa, lo que llaman "la Mayoría", la casa principal de la Hacienda Guacharacas.    Bueno, esto es una ilustración de un día común y corriente al interior de [la frase ya señalada en otra transcripción, que no es sintáxis propia del español sino del francés -- à l'intérieur de--, y que se puso de moda en el ámbito académico en Colombia hace como un cuarto de siglo, para darse ínfulas de refinado, y por no decir simplemente "en"] la hacienda.   Están los trabajadores, las familias.   Algunos de ellos están sentados en un tubo que debe ser parte de ese poliducto o debe hacer parte de toda esta historia del poliducto que atravesaba también la hacienda.    En la hacienda también había una escuela.   Ahí está una menor que estaba --obviamente, y de manera intencional, hemos cubierto su rostro--, en 1994 en la escuela Guacharacas, otra imagen más de la vida interior de la Hacienda Guacharacas.

¿Qué ocurre después de finales de los años 80 en esa hacienda?    Eso lo sabemos a través de la declaración rendida ante la Fiscalía de Medellín, Unidad de Derechos Humanos, el 2 de mayo de 2000, por parte del Señor Luis Enrique Serna.  Pido que se muestre el documento.  El Señor Luis Enrique Serna era un minero que llegó a Guacharacas durante la década del 80…perdón, declara que llegó en 1995, perdón, a la Finca Majagual y que un tío de Luis Alberto Villegas Uribe lo llevó a la hacienda y que allí comenzó a ver movimientos de grupos paramilitares.   El Señor Serna dice que en la hacienda era frecuente ver al Señor John Jairo, alias Filo, quien era un paramilitar que cometió, según sus palabras, desapariciones por orden de los Uribe Vélez.

El Señor Serna señala que conoció la historia de otro de los mineros de la Hacienda Guacharacas, el Señor Darío Granda.  El señor Darío Granda era otro minero del oro, otro minero artesanal que trabajaba allí en la hacienda, y que entró en graves conflictos con el Señor Santiago Uribe Vélez, conflictos que lo llevaron en un primer momento a tener discusiones públicas con el Señor Uribe Vélez y que después lo llevaron a hacer parte de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, y concretamente del Frente Bernardo López Arroyave, que funcionó en el municipio de San Roque.   Este señor se convirtió entonces ya en alias Gigante, un miembro del Ejército de Liberación Nacional. Este señor se alió con el jefe del ELN en ese lugar del país, [al] que le decían Juan Pablo, para realizar varias acciones contra los Uribe Vélez.    En un primer momento robaron ganado.    Se robaron más de 600 reses de la Hacienda Guacharacas [¡iban desplumando a los Uribe Vélez!], entre ellas, dice el Señor Pablo Hernán Sierra, al cual ya he hecho referencia, un macho de paso fino que era especialmente caro al Señor Álvaro Uribe Vélez, quien, no es un secreto, es un aficionado de los caballos de paso fino, le robaron el ganado a los Uribe y después quemaron la Mayoría, la casa principal de la Hacienda Guacharacas.

La vida da vueltas y el Señor Granda terminó siendo después miembro de los grupos paramilitares de la región, y el Señor Serna, cuya declaración estoy presentando, dice que estando en los grupos paramilitares un día el Señor Santiago Uribe Vélez entendió que él estaba perteneciendo a uno de esos grupos en Providencia y en sus alrededores, palabras textuales del señor Serna, "ahí mismo Santiago Uribe da la orden--ya después hablo [de] más detalles--,…", dice el declarante, "…da la orden y le hacen traer a Granda.    Lo hacen matar.    Santiago Uribe le hace un juicio en Providencia y a Granda lo matan el 19 de diciembre del año 2002."

El Señor Serna Henao además dice que por la Hacienda Guacharacas comenzaron a circular paramilitares venidos del Urabá antioqueño y que había un jefe paramilitar, alias Beto, que hacía frecuente aparición allí.  El señor alias Beto ordenó asesinar a los hermanos Ceballos.   Me disculpan que tenga que hacer referencia a tantos hechos, pero es necesario para entender bien esta historia.  El Señor Serna Henao dice que se inculpó al Señor Ramiro Ceballos y a su hermano de haberse aliado con el Señor Granda para incendiar la hacienda, y para incendiar la Mayoría, y que por esa razón fueron desaparecidos los hermanos Ceballos.

El Señor Serna Henao declara en el año 2000.   En el año 2004, octubre, octubre, es desaparecido.  Quiero que se muestre, por favor, el oficio de la Fiscalía General de la Nación donde aparece registrado [sic] la desaparición del Señor Serna Henao, quien había declarado en el año 2000 todos estos hechos   ¿En qué circunstancias, quién ordenó la desaparición de el…de éste testigo?   Sufrió un atentado y una desaparición como el Señor Monsalve, como el Señor Monsalve del cual he hablado al comienzo de esta intervención.

Un detalle importante de la declaración del Señor Serna dice que cuando el Señor Uribe Vélez llegó a la gobernación de Antioquia se incrementaron los asesinatos en Guacharacas y en toda la región, y, palabras textuales del Señor Serna en su declaración, que tengo aquí, dice lo siguiente.  Podríamos mostrar esa parte de la declaración del Señor Serna.   Dice: "A mediados de 1996, estando en San José del Nus, bajó el Doctor Álvaro Uribe Vélez a la población.  Yo lo distinguí ahí, estábamos en pleno conflicto y mandó…", --óigase bien--, "…mandó una volqueta para San José del Nus en donde se desplazaran los paracos y cargaran los muertos que se producían allí frecuentemente."

El Señor Serna, desaparecido, dice que el entonces gobernador de Antioquia donó una volqueta para que se movilizaran los paramilitares y para que recogieran y movilizaran allí los muertos, palabras del Señor Serna desaparecido posteriormente.

Los señores Monsalve, a los cuales ya hice referencia, de los cuales el padre de la familia se convierte en mayordomo de la hacienda, tienen que salir del año…en el año '94 de allí, por el incendio y porque la guerrilla está atacando la hacienda. El Señor Santiago Uribe Vélez les pide que regresen y regresan, efectivamente, en el año 1995…diciembre de 1995.

El Señor Juan Monsalve, del cual he hablado, víctima de atentado en la cárcel de Cómbita, a quienes ustedes ven sentado allí en la Hacienda Guacharacas, se convierte en informante de los crecientes grupos paramilitares de la zona y ayuda a que se cometa una masacre en un corregimiento vecino, el corregimiento del Rubí, contra personas que supuestamente son informantes del Ejército de Liberación Nacional.  Como consecuencia de esos hechos el Ejército de Liberación Nacional secuestra al mayordomo de la Finca Guacharacas, el padre de Juan, a otro trabajador y a él mismo, y los retienen…los  mantienen secuestrados durante tres meses.

Las circunstancia en las que se produce su liberación son todavía objeto de una explicación que, yo pienso, el Señor Monsalve tiene que dar ante la Fiscalía.  El caso es que, según palabras del Señor Juan Monsalve, en marzo de 1996 ya están los paramilitares instalados en la Hacienda Guacharacas, y él hace parte de ese grupo.   Surge después de esa primera fase del Señor alias Filo, del Señor alias Beto, en los cuales [queriendo decir  "en la cual"] los paramilitares pasan por la finca, un grupo que se instala en la Finca Guacharacas y comienza a ejecutar campesinos, a hacer masacres.   De ese grupo hacen parte, según palabras del Señor Monsalve y del Señor Pablo Hernán Sierra, los Señores Luis Alberto Villegas Uribe, alias Tubo, el Señor Juan Monsalve, el Señor John Jairo Franco, alias Jota, quien fue posteriormente miembro del Bloque Metro, el Señor Iván Arboleda, al cual me referiré, el Señor Beto, que venía del Urabá, el Señor Robert  Cano, cuñado del Señor Luis Alberto Villegas Uribe, es decir que en la Hacienda Guacharacas funcionaba un grupo antes de la venta que dice el señor ex gobernador Uribe Vélez se produjo a la firma Ganados del Norte.

Quiero que ustedes vean el fragmento en el cual el Señor Pablo Hernán Sierra, comandante del [Bloque] Cacique Pipintá, da cuenta de estas circunstancias.   Ahí hay un video que quisiera que ruede de una manera muy rápida.

(Video)

Continúa el honorable Representante Iván Cepeda Castro:

[Hay un silencio largo de un minuto aproximadamente, con lo que parece voces lejanas, luego no se escucha sino "Santiago Gallón, Luis Villegas y Juan Guillermo Villegas", claramente.  El transcriptor agrega el comienzo de la oración: "Los fundadores y creadores de lo que se terminó llamando el Bloque Metro son el señor ex presidente Álvaro Uribe Vélez, Santiago Uribe su hermano, Santiago Gallón, Luis Villegas y Juan Guillermo Villegas."]  "Santiago Gallón, Luis Villegas y Juan Guillermo Villegas", palabras del Señor Pablo Hernán Sierra.   Bueno, pero se dirá: "Todo esto son palabras, todo esto son relatos, testimonios que se han [debe ser "ha"] dado ante la justicia, pero en última instancia son palabras"…pero veamos ahora las imágenes.   Les propongo.

Aquí está la primera. Aquí está el Señor Juan Monsalve en la Hacienda Guacharacas, vestido de camuflado, con su arma, con su morral, como parte del grupo paramilitar…fotos del año 1996, comienzos.  Otra más: montañas de Guacharacas, con su dotación.   En ese entonces ya el Señor Monsalve dice que había un grupo que oscilaba entre 20 y 50 paramilitares que se paseaban por la Hacienda Guacharacas.  Siguiente.  No se diga que estaba sólo el Señor Monsalve.   ¡Aj, perfecto!   Aquí tenemos esta imagen que es muy interesante.  El Señor Monsalve con su arma, en posición de vigilancia o de ataque la sostiene, y si ustedes ven con detalle, en la parte de atrás ya aparece un cambuche paramilitar, donde hay figuras que no se ven muy claramente en esa foto, pero sí se distinguen varios hombres debajo de un cambuche que tiene un toldo camuflado, en el cual aparecen…¡Aj, bueno, esta está mucho mejor!  Allí ya están…el cambuche paramilitar, donde hay varias personas, al parecer tres hombres, cuatro hombres, en la Hacienda Guacharacas.

Ahora, por supuesto, aquí la pregunta es: cualquiera se puede tomar unas fotos vestido de camuflado.  ¡Aj,mire!   Este es otro cambuche.  Está ahí el Señor Juan Monsalve, igual, vestido de camuflado.  No es una foto de alguien que está prestando el servicio militar.  Es…el es un paramilitar.  Está condenado por paramilitarismo, concierto para delinquir, pero bueno, les decía: cualquiera puede tomarse una foto de camuflado de…en medio de la…de matorrales y decir, "estoy en la Hacienda Guacharacas", pero claro, eso sería irresponsable de nuestra parte, venir a hacer semejantes aseveraciones, si es porque no tenemos otro tipo de indicios que nos permitan deducir lo que estamos afirmando.

Esta es la foto más interesante.  En esta está el Señor Monsalve de nuevo con su camuflado, de nuevo con su fusil, pero con una pequeña diferencia, y es que en esa fotografía aparecen signos que son indiscutiblemente de la Hacienda Guacharacas.  Al fondo ustedes pueden ver la carretera donde hay varias construcciones.  Una de ellas es la casa de la maestra de la escuela de Guacharacas y otro [sic] el garaje de la hacienda.  Esa foto es una foto en la cual el Señor Monsalve está en el camino que conduce de la Hacienda Guacharacas a un sitio que se llama Cuatro Esquinas.  ¿Podrías mostrar el detalle?     Bueno, ahí se ven [debe ser "ve"] las construcciones, y ahí está la carretera, inconfundible.   Cualquier examen… Yo le pediría a la Fiscalía, por favor, que sobre esas imágenes haya inmediatamente una verificación.  Por supuesto, puede sin lugar a dudas demostrar lo que estamos afirmando, pero bueno, nosotros nos tomamos el trabajo de ir hasta allá.  ¿Podríamos ver la siguiente?  Nosotros fuimos hasta la Hacienda Guacharacas: muy bello lugar, una geografía estupenda, maravillosa.

Ahí están las casas que mostramos antes, y ahí está con la flecha roja, porque nosotros tomamos la foto desde la carretera hacia la hacienda, y no como el Señor Monsalve, desde la hacienda hacia la carretera, el lugar con esa flecha donde se tomó la fotografía el Señor Monsalve.  Estábamos nosotros de espaldas a las casas que el Señor Monsalve muestra, pero bueno, ¿para que nosotros hacer todas estas explicaciones si las puede hacer el propio Señor Monsalve?  Yo pediría que el Señor Monsalve nos lo explique en el siguiente video.

(Video)

Continúa el honorable Representante Iván Cepeda Castro:

[Otra vez hay silencio por unos segundos.]  Si podemos…si podemos mejorar el sonido sería estupendo.   [Más minutos de silencio, luego un zumbido, y se inicia un diálogo entre Monsalve y Cepeda:]

               -- En la foto donde yo estoy con el camuflado y el fusil, eso fue en el '96, cuando estábamos cuidando…cuando estábamos trabajando en la Finca Guacharacas, que…llegaron las Autodefensas que se formaron allá."  

               -- …y, ¿qué hay en la foto?

               -- En la foto, en la parte de atrás, se ve la autopista y se ve la casa de la profesora, y el garaje de la Finca Guacharacas, y se ve la casa de unos molinos que hay al frente. 

               -- …y, ¿ya existía el grupo allí? 

               -- Sí, ya existía.

               -- ¿Quiénes hacían parte del grupo?

               -- Hacían parte Arboleda, Luis Villegas y Robert Cano.

[Ahora Cepeda nos repite las palabras de Monsalve, un poco cambiadas:]  "(…) la foto donde yo estoy con el camuflado y el fusil, eso fue en 1996, cuando estábamos cuidando y trabajando en la Finca Guacharacas, que llegaron las Autodefensas que se formaron allá.   En la foto, en la parte de atrás, se ve la autopista y se ve la casa de la profesora, y el garaje de la Finca Guacharacas, y se ve la casa de unos molinos que hay al frente.  Ya existía el grupo allí.  Hacían parte Arboleda, Luis Villegas y Robert Cano."    

Así que, señoras y señores, es concluyente: en el año de 1996 existían hombres que se paseaban por la Hacienda Guacharacas, camuflados, armados, en grupos, y esos señores no eran parte de otra cosa distinta a un grupo paramilitar, y que eso nos lo explique el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, que eso nos lo explique su hermano Santiago Uribe Vélez, que eso nos lo expliquen los señores Juan Villegas y el Señor Santiago Gallón Henao.

Bueno, en el año '96 se multiplicaron los hechos de violencia en la zona.   Al menos hemos contabilizado cinco masacres que se produjeron en el casco urbano de San Roque, en Providencia, en San José del Nus.   Pido que se muestren [es "muestre"] las imágenes en El Colombiano y El Mundo [ambos diarios de Medellín].   Todos los días, durante varios meses, aparecieron noticias de esta naturaleza.

18 de junio del '96: secuestran cuatro personas en San Roque.   Ahí esa noticia dice que un grupo armado que incursionó en el corregimiento Cristales de San Roque secuestró a cuatro personas. Posteriormente --julio…15 de julio de 1996--, se produce una masacre de seis personas en San Roque, una masacre en la cual las personas son asesinadas y sus cuerpos dejados en frente de una hacienda que se llama La María, de un señor alias Gavilán que tiene su finca al frente de la Hacienda Guacharacas, y una más: la masacre que se conoce, y sobre la cual no tenemos reseña periodística, de los ocho comerciantes.  Ocho comerciantes de Providencia, el pueblo que queda al lado de Guacharacas, viajan a Puerto Berrío a renovar unos salvoconductos de unas armas que tienen y resulta que son interceptados por un grupo paramilitar y son asesinados.   Entre esos comerciantes está el Señor Álvaro Carmona.    Esto lo cuenta el Señor Pablo Hernán Sierra.   El Señor Carmona es conocido en la región por ser comerciante de bestias, es decir, por comprar y vender caballos, y dice el Señor Pablo Hernán Sierra que éste Señor Carmona tuvo la desgracia de comprar parte del ganado que fue sustraído de la hacienda de los Uribe Vélez, y que por esa razón, por comerciar con esos caballos, fue asesinado en esa masacre que tuvo lugar en agosto de 1996.

Otra masacre más, en septiembre --esto era cada mes una--, "Amanecer sangriento en Providencia." En esta oportunidad tres campesinos fueron asesinados delante de sus familias.   Otra masacre más, a finales de 1996: de esa tampoco tenemos reseña periodística, pero se produjo en San José del Nus. Ese estadero que ustedes ven ahí colinda con una bomba que pertenece a los señores Villegas Uribe, y allí fueron asesinadas cinco personas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el año 1999, para que no se diga que es una persecución al ex presidente Uribe, porque esto es antes de que fuera presidente, en el año '99, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ante la alarmante situación de San Roque, hizo una visita in loco.    Fue a la zona, y dice la Comisión en su informe sobre Derechos Humanos de 1999:  "La Comisión Interamericana le mencionó las quejas en relación con las situación en el área de San Roque y Cristales al entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez.  El Gobernador Uribe respondió simplemente diciendo que los grupos armados disidentes habían estado presentes en el área por años y que nadie se había quejado, aparentemente implicando el gobernador que los ataques de los paramilitares eran merecidos o necesarios o que de alguna manera no merecían que se les diera mucha atención."  …Parágrafo 287 del informe de 1999 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: comentarios de la Comisión Interamericana, no nuestros.

Bueno, pero lo que era evidente es que nadie hacía nada ahí.   Los paramilitares se enseñoreaban en San Roque, iban y venían y la gobernación no hacía absolutamente nada para acabar con ellos, y eso lo vamos a demostrar a continuación.

Otra muerte más: el jefe guerrillero que se robó el ganado de la Finca Guacharacas, el Señor Humberto Manuel Meza Lopera, alias Juan Pablo, era el jefe de finanzas de Bern-…del grupo Bernardo López Arroyave del Ejército de Liberación Nacional.  La gobernación ofreció una recompensa por éste señor, y efectivamente, meses después de ofrecida esta recompensa, en octubre de 1996, la prensa informó que el Señor Juan Pablo fue dado de baja, según lo dice la prensa, abatido en un retén de las Fuerzas Militares --nota periodística que da cuenta de ello: "Abatido jefe del ELN en el oriente antioqueño"--, y en esa misma nota periodística aparece una extensa crónica de como el entonces gobernador de Antioquia, el doctor Álvaro Uribe Vélez, felicita al Comandante de la Cuarta Brigada, el Señor Manosalva.

     Quiero recordar que el Señor Manosalva, quien murió en el año 2007, fue acusado por el Señor Mancuso de haber participado en la Masacre del Aro, pero bueno, esos son detalles que en éste caso son simplemente marginales con relación al asunto.

El comunicado expedido por la Gobernación de Antioquia después de la muerte de éste jefe guerrillero dice lo siguiente:  "La administración departamental exalta la labor del Mayor General Alfonso Manosalva Flórez, Comandante de la Cuarta Brigada, y de todos los oficiales y soldados al servicio de la institución, por su creciente y eficaz compromiso de rescatar la paz para el departamento."   Palabras del señor gobernador de Antioquia.

Ahora bien, ocurrido todo eso, comienzan a surgir otros hechos con relación a éste asunto.   En el proceso que lleva el Juzgado Primero del Circuito Especializado de Antioquia, doctores de la Fiscalía, Radicado número 56…perdón, 565B, de la Unidad de Derechos Humanos, 2001-0060, aparece la declaración del soldado Ferney Alberto Cardona, quien sindica a dos de sus compañeros de armas, el Comandante Clavijo y el Suboficial Escudero, en el sentido de que alias Juan Pablo fue retenido por un grupo paramilitar y entregado a estos señores, al Comandante Clavijo y al Mayor Abondano, otro miembro de las Fuerzas Militares, para que fuera, entre comillas, y estoy citando la declaración de éste soldado, "legalizado…" --legalizado--, "…por parte de las Fuerzas Militares", es decir, algo que ahora se conoce en el argot como un "falso positivo".    El soldado Cardona agregó que fueron los paramilitares alias René y alias Lucas, ambos de…del oriente antioqueño, quienes entregaron a…el Señor alias Juan Pablo a las Fuerzas Militares.

Comillas, de la declaración que está en ese proceso:   "A ese señor lo capturó alias Lucas y se lo entregó vivo al Señor Mayor Clavijo, Clavijo, Jesús María, y al Señor Mayor Abondano.   A ellos se los entregaron vivos…" --perdón: vivo--, "…junto con otro hombre más, que era al parecer su escolta, y dos mujeres."   Una de esas mujeres era la compañera sentimental del Señor alias Juan Pablo, que estaba embarazada, entre otras cosas.   Lo dice el periódico, la nota que acabamos de ver.  "Luego los asesinaron dentro del vehículo a las afueras del municipio de La Unión, reportándolos como si hubiese sido en combates.   Por ese hecho la gobernación dio un dinero.   No sé cuanto.   El soldado Escudero tiene una casa que compró con el dinero de la recompensa.   Por éste hecho condenaron al soldado Escudero."    Sería bueno verificar esa información.

El caso es que, además de ese hecho, aparece otro bastante peculiar, y es que hay una decisión judicial, que ustedes tienen en pantalla.   En éste caso se trata del Juez Primero Penal del Circuito Especializado de Antioquia, quien decide compulsar copias de los folios 51 a 53 del cuaderno noveno, donde consta --óigase bien lo siguiente--, que "se cobró recompensa por el homicidio del presunto guerrillero del ELN, alias Juan Pablo, para que se investigue la presunta falsedad en la que pudo incurrirse, pues se cobró la recompensa pagada por la Gobernación de Antioquia utilizando el nombre y el documento de identidad expedido al Señor Darío de Jesús Henao, identificado con cédula de ciudadanía 8'229.509 de Medellín, Antioquia, quien para la época de la recompensa…", --óigase bien--, "…había fallecido", o sea que la Gobernación de Antioquia le pagó la recompensa por la muerte de Juan Pablo a una persona fallecida, otro hecho más, señores de la Fiscalía, para que tomen atenta nota.

Bueno, cuando digo que en la zona de San Roque reinaban los paramilitares no estoy haciendo frases.   Había un pleno control territorial de los paramilitares.    Esto es de la historia que se ha conocido a través de [la Ley de] Justicia y Paz claramente.  En la población de Cristales, que queda a ocho kilómetros de Hacienda Guacharacas, los paramilitares montaron una base de operaciones y dos escuelas de formación paramilitar: una en la Hacienda Corazón y otra en la Hacienda Percherón.   Ahí llevaban a formarse sus tropas.   En la cancha del pueblo Cristales --ustedes ven en la imagen la entrada que queda al borde de la carretera, es decir, estamos al lado de la Hacienda Guacharacas: ahí queda la entrada a Cristales--, en la cancha de Cristales los paramilitares ejecutaban gente.   Tenían un retén en la entrada del pueblo, y digamos, como si las cosas no fueran lo suficientemente dantescas, la propia…el propio aviso de entrada a Cristales, que queda a ocho kilómetros, repito, de Guacharacas, dice: "Pueblo de la cordialidad cristalizado de alegría, esperanza y paz".  Pues bueno, eso puede ser que hoy sea cierto, pero a finales de los años 90 Cristales era un infierno.  Era el sitio donde tenía su base de operaciones el Señor alias Rodrigo Doble Cero, el señor alias Jota.   Allí estaban las Convivir.  Allí estaba ni más ni menos que un imperio que gobernaban los señores paramilitares, y yo pediría a la Fiscalía General de la Nación que se investigue en los archivos las declaraciones que se han [debe ser "ha"] hecho en Justicia y Paz, porque Cristales era una de las bases de operaciones del Bloque Metro.   Eso, repito, ya hoy es una historia suficientemente conocida.

e igual en San José del Nus.  Aquí está la Estación de Policía de San José del Nus.   También fuimos a visitarlo.  Foto de la Estación de Policía…bueno, ahí.  [Otra vez habla con quien  está manejando la proyección de las imágenes.]   Ahí los habitantes dicen que los paramilitares se paseaban como Pedro por su casa.   También la tenían convertida en una base de operaciones, y todo esto ocurría sin que el gobernador de Antioquia, sin que el General Manosalva, sin que otros funcionarios públicos se dieran por enterados de semejante situación.  Todos los días ocurrían masacres, todos los días la prensa daba cuenta de ellas, y nadie hacía absolutamente nada.

Otra historia más de éste largo prontuario: la creación de la Convivir El Cóndor.   Como se sabe, el Gobernador Álvaro Uribe Vélez --siguiente imagen--, decidió que las empresas de seguridad Convivir eran la mejor estrategia para garantizar la seguridad ciudadana.   Bueno, no voy a hacer toda la historia de todos los ires y venires de las Convivires, pero esta en particular es la que funcionó en San Roque y que tiene, como ustedes verán ahí, la autorización de la gobernación con la Resolución número 42378 de noviembre de 1996.

Bueno, resulta que la Convivir El Cóndor tuvo una historia en la cual terminó fusionada con el grupo paramilitar o los grupos paramilitares de la zona.   Tres miembros de la Convivir El Cóndor --su presidente o director, alias Tubo, el Señor Villegas, la tesorera, la Señora María Patricia Trujillo Saldarriaga, alias Clara Mejía, y el Señor Álvaro Sepúlveda Bueno--, resultaron paramilitares.   La contabilidad de la Convivir El Cóndor apareció abundantemente en los libros que se decomisaron [es "decomisó"] en el Parqueadero de Padilla, en el cerebro financiero de las Autodefensas Unidas de Colombia.

La señora Clara Mejía, o alias Clara Mejía, la tesorera…se le absolvió de todo cargo, señores de la Fiscalía, pero posteriormente ella, por voluntad propia, decidió apelar a la justicia para desmovilizarse.    Se desmovilizó la señora: "Manifiesto mi voluntad y deseo de acogerme al otorgamiento de los beneficios jurídicos establecidos en la Ley de Justicia y Paz, lo anterior en atención de ser desmovilizada del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia en acto que dejaron las armas efectuado en la población de Remedios, Antioquia. 12 de diciembre de 2005."

Aquí tenemos….   Podrías mostrar la siguiente imagen.  An-…antes, antes.  ¡Aj, bueno!  Tal vez esa se nos escapa, pero aquí la tenemos.   Eee…tenemos la respuesta al derecho de petición que hicimos a la Alta Consejería Presidencial para la Paz, donde están debidamente certificados que se desmovilizaron la Señora Patricia Trujillo Saldarriaga, el Señor Jacinto Alberto Soto Toro --también preguntamos por él, alias Lucas--, y…ee…eee…bueno, son ellos dos los que aparecen en las actas de desmovilización.

El señor Luis Alberto Villegas Uribe, alias Tubo, el que dirigía la Convivir…bueno, fue también investigado.    Lo investigaron porque había numerosas interceptaciones telefónicas entre su empresa, Lácteos El Paisa, con el Parqueadero de Padilla.   Hubo un allanamiento en el…el día 4 de junio de 1998 y se encontró armamento de miembros de El Cóndor, escritura de negocios con los hermanos Uribe Vélez.    El juez absolvió a los hermanos Villegas --perdón--, al Señor Villegas y la Fiscalía no apeló el fallo, pero luego…luego la suerte del Señor Luis Alberto Villegas, alias Tubo, se va a definir, y ya veremos como.

En la Hacienda Guacharacas, además de todo esto, funcionó el Cartel de la Gasolina. Como lo hemos dicho, la hacienda tenía, o por la hacienda pasa un poliducto.  El señor Pablo Hernán Sierra, de…comandante del Cacique Pipintá, llegó en el año 1998 y se le ocurrió la idea de que lo mejor para nutrir las finanzas de los grupos paramilitares de la zona era "pinchar", entre comillas, es decir, ponerle unas válvulas al poliducto y sacar de ahí abundante gasolina.   El señor dice en su declaración que se sacaban [es "sacaba"] hasta 20 carrotanques por noche.   Imagínense ustedes la fiesta de la gasolina que había en la Hacienda Guacharacas en ese entonces.  Él desarrolló ese negocio, de manera que ellos se quedaban con el 40%.  El Señor Sierra, el Señor Villegas y el Bloque Metro de las Autodefensas, que ya funcionaba en la población de Cristales, es decir en la vecindad, se quedaba con el 60% de lo robado.

Bueno, el Señor Pablo Hernán Sierra se fue a crear el Bloque Cacique Pipintá en el departamento de Caldas y quedó al mando de…el Cartel de la Gasolina el Señor Luis Alberto Villegas Uribe, quien, repito, en esa época obtuvo el alias de Tubo, por ser el principal usufructuario, precisamente, del tubo.   Mostremos el tubo.   Ahí está el Señor Juan Monsalve y atrás se puede ver el tubo del poliducto, y de ahí, en alguna parte de la extensa Hacienda Guacharacas, se extraía la gasolina, pero también en la Hacienda Guacharacas hubo un laboratorio de cocaína, lo que llaman una "cocina".  Esas son declaraciones del Señor Monsalve, y tenemos otra declaración, de otro proceso, un testigo con reserva de identidad, clave 001, en un proceso que está en la Justicia Especializada, que habla de tres laboratorios de cocaína en la población de Cristales.

Pues bien, tanto abusar del tubo [comienza a sonar muy cómico lo del tubo] y tanto llevarse la gasolina generó una disputa entre el Bloque Metro y el creciente influjo de…el Bloque Central Bolívar, dirigido por el Señor Rodrigo Pérez Alzate, alias Julián Bolívar, hasta el punto en que entraron en competencia y en enemistad ambos bloques paramilitares.   Es lo que se conoce como "la Guerra Contra el Bloque Metro".  Una parte de esa guerra se llevó a cabo en Medellín.   Allí fue alias Don Berna el que, junto a la Banda La Terraza, exterminó a los señores del Bloque Metro, pero hubo una guerra rural en la cual el Bloque Central Bolívar exterminó a los señores del Bloque Metro.

Entre esos enfrentamientos el señor Luis Alberto Villegas Uribe --allí está la imagen del Señor alias Julián Bolívar--, decidió cambiarse de brazalete y pasar del Bloque Metro al Bloque Central Bolívar, y le prometió al Señor Julián Bolívar que no iban a seguir en ese negocio tan inequitativo y que él iba a respetar la jerarquía del Señor Julián Bolívar.

Conclusión: el Señor Julián Bolívar, en declaración que hizo el 23 de septiembre de 2009, reconoce que mandó a matar al Señor Luis Alberto Villegas Uribe, alias Tubo.   Palabras textuales del Señor Julián Bolívar: "Después de la guerra con el Bloque Metro y la redistribución del territorio prohibí el hurto de combustible en el sector de San José del Nus, de la [sic] cual el Señor Villegas recibía excelentes dividendos.   Por éste motivo le di la orden, pero él hizo caso omiso a mi determinación y continuó con el negocio ilícito, principalmente para suplir la demanda de su propia estación de servicio."

Conclusión: en diciembre del año mil no-…perdón, en diciembre del año de 2004 el Señor Luis Alberto Villegas Uribe fue asesinado en la bomba de gasolina --fotografía, por favor--, porque como todo en San José del Nus….     La bomba de gasolina que ustedes ven allí, en una de cuyas dependencias, en la parte de atrás, fue asesinado el señor Villegas Uribe…allí, en diciembre, se llevó a cabo el asesinato del Señor Villegas Uribe.

Bueno, más sobre esta historia --ya vamos a terminar--, el Señor Álvaro Uribe Vélez, lo hemos dicho, mantuvo relaciones con la familia Villegas y con la familia Gallón Henao: relaciones comerciales, relaciones políticas.  El Señor Juan Guillermo Villegas Uribe lo invitaba con frecuencia a actos electorales en San José del Nus, y especialmente el Señor Monsalve recuerda uno de ellos en el año 2001, cuando el Señor Uribe Vélez era candidato a la presidencia.  Dice el Señor Monsalve que llegó Uribe a San José del Nus, se hizo una manifestación donde estaban presentes los paramilitares y que para el momento en que debía salir el entonces candidato a la presidencia se produjo un hecho que no estaba en ningún cálculo, y es que el helicóptero en el que venía se les varó.   Conclusión, dice el Señor Monsalve, tuvimos que escoltar al señor candidato a la presidencia en unos vehículos hasta la población de Barbosa.    Por favor escuchemos lo que dice el señor Monsalve sobre ese particular.

Sonido de audio:

…le hicimos mucha política a eso.   Usted sabe que Don Juan y Luis Villegas y el Bloque Metro puso los carros para sacar las gentes de las veredas, y todos los carros.   Ahí fue donde puse…pintaron las paredes que decía "Álvaro Uribe -- AUC -- a la Presidencia", que Don Juan me mandó una vez y me dijo que…y me dio unos tarros de aerosol pa'que borrara eso porque se estaba metiendo en problemas.   Me dijo que Uribe se estaba metiendo en problemas…que Alvaro Uri-…por eso, porque le estaban dando mucha prensa a eso, y me tocó borrar eso, pasar por las…todas las paredes de…de… de…donde decía "Álvaro Uribe a la Presidencia", y prácticamente a él…a él lo…lo montamos fueron los…los…nosotros las Autodefensas.  El iba y hacía campaña allá en….   Fue e hizo campaña en San José del Nus y el helicóptero no despegó y nosotros fuimos y lo llevamos hasta…hasta Barbosa…en los carros de…de Villegas y…íbamos todos con él: Don Juan, Luis Villegas y….

Continúa el Honorable Representante Iván Cepeda Castro:

[Repite lo escuchado, con unos pocos cambios:]  "(…) el Bloque Metro puso los carros para sacar [a] la gente de las veredas (…).  Ahí fue donde (…) pintaron las paredes que decía "Álvaro Uribe -- AUC -- a la Presidencia", que Don Juan me mandó una vez y (…) me dio unos tarros de aerosol para que borrara eso porque se estaba metiendo en problemas.   Me dijo que Uribe se estaba metiendo en problemas, que Alvaro Uribe se estaba metiendo en problemas por eso, porque le estaban dando mucha prensa a eso, y me tocó borrar (…) pasar por todas las paredes donde decía "Álvaro Uribe -- AUC -- a la Presidencia", y prácticamente a él lo montamos fue nosotros, las Autodefensas.  El (…) hizo campaña en San José del Nus y el helicóptero no despegó y nosotros (…) lo llevamos hasta Barbosa en los carros de Villegas.  Ibamos todos con él."  

No tenemos la fecha de ese acto electoral, pero yo recomendaría vivamente que se investigue con quien iba el señor candidato a la presidencia en ese momento.   Bueno pero no…digamos, no es un hecho del pasado.  Como yo decía, los señores Villegas controlan San José del Nus.    Aquí está una [imagen] del…de la pasada campaña, que no digo que haya sido escoltada…tal vez esta no fue escoltada por los paramilitares.    Es un acto de campaña del 2011.    Aquí, en la página de un candidato, el Señor Carlos Mario --no tengo el apellido--, Carlos Mario…dice, "a la gobernación"…aparece reseñada en su página de campaña: "Este vibrante acto matizado por aplausos, consignas y vivas fue organizado por Juan Guillermo Villegas y en él estuvieron los ex ministros del Interior, Fabio Valencia Cossio y el Jefe de Debate de la campaña, y el ex Ministro de Transporte Andrés Uriel Gallego."    Esto en San José del Nus y con la presencia del ya ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Ahora, era difícil que en San José del Nus el candidato no se diera cuenta de lo que estaba ocurriendo.   Yo pido una imagen de esa época: una ciudadana en San José del Nus que tiene a sus espaldas las pintas que eran frecuentes.   Bueno, no están las pintas que borró o que dice que borró Monsalve, pero hay otras que dicen "Bloque Central Bolívar".    En esa época era frecuente.    No era nada distinto a la realidad lo que ocurría, y el Señor Pablo Hernán Sierra además complementa, y él dice que ayudó también en el año 2002 en la campaña del Señor Álvaro Uribe Vélez, con una subasta ganadera en la Bocana --esto me imagino que es en Caldas--, y le prestó seguridad, él y sus hombres del Cacique Pipintá, cuando tuvo un acto político allí.

Bueno, el Señor Juan Guillermo Villegas, para ir terminando ya --esto es lo último--, es un hombre que también está implicado en otros hechos.  Aquí está la desaparición del Señor Gustavo Hernán Arenas, un hombre que prestó su servicio militar y estuvo en el Sinaí, joven miembro de la Fuerza Pública.   Llegó a Providencia y fue objeto de desaparición forzada puesto que se le estaba acusando de ser uno de los informantes… uno de los informantes que permitió la muerte de su hermano Luis Alberto Villegas Uribe.  Ahí está la denuncia de la desaparición forzada del Señor Arenas, y estos hechos se prolongan hasta el día de hoy. El Señor Iván Arboleda, que es uno de los que menciona Monsalve como parte del grupo que funcionó en Guacharacas, pues fue muerto en una acción de la Policía el día 25 de marzo de 2012, señores de la Fiscalía General.  El Señor Arboleda tenía un grupo que se hacía denominar como parte de la banda de Los Urabeños.   Aquí está la nota periodística que muestra que el pasado mes de marzo el Señor Jorge Iván Arboleda, líder de Los Urabeños, fue muerto en una acción de la Policía.

En conclusión, señoras y señores, Señor Fiscal, Señor Ministro de Justicia, señores Viceministros, señoras y señores parlamentarios, en éste debate hemos mostrado con claridad que hay un conjunto de hechos que son difícilmente refutables.

Primero, en la Hacienda Guacharacas tenía base un grupo paramilitar que dio origen al Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia y del cual hacía parte el paramilitar Juan Monsalve, trabajador de la hacienda y a quien… y a quien se intentó asesinar el 23 de marzo de 2012 en la cárcel de Cómbita, año en el cual…1996, año en el cual surgió el grupo allí o tuvo lugar el grupo allí, los señores Uribe Vélez eran sin lugar a dudas dueños de la hacienda.

Segundo, los copropietarios de la Hacienda Guacharacas y socios comerciales y políticos de los hermanos Uribe Vélez, Santiago Gallón Henao, Luis Alberto Villegas, fueron miembros activos, señores de la Fiscalía, los señores Gallón Henao y el Señor Villegas fueron miembros activos de los grupos paramilitares cuando eran socios de los señores Uribe Vélez, entonces eso no es simplemente una amistad, no es simplemente un negocio: es un concierto para delinquir.  Lo que tenían los señores Gallón y los señores Villegas con los señores Uribe Vélez era un concierto para delinquir, para decirlo claramente.

Tercero, en el municipio de San Roque, donde está ubicada la hacienda, existió la Convivir El Cóndor, que contó con la autorización del Gobernador Álvaro Uribe Vélez, algunos de cuyos miembros pertenecieron a las Autodefensas Unidas de Colombia, se desmovilizaron y fueron condenados por concierto para delinquir, entre otros delitos, todos estos señores bajo la dirección del Señor Luis Alberto Villegas Uribe, alias Tubo.

Cuarto, en 1996 se perpetraron [debe ser "se perpetró"] crímenes como la masacre de los ocho comerciantes, la ejecución del jefe guerrillero alias Juan Pablo, los asesinatos de…el Señor Darío Granda, de los señores Ceballos, acusados de ser cómplices del incendio de la casa principal de la Hacienda Guacharacas, y otros actos criminales que presuntamente habrían contado con la anuencia del gobernador de ese entonces, Álvaro Uribe Vélez, y su hermano Santiago Uribe Vélez.   La Gobernación de Antioquia pagó al parecer una recompensa por la muerte del guerrillero Juan Pablo a una persona que la justicia demostró que estaba muerta.

Quinto, en 1996 se perpetraron una serie de masacres contra pobladores de San Roque, Providencia, San José del Nus, Cristales, sin que el Gobernador Álvaro Uribe Vélez tomara acciones para contrarrestar esa escalada de violencia, y por el contrario, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, justificara o fuera anuente a esa clase de acción criminal.

Sexto, en la Hacienda Guacharacas habría funcionado el Cartel de la Gasolina y una "cocina", o mejor, un laboratorio para la producción de drogas ilícitas.

Séptimo, en el corregimiento de Cristales, distante a ocho kilómetros de la Hacienda Guacharacas, se estableció la base de operaciones del Bloque Metro y dos escuelas de formación paramilitar, al menos tres laboratorios de cocaína, sin que se haya producido una acción para erradicar ese control territorial del Bloque Metro.

Octavo, en 2001, según testimonios que hemos ya mencionado, al parecer el entonces candidato a la presidencia Álvaro Uribe Vélez habría participado en un acto político de campaña electoral en la [sic] que, estando en la población de San José del Nus, se hallaban presentes paramilitares y habría sido escoltado por ellos en su salía…salida por vía terrestre.

Por lo tanto mi conclusión de éste debate es que, señores de la Fiscalía, me permito presentar ante ustedes denuncia penal contra los señores Álvaro Uribe Vélez, Santiago Uribe Vélez, Juan Guillermo Villegas Uribe, Santiago Gallón Henao, por los siguientes presuntos delitos: homicidio agravado, desaparición forzada, tortura, concierto para delinquir, falsedad ideológica en documento público, prevaricato por omisión, apor-…apoderamiento de hidrocarburo y sus derivados, tráfico, también, de hidrocarburo, fabricación o porte de estupefacientes, y con esto voy a terminar, destinación ilícita de muebles o inmuebles, abuso de autoridad.

Entrego esta denuncia penal a ustedes. Sé que se han [debe ser "ha"] abierto algunas investigaciones sobre el presente caso, pero considero que los cargos y los tiempos de esas investigaciones son claramente insuficientes, y repito, la vida de quienes han dado estas declaraciones corre hoy peligro. Muchas gracias, Señor Presidente.

Dirección de la sesión por la Presidencia (Doctor Albeiro Vanegas Osorio):

Invitamos al Señor Ministro de Justicia, el Doctor Juan Carlos Esguerra Portocarrero, para que haga uso de la palabra.

Palabras del Señor Ministro de Justicia, Doctor Juan Carlos Esguerra Portocarrero:

Señor Presidente, muchas gracias.   Honorables señoras y señores representantes, Señor Director de Fiscalías, Señor Viceministro, señoras y señores: lo mío será muy breve, entre otras cosas porque aquellos puntos del debate, muy interesante, muy profundo, muy completo que ha planteado el Honorable Representante Cepeda, que tocan con el Ministerio de Justicia y del Derecho, son muy breves, muy puntuales, muy específicos y en relación con ellos he dado respuesta por escrito, como corresponde, y procedo a darla verbalmente en el curso de la presente audiencia.

Se trata de la respuesta sobre que ha hecho el Ministerio de Justicia y del Derecho y que ha hecho aquella dependencia descentralizada adscrita a él, el INPEC, para efectos de garantizar la seguridad de los internos de la cárcel de Cómbita, señores Pablo Bernal García y Juan Guillermo Monsalve, en relación con los cuales existen denuncias, rumores, inquietudes acerca de la seguridad personal de ellos y de riesgos que podrían estar corriendo.

Sobre ese particular debo decir que, en efecto, se recibió la denuncia que vino desde Washington en su momento, a finales del año pasado, y proveniente de los señores dignatarios de Human Rights Watch, como se han [debe ser "ha"] recibido varias comunicaciones y varios derechos de petición, casi todos ellos suscritos por el Honorable Representante Iván Cepeda.   Desde luego, ninguno de ellos ha caído en el vacío, sino en terreno fértil, y han caído en terreno fértil porque se trata por supuesto de denuncias que nos preocupan, de denuncias que se refieren a riesgos posibles de seguridad de seres humanos privados de la libertad en la cárcel de Cómbita.   Sobre ello se han [otra vez, debe ser "ha"] tomado las siguientes determinaciones: la determinación número uno, solicitar el concurso de la Policía y el de las dependencias especializadas del INPEC para efectos de que ellos hagan el estudio de seguridad correspondiente para verificar que tan cierto es que están en riesgo estas personas, que tan cierto son los hechos que se han ["ha"] puesto en conocimiento de las autoridades y por ende que tan comprometida está la situación de seguridad de estas personas.

Hechas estas investigaciones se ha encontrado con que el riesgo no estaba en la cárcel misma en donde ellos se encuentran.   Inclusive, uno de ellos ha señalado que su preocupación está cuando se lo traslada de una cárcel a otra para efectos de atender, como corresponde que atienda, citaciones en despachos de la Fiscalía o de los juzgados.    El INPEC ha tomado las previsiones necesarias, los ha trasladado de cárcel para efectos de garantizar que se encuentren en buena condición, que se encuentren a buen recaudo.   Están hoy día en la cárcel de Cómbita, que es aquella cuyas medidas de seguridad nos dan la mayor tranquilidad posible y por consiguiente las mejores posibilidades para atender esas necesidades y esos requerimientos de estos reclusos.   Ellos inclusive han reconocido que se sienten seguros en la cárcel de Cómbita, que sienten que los riesgos que los tenían preocupados no los tienen mientras están en la cárcel de Cómbita, que su preocupación fundamental está cuando transitan por La Picota rumbo a los lugares en los cuales, generalmente en Medellín, si yo no ten-… recuerdo mal…cuando transitan hacia Medellín para efectos de atender las citaciones que les hacen los despachos judiciales y los despachos de la Fiscalía en Medellín.  Hemos tomado las precauciones necesarias para que, cuando tienen lugar  esos…ee…esas estancias muy breves de ellos en La Picota rumbo a Medellín no haya riesgos de ninguna naturaleza.

Por otro lado, hemos recibido también el planteamiento de denuncias que se refieren a riesgos que podría haber en relación con las familias de estos dos reclusos.   Por supuesto ese no es asunto que pueda manejar directamente el Ministerio del Interior y de Justicia, pero no nos limitamos a decir simplemente que no es tema del resorte del Ministerio del interior y Justicia sino que estamos poniendo estas denuncias en conocimiento de las autoridades competentes, concretamente, uno, la Policía Nacional, para efectos [de] que la Policía Nacional haga el estudio de seguridad, y en caso de considerarlo necesario, adopte las medidas que requiera la seguridad de las familias de estas personas, y en segundo lugar, aquella agencia del Estado que depende hoy del Ministerio del Interior, agencia que se encarga de velar por la seguridad de aquellos ciudadanos que por una razón o por otra están en particular condición de riesgo, superior a aquella que tienen los demás ciudadanos.

Es, Señor Presidente, es, Honorable Representante Cepeda, es, señoras y señores representantes, lo que hemos hecho, la forma como hemos venido atendiendo desde el principio y a lo largo de todo éste tiempo el conjunto de denuncias y de peticiones que nos han sido formuladas.   Es el cumplimiento de nuestro deber tal como lo entendemos. Afortunadamente hasta ahora no hemos tenido una concreción de esos riesgos.   Esperamos que no se dé, pero por supuesto seguiremos atentos a asegurar hasta donde sea humanamente posible, de parte de las instancias que dependen del Ministerio del Interior y Justicia, las…la seguridad de los reclusos García y Monsalve para efectos de poder darles a ellos, a sus familias y a los colombianos la tranquilidad de que no están en una condición comprometida y que si llegaren a estarlo tomaremos de nuevo las medidas adicionales que fueren necesarias, aparte de las que ya hemos tomado, para efectos de verificar que no tengan riesgo ninguno, de manera que de esta forma quedan, Señor Presidente,  respondidos los interrogantes que han sido planteados al Ministerio a mi cargo y la referencia que hacemos respecto de la tarea que han cumplido el Ministerio del Interior y de Justi-… del…Ministerio de Justicia y del Derecho y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario respecto de las obligaciones a su cargo. Muchas gracias, Señor Presidente.

Dirección de la sesión por la Presidencia (Doctor Albeiro Vanegas Osorio):

Muchas gracias, Señor Ministro de Justicia, Doctor Juan Carlos Esguerra Portocarrero.    Corresponde, de acuerdo con el cuestionario que ha planteado el Doctor Iván Cepeda Castro…el tema que corresponde a la Fiscalía General de la Nación.   Como ya lo había dicho al inicio de éste debate de control político, no está presente… no está presente el Fiscal General de la Nación, pero en su representación está el Doctor Néstor Armando Novoa Velásquez, quien es el Director Nacional de Fiscalías y quien habla en nombre de la Fiscalía General de la Nación.   Tiene usted la palabra doctor Néstor Armando Novoa.

Palabras del Señor Director Nacional de Fiscalías, Doctor Néstor Armando Novoa Velásquez:

Tengan muy buenas noches…eee…Señor Ministro, buenas noches, Viceministro, integrantes de la Mesa […Directiva de la Cámara, o sea, presidente y vicepresidentes, que son dos, el primero y el segundo, pero generalmente está presente únicamente uno de esos tres individuos --van y vienen y se turnan en el decurso de una misma sesión--, y cuando se trata de un vice se lo apostrofa llamándolo "presidente"]…reiterar nuevamente…ee…unas respetuosas excusas del Doctor Eduardo Montealegre Linett, Fiscal General de la Nación, por su inasistencia a esta invitación.   Él tenía una agenda, la verdad, bastante apretada y decidió que no podía y delegó en mí esta intervención.   Siguiendo la senda trazada por el Ministro, mi intervención es muy, muy breve, muy resumida, básicamente porque el Doctor Iván Cepeda ya tiene…eee…la respuestaal cuestionario, y yo quiero resumirlo básicamente en cinco puntos.

El primero, la seguridad de los señores Monsalve y Sierra, que se le reclama a la Fiscalía.   Eee…el punto es muy sencillo: la Fiscalía no puede, a través de la Oficina de Protección, brindarles la seguridad porque, como se encuentran privados de su libertad individual en cárceles nacionales, la protección le corresponde es al Instituto Nacional Penitenciario, de tal manera que cuando elevamos la consulta en la Oficina de Protección la respuesta fue negativa, por esta potísima razón.

En segundo lugar, estos mismos…testigos…la Fiscalía los ha abordado en un par de casos que han sido objeto de denuncia por parte del Doctor Cepeda, y ellos se han negado a ser entrevistados aseverando que no tienen…ee…seguridad para hacerlo, y algo que nos llama la atención es que uno de ellos indica que no le rinde la entrevista al Cuerpo Técnico de Investigación [el CTI, ya mencionado por Cepeda] de la Fiscalía General de la Nación y otro afirma que solamente lo haría cuando la CIDH [Corte Interamericana de Derechos Humanos] lo proteja a él y a su familia, de tal manera que aquí nos toca aplicar esas dos máximas de derecho que nos resuelven muchísimos problemas de la vida, y es que a lo imposible nadie está obligado, y el límite del deber jurídico es la imposibilidad de cumplirlo, pero estamos allí trabajando con ellos.  De hecho, en el día de ayer había una entrevista que nuevamente fue aplazada.   Nos quedó para el día 19 del…del cursante mes.   Vamos a esperar.   En esta ocasión el Fiscal se va a desplazar a la cárcel.   Yo creo que vamos a tener un buen resultado.

Todas las denuncias…ee…que han llegado a la Fiscalía por distintas vías sobre éste tema las tiene la Fiscalía..ee…radicadas, asignadas a fiscales, con programa metodológico en los casos de Ley 906, y con órdenes a la Policía Judicial.  Esas investigaciones han sido objeto, en varias ocasiones, de comités tecnicojurídicos que permiten, justamente, materializar la propuesta del Doctor Cepeda en el sentido de hacer éste tipo de investigación en contexto, para ultimar detalles y entonces buscar comunes denominadores y así poder sacar el mejor provecho de éste tipo de…de investigaciones, y justamente, producto de esta revisión que hizo la Dirección Nacional de Fiscalías, Doctor Cepeda, el 9 de abril se acaba de reabrir la investigación por desaparición forzada, siendo víctima Luis Enrique Serna Henao, entonces esta es una nueva historia que se retoma y la Fiscalía está ordenando nuevamente a los investigadores retomar la senda de esta investigación.

Creo que con estos cinco puntos..ee…estoy abordando casi que el…o no "casi": el 100% de…del cuestionario que fue enviado a la Fiscalía.  Agradezco la gentileza que han tenido de escucharme en esta noche, y gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia (Doctor Gilberto Bayardo Betancourt Pérez):

Muchas gracias.  Tiene el uso de la palabra, en éste sentido, de acuerdo a los inscritos, la representante por el Partido Verde, la Doctora Ángela María Robledo.

Palabras de la Honorable Representante Ángela María Robledo Gómez:

Gracias…gracias, Señor Presidente.   Pues al mirar éste escenario del Salón Elíptico, si bien sabemos que tenemos transmisión por televisión, pensaba en esto que se dice, que "Roma arde y Nerón toca la lira" [pero no es cierto que se hubiera puesto a hacer eso durante el incendio], y lo digo porque la exhaustiva, rigurosa y dolorosa presentación que nos hace el Representante Iván Cepeda ameritaría que todos los representantes a la Cámara estuviéramos escuchando, porque viendo éste escenario recuerdo también, compañeros y televidentes, los primeros debates que se hicieron en el Senado, hace algunos años, sobre el paramilitarismo y la parapolítica, y recuerdo, cuando veía yo estas transmisiones por televisión, como se decía que esto era una leyenda, que aquí no había sino un cúmulo de mentiras, que eran las historias narradas por la oposición, y ya hemos visto lo que pasó.  [Se refiere a la "parapolítica": la Corte Suprema de Justicia inició investigaciones a unos 70 congresistas, o sea, algo así como la cuarta parte del total, por posibles relaciones con los paracos y hubo muchas condenas a varios años de cárcel.   Se comprobó lo que había dicho el jefe paraco Salvatore Mancuso: que la tercera parte del Congreso estaba a sueldo de esos matones, algo a lo que luego se refiere Germán Navas Talero en éste debate.]

Entonces lo primero que quiero expresar es mi preocupación por lo que ocurre aquí.  Aquí se está hablado de lo que ocurrió en una zona en el país.   Aquí se está denunciando lo que puede ser la vinculación de personas que tuvieron que ver con el destino de Colombia durante muchos años, y no pasa nada.   Oigo la respuesta del Ministro, que creo que ya se retiró, y me pregunto --seguramente el Representante Iván Cepeda le va también a preguntar--, que ocurrió en Cómbita con Monsalve.   No es suficiente la respuesta que da el Ministro.   Son respuestas burocráticas y generales que no nos dicen de manera contundente y clara como vamos a evitar que pase algo con estas dos personas que se arriesgaron a denunciar lo ocurrido hace algunos años en Colombia.

Quiero entonces, primero, decir en éste escenario que el Representante Iván Cepeda encarna hoy lo que algunos llaman "el coraje de la verdad".   Iván es una persona totalmente amenazada, y seguramente una situación como esta lo pone en mayor riesgo, pero eso implica encarnar la verdad en Colombia, y tenemos la responsabilidad de cuidar la vida de Iván Cepeda y de todas las personas que se arriesgan a contar la verdad en Colombia.

En segundo lugar, Señor Presidente, aquí el lunes escuchamos a cerca de 30 víctimas y en muchas de ellas estaban los relatos de lo ocurrido con la guerrilla, con las Fuerzas Militares y con el paramilitarismo.  Pues hoy estamos aquí con la posibilidad de aclarar que ha pasado, cual es la verdadera verdad --permítame que lo…que sea tan redundante con respecto al paramilitarismo--, y cual es la responsabilidad de estas personas que han estado al frente de gobernar un país, hoy adolorido y desgarrado y con tanto "tapen tapen", como ocurre muchas veces, y en tercer lugar, una constancia que pido, que… [le desconectan el micrófono como lo hacen los técnicos encargados habiendo transcurrido el intervalo de tiempo permitido para intervenir]…ya termino, Señor Presidente.  A propósito del tema del paramilitarismo comentaba con el Representante Carlos Amaya que nos han hecho llegar inquietudes algunos estudiantes de la Universidad…de la UIS, de la Universidad Industrial de Santander, con lo que pueda pasar con la…el nombramiento del nuevo rector.   El rector actual, al menos ha tenido acusaciones de vínculos con paramilitares.  Tiene la obligación el rector actual de aclarar lo ocurrido y tiene la obligación el Ministerio de Educación de investigar a profundidad, porque sabemos que hay un interés en el rector actual de volverse a elegir como rector de la UIS.

Este paramilitarismo ha sido quizá una de las mayores pestes en Colombia porque aquí hubo vínculos de las Fuerzas Militares con estas fuerzas irregulares, y si queremos, como lo decíamos el lunes, que éste país haga un tránsito hacia la reconciliación y la paz, eso debe pasar por conocer la verdad.

Por supuesto, escuchando también al Coordinador [sic] de Fiscalías…perdóneme, Coordinador de Fiscalías, pero tampoco sus respuestas dejan nada claro.  Por supuesto que sabemos que hay reserva del sumario, pero tenemos muchas quejas y muchas preguntas por lo que ocurre con los tiempos tan largos, tan absolutamente…fo-…de falta de claridad [sic] con éste tipo de investigaciones.   De esto se viene hablando hace mucho tiempo en Colombia, y la pregunta es: ¿cuáles son las acciones de la Fiscalía, y cuál es la pertinencia y la celeridad para que el país conozca la verdad?

Quiero entonces, como digo, terminar felicitando a Iván Cepeda por su valentía, a Iván Cepeda por atreverse a pararse frente a los poderosos y decir algo que tiene que ser demostrado, por supuesto, por la justicia, pero que arranquen esos procedimientos de la justicia para que accedamos a la verdad en Colombia.   Gracias, Señor Presidente.

Dirección de la sesión por la Presidencia (Doctor Albeiro Vanegas Osorio):

Hay cuatro honorables representantes más en la lista de oradores, a quienes les daré la palabra, y entrará a concluir esta citación el honorable representante citante, Iván Cepeda Castro.  Antes…antes permítanme, honorables representantes, un minuto para anunciar un proyecto con el objeto de que no… pueda ser tratado en la próxima sesión.   Señora Secretaria Flor María [se equivoca en el nombre], por favor anuncie ese proyecto.

La Secretaria General informa (Doctora Flor Marina Daza Ramírez):

Sí, Presidente.  Se anuncia el siguiente proyecto para la sesión plenaria del día 17 de abril o para la siguiente sesión plenaria en la cual se debatan [debe ser"debata"] proyectos de ley o actos legislativos, de acuerdo al Acto Legislativo 1 de julio 3 del 2003 en su artículo octavo.

Proyecto para segundo debate: Proyecto de ley número 147 de 2011 Cámara por la cual se expide el Régimen Para los Distritos.   Ha sido anunciado el proyecto de ley, Señor Presidente.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Muy bien, Señora Secretaria.  En su orden están los representantes Hugo Velásquez [del Partido Liberal], Alba Luz Pinilla [Polo Democrático Alternativo, único de oposición], Gloria Stella Díaz [del movimiento político MIRA, Movimiento Independiente de Renovación Absoluta, nombre que no revela su naturaleza: es de "evangélicos", devotos fundamentalistas de los que toman la Biblia al pie de la letra (su intervención fue de las últimas y la suprimí por no estar relacionada con el debate, y su indiferencia ante el debate sí que revela mucho acerca de esa gente)], Wilson Arias [PDA] y Germán Navas Talero [igual].   Tiene la palabra el Doctor Hugo Orlando Velásquez Jaramillo.

Palabras del Honorable Representante Hugo Orlando Velásquez Jaramillo:

Gracias, Presidente. Un saludo al Señor Ministro de Justicia, al Doctor Armando Novoa, Director de Fiscalías y al Señor Vicefiscal General de la Nación.

Yo creo que lo expuesto por el Doctor Iván Cepeda, además de conciso, serio y casi que irrefutable, debe servir como reflexión, y si bien es cierto que aquí se nota cierta indiferencia, hasta el punto de que yo no veo quienes puedan defender lo indefendi-…indefendible, que surge de lo expuesto por el Doctor Iván Cepeda, pero que también en cierta manera hay que decir que la Fiscalía, como lo anotaba la Doctora Ángela Robledo, no ha sido muy convincente en sus explicaciones, y eso puede comprenderse porque no olvidemos que todos estos episodios tuvieron que ver con la gestión del ex fiscal Osorio, a quien hoy la Comisión de Acusaciones debe adelantarle las indagaciones por la forma como él permitió, o por la forma, mejor, en que él puso la Fiscalía al servicio del paramilitarismo, pero yo sí voy a hacer una exposición profundamente reflexiva sobre la violencia en…que nosotros hemos vivido en los últimos meses.

Veíamos a lo largo de la Carrera Séptima, el día lunes 9 de abril, letreros alusivos a víctimas de todos los grupos armados.  Aquí, ante éste recinto, con igual o similar indiferencia de parte de algunas bancadas, también escuchamos a cen-…a decenas de víctimas que también eran de todos los actores políticos.  Aquí hay un centro evidente. Las víctimas de todas las clases sociales deberían ser el motivo de reflexión sobre a donde vamos a ir, no sólo para que respondan quienes han sido causantes de esta violencia, sino también para resarcir definitivamente a las víctimas.

Yolombó es el punto de partida de la brillante exposición del Doctor Iván Cepeda.   Yo he escuchado de Yolombó, por ejemplo, que fue la tierra de Tomás Carrasquilla y La Marquesa de Yolombó, que es la novela costumbrista más importante de éste escritor antioqueño, pero uno está lejos de imaginar, leyendo a Tomás Carrasquilla, que Yego-…Yolombó pudiera ser escenario de episodios como los que se ha narrado hoy, pero esto debe llevarnos a un análisis sobre la dinámica de la violencia, una dinámica que tiene que ver con esa realidad dialéctica y el hecho de que todo lleva a su contrario.  La violencia en éste país ha sido de los dos extremos, y ha sido una violencia que se explica una con otra por la irracionalidad de todo lo… [Le sucede con el micrófono lo mismo que a Angela María Robledo.]

[El Presidente solicita a los técnicos:] Sonido, por favor, para el Representante Hugo Orlando.

[…que continúa:] …y yo encuentro que en la base de la degradación de la violencia indiscutiblemente está el narcotráfico, y repasando uno la historia, por ejemplo, el libro Los Jinetes de la Cocaína, allí aparece el nombre de Alberto Uribe, a quien aquí mencionan como el padre del ex presidente Álvaro Uribe, y sus relaciones con Tranquilandia, la finca del Caquetá que tenía los más grandes cultivos de coca, y sus relaciones con Pablo Escobar Gaviria.  Hablo del Señor Alberto Uribe.   La verdad es que el narcotráfico en el país fue todo un emporio económico, en cierta forma facilitado por el prohibicionismo [cfr. el fracaso en los Estados Unidos del prohibicionismo con respecto a las bebidad alcohólicas, en la época de Al Capone] que hoy estamos cuestionando, sobre todo en aquella parte del componente del narcotráfico que tiene que ver con el procesamiento, con la exportación, y que es donde está el factor de enriquecimiento, pero también, y esto es indiscutible, porque lo dice Carlos Castaño en su confesión, el narcotráfico recibió de parte de la guerrilla su propia instigación económica, su propia exacción económica, y allí empezó ese narcotráfico a convertirse en un actor que se desdobló en violencia.   El narcotráfico se convirtió en ejércitos armados, trajo mercenarios de Israel [ver El Caso Yair Klein, el libro sobre ese asunto escrito por la periodista Olga Behar y su hija, la segunda de las cuales aprovechó que está o estaba estudiando politología en Israel, y su amistad con alguien relacionado con el mercenario israelí Klein, para entrevistarlo en su residencia en Yafo, donde contó como fue contratado por el Gobierno colombiano para entrenar a los paramilicos], pero surgió primero como un ejército en contra de la guerrilla y su actitud de expoliación, y allí terminamos nosotros en un vórtice de violencia que enfrentó a los dos grandes sectores.

Yo, que provengo de un grupo político lacerado como el que más por el sector del narcotráfico, tengo que decirlo con dolor: Luis Carlos Galán, muchos de mis compañeros en el Meta, fueron objeto de la violencia procedente del narcotráfico, y repasé muchos de los nombres allí presentados por el Doctor Iván Cepeda.  Provenían de Antioquia, de Yolombó, y terminaron en el departamento del Meta.   Fue una fluidez del narcotráfico que nos convirtió a nosotros en víctimas de una violencia trasladada [a su departamento: es representante por el Meta], y el narcotráfico devino en paramilitarismo, y del paramilitarismo nosotros nos encontramos frente a situaciones que agravaron el fenómeno.    ¿De dónde surgieron las Convivir, si no fue precisamente de esa perfección del aparato paramilitar, como una respuesta a la actitud, también de la guerrilla, de entrar en esa confrontación por motivos económicos?

La guerrilla también ha sido causante del surgimiento del paramilitarismo en éste país, como una respuesta dialéctica de lucha de contrarios, pero que ha sido altamente lesiva para todos los sectores sociales y políticos de éste país.  Si no hubiera sido por la guerrilla no habíamos tenido esa degradación del narcotráfico en paramilitarismo.  Si no hubiera sido por la guerrilla no habrían reelegido a Álvaro Uribe, no habría habido reelección de Alvaro Uribe ni el intento de la tercera reelección.   Todo esto es una respuesta evidente a una actitud de violencia de uno y de otro extremo.  El paramilitarismo nos ha llevado a situaciones evidentes de una violencia cada vez más degradada, pero también la guerrilla ha tenido su propia versión de esa violencia.  [Aquí dije en voz alta: "…y, ¿de dónde salió la guerrilla?"  Eso quedó grabado.  La respuesta la he expuesto ya en otro comentario.] 

Yo invitaría a todos los sectores políticos, sociales, académicos, a la Iglesia, a los partidos, a los gremios, a que reflexionemos sobre esto, pero también invitaría a la guerrilla a que haga su propia autocrítica, a que busque en que momento rompió su hito insurgente para convertirse en un eslabón más del narcotráfico, que la guerrilla reflexione, que entienda que ellos tienen que abrirse a un proceso de paz, porque si no hay paz por parte de la guerrilla tampoco vamos a tener una actitud de paz por parte de los sectores de la extrema derecha, que en esa correlación vino también la degradación de la política, la parapolítica, la reelección, esa descomposición de las instituciones como la Fiscalía del Fiscal Osorio, fueron producto de éste entramado violento entre los dos sectores arma-….  [Iba a decir "armados", claro.  Otra vez le desconectan el micrófono.]

[Esa es la versión oficial, siempre distorsionada, de la situación, según la cual la guerrilla abandonó hace ya mucho tiempo sus ideales políticos y sociales para convertirse en una mera banda de traficantes de sustancias ilícitas.  Si eso fuera así ya se habría largado a darse la gran vida lejos de su miserable país, con sus selvas malsanas donde son ineludibles la malaria, la leishmaniasis, la dermatitis de contacto (causada por un hongo rebelde a los tratamientos) y demás males ecuatoriales.  Si tiene a jefes en el exterior es por precaución, y además también el narcotráfico tiene en el marxismo un propósito de género ideológico: reblandecer internamente al enemigo promoviendo el consumo de sustancias alteradoras de la mente.  Más aun, la cocaína no es el opio de pueblo raso sino de su enemigo de clase…pero es cierto que ahora también está el "basuco" para "los de abajo".] 

[El Presidente:]  Sonido para el Doctor Hugo Orlando para que por favor concluya…sonido para el representante….   

[Continúa el orador:]  Ya, Presidente, para terminar.  Quiero una vez más reconocer en el Doctor Iván Cepeda una persona de valor que ha sido capaz de poner por lo menos a algunos sectores del Congreso a que reflexionemos sobre el tema de la violencia, y por otra parte, invitar a que de alguna manera todos entendamos que es necesario desmontar los factores de violencia, las expresiones armadas de uno o de otro extremo, que tenemos que abordar el problema del narcotráfico como lo han planteado inclusive los ex presidentes de Colombia y del Brasil, César Gaviria [Trujillo] y Fernando Enrique Cardozo, para ver si acabando el prohibicionismo dejamos que el narcotráfico debe ser…deje de ser un lucrativo negocio detrás del cual corren todos los sectores armados.

Abordemos ese debate e invitemos a la guerrilla a que haga su propia autocrítica o para que retome su carácter insurgente y político o para que empiece a entender que éste país está fatigado de violencia, que la violencia que se ha propiciado ha afectado más a las víctimas inocentes de éste país, que se entienda que la violencia no puede ser de ninguna manera, hoy, motivo para entenderla como la protopolítica de todos los medios.  Gracias, Presidente.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Tiene la palabra ellllll…la Representante…la Doctora Alba Luz Pinilla.

Palabras de la Honorable Representante Alba Luz Pinilla Pedraza:

Gracias, Señor Presidente.   ¡Vea, pues, que hoy sí me dieron la palabra prontamente!   La verdad es que quiero hablar como vocera del Polo Democrático Alternativo, casi, digo, Señor Presidente, con dolor de patria.   Creo que ni siquiera sé qué decir, porque esa verdad que hoy se atreve a denunciar el congresista Iván Cepeda, en éste país tan violento, donde se asesina el pensamiento, donde se asesina la palabra, donde se asesina a quienes defienden y tienen la valentía de defender los derechos humanos…sencillamente se necesita tener mucha valentía.

Algunos, Señor Presidente, de los que están viendo éste debate, no aquí en el Congreso de la República, por supuesto, dirán que el compañero Iván no ha dicho nada nuevo.  Muchas y muchos dirán que eso ya se sabía y que el silencio, ese eterno silencio cubría con su manto uno de los episodios más dolorosos que ha tenido éste país, que ha sido sin lugar a dudas el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, pero ha sido por supuesto usted, compañero Iván Cepeda, el que ha quitado esa manta [sic] de silencio, y muchos y muchas dirán, muchos de los que lo están viendo aquí, que se veía, que lo lloraban [¿qué está diciendo?], que se escondían, que se exiliaban y que se desplazaban.   ¡Qué bueno sería saber, en el período del Presidente Álvaro Uribe, cuántos están en el exilio!    ¡Qué bueno que las cifras de verdad mostraran esa cantidad de personas y esos datos reales de lo que fue el desplazamiento interno aquí en Colombia!

Al escucharlo, Presidente, escuchaba que todo lo que él estaba diciendo quedaba en pañales frente a cualquier largometraje o película de terror que se quiera montar en cualquier parte [queriendo decir lo contrario: que esas películas "se quedan en pañales" en comparación con lo dicho por Cepeda], y yo lo digo, que "película de terror" porque es que no estábamos hablando de nadie más sino del presidente de Colombia, la persona que dirigió éste país durante dos períodos y que muchos de los que pudieran estar aquí querían que tuviera la tercera elección.

Me pregunto que estará diciendo toda esa gente que ya no está en el país.   La verdad usted la dijo, pero se espera la justicia, la reparación y no la repetición.   ¡Qué silencio hay en esta sala!   De los 145 congresistas que firmaron en el día de hoy la asistencia, de los 163 que somos, que la Cámara dé una repasada, que creo que no llegamos a 10.   Claro, esto no es de interés nacional: no se está hablando de la visita de Obama, del TLC, no se está hablando de la Ley Llera- [la Ley Lleras, que generó una controversia porque restringe los contenidos en la Internet, y además se dijo que estaba mal bautizada y debía ser la Ley Vargas por ser su proponente Germán Vargas Lleras, nieto de un ex presidente Lleras]….    [Le desconectan el micrófono.]

[El Presidente:]  Sonido, por favor, para la Doctora Alba Luz Pinilla.

[Continúa ella:]  …y de muchos de esos proyectos como "sostenibilidad fiscal" [un concepto, también controvertido, que permite reducir cualquier "gasto social" con el alegato de que perjudica el equilibrio fiscal (las finanzas estatales), y que es otra de las tantas normas cuya adopción exigen los acreedores del país, o sea, la tal "banca multilateral" (FMI y Banco Mundial)] y…dee…muchas cosas, pues, [en las] que tiene interés la Unidad Nacional [la coalición de gobierno amplia de todos los partidos excepto el Polo], y que por supuesto, y lo entendemos, no es de su interés hoy.  [Es de los demagogos parlanchines que se enredan hablando.   Otra vez dice algo sin sentido porque lo que no interesa a los gobiernistas es lo del debate, no lo de la lista de asuntos que da.  Desde su adolescencia fue del partido de los seguidores del General Gustavo Rojas Pinilla, un dictador demagogo, anticomunista, y ladrón a lo Perón.]

La pregunta es por que el Congreso de la República no se puede anali-…no…no puede analizar y hacer un balance claro de los sistemas de protección que tiene el país.  Todos los días desde nuestra bancada en el Polo Democrático nos buscan personas de cualquier lugar del país, amenazadas de muerte --estudiantes, sindicalistas--, y el Estado en ese silencio absoluto brindando unos niveles de protección, llamémoslo, mediocres.

Aquí hay que hacer un debate muy grande y muy fuerte, y no quiero decir que tengamos que hacer un debate sobre lo que fue el paramilitarismo en Colombia: el debate que tiene que hacer éste Congreso de la República es [acerca de] la complicidad del Estado y del mismo Congreso para que esta historia de Colombia no quede consignado [sic] en los libros con una tinta sino en los corazones de los colombianos y colombianas, porque es una historia escrita con sangre.

No quiero hablar más --es impresionante lo que Colombia ha escuchado hoy--, y [quiero] decirle al compañero Iván Cepeda, pues que se cuide mucho, no solamente de los ataques y de las respuestas que vendrán posteriormente de…el ex presidente de Colombia [Uribe], sino que se cuide de aquellos a los que él les sigue pisando el callo, y decirle que gracias, no solamente por pertenecer al Polo Democrático Alternativo, sino por darle un ejemplo a Colombia y a las víctimas de que ese silencio se tiene que acabar.   Muchísimas gracias, Señor Presidente.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

A usted, honorable representante. Tiene la palabra el Representante Wilson Arias Castillo.

Palabras del Honorable Representante Wilson Néber Arias Castillo:

Tiene razón la Doctora Ángela Robledo cuando señala que ya asistimos a una especie de espectáculo de Nerón viendo arder a Roma.   Yo desde luego que hubiera querido una presencia mayoritaria del Congreso de la República.   No me cabe duda que el país está expectante, y que tanto por los desarrollos que tiene hoy la sesión como por sus consecuencias éste es un debate histórico, histórico porque hilvana, porque da lugar a encadenamientos de hechos, de piezas que adquieren nuevas proporciones y porque desde luego aporta elementos muy nuevos que justifican plenamente la solicitud de investigación del Doctor Iván Cepeda.  Creo que, entre otras cosas, hubiera esperado…no me voy a referir mucho a la Fiscalía, pero hubiera esperado que se respondiera preguntas tan acuciosas y resonantes todavía.   Yo quedo esperando lo que preguntó Iván acerca de si se allanó, por ejemplo, la Hacienda La Carolina. Es un hecho concreto, una pregunta, una denuncia, una formulación: ¿si o no ocurrió, Señor Fiscal, perdón…ee…Ministerio de Hacienda, Fiscalía, en fin, autoridades competentes?

…pero más allá de lo…del transcurso mismo de esta sesión le atribuyo una trascendencia enorme a lo que aquí asistimos. Yo quiero saludar a Iván, invitar a rodearlo, una figura democrática, profundamente convencida, y en quien creo que…ee…su esfuerzo de casi que de filigrana de intentar establecer los hechos, darle el curso, es una contribución muy grande al país y a las propias autoridades…ee…una e-…instar al Congreso de la República para que no naturalicemos [se está inventando una acepción desconocida para esa palabra, y por el contexto parece querer decir que rechaza el intento de considerar "los hechos" como algo "natural", y en ese caso habría que decirle que todo tiene una explicación, por consiguiente todo es el resultado de un desarrollo "natural"] los hechos, no les restemos importancia.   Participemos del debate con la mesura necesaria, con la seriedad correspondiente a la estatura de los hechos que se…aquí se invita a investigar, pero desde luego participando.  Yo me sumo a la preocupación.   El país debe saber que tal vez menos de unas pocas decenas, tal vez, de congresistas, decidimos quedarnos para esta discusión.   Lamento la ausencia de mis compañeros, pero bien.


[¿No habrá dicho o querido decir "desnaturalicemos"? -- 12/III/14]

Ha sido el propio Ministro de Justicia quien ha señalado, y comparto lo que él ha dicho, que se trata de una investigación seria, profunda, que merece toda la atención por parte del Gobierno Nacional, pero además, al margen de lo que diga el Ministro, el país ha vivido una hora aciaga y el país sabe lo que ha ocurrido, es decir, las gentes del común de los espacios en los cuales se han sucedido estos hechos, que no cabe duda han sido luctuosos, inclusive relatos que, bueno, que convocan a…a unas reflexiones muy grandes que enturbian el espíritu, que producen consternación y rabia, pues la gente lo ha vivido.   Las zonas del país, humildes muchas de ellas, en las cuales han transcurrido otros hechos, han marcado la sicología colectiva, el alma del país, el espíritu nacional en sus sectores más vulnerables.   Ee…esos hechos han sido intentados discernir de mil maneras [queriendo decir "se ha intentado discernir estos hechos etc."].

Escucho a Iván insistir en unas fechas --1995, 1996--, varias fechas que han sido presentadas, pero coincide, por e-… [otro que se queda sin sonido]

[Presidente:]  Sonido para el Representante Wilson Arias, por favor. 

[…y Arias reanuda su perorata:]  …coincide, por ejemplo, con lo que Claudia López [una "analista política", como identifican en los noticieros de televisión a los politólogos que invitan a comentar los temas del momento, que está de moda y a la que las FARC en su sitio en la Red se refieren despectivamente], creo Claudia tal vez, y varios de ellos, señalaban como "la captura invertida del Estado" [por parte de los paracos, como si no fueran estos los matones del Estado], esa época en la cual paramilitares y clase política…eee…decidieron esa danza de muerte siniestra que permitió que fuerzas políticas…ee…tuvieran semejantes desenlaces, y ha sido tal vez la Corporación Arco Iris [una organización cuya demagogia populista también señalan las FARC], y Claudia López y otros, los que señalan y demuestran con suficiencia estadística, pero además analítica, el modo en que se presentaron los hechos que permitieron la captura invertida del Estado y el copamiento del poder en Colombia, de instituciones muy importantes, casi la totalidad de las instituciones, hecho que no se podía explicar sino con una muy fuerte presencia en los más altos poderes del Ejecutivo y del Legislativo en Colombia, es decir, de esta propia institución de la que hoy participamos y que esperamos que tenga la oportunidad de…ee…ennoblecerse para poder representar adecuadamente a la sociedad colombiana.

Baste, pues, con agradecer la gestión que haya [sic] podido hacer el Ministerio y la Fiscalía en relación con estos temas, pero registrar lo que ya se ha dicho aquí por varios…varios de mis antecesores.  Creo que me uno a su solicitud concreta --celeridad pronta, cumplida, debida justicia --y de ello pues naturalmente que lo que los congresistas han señalado, es decir, tenemos testigos que rinden sus versiones frente a las visitas [a las cárceles, a hablar con los paracos presos] que ha intentado hacer Iván Cepeda, y que [no se ve que hace ese "que" ahí] le queda meridianamente claro el propósito de las visitas, lo saludable que resultan para el país… [otra vez lo silencian]

[Presidente:]  Sonido para el Representante Wilson Arias, por favor.   

 [Arias:]  Gracias…y no solamente por los testimonios que haya podido recoger, sino por el sen-…por el sentido de fondo que se plantea en relación con estos temas, y es la verificación de las condiciones en las cuales se encuentran…los recur-…los reclusos, pero obviamente hay un capítulo democrático muy importante que ha podido desarrollarse, y [hay que (omite frases chapuceramente)] señalar que esos mismos testigos, que infunden miedo en sus declaraciones, temen rendir los testimonios ante la Fiscalía, tal como lo ha reconocido aquí la propia Fiscalía.  Algo muy grave debe estar ocurriendo y debe estar marcando el comportamiento de esos testigos.   Baste, pues, con sumarme a lo que ya se ha señalado aquí, sobre la necesidad de otorgarle todas las garantías para su vida, para las condiciones, para las…eee… denuncias.

Finalmente, pues, [hay que] registrar, tomar nota de como se ha prestado atención a las denuncias de Iván y de los otros actores que han participado y que han ofrecido su concurso para estos asuntos, saludarlos y decirle públicamente a Iván que su postura enhiesta y valiente merece la admiración de un país y desde luego el acompañamiento nuestro.  Nuestro abrazo cálido y la invitación a rodear a los defensores de los derechos humanos y a quienes adelanten estas investigaciones.  Gracias, Presidente.

[N.B. Hay en la izquierda quienes rechazan también el partido de ese orador, por su "politiquería" y su oportunismo.]

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Tiene la palabra el Representante Juan Felipe Lemos Uribe.

Palabras del Honorable Representante Juan Felipe Lemos Uribe:

Presidente, muchas gracias.  Sorprendido de haber visto esa investigación que ha adelantado el Doctor Cepeda, una investigación cargada de odio, de resentimiento, que pareciera, Presidente, direccionada, aprovechando que la persona en torno a quien se hace no tiene hoy la oportunidad y la posibilidad de defenderse de semejantes acusaciones, aprovechando éste escenario de éste espacio para enlodar el nombre de un hombre que le ha servido a Colombia con decisión, con determinación, que ha sacrificado su vida al servicio de éste país, y que lo que hoy vemos los colombianos en materia de seguridad democrática, en materia de política social [Uribe perjudicó mucho a los trabajadores más desprotegidos, dejándolos aun más vulnerables al suprimirles las "horas extras" y prolongarles la jornada diurna, convirtiendo la noche en día, alegando que con eso aumentaría el empleo, lo cual no sucedió, asunto al que hace alusión luego alguien], en materia de inversión extranjera difiere mucho de esa realidad que divide a Colombia hace 10 años, cuando estaba absorbida por la violencia, por la guerrilla, por los grupos al margen de la ley, por el narcotráfico, por los paramilitares.  [Este señor es sobrino de Alvaro Uribe Vélez y ahijado de su primo, Mario Uribe, que fue condenado por parapolítica y que hace poco fue liberado anticipadamente, por su buena conducta en la cárcel.] 

¡Qué tristeza que hoy, que vamos a escuchar y darle mayor crédito a la opinión de bandidos que hicieron daño al país, que mataron [a] muchos colombianos y que hoy, purgando sus penas en las cárceles, están emitiendo unos conceptos para vincular al Doctor Álvaro Uribe a esos hechos delincuenciales que ellos cometieron!

Recuerden, queridos colombianos, cuando empezaron los paramilitares de éste país a denunciar al Presidente Álvaro Uribe, a decir que él había sido partícipe de todas esas actividades, cuando tomó la decisión férrea de extraditar a los cabecillas que habían generado tanta violencia en Colombia.  No podemos nosotros permitir, con todo respeto, que éste Congreso se siga utilizando para realizar éste tipo de actividades.  [Esa extradición a los Estados Unidos fue una farsa para tratar de engañar a la opinión pública internacional, pero no funciona con la europea, que es la mejor informada y sabe que tipo de personajes son nuestros gobernantes.  Por eso cuando Uribe, recién elegido, se atrevió a presentarse ante el Parlamento Europeo, medio recinto se desocupó en señal de protesta por la visita de un asesino.  Protestaron y opinaron con los pies.  Uno de los extraditados fue Salvatore Mancuso, su vecino de finca.  La finca actual de Uribe, El Ubérrimo, en el departamento de Córdoba, uno de los más paramilitarizados, está o estaba rodeada de una especie de cordón sanitario de fincas de jefes paracos como ese.  Ante semejante deslealtad, Mancuso, desde su cárcel en el exterior, comenzó a hacer revelaciones, pero sigue negándose, como los demás, por temor a que sus parientes sean asesinados si hablan más de lo conveniente, a señalar a los miembros del Grupo de los Seis, o el Grupo de los Doce, según la fuente, que son empresarios, políticos e incluso jerarcas de la Iglesia Católica (un matón mencionó a Monseñor Isaías Duarte Cancino, Arzobispo de la ciudad de Cali, asesinado por las FARC) que conforman la Junta Directiva del paramilitarismo, o sea, los "autores intelectuales" de las masacres.]     

Aquí estaba la Fiscalía General de la Nación, aquí está la Comisión de Acusaciones conociendo sobre estos temas.  Que sean ellas, las autoridades competentes, responsables, las que adelanten las investigaciones correspondientes, las que identifiquen si estos hechos denunciados hoy corresponden a la realidad, y si esos testimonios de esos delincuentes que hoy están condenados o están en procesos por haber atentado contra muchos inocentes son reales o no, o si son producto de un montaje para no solamente enlodar el nombre de un hombre como el Doctor Uribe, si no para acabar con su reputación, con su obra… [También a éste le aplican el cronómetro.]

[Presidente:]  Sonido para el Doctor Juan Felipe Lemos.   

     [Lemos:] Hay que preguntar en Antioquia, Señor Presidente, quien era la familia Gallón en esa época cuando adelantaron esa negociación, si estaban requeridos por la justicia colombiana, si estaban tildados de paramilitares o de delincuentes.  No se puede endilgar una responsabilidad a una persona como el Presidente Uribe cuando en esa época, Honorable Representante Cepeda, no se conocía la identidad de esas personas, ni que pasaba con ellos, si tenían ese tipo de vínculos con el narcotráfico, con el paramilitarismo, o que sé yo, simplemente para venir aquí a desarrollar ese odio y ese resentimiento inmenso que usted siente por el Presidente Álvaro Uribe Vélez.

Como hoy no hay nadie aquí, Presidente, quería hoy manifestarle al pueblo colombiano que quienes conocemos a Uribe, quienes lo hemos visto dedicándole su vida al ejercicio público, a nuestro departamento Antioquia, a éste país, creemos en su inocencia, creemos en sus actividades serias, juiciosas, y no vamos a permitir que en éste escenario, en el que no hay nadie ya, venga a enlodarse el nombre de él, porque no hay quien salga a defenderlo o a responder por sus actuaciones.  [¿Y entonces acaso qué es lo que acaba de hacer él?]   Muchas gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Tiene la palabra el Representante Germán Navas Talero.

Palabras del Honorable Representante Carlos Germán Navas Talero:

Gracias, Presidente.  Le rogaría que sea un poquito más elástico con el tiempo, habida cuenta que los oradores no somos muchos.  Yo no hablo muy largo.  A veces digo cosas que no gustan, pero hay gente que quiere hablar.

Yo le replico al Doctor Lemos Uribe que nosotros no les [sic] damos crédito a lo que hayan dicho los delincuentes: yo le doy crédito a la investigación honrada y precisa que hizo Iván Cepeda.   Yo le [sic] creo a los jueces, cuando investigan.   Ellos valoran los testimonios y sacan conclusiones, de manera, pues, que lo que ha hecho Iván Cepeda no es ninguna venganza contra ningún inocente.   Iván Cepeda hizo una investigación clara, limpia, con fotografías, y que no ha sido desmentida, o, ¿a quién le damos crédito?  ¿Al Doctor Uribe?

No sé que parentesco exista entre el parlamentario que acaba de hablar y el Doctor Álvaro Uribe Vélez.   Me han dicho que son consanguíneos.   Ser consanguíneo de alguien no es un delito.   No es culpa mía lo q-… [es casi seguro que iba a decir algo como "lo que hayan hecho mis parientes"] haber tenido hermanos o primos, pero eso me han dicho.   Si esto no es cierto le doy la oportunidad de que me replique, Doctor Lemos Uribe.  [No lo hizo.]

¿Por qué pasó lo que ha denunciado el doctor Cepeda?  Porque hubo instigadores con poder y/o [así aparece en la transcripción, pero pudo haber dicho, no "y/o", sino "y hubo"] fiscales que silenciaron.  Colombia tuvo dos períodos donde no hubo fiscal: el caso del Doctor Osorio, gran amigo de Rito Alejo del Río y otros generales inmiscuidos en masacres en la época en que Uribe era gobernador --esa Fiscalía pasó virgen, sin romperse ni mancharse: hizo una reforma para fortalecerse él y debilitar a la víctima…eso fue lo que se hizo en tiempos de Osorio --y que me dirán del Doctor Iguarán, que le siguió en la cadena obligada a investigar.   El Doctor Iguarán estuvo ahí, tres o cuatro años, también sin hacer nada, por eso lo del caso de Yidis, Teodolindo, Sabas [los tres personajes principales de la yidispolítica],  y estos, ¡estuvo tanto tiempo quieto!   No les interesaba mover esas investigaciones.   Por eso lo que Iván ha denunciado nunca se investigó, porque no le interesaba al Sistema hacer claridad sobre lo que estaba pasando en Antioquia.

Yo no creo que se hable de paz en un país donde miles y miles de personas murieron a manos de los militares y de los paramilitares y de la guerrilla.  Que la prensa en aquella época hubiese guardado silencio sobre lo que pasaba en el país era parte de lo que se había acordado para mostrarle una imagen que no era cierta al país.

Uribe ya no es Presidente, y basta mirar cuantos falsos positivos han aparecido, y cuantos NN [así se refieren las autoridades a los cadáveres no identificados, creo que tomando eso de las iniciales de la frase en inglés no name, o "sin nombre"], centenares, que fueron enterrados durante su gobierno, y no había quien investigara, porque a la Fiscalía de bolsillo de aquella época no le interesaba la investigación.

¿Por qué no hay mucho parlamentario [ahí en el recinto]?   Hay dos preguntas: o no les interesa el debate, o tienen intereses, y yo me remito a lo que con mucho aspaviento han dicho los paramilitares: que han tenido el 70 y el 40% de sus miembros acá, o sus cuotas.

Presidente, le he pedido un poquito de elasticidad.  Son 160 contra siete u ocho.  ¡Denos oportunidad, por lo menos, ya, ahoritica, de decir lo que…lo que pensamos nosotros. [Por eso a los gobiernistas, que siempre se hacen al poder mañosamente, recurriendo a mil artimañas, en lo que llaman "clientelismo", y no por ser la "voz del pueblo", les dicen "la Aplanadora", porque su mayoría les permite "ferrocarrilear" cualquier ley que se les ocurra inventarse, y aplastan a todo el que se les atraviese en el camino.  El transcriptor omitió toda esa protesta con súplica, lo cual es una deshonestidad.]  Insisto: aquí los cargos que ha hecho el Doctor Iván Cepeda son precisos: la participación de la familia Uribe en el fenómeno paramilitar en el país.  Cuando desmientan a Iván Cepeda yo creo que esto será cierto [?], pero todos los medios de comunicación se han ocupado de éste tema, y no ha habido investigaciones.   Es cierto que el Fiscal acaba de llegar, y acaba de llegar su Vicefiscal [a ocupar sus cargos respectivos].   A ellos yo les digo: no les estamos pidiendo que violen la reserva del sumario.  Les estamos pidiendo: aceleren estas investigaciones, porque los resultados de las investigaciones sí pueden contarse, y es lo que el país espera, que la Fiscalía salga de su letargo frente a los paramilitares y actúe.

Es obvio que éste es un debate político, es un control político que no le gusta al Sistema, y he visto que últimamente el Congreso ha olvidado que su función principal a través de la historia era el control político y no la fabricación de leyes.   Aquí se fueron todos porque no les importa el control político, porque no les importa el control político, Señor Presidente, por algo elemental: porque ellos forman parte del Sistema, de lo que se llama "el Gobierno de Unidad Nacional", y no se van a hacer críticas aquí a ellos mismos.   Por eso se van.   Si en el Gobierno ellos fueran la oposición estarían pendientes de que hace el Gobierno, pero colombianos, aquí el Congreso de la República ha olvidado su misión de control político.   Por eso estos debates en la Cámara no usan hacerse [queriendo decir, claro, "no se acostumbra hacerlos"], porque nadie va a criticar a su familia ni nadie va a criticar lo que están haciendo, y aquí la mayoría pertenece a la Unidad Nacional.  Si esto fuera para atacar a la oposición estaría lleno, como estaba ayer lleno para entregarle al Presidente Obama, como presente por la visita al país, de [sic] un pedacito de soberanía a través de la Ley del TLC, que todos los gobiernistas tenían que votar.   Había que darle regalo a Obama.

Yo sí le digo a la Fiscalía que hay que presionar para conseguir más resultados, y nosotros tenemos la obligación como legisladores de presionar para que en la Ley se le dé una mayor participación a la víctima, como lo tenía incluso en el sistema acusatorio, donde la víctima podía constituirse en parte civil para exigir la práctica de pruebas o aportarlas, éste sistema que montó Osorio, porque él llegó, después de haber derrotado un proyecto parlamentario, a hacer la Fiscalía que a él le interesaba, un sistema acusatorio donde la víctima fuese marginada.   Eso quedó.   Señores parlamentarios, hay que presionar para que la víctima tenga una real participación en el proceso penal.

Cualquier país medio decente, colombianos, se frunciría, sería noticia de primera página en la prensa, ante la noticia que nos ha dado Iván Cepeda hoy, y lo que nos mostró, de como los campamentos de instrucción paramilitar se encontraban enclavados a escasos metros de la finca del Presidente Uribe y ex gobernador Uribe, pero parece que los colombianos se acostumbraron a la violencia, y por eso dicen "¡aj,no hubo sino dos muertos…eso no es nada!"   A mí sí me duele, uno o diez.

Aquí, cuando el Doctor Iván Cepeda nos hablaba del tubo, y de alias el Tubo…yo preguntaría, como la cuña aquella de televisión: ¿es que la culpa la tuvo el tubo o la culpa la tuvo aquel que permitió que funcionara el tubo?   Gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Tiene la palabra el Representante Carlos Augusto Rojas.

Palabras del Honorable Representante Carlos Augusto Rojas Ortiz:

Gracias, Señor Presidente.   Quiero saludar en éste momento la presencia de los parlamentarios que aún estamos en éste Congreso, pero también quiero de manera atenta y respetuosa, como hemos estado durante el desarrollo de éste debate, responderle, a quienes de manera juiciosa en el ejercicio de su función congresional han desarrollado también un debate de control político, que contrario a lo que dice el Representante Navas Talero nos hemos quedado porque nos interesa el control político.

Nosotros no le corremos [o sea, "no le huimos"] a la verdad del país, ni a la verdad de la democracia, ni a la verdad del Estado.  Creo que vale la pena que escuchemos a todos los actores sociales y políticos de éste país.  Por eso nos hemos quedado y por eso con toda la paciencia del mundo hemos escuchado todo tipo de diatribas, calumnias y mentiras en contra de personas que digna y honestamente le han servido a éste país y que han sido responsables de la confianza y la sensibilidad social que hoy existe en Colombia, en lo que tiene que ver con la seguridad, en lo que tiene que ver con la inversión, en lo que tiene que ver con esa confianza tal vez familiar que hoy existe para decir que Colombia es un país seguro, que es un país tranquilo, es un país en el que podemos vivir y convivir.  [Es una mentira desvergonzada: los matones del Estado siguen asesinando semanalmente, en el país más paramilitarizado del mundo.]

Aquí no se han ido, Representante Navas Talero, los congresistas para evadir la responsabilidad del debate, para poder responder.   Usted, que es miembro de la Comisión Primera a la que pertenezco, y es un hombre al que admiro, respeto y acato en muchas veces, y que además, contrario a las posiciones de mi partido, he votado a favor suyo muchas veces, porque creo que sus posiciones de jurista, de ex juez de la república, de un hombre académico, de profesor, nos tiene que enseñar a muchos, y lo he acompañado muchas veces en esa postura.   Lo que no puedo compartir es que en éste escenario de la democracia, en éste escenario del Congreso de la República, en el que hacen presencia todos los actores de la sociedad plural de Colombia, bajo el amparo de la Constitución del '91, se venga a desconocer, pero además de eso a condenar la presencia de un hombre que bajo el mismo amparo de esa Constitución y bajo los conceptos filosóficos de la libertad y del orden por Colombia ha hecho tanto como el Señor Presidente Álvaro Uribe Vélez.

Lo que aquí se ha dicho esta noche es un atentado contra la memoria histórica, no sólo de las víctimas que reconocemos, sino también de las otras víctimas que aparentemente se desconocen [debe ser "desconoce"] bajo el amparo de quienes hoy representan la parte legal de las ONG, o de los derechos humanos, ¿o es que acaso éste país solamente puede reconocer como víctimas a aquellos que lamentablemente, infortunadamente, que reconocemos y que nos duele también, y que pedimos que la justicia condene de manera vehemente, cuando han ocurrido situaciones de concubinato, de complacencia de nuestra Fuerza Pública con actores armados ilegales, que han afectado la población civil?     Eso lo reconocemos, y bajo el amparo de la Constitución Nacional del '91, y bajo el amparo inclusive del Derecho Internacional Humanitario, aceptábamos y permitimos que sean procesados y juzgados los actores de nuestra Fuerza Pública que hayan cometido excesos, pero lo que no podemos aceptar tampoco es que se desconozca que durante más de 40 años éste país ha tenido que sufrir toda la omnipotencia, la arrogancia y el terrorismo de actores armados ilegales, como los señores de las FARC, del ELN, del EPL, de lo que hoy se denominan [es "denomina"] "bandas criminales", y que ningún gobierno tuvo el coraje y la certeza de poderlos enfrentar de manera contundente bajo el amparo de la Constitución y de la ley.

Eso lo hizo el Señor Presidente Uribe, un paisa [nombre que se da al oriundo del departamento de Antioquia y zonas aledañas], un antioqueño que vino a tocar las puertas de la rancia política capitalina, que no aceptó nunca que personas de la provincia fueran capaces de llegar al Palacio de Nariño.   El Presidente Uribe lo hizo bajo el amparo de la pluralidad política constitucional de los colombianos, que le dieron el honor de ungirlo [como se hace con un Mesías] como presidente de la república.   Eso les dolió a todos, y éste país que se mueve bajo rancia, malhumorada vivencia de la ciudad capitalina, Bogotá, de las universidades de Los Andes, de La Javeriana, de la Sergio Arboleda, de La Libre, la del Bosque [universidades bogotanas], son los que dominan la justicia de éste país, la política de éste país, cuando llega un presidente que era de fuera del entorno, del contubernio capitalino, lo convirtieron en enemigo.   Eso no puede convertirse en un acto asesino.  [Esto es falso: no es una pugna regional, sino sociopolítica.  La élite bogotana es paracouribista.  El presidente actual, un bogotano, era el Ministro de Defensa de Uribe y los jefes paramilicos han revelado que su familia fue quien les solicitó que organizaran el Bloque Capital en la capital, cuyos miembros han impuesto un ambiente de terror en los sectores paupérrimos,donde asesinan a los jefes comunales: los sectores de Ciudad Bolívar, Kennedy, Bosa y Suba.]

Como aquí dijo el Honorable Representante Iván Cepeda, yo particularmente entiendo el dolor que se siente que a uno en la familia lo afecten y lo golpeen y que le asesinen por cuenta de mafias que se incrustan en la estructura del Estado, pero el Presidente Uribe, como ningún otro, garantizó bajo el espectro de la Constitución Nacional del '91 todos los derechos de la izquierda, de los sindicatos [en su Gobierno el asesinato de sindicalistas continuó], garantizó todos los derechos de los trabajadores, le dio derecho a todos los colombianos de que se pronunciaran, y ahora entonces lo quieren convertir como en el peor enemigo, y éste Congreso no puede ser el escenario para que conviertan al ex presidente Uribe, el salvador de la democracia….   No se le puede olvidar al país, que antes de Uribe ningún colombiano se podía mover por las carreteras de Colombia porque las guerrillas de las FARC tenían tomado el país colombiano.   Secuestraban a los comerciantes, grandes, pequeños y medianos.  Las FARC secuestraban y amenazaban al policía, las FARC secuestraban y amenazaban al alcalde o al concejal, las FARC simplemente asaltaban las carreteras de éste país y el gobierno complaciente permitía que la Fuerza Pública estuviese sometida al imperio terrorista.

Fue el Presidente Uribe el que pudo liberar a éste país con la política de seguridad democrática e impuso la autoridad y el orden que el país reclamaba.   Fue el Presidente Uribe el que pudo devolverle la confianza a los campesinos, a los inversionistas, a los ganaderos y al ciudadano del común y del corriente que volviera a caminar tranquilamente por las carreteras y por las calles de éste país.   Ahora, un grupo de ONG, esas que ampararon la sentencia…supuestamente la Masacre de Santo Domingo porque los aviones de la Fuerza Aérea supuestamente habían asesinado a 17 personas, y hoy un juez de la república dijo que eso no era cierto.  [En cambio la Corte Interamericana de Derechos Humanos, hace menos de dos semanas, el 18 de diciembre, dijo lo contrario.  Condenó al Estado por esa masacre, por haber violado el "principio de precaución".  No se tomó las debidas precauciones para proteger a la población civil antes de bombardear la población.  El Estado seguía alegando que dizque la masacre la había causado una bomba de las FARC.] ONG internacionales con asiento en éste país, y con asiento en éste Congreso, procuran deslegitimar la acción democrática de un presidente como Uribe, la acción democrática de un pueblo que se pronunció en las urnas y que dijo que no queremos la acción terrorista de los señores de las FARC en éste país. 

Aquí siguen ocurriendo cosas graves y aquí quieren seguir, lamentablemente, haciendo parecer a los malos como buenos y a los buenos como malos, o sea que los soldados de nuestra patria son los malos y los guerrilleros terroristas que han atemorizado y sometido a éste país ahora van a ser los buenos.   Eso no puede ser cierto.   Ninguna persona, ni siquiera con la investidura de congresista, puede venir en éste Congreso a decir entonces que la acción del Presidente Álvaro Uribe Vélez, durante sus ocho años de gobierno, deslegitimó la democracia.

Reconozco el valor civil de mi amigo, porque además tengo una profunda admiración, y lo digo mirándolo a los ojos, si me mira el Doctor Iván Cepeda, profunda admiración, y voy a hacer una confesión pública: Doctor Iván Cepeda --¡quien lo creyera!--, yo que milito en un partido como el Partido Conservador, que filosóficamente aparentemente sería contrario a los postulados del partido [en el] que usted milita, soy un conservador social, un conservador que reclama permanentemente por el derecho social de los colombianos, por las libertades públicas, que reclamo además por los abusos y las opresiones que algunas veces lamentablemente ocurren por [parte de] algunos miembros, aisladamente, de nuestra Fuerza Pública.  Por eso me declaro su admirador, y siempre he sido su amigo, Doctor Iván, y siempre usted me ha reconocido así --en lo privado nos hemos reconocido como amigos--, pero no puedo aceptar que los miembros de otro partido, Señor Presidente, utilizando los medios de comunicación de éste Congreso, traten de sepultar la imagen y la obra y la acción democrática de un presidente como el Doctor Álvaro Uribe Vélez.  [Como dicen en inglés: con amigos como esos, ¿quién necesita enemigos?]

Aquí lo que ha habido es que nuestro país, lamentablemente, sufre de amnesia parcial o conveniente por parte de nuestros dirigentes.  Cuando éste país en la década de los 90 alegaba el tema de la ilegitimidad por cuenta del narcotráfico [alusión a las relaciones del Presidente Samper con los narcos], entonces pedía a gritos que hubiera una alternatividad  en el poder [queriendo decir, "un cambio de presidente"], y cuando la hubo entonces pedía a gritos que hubiese un candidato a la presidencia de la República que hiciera la paz con la guerrilla, y cuando la hubo ocurrió la hecatombe y el desastre que por lo menos en el tema o en el caso del departamento del Huila y el sur del país tuvimos que sufrir la zona de extorsión [¿error de transcripción o sarcasmo del orador, refiriéndose a la "zona de distensión", que fue desmilitarizada para facilitar los diálogos?] que se decretó a favor de los señores de las FARC.

Cuando vino Uribe y decretó entonces la política de la Seguridad Democrática, entonces adquirieron poder relevante en los medios de comunicación los señores de la izquierda democrática para decir que eran los únicos que tenían la verdad revelada.  Eso no es cierto.  Este país creció en las cifras económicas cada año, gracias a la política de Seguridad Democrática.   Este país pudo tener hace ocho días la liberación de los 10 últimos secuestrados uniformados, gracias a que el Estado a partir de su gobierno no negoció su dignidad.  Este país vuelve a recuperar la confianza y tiene el valor de enfrentarse al Señor Obama, ahorita, el próximo fin de semana, para decirle que ya no somos súbditos, sino que somos iguales, como gobierno soberano, como país y Estado que puede reclamarle a Estados Unidos que asuma la misma responsabilidad de los flagelos [alusión al "flagelo de la droga", frase gastada que se ve y se escucha en los medios informativos reiteradamente, y por el que se responsabiliza a los cocainómanos estadounidenses: "nosotros ponemos los muertos y ellos las narices" (por donde aspiran el polvo estimulante)] que hoy como nación sufrimos.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Una aclaración respecto a éste tema: me han informado que hay trasmisión por el Canal del Congreso y se ha cortado la trasmisión por la Señal Institucional, lo que se viene haciendo desde que avanzamos en la Cumbre de las Américas, de 8:00 a 9:00.   Me informan que es un procedimiento normal.

Honorables representantes, yo me acuesto tarde.   No tengo ningún problema por acompañarlos, sólo que hay un reglamento, el cual estoy obligado a hacer cumplir.   Algunos representantes me han indicado que si quieren vamos hasta las 12 de la noche, pero podríamos hacer eso si esa es la decisión de los congresistas.   Lo que no quiero es que quede la idea [de] que para unos representantes hay un tiempo limitado y para otros no lo hay, así no debe ser y entonces en esos términos no puedo proceder.  Tiene la palabra el Representante Constantino Rodríguez Calvo.

Palabras del Honorable Representante Constantino Rodríguez Calvo:

Gracias, Señor Presidente.  Escuchando la intervención del Doctor Cepeda uno lo que puede concluir es que hay un odio visceral del representante en contra del ex presidente Uribe, y quiero decirle al Doctor Navas que a mí no me une ningún vínculo de familiaridad con el ex presidente Uribe --él es antioqueño y yo soy boyacense--, pero sentí la necesidad de defender la causa del ex presidente Uribe.  La gente de bien no nos podemos callar con semejante montaje que hoy nos ha mostrado el Representante Cepeda.

Es muy fácil ir a las cárceles y hablar con los delincuentes a los que el ex presidente los hizo coger presos, y, ¡cómo no va a haber resentimiento de estos delincuentes allí!    ¡Claro que van a calumniar al ex presidente Uribe por todos los lados, y el Representante Cepeda se la pasa de cárcel y en cárcel a ver quien habla en contra del Presidente Uribe, y ha encontrado unos delincuentes que sí lo han hecho, pero lo están haciendo por pura venganza, porque fue el ex presidente Uribe que [debe ser "quien"] logró desarticular un grupo grande de narcotraficantes, paramilitares, y que la izquierda no lo reconoce, y que la izquierda no reconoce que con la famosa Ley de Justicia y Paz, que el Polo Democrático nunca votó, y que lo votaron acá los sectores uribistas en esa época --yo no estaba en el Congreso de la República--, es la que tiene [otro que habla enrevesadamente, como si desconociera las normas de la sintaxis] un buen grupo de congresistas presos, algunos por delitos, otros por injusticias, otros por montaje de los mismos paramilitares, pero eso no lo dice la oposición!    ¡Eso no lo dice el Polo Democrático!    El Polo Democrático se ha dedicado a defender a sectores de la izquierda nacional que llevan causándole más de 40 años de violencia y de muerte y desolación a nuestro país, y que aquí nunca se refieren a los desastres de las FARC, a la forma como hacía política la Unión Patriótica, de la que hacía parte el papá del Representante Cepeda.   Es que es muy fácil hablar en el Congreso de la República y es muy fácil cuando la mayoría no está o han estado en las capitales o educándose en el exterior, pero nosotros que vivimos la violencia, sectores como mi departamento, debía estar aquí defendiendo una obra de gobierno de ocho años que, como lo manifestaba el Representante Rojas del Huila, le trajo la tranquilidad al pueblo colombiano, y que hay muchos sectores que están muy preocupados de la oposición y de la izquierda, porque fue el Presidente Uribe que [nuevamente, es "quien"] le dijo a la subversión "no más", porque fue el Presidente Uribe que [ibídem] le dijo al paramilitarismo "no más, ustedes no están cumpliendo con los pactos de desmovilización", y los mandó a las cárceles de los Estados Unidos, y los mandó a las cárceles de Cómbita y otras cárceles del país en las cuales, desde allí ahora, con calumnias vienen injuriando al ex presidente Uribe con el único objetivo de que sea llevado a la Corte Penal Internacional de La Haya.

Ese es el objetivo, pero aquí está un pueblo para defenderlo.  Mi departamento lo defiende, mi departamento lo quiere, mi departamento ha tenido tranquilidad desde el año 2002 para acá cuando asumió la presidencia de la república, mi departamento era secuestrado por las FARC, mi departamento era secuestrado por el narcotráfico y mi departamento era secuestrado por el terrorismo.   Hoy, gracias a Dios y a los gobiernos del ex presidente Uribe, podemos hablar otro idioma, y ese es el resentimiento que hay en muchos sectores, porque ha sido el gobierno del ex presidente Uribe el que los puso en cintura, y consideramos nosotros cual sería la suerte de éste país si no hubiéramos tenido la valentía, la gallardía de un presidente que le puso el orden, la justicia, la autoridad a un país que estaba totalmente desquebrajado, cuando informes de países anunciaban que Colombia para la época del año 2001, 2002, estaba cerca de ser tomado por la subversión, y si mirábamos esa época, considerábamos que la subversión se estaba tomando las poblaciones.   La subversión tenía más de 400 municipios bajo su dominio, la subversión ya hacía atentados en ciudades con más de 200 mil habitantes, la subversión se tomó capitales de departamentos, la subversión secuestró, la subversión impuso su ley, la subversión hacía y deshacía en aquellos sectores.   Hoy, gracias a esa labor, no hay ningún municipio vedado para la Fuerza Pública.   Desde aquí [damos] nuestro reconocimiento también a las Fuerzas Armadas, desde aquí nuestro reconocimiento a la Policía Nacional, y desde aquí el reconocimiento a aquellos hombres valerosos que dieron la vida para defender a los que estamos aún vivos.   ¿Cuál sería la suerte si hubiéramos seguido en esa forma como estaba el país hace ocho años? ¿Cuántas serían las muertes más [un "más" desubicado a lo bárbaro], cuántos serían los desaparecidos más [otro], de bando y bando, de la subversión y de los paramilitares?

Hay que hacer la crítica, pero con equilibrio.   Aquí no tiene que ser sesgada únicamente porque hay un odio visceral contra el ex presidente Uribe, que tiene que caer preso y que tiene que ser condenado por unos sectores que no aceptan ni aceptarán jamás que aquí hubo un gobierno que le puso el orden a las instituciones, y no lo van a reconocer, pero el pueblo de Colombia en un 80% [la cifra absurda que repetían a lo Goebbels los medios de difusión] sigue respaldando la gestión del ex presidente Uribe, y me hubiera gustado que aquí hubiera estado el ex presidente Uribe para que se defendiera de estas calumnias, de estas mentiras que en su ausencia le han venido sindicando, porque es muy bonito atacar cuando la persona está ausente, pero, ¡qué bueno que se diera éste debate cara a cara, porque conozco al ex presidente Uribe!    Es un hombre de carácter, es un hombre de convicciones, es un hombre que no le huye a sus rivales, a sus contradictores, y estaría lleno esto acá, pero aquí estamos nosotros para defender su legado, y aquí estamos para defender su causa, y no les estoy cumpliendo un mandado a él ni a los amigos: lo estoy haciendo por convicción, porque reconozco en él a un hombre valeroso que la historia lo ha calificado como uno de los mejores presidentes de éste país.   Muchas gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Tiene la palabra el Representante Dídier Burgos Ramírez.

Palabras del Honorable Representante Dídier Burgos Ramírez:

Presidente, muchas gracias. Cuando salí de mi oficina para esta sesión Plenaria venía convencido [de] que iba a escuchar un debate de control político, pero, ¡cuál sería mi sorpresa cuando al final de la intervención del citante, el Doctor Cepeda, lo que hace es plantear una denuncia ante la Fiscalía, después de presentar una serie de documentos que, debo decir, que como no soy de la justicia, como no soy quien tenga la posibilidad de calificarlos, encontré que lo que aquí se hizo a mi criterio, Señor Presidente, es un gran espectáculo y una encerrona contra el Presidente Uribe, de la más baja calaña, un espectáculo de la más baja forma, porque venir a hacer ese tipo de denuncias aquí contra el ausente y citar a la Fiscalía a un debate de control político y no a recibir una denuncia es lo que desafortunadamente ha tenido a éste país en los últimos años un poquitico al borde de la politización de la justicia o de la justicia politizada!

Creo en la justicia colombiana.   Creo tanto en la justicia porque en los últimos ocho o nueve años o diez años, cuando mi hijo mayor tenía tal vez doce o trece, que me preguntaba cuando veía las noticias, "papá, ¿cuáles son los buenos y cuáles son los malos?", y no sabía explicarle a mi hijo mayor una respuesta que él pudiera entender, seguramente por mis limitaciones, pero sí entendía que estábamos en el país del caos, en el país de la desesperanza, en el país del abismo, en el país de la anarquía, en el país donde [a] los gobiernos anteriores les importaba poco los avances de los extremistas de éste país.

Cuando el Presidente Uribe postuló su nombre para ser presidente de los colombianos dijo con claridad que iba a ejecutar la política de Seguridad Democrática, y en sus ocho años de gobierno nadie puede desmentir --nadie lo puede hacer--, se generaron procesos en éste país que ningún colombiano se imaginó que eso podía pasar en éste país [otro orador de sintaxis bárbara]: 20, 30, 40, 50 o 100 políticos en la cárcel, cientos de extremistas de derecha, narcotraficantes, narcopolíticos, paramilitares, narcoparamilitares, como quiera que se llamen, en la cárcel. Nadie se imaginaba purgas en el Ejército colombiano: 4, 5, 6, 8, 10 generales destituidos, y coroneles, oficiales del Ejército y la Policía, en las cárceles.

Creo que éste país dio un vuelco, y no estoy defendiendo al Presidente Uribe, Doctor Navas, porque sea familiar de él o porque haga parte de lo que usted dice --70 u 80% de personajes o congresistas que militan o que hacen parte o que conviven o que comulgan con los extremistas--, estoy aquí porque creo en la democracia colombiana y creo en la justicia colombiana, pero no está bien que al Presidente Uribe se le haga este tipo de justicias, espectáculos o encerronas.

Aquí no vengo a decir que quien defiende a los enemigos de los narcoterroristas o de los paramilitares hacen parte de esas bandas.  Son demócratas de izquierda y los respeto como demócratas de izquierda, pero no los califico como amigos de los guerrilleros, como no se nos puede calificar a nosotros como amigos de los extremistas de derecha.   Unos y otros son dañinos y malos para el país y para la sociedad.

Creo en la transparencia, creo en el amor por la patria del Presidente Uribe, y creo, Doctor Navas, así como usted cree que el Doctor Cepeda tiene la razón hasta que no se demuestre lo contrario, que el Presidente Uribe es inocente y el Presidente Uribe no ha cometido delitos, salvo que se demuestre lo contrario.  Estoy convencido [de] que esa demostración no existe en Colombia porque si a alguien han perseguido, si a alguien han investigado en éste país los últimos diez años es al propio Presidente Uribe, y nadie ha podido hacer o encontrar que el Doctor Álvaro Uribe Vélez tenga responsabilidad de delitos en esta patria.  Si el Doctor Uribe Vélez fuera lo que el Doctor Cepeda dice aquí que es no habría políticos en la cárcel, ni paramilitares en la cárcel, ni extraditados, ni guerrilleros en las cárceles o extraditados.   El Presidente Uribe defendió la justicia y trabajó por la institucionalidad de éste país, y por tanto me solidarizo con tantos y tantos colombianos que hoy agradecen, sobre todo los que son padres de familia, al Presidente Uribe que nos haya devuelto la confianza y la esperanza de poder criar a nuestros hijos en un país distinto al del abismo que una vez creíamos que no tenía salida.

Creo en la prosperidad de éste país, y creo en la institucionalidad de éste país, y creo en la justicia de éste país, pero en lo que no creo es en los espectáculos donde aquí se tira, como en el circo romano, a una persona contra el león, sin posibilidad de defensa, en una justicia espectáculo que no puede ser.  ¡Honor al Presidente Uribe, honor a las instituciones, honor a la democracia y honor a la justicia colombiana que tendrá que pronunciarse algún día, y estoy seguro que mientras no sea lo contrario el 90% de los colombianos o más [¡abrumadora, aplastante, apabullante, arrolladora mayoría, como en los referendos napoleónicos!] estamos convencidos de que el Presidente Uribe no hizo sino trabajar honrada y honestamente por éste país.   Muchas gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Tiene la palabra la Representante Alba Luz Pinilla.

Palabras de la Honorable Representante Alba Luz Pinilla Pedraza:

Gracias, Señor Presidente.   Voy a dar respuesta, a nombre del Polo Democrático Alternativo, frente a las tres intervenciones en defensa del Presidente Uribe, y voy a ser muy cortica, solamente dando unos datos oficiales de lo que es el país.

No sé el congresista Dídier de que país habla.  ¿Dónde estaban ustedes?  Nosotros estamos hablando de ese país que entre el año 2002 a abril 2010 vivió 400 masacres. Le recuerdo algunas: Segovia, Valledupar, Tierra Alta de Córdoba, Buenaventura, San Carlos de Antioquia, en Córdoba.   Fue en esa época, congresista, que [el que galicado (debe ser "cuando")] Jorge 40 reconoce la ejecución de 333 masacres: dice quien las hizo entre el '96 y el 2005, en el Atlántico, en el Cesar, en el Magdalena, con 1.573 cifras [?].

A abril del año pasado se habían [debe ser "había" porque aquí éste verbo no denota existencia sino que es mero verbo auxiliar] encontrado 2.644 fosas, 3.216 cuerpos, y no eran solamente de guerrilleros, niños, mujeres, campesinos, personas de tercera edad, y fue en ese gobierno que [otro que galicado] empresas transnacionales, como Chiquita Brands, como Banader, han admitido que en el 2004 pagaron 1,7 millones de dólares y que confiesa Tijera que efectivamente ayudó a esas empresas a limpiar el sindicato y mató a 500 sindicalistas.

¿Saben de cuánto fue la desaparición forzada en ese período?    29.484 según los datos oficiales, y según los datos de las ONG se registraron [es "registró"] un poco más de 40 mil, y fue al 2010 que [el  tercer que galicado de esta oradora bárbara como su adorado Gurropín] se encontraban 133 congresistas de varios partidos investigados por parapolítica, pero no porque los denunció el Presidente Uribe o porque fuera el Presidente Uribe quien los mandó a la cárcel.

Se firmó la Ley de Justicia y Paz --claro congresista, un aplauso: llegó la paz a Colombia--, pero hoy nos dice la Policía --no lo está diciendo el Polo Democrático--, que en 159 municipios de Colombia se encuentran las bandas emergentes nacidas del paramilitarismo, en 18 departamentos y en 27 capitales.

Colombia tiene de acuerdo a datos oficiales casi cinco millones de desplazamientos.   Fue en el período del Gobierno de Álvaro Uribe que [son ya cuatro] el 50% del desplazamiento interno se dio en Colombia.

¿De qué país me están hablando, congresistas?   No me está hablando de ese país que me exilia, no me está hablando de ese país que me persigue cuando Salvador Arana era embajador en Chile, que lo [diga "al que" la próxima vez, Alba Luz] nombra Uribe para protegerlo, y me persiguen en Chile para buscarme vínculos con las FARC.    No me está hablando, congresista, a nombre de esa Colombia que ha llorado, y nos quieren estigmatizar: que aquí se ha hecho un juicio político.   Aquí se está buscando la verdad, esa verdad que incluso la [sobra el artículo] está buscando la Iglesia Católica, porque en toda la Semana Santa dijo: "Verdad, justicia y reparación."  ¿Cuál es el miedo a la verdad?   ¿Por qué no hablaron del debate del congresista Iván Cepeda?   ¿Por qué no le dijeron que esa no era la finca?    ¿Por qué no fueron capaces de contradecir una sola cosa de las que él dijo, y entonces ustedes hablan de odio?   No, congresistas.   No odiamos, congresista Dídier, pero si tenemos la rabia y el coraje, esa rabia y el coraje a la que se refería Chucho Peña, estudiante y amigo de Santander [el departamento del que es oriunda], antes de que lo mataran, esa rabia y el coraje de esa canción que muchas y muchos de nosotros cantamos.   La historia que conoce mi hija, y mis dos hijos es otra: la historia del exilio, de la persecución, la historia de las universidades violentadas, esa historia, congresista Dídier, que no sé usted donde estaba, pero que ha vivido el pueblo de Colombia y que han vivido los campesinos.

No defienda usted lo indefendible. No defienda ese gobierno que recibió aquí [en el Congreso] a Mancuso, y prácticamente le hicieron homenaje.  Hoy son delincuentes por fuera [¿se refiere a que están extraditados?], pero aquí los recibieron, y como dijo el congresista Navas, no fue el Polo el que lo dijo, fueron ellos, Mancuso y los otros, que [debe ser "quienes"] dieron cuentas y seguirán dando cuenta, no solamente de sus aportes políticos, económicos para muchos congresistas.

Ratifico mucho más, después de escucharlos a ustedes, mi felicitación al compañero Iván Cepeda, y mi indignación frente a la intervención de los tres congresistas.   Entonces levantan el dedo y hablan de la guerrilla, y quieren ensuciar y enlodar su nombre, incluso el nombre de su papá, hablando de la tragedia de la Unión Patriótica.   Pregúntese, congresista, ante la mayor masacre vergonzante que existe en Colombia, cuantos de la Unión Patriótica quedaron con vida, cuando en éste país se mata [?] el pensamiento y la inocencia.

El Polo no viene a hacer amigos, no viene a pertenecer a la Unidad Nacional.   El Polo viene a hacer lo que le corresponde, y es cierto lo que usted ha hecho hoy, Iván Cepeda: hablar de la verdad y reclamar justicia, y además no repetición, porque un pueblo que no tiene historia, un pueblo que se ensombrece con el silencio absoluto que ha vivido Colombia, es un pueblo que está destinado a repetir su historia.  [Es la afirmación tan citada del historiador George Santayana, pero aquí muy mal citada: que quien olvida la historia está condenado a repetirla.]

Ojalá no haya más muertos, congresistas.   Ojalá no se sigan [debe ser "siga"] encontrando fosas, pero mientras ello siga sucediendo, gracias, Iván Cepeda, por éste debate, que pese a que corre su vida peligro, usted, compañero, ha tenido la valentía de pararse en todo éste Congreso a mostrar fotos, a ir a las cárceles, por que impere la verdad, y creo que hoy Colombia le da a usted un homenaje, Iván Cepeda, por esa valentía que ha tenido de mostrar una verdad que, como lo dije al comienzo, repudia y asquea, congresista Dídier, y no podía esperar que ante esa verdad documental y con demanda penal existiera quien se atreviera a defender[la].   Gracias, Señor Presidente.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Tiene la palabra el Representante Wilson Arias.

Palabras del Honorable Representante Wilson Néber Arias Castillo:

Gracias, Presidente. Algo va de la forma como concluye el Doctor Dídier Burgos su intervención, señalando que no podemos endilgarnos la condición de cuasi actor armado por tener diferencias, pese a estar en orillas bien distintas, que reconoce el Doctor Burgos y que ratifico, diferencias que --lo he dicho aquí a veces--, son siderales, pero eso no nos hace autores del conflicto armado ni partícipes de ellos, ni siquiera proclives, y creo que ese tono es bien distinto del que el desafortunado Constantino utiliza con frecuencia.

Constantino parece haber sido autor del maniqueísmo según el cual quien le contradice es bueno o malo, una simplificación bastante infantil, si se quiere, de la discusión política, no vale la pena aplicarse al tema, más si a ese maniqueo comportamiento, porque vuelve a repetirse el expediente, primero, vuelve a repetirse también la forma como la izquierda denuncia. [Incoherente todo eso.]  No es la primera vez que un congresista formula quejas, hace debates y presenta denuncias ante los organismos de control.   Por lo demás no es un procedimiento extraño al Congreso de la República.   No puede ser repudiable.  No es show.  De ese modus operandi, de esa tribuna que entrega pruebas, han salido precisamente lo que usted decía, Doctor Burgos, el aparecimiento [?] de una parte, el centenar de congresistas del que usted hablaba, del que, dicho sea de paso, no es posible afirmar que lo fueron por la conducta de Álvaro Uribe Vélez.   No: se hizo a pesar de la opinión de Uribe Vélez, porque Uribe Vélez les decía que votaran entre tanto eran llamados a la cárcel, ¿o se nos olvida que en un lapsus bastante significativo Álvaro Uribe Vélez los invitaba a votar antes de que fueran apresados?  "Los buenos muchachos", son los términos en que [se] refiere Uribe a varios de los que hoy están purgando penas, de modo que pretender que lo fueron por la obra de Uribe es faltar a una verdad además reciente, es decir, esta generación de la que usted señalaba, Doctor Burgos, miraba televisión hace pocos años, no han trascurrido tantos como para avergonzarse o dejar de avergonzarse de eso que usted dice precisamente, fueron testigo del modo en que eran favorecidos por éste gobierno y sus ministros y sus alfiles y sus hombres más cercanos, del mismo modo que eran más cercanos de quien hoy ostenta el Palacio Presidencial, como Ministro de Defensa.  [Más incoherencias.]  Digamos las verdades.

Pasará todavía mucha agua bajo el puente, pero no puedo sino felicitar las denuncias que aquí con valentía se han [debe ser "ha"] traído, pero además con pruebas documentales, con razonamientos, con análisis que luego tendrán que discernir los correspondientes organismos. No puede faltar a la verdad tan prontamente.

Mismo expediente dicho, mismos procedimientos, el trato de "buenos muchachos", pero además casi, casi, pues que está para replay, en ese maniqueísmo, tal como se hizo con la Unión Patriótica y con las ONG, pretender endilgarle la condición de terrorista como aquí ha salido, prorrumpida por boca de parlamentarios contra esta denominación política.   Recuerdo como si fuera hoy a Bernardo Jaramillo Ossa diciendo, "nos acaban de colgar una lápida", un hombre que había tenido un debate público, que no voy a traer a colación, ni más faltaba.   Cada uno se defenderá por su obra, pero no puedo dejar de significar [?] el debate público que tuvo la Unión Patriótica en cabeza de Bernardo Jaramillo Ossa a propósito del tema de la táctica en general, decía [?], "nos han colgado una lápida", mismos procedimientos que siguen en boca de parlamentarios y de sectores de la clase política, macartistas, maniqueos, y que lamento escuchar por boca del Doctor Constantino con frecuencia, mismos procedimientos que, dicho sea de paso, también le endilgaron a la Unión Patriótica su reclamación de que hubiera salida política al conflicto armado, que seguimos reivindicando, porque hay que repetirlo, y lo trajo muy bien el Doctor Hugo a éste debate cuando decía: "¡Qué bueno que éste país se diera la oportunidad de obtener una salida política, negociada, al conflicto social armado colombiano, para ver si de una vez por todas nos damos nuevas oportunidades!"

Doctor Constantino, muy a su pesar, seguimos elevando las mismas banderas, esas de la Unión Patriótica, pagando tan fuertemente como lo pagaron aquellos hombres que hicieron esa gesta, y no nos avergonzamos: nos enorgullecemos de elevar esas banderas.

Es que Álvaro Uribe también señalaba a la izquierda de condición de terroristas.   ¡Qué poco hemos avanzado, pero en el mismo maniqueísmo!   …y con esto termino porque me parece suficiente la obra de Iván Cepeda y sus denuncias se defienden por sí mismas.   Su coherencia, su rigor, su transparencia, la lucidez con la que ha sido expuesto se defiende por sí misma, y no haré la defensa de lo que ya Iván ha expresado, pero ahora lo nuevo es que nos pretendan presentar en ese maniqueísmo, como que el Gobierno de Álvaro Uribe representó una especie de summum antioligárquico, "revolución pasiva", la llamaría Antonio Gramsci, hecha por obra del Supremo del Palacio de Nariño que durante ocho años ostentó el poder.

Sin embargo, como lo ha dicho Alba Luz muy lucidamente --solamente le agrego dos cifras económicas--, todos los hechos conspiran contra esa interpretación. Hablemos por Absalón en su reciente estudio.   Dos cifras no más derrumban, como si fuera necesario hacerlo con estadísticas, porque el pueblo ya sufrió lacerantes medidas de parte del Gobierno anterior, neoliberal hasta la médula…pero dos o tres cifras lo ilustran, mi querido Doctor Carlos Augusto Rojas, quien dice interpretar una corriente antioligárquica como la que encabezaba Álvaro Uribe Vélez.  Esto parece un chiste, esto es hilaridad.

Según Ana María Ibáñez, el proceso de concentración de la tierra, y los recientes estudios lo dicen, jamás tuvieron parangón, que en el último cuatrienio, con los últimos ocho años, no hay punto de comparación histórico para aumentar el índice de concentración de la tierra [?], el Gini, en dos puntos.   Se necesitaron [debe ser "se necesitó"] tres décadas, antes que Álvaro Uribe, para llegar a punto ochenta y seis, para elevarse a punto ochenta y nueve, cosa que era casi que imposible, por el nivel de concentración, lo que hace ya muy difícil que se proceda a semejantes ritmos tan acelerados.   Necesitó apenas dos periodos de Uribe: tres puntos, y pasó al punto ochenta y nueve.  [Es un pasaje  incoherente.]

Esto no lo dice el Polo Democrático Alternativo: esto lo dice Ana María Ibáñez.    ¿Quieren escucharlo por otra vía?   Salomón Kalmanovitz dice del modo en que nos dejó Uribe la concentración de la tierra: el antioligarca, el antifeudal, el antiimperialista Álvaro Uribe permitió que el 1.1 de los propietarios de la tierra en Colombia poseyeran el 50.4% de la concentración de la propiedad de la tierra, del área.

Cifras las tenemos al canto, del tamaño de una catedral.  Inevitablemente se las encuentra usted cuando pasa por un parque. [No explica a que se refiere lo del parque.]  Ese es el modo en que se produjo, para no mencionar la manera como Álvaro Uribe agenció una reforma laboral odiosa contra la clase trabajadora, mencionar la forma como fueron despojados los trabajadores, desde que era legislador, además, del recargo nocturno, del feriado, del dominical, en fin, sus ejecutorias en materia de pensiones, en salud, es por todos conocida, de modo que éste debate puede quedarse en el plano de control político, como ha sido señalado por el compañero Iván Cepeda, que me parece está al punto para que continúe o puede extenderse a tratar de demostrar lo indemostrable: que Álvaro Uribe representa el summum del debate de la lucha antioligárquica.   Creo es un mal chiste, es un mal período  para pretender predicar semejante afirmación.

Presidente, muchas gracias.  Creo que Iván Cepeda cerrará esta intervención.  No podía dejar de mencionar en nombre del Polo una réplica que me parece casi una provocación en boca del Doctor Constantino.    Muchas gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

El Representante Camilo Andrés Abril Jaimes me ha hecho mención de que su intervención se referirá a un tema sobre una problemática del departamento de Casanare.   Como tal vamos a dejar su intervención luego de que concluya el Doctor Iván Cepeda.

Tiene la palabra el doctor Constantino Rodríguez Calvo.

Palabras del Honorable Representante Constantino Rodríguez Calvo:

Gracias, Señor Presidente.   Ya intervine pero considero que tengo el derecho a réplica porque la Doctora Alba Luz me mencionó, y el otro compañero del Polo.  Nosotros estamos defendiendo una causa en la cual estamos convencidos, y a pesar de que tengo un departamento como el Guaviare [en el] que hemos sufrido toda la violencia, [en el] que en los años 80 llegó las FARC y en los años 90 llegó el paramilitarismo, y gracias a Dios con la frente en alto podemos decir que no se nos puede decir que tenemos un sesgo hacia las FARC o hacia los paramilitares, porque mi campaña en el año 2006 la hice diciendo "no a la violencia, no a los apoyos de la guerrilla, no a los apoyos de los paramilitares, no a los apoyos de los gamonales, no a los apoyos de los terratenientes", y el pueblo del Guaviare me eligió congresista y en el año 2010 volvimos a repetir, y atacamos con igualdad a los dos grupos armados que existen en éste país, la extrema izquierda y la extrema derecha, y mi lucha en mi departamento, como varias denuncias que he hecho en el Congreso de la República, han sido por igual, porque no compartimos la violencia, porque la hemos vivido, la hemos sufrido y tenemos el conocimiento pleno de todo lo nefasto que ha sido para el país por más de 40 años de guerra, pero que hoy se venga a decir que la Unión Patriótica en su época --estoy hablando del año 1986, cuando yo era un niño--, …no había una relación estrecha con la subversión es como querer tapar el sol con la mano.   Yo vi [a] guerrilleros con fusil llevando [a] la gente obligada a votar con la famosa papeleta, Señor Presidente, y creo que usted también lo vivió en Arauca, porque en nuestros departamentos, en el año '86, la subversión impuso su voluntad y obligó a un pueblo donde tenía su dominio a votar por los candidatos de la Unión Patriótica, y ellos no permitían la inscripción de candidatos del Partido Liberal ni del Partido Conservador.

Lo viví en el año '97 cuando me voy a reelegir como diputado, que la subversión y los dirigentes políticos de la Unión Patriótica me manifestaron, "usted no puede ser candidato, y si usted es candidato aténgase a las consecuencias", y, ¿cuáles las consecuencias?   Ya habían asesinado a varios líderes liberales y los conservadores no íbamos a ser pendejos de presentarnos para que también nos asesinaran.   Pues me aparté del proceso político, pero aquí estamos para decirle al país y para que la gente entienda, para los que no quieren entender ese vínculo entre la Unión Patriótica y la subversión: lo viví en carne propia, y aquí no nos puede ocultar eso, Doctora Alba Luz.   Aquí no nos [lo] pueden ocultar porque el país lo sabe también.   Es que es muy fácil hacer política cuando un grupo armado con fusil obliga a la gente, cuando un grupo armado con fusil le dice:  "Usted puede ser o usted no puede ser candidato.   ¡Aj, qué bonito!   ¡Eso sí es legal para la izquierda! …y, ¿qué me dicen de las muertes que causó la subversión en mi departamento, las muertes de muchas personas inocentes que con el solo hecho de tener ciertas ganaderías los asesinaron diciendo que eran presuntos paramilitares, y cómo asesinaron al papá y cómo asesinaron a su hijo de doce años, y eso no es delito?

Aquí tenemos que decirnos la verdad, aquí hay un conflicto irregular y aquí no podemos justificar que los únicos malos son de un sector y que los otros son buenos.  Toda la violencia es mala, y [con respecto a] los desplazados [de los] que habla la representante, del Gobierno de Uribe, siempre he dicho que la mayoría no son desplazados por la violencia sino que son desplazados por la pobreza, y en muchos departamentos como los nuestros, por la fumigación y la erradicación de los cultivos ilícitos, y eso sigue en el Gobierno del Presidente Santos, y va a seguir mientras haya pobreza en éste país, porque la pobreza se está acrecentando cada día por [la presencia de] los grupos al margen de la ley, que eso [sobra el "eso"] es lo que ustedes no quieren aceptar, y sé que tengo que cuidarme en mi departamento porque he sido duro contra los grupos al margen de la ley, llámese "subversión" o llámense "paramilitares", pero aquí tenemos que buscar la forma de acabar con el conflicto, y que no sigan masacrando al pueblo colombiano por cierta ideología o por otra, sino que venga la paz, que venga la tranquilidad y los invitamos más bien que en forma armoniosa nos la juguemos por la paz y acabemos con tanta violencia.   Muchas gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

Honorable Representante Iván Cepeda Castro, tiene usted la palabra para que concluya éste debate de control político, que fue citado por usted.

Palabras del Honorable Representante Iván Cepeda Castro:

Gracias, Presidente, y quiero agradecer mucho a todas las personas que han intervenido en éste debate.   Comienzo por agradecer a mis colegas de la bancada del Polo Democrático, a mi colega Ángela María Robledo, pero también las intervenciones hechas desde la orilla de la defensa del ex presidente Uribe, pocas.   Me sorprende la soledad de la defensa del ex presidente Uribe.   Poco a poco se va quedando más solitario, e interpreto eso como un signo de cambio durante los tiempos en el país.

También debo señalar que me ha sorprendido gratamente la noticia que ha dado la Fiscalía General de la Nación esta noche, que efectivamente se ha iniciado una investigación penal contra el ex presidente Uribe, en éste caso por hechos que se cometieron [debe ser "cometió"] presuntamente bajo su gobernación, y esto podría abrir un nuevo canal, una nueva vía de justicia en el país, porque la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes en éste sentido no ha avanzado mayor cosa, así que mi primera recomendación al ex presidente Uribe --espero que ésta le llegue--, es que se prepare una buena defensa, y ojalá diera la cara aquí.   Nosotros le hemos pedido eso: que deje de enviarnos gente, que deje de enviarnos al Señor José Obdulio Gaviria, que le gusta tanto asesorarse en campañas de desprestigio y que no tiene capacidad argumentativa, que deje de enviarnos recaderos y mandaderos y que dé la cara.   No le tememos al ex presidente Uribe, no tenemos ningún miedo y tenemos todos los argumentos del mundo para enfrentarlo en cualquier escenario, así que no nos vengan a decir aquí que lastimosamente no vino.   Bueno, por favor, díganle que venga, que lo estamos esperando, porque la época del Presidente Uribe, y no voy a entrar mucho en esto, es una de las peores épocas para la democracia de éste país.   A tal punto llegó el asunto que me acuerdo que el ex presidente le dijo, digamos, en un derroche de cinismo, a los congresistas:  "Antes de ir a la cárcel voten nuestros proyectos."  [Es a lo que ya aludió su copartidario Wilson Arias.]    No, congresista Constantino, no es que yo ande recorriendo las cárceles buscando gente que hable contra el ex presidente Uribe.    Entre otras cosas, hay que ir a las cárceles.   Lo invitaría para que usted vea que clase de situación hay allí --situación infrahumana--, que esa gente también tiene derechos.

Entonces, no es que yo ande por las cárceles en ese recorrido, no: es que en las cárceles colombianas hay mucha gente que estuvo con Uribe en muchas circunstancias: el hijo del mayordomo de su finca, el otro paramilitar que se desmovilizó, que era ganadero amigo de él.   No he oído una sola palabra, distinguidos representantes, sobre los hechos de éste debate.   ¿Quién ha desmentido que el Señor Santiago Gallón era paramilitar --ninguno de ustedes--,o que el Señor Luis Alberto Villegas Uribe era paramilitar?   Ninguno de ustedes.   ¿Alguien ha dicho que esas fotos que presenté no son de la finca Guacharacas?   Ninguno de ustedes.   Puras afirmaciones ideológicas y vacuas.    Me disculpan que se los diga de esa manera, con todo el respeto.   Me parece muy bien que ustedes tengan admiración, aprecio por el ex presidente.  Yo personalmente no comparto ni sus métodos, ni su ideología, ni su personalidad política, pero lo que quiero es que haya verdad en éste país, que el ex presidente nos diga la verdad, que tenía en sus fincas, por que había gente camuflada con rifles, con fusiles paseándose por sus fincas.   Esa es una expresión que él creyó era adecuada para responder a la violencia de la guerrilla.    Bueno, si es así, que lo diga.

Me parece muy sincera su intervención, Doctor Constantino.   Usted me dice muy claramente que vive en un departamento donde había violencia guerrillera.   La gente de la UP andaba con la gente de la guerrilla.   Bueno, si eso es cierto, nadie ha negado que la Unión Patriótica surgió en medio de un acuerdo de paz con el gobierno del ex presidente Betancur, pero le pregunto si por eso había que matarlos, porque me parece coherente su intervención.   Le falta dar un paso para decirnos realmente por qué se actuó así.

Entonces, sencillamente concluiría recomendando, como lo he hecho con varios funcionarios del anterior gobierno, que se prepare una buena defensa, porque la va a necesitar, y la va a necesitar porque aquí no son cifras inventadas e infladas de su gobierno, ni es un consejo comunitario [todos los sábados organizaba esas reuniones en algún pueblo, que eran transmitidas en vivo por televisión durante todo el día, y en ellas se dedicaba a repartir dádivas, y su sucesor lo ha imitado en eso], ni se trata de hacer populismo.   Es ante los jueces que [el que galicado, que aquí sustituye el "como"] va a tener que responder, y para eso se necesita demostrar hechos como los que hemos mostrado aquí.   No hemos hecho ninguna aseveración irrespetuosa hacia el ex presidente Uribe.   Lo que hemos dicho son cosas reales.    Está rodeado de gente que tiene expedientes gigantescos.   Esa es la realidad, y que él mismo, mientras estaban ocurriendo muertes en un sitio, en uno solo de los sitios porque no quise hacer aquí un debate sobre el paramilitarismo en Antioquia --nos tomaría días enteros--, pues ahí había una serie de situaciones a las que como mínimo él no quiso prestar atención, o de alguna manera contrarrestar.

En alguna ocasión, recuerdo que en un debate en una universidad, el ex presidente Uribe hizo una pregunta cargada totalmente de cinismo.   Le dijo a una persona que estaba discutiendo con él: "Dígame, si es que puede, alguna situación en la que yo he tenido que ver con paramilitares", e inmediatamente pensé, "¿en que período exactamente, Presidente?", en ese entonces, porque, digamos, la lista es interminable.   En estos días se acaba de presentar la reedición ilustrada de A las puertas del Ubérrimo. Hay 50 personajes en ese libro, todos paramilitares: la Señora La Gata, Enilse López, que financió parte de su campaña…bueno, no voy a hacer la lista.   Eso sería interminable, así que, Presidente, con mucho respeto, con mucha consideración, pienso que éste debate muestra que las cosas están avanzando y que por primera vez tal vez no sea la Comisión de Acusación e Investigación de la Cámara la que tenga que avocar esta situación, y me regocijo que comiencen otros poderes, en éste caso de la Corte Suprema y la Fiscalía, a tomar cartas en éste asunto.    Muchas gracias.

Dirección de la sesión por la Presidencia, Doctor Albeiro Vanegas Osorio:

De esta manera hemos dado conclusión a éste debate de control político, pero tal como lo había dicho, para referirse a dos temas, muy brevemente los Representantes Camilo Andrés Abril y la Representante Gloria Stella Díaz.

     Doctora Gloria Stella Díaz, tiene usted la palabra.

Palabras de la honorable Representante Gloria Stella Díaz Ortiz:

Gracias señor Presidente. El día de hoy acabo de recibir una denuncia de una situación que se está presentando en el departamento de Caldas y en el Eje Cafetero, y tiene que ver con (…).


(…)







[Con eso terminan el año y esta primera serie de temas, sobre asuntos nacionales de carácter siniestro, que era como un deber incluir, y habiéndolo hecho se puede, ahora sí, pasar a presentar cuestiones más gratas y de un interés mucho más universal.  Se iniciará así la nueva etapa en éste archivo electrónico junto con el nuevo año.  La intención era contribuir a la desaparición eventual de una clase gobernante infame, pero tal vez sea mucho pedir que intervengan organizaciones como la ONU y la CPI, la Corte Penal Internacional, que parece haberse creado exclusivamente para perseguir a criminales de guerra africanos y balcánicos, mientras que a la ONU lo que le interesa es contribuir a la gobernabilidad en sus países miembros, no promover la justicia social.  Tampoco parece que a esa clase pueda enviársela al exilio a la brava, pero sí es posible que con la llegada reciente de proyectiles tierra-aire a los campamentos guerrilleros también en eso se pase a una nueva etapa, en una guerra que tiene ya 64 años y se inició con el asesinato en 1948 de Jorge Eliécer Gaitán, un jefe político que iba a ser elegido presidente y habría transformado a su país. 


Se trata de armas potentes del tipo SAM (surface-to-air missiles) que disparan cohetes con sensores de calor (heat-seeking missiles) y pueden determinar el desenlace de una guerra, como sucedió en Afganistán durante la invasión soviética, cuando los Estados Unidos las suministraron a los sublevados.  Los rebeldes sirios han comenzado a usarlas y ya derribaron dos aeronaves pero no han aprendido a usarlas debidamente.  Por eso un grupo de ellos instaló en YouTube un video en el que muestran como deben ser disparadas (http://www.youtube.com/watch?v=judyJsXZgmE ).  En las FARC se presenta el mismo problema.  Hace poco se les encontró el primer cohete de esos en un campamento y también un video en el que disparan uno contra un helicóptero militar y no logran derribarlo.  Señores de las FARC, ahí tienen el video, y si no son capaces de aprenderse la lección entonces tal vez sea porque no merecen ganar la guerra.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario