.................................................................

.................................................................

lunes, 3 de diciembre de 2012

Debate parlamentario sobre el paramilitarismo en Antioquia, Colombia -- 1ª. Parte


El 10 de abril de 2007 Gustavo Petro  Urrego, en esa época senador del Polo Democrático Alternativo, el partido opositor de izquierda, presentó en sesión plenaria del Senado del Congreso colombiano un debate sobre el paramilitarismo en el departamento de Antioquia en el que denunció hechos cruentos del tiempo en que el Presidente Alvaro Uribe Vélez, que andaba en su segundo período presidencial sucesivo de 4 años, era gobernador de ese departamento y reunía a sus matones en la Hacienda Guacharacas ("guacharaca" es un instrumento musical autóctono colombiano, pero en Méjico es un ave), de su propiedad, de donde salían a asesinar en correrías nocturnas.

(Fue un segundo período ilegítimo porque se hizo reelegir incurriendo en el delito de cohecho para inducir a dos congresistas, Yidis Medina y Teodolindo Avendaño, a que votaran a favor de una reforma constitucional que permitiría la reelección inmediata, en eventos que luego fueron llamados "la yidispolítica".  En el delito de cohecho hay necesariamente dos partes, el que soborna y el que se deja sobornar, pero en esa justicia torcida que es la colombiana se condenó únicamente a los sobornados, en una contradicción desvergonzada.)

Las pruebas presentadas por Petro, junto con las expuestas en sus libros por la periodista Olga Behar, bastan para llevar a Uribe V. ante la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad, que son de los que se ocupa dicho tribunal (con los crímenes de guerra), y si no ha sucedido tal vez sea porque ya se vio que es una corte caprichosa, ambigua, que se dedica exclusivamente a perseguir a gobernantes africanos y de los Balcanes.

Hace dos semanas, en la sesión plenaria de la Cámara de Representantes, Telésforo Pedraza Ortega, un representante que pertenece al Partido Conservador, despotricó contra Petro por su mala gestión ahora como alcalde de Bogotá, el segundo cargo público en importancia luego del de presidente de la república, y evocando sus días de congresista dijo: "(…) Petro, que parecía aquí una 'bomba racimo' [alusión a las tales cluster bombs], sindicando y disparando contra todo el mundo (…)."  

De Petro se puede decir, o que "mató el tigre y se asustó con el cuero", o que usó sus diatribas para quedar como un héroe, llegar a la cima y luego arrellenarse en la poltrona de la politiquería.  Ahora anda diciendo que dizque el problema más urgente que tiene la ciudad capital es el "cambio climático", por ser "el principal problema de la humanidad, lo que podría hacernos desaparecer como especie humana", y no es que esté confundido, porque todos sabemos que el mayor problema de su ciudad es la miseria que ha llevado a una criminalidad descontrolada.  Cuando no habla del clima planetario se la pasa hablando del transporte.

Reemplazó en la alcaldía a su copartidario Samuel Moreno Rojas, a quien denunció porque se estaba repartiendo los miles de millones del Distrito Capital con los contratistas, y que está ahora preso, pero en las instalaciones para VIPs de la Escuela de Caballería (la misma donde en su juventud fue torturado Petro, siendo guerrillero del M-19).  Luego escindió el Polo al crear su propio Movimiento Progresistas, al que se transfugaron muchos desde el Polo.

Moreno es nieto del General Gustavo Rojas Pinilla, al que llamaban Gurropín, un dictador ya fallecido de características idénticas a las de Juan Domingo Perón: un gorila populista, ladrón y fascista que perseguía a los comunistas en plena era macartista y que usó a los descamisados para hacer competencia a la clase política tradicional.

El movimiento guerrillero M-19, o Movimiento 19 de abril, se formó luego del fraude electoral de ese día de 1970, cuando "robaron" el triunfo al General en una maniobra burda.  Todos iban viendo en vivo el conteo en la televisión e iba ganando él, entonces súbitamente suspendieron la transmisión.  Hubo conato de revolución en las calles.  El Presidente Carlos Lleras Restrepo apareció en televisión diciendo que el Ejército iba a militarizar las calles y arrestar a todo el que viera en ellas después de las 8 de la noche.  Todos corrieron a meterse en sus casas.  Al día siguiente anunciaron que había ganado su rival, Misael Pastrana Borrero, del Partido Conservador.  Es la democracia a la colombiana.

En el sitio del Senado en la Red (www.senado.gov.co) están disponibles las transcripciones de las sesiones plenarias, pero son textos difícilmente legibles, con pasajes incoherentes, como hechas por un niño o un borracho.  La puntuación es caótica, lo que obligó a una corrección laboriosa de sus más de un centenar de páginas (puestas en procesador de palabras, en letra tamaño 10), una tarea tan lenta que se avanza a razón de unas 15 por cada 10 horas de trabajo.  Por eso pareció mejor "colgar" en la Red la primera mitad, mientras queda terminada la corrección.

No es un debate contra un solo individuo sino contra toda una clase gobernante que ejerce la política a través del asesinato y finge ante el mundo que vive en una democracia.  Eso ha sido así desde la época de la Independencia, y son ya más de 200 años.  El ejemplo lo dio Francisco de Paula Santander,  a quien llaman "el Hombre de las Leyes", título absurdo para alguien que llegó con una pandilla a asesinar a Simón Bolívar, su ex compañero de armas, en el Palacio de San Carlos, ahora la Cancillería (Ministerio de Relaciones Exteriores), quien se salvó porque fue advertido a tiempo por su compañera Manuelita Sáenz, y pudo saltar por una ventana y huir en la "nefanda nocte septembrina", como dice en la losa de mármol instalada bajo dicha ventana, pero en latín, como para no poner a reflexionar al pueblo raso con eso.

  

   


Citación a los señores Ministros del Despacho y

altos funcionarios del Estado


   


Al señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi.

Proposición número 269


 

Cítese al señor Ministro del Interior y de Justicia, doctor Carlos Holguín Sardi, para que en debate a celebrar en la plenaria del Senado de la República el día martes 10 de abril de 2007, que será transmitido por el Canal Institucional [el nombre es "Señal Institucional"] de Televisión, conteste el siguiente cuestionario:

1. ¿Considera que el Presidente de la República adelantó todas las acciones que estaban a su alcance para desmantelar a los grupos paramilitares, que nacían y se desarrollaban en el departamento de Antioquia, durante el período en que él fue gobernador? ¿Cuáles fueron esas acciones?

2. ¿Considera el Gobierno que el proyecto de las denominadas cooperativas de seguridad Convivir, fue un gran programa que pudo llevar la tranquilidad a la región y al país?

3. ¿Cuál fue el criterio que tuvo el doctor Álvaro Uribe Vélez, para apoyar y crear las Convivir en el departamento de Antioquia?  [El nombre deriva de la antigua Antioquía, Antioch en la transcripción al inglés, pero en Colombia decidieron pasar el acento a la segunda sílaba.]

4. Después de todos los hechos sucedidos, y hoy parcialmente conocidos por la sociedad, ¿considera el Presidente Álvaro Uribe Vélez que se equivocó en el apoyo dado a esas Convivir?

5. ¿Cuál fue el aporte de las Convivir a la paz y a la tranquilidad en Colombia?

Gustavo Francisco Petro Urrego

 

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

[Del último punto en el orden del día, al final de la sesión:]

 

 

Negocios sustanciados por la Presidencia

Por Secretaría se dejaron los siguientes documentos para su respectiva publicación.

Ministerio del Interior y de Justicia

OF107-8543-APE-0600

Bogotá, D. C., lunes 9 de abril de 2007

Doctor

Emilio Otero Dajud

Secretario General Senado de la República

Ciudad

Respetado señor Secretario:

De manera atenta, me permito remitir las respuestas al cuestionario adjunto a la Proposición número 269 de 2007, suscrita por el honorable Senador Gustavo Francisco Petro Urrego, de conformidad con el artículo 249 de la Ley 5ª de 1992.

Cordial saludo,

José Andrés O'Meara Riveira,

Director de Asuntos Políticos y Electorales.

Anexo: Medio magnetico.

Respuestas al cuestionario del Senador Gustavo Petro por parte del señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi.

Proposición número 269

1. ¿Considera que el Presidente de la República adelantó todas las acciones que estaban a su alcance para desmantelar a los grupos paramilitares, que nacían y se desarrollaban en el departamento de Antioquia, durante el período en que él fue Gobernador? ¿Cuáles fueron esas acciones?

Respuesta

El señor Presidente de la República cuando era Gobernador del departamento de Antioquía, sí realizó todas las acciones que estaban a su alcance para combatir y desmantelar no sólo a las autodefensas, sino a todos los grupos delincuenciales que hacían presencia en dicho departamento. Tales gestiones se desarrollaron dentro de los parámetros constitucionales y legales con la colaboración de las instituciones del Estado, entre las cuales se encontraban la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional y las Fuerzas Militares de Colombia.

2. ¿Considera el Gobierno que el proyecto de las denominadas cooperativas de seguridad Convivir fue un gran programa que pudo llevar la tranquilidad a la región y al país?

Respuesta

Las asociaciones Convivir fueron concebidas dentro de una política de seguridad de carácter nacional, como un mecanismo de colaboración ciudadana con la Fuerza Pública para fortalecerla en su lucha contra las distintas formas de delincuencia.

3. ¿Cuál fue el criterio que tuvo el doctor Álvaro Uribe Vélez, para apoyar y crear las Convivir en el departamento de Antioquia?

Respuesta

Como ya se dijo el establecimiento de las Convivir obedeció a una política nacional en virtud de la cual se expidió el Decreto 356 del 11 de febrero de 1994, y el Gobernador Uribe Vélez las apoyó con el propósito de fortalecer la cooperación ciudadana con la Fuerza Pública.

4. Después de todos los hechos sucedidos, y hoy parcialmente conocidos por la sociedad, ¿considera el Presidente Álvaro Uribe Vélez que se equivocó en el apoyo a esas Convivir?

Respuesta

No hay evidencia de hechos delincuenciales atribuibles a las Convivir en el departamento de Antioquia, para indicar que su establecimiento dentro del marco de una política nacional, legal e institucionalmente constituida hubiese sido una equivocación.

5. ¿Cuál fue el aporte de las Convivir a la paz y a la tranquilidad en Colombia?

En su momento, la existencia de las cooperativas de seguridad ciudadana sirvió para sensibilizar a la población frente a la necesidad de aunar esfuerzos en la lucha contra el terrorismo y la subversión.

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 


III

                                                               Proposición número 269


Citación a los señores Ministros del Despacho y altos funcionarios del Estado

Al señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi

La Presidencia concede el uso de la palabra al Honorable Senador citante, Gustavo Francisco Petro Urrego:

 
     Palabras del honorable Senador Gustavo Francisco Petro Urrego

Con la venia de la Presidencia hace uso de la palabra el Honorable Senador Gustavo Francisco Petro Urrego:

Bueno, vamos a iniciar éste debate esperado, demasiado diría yo, no sin señalar que realmente no soy yo el que voy hablar, sino una serie de pruebas, indicios, algunos tan delicados que me permitiré leer, precisamente por lo delicados que son, y antes les pediría algo de disculpas por mi voz, porque como siempre pasan los imprevistos, mi voz está fallando. Vamos a comenzar el debate con unos videos, 40 segundos y continuamos.   

Rueda video.

Se está repitiendo.  Vamos a suspenderlo ahí.   Basta de insultos, ojalá.   Ahora vamos a ver unas fotos, que siempre me han parecido curiosas porque se realizaron en medio de la campaña electoral Congreso-Presidencia, año 2.006.  Ya habíamos hecho los debates en la Cámara sobre el paramilitarismo en Sucre, precisamente en Sincelejo, en Sucre.  Miren ustedes aquí, en la primera foto del Presidente Uribe, invitando a votar por él mismo y por sus amigos, que están sentados atrás, amigos que, como ustedes observan, ya habían sido denunciados en los debates del Congreso y que no dejan de ser, pues, congresistas hoy, con desgracia, procesados: Eric Morris, Alvaro José García Romero, Jairo Merlano, Benito Muriel Rebollo [es una mujer, no un tocayo del demonio fascista que nuestros "godos", que se hacen llamar "conservadores", adoptaron como ideólogo: Muriel Benito Rebollo, condenada apenas 10 meses después a 47 meses de cárcel por sus relaciones con los paramalucos de su departamento, Sucre, reveladas cuando apareció su nombre en el computador del jefe paraco Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, incautado a alias Don Antonio en el 2006 y que menciona Petro más adelante (y a Tovar lo mencionará el ministro citado, Holguín S.), mientras que tres años y medio después de éste debate fueron extraditados a los Estados Unidos dos hermanos y otro pariente de la Muriel por narcotraficantes], arriba Alfonso de la Espriella.  

El Presidente en el mismo acto entregándole una condecoración a un diputado candidato en ese momento a la Cámara, segundo renglón de Benito Muriel Rebollo, hoy reo ausente.  Todos [han sido] investigados por paramilitarismo, y me he preguntado un poco: éste tipo de proyecto político que junta a personas así, que le prometen al país que el país va mejor, [a] ser mejor, con personas así,  por que se juntan, por que se defienden mutuamente, por que estar juntos, [y] si ese proyecto político le va a hacer bien al país.

Por eso decidí investigar el tema de Antioquia.  Este es un debate en homenaje a las víctimas de Antioquia.  El 60% de las víctimas de la Unión Patriótica a nivel nacional son antioqueñas.  La mitad de los 42 mil ciudadanos, hoy inscritos en la Ley de Justicia y Paz como víctimas, son antioqueños.  Más de 20 mil, el 62% de las masacres del desplazamiento forzado, que suma más de 300 mil personas, de los muertos, son ciudadanos antioqueños. Este es un debate para ellos y comenzaría un poco tentando el clima.   Voy a tratar de ser muy rápido, para respetar el tiempo.

El clima que había en aquel entonces --años '95-'97--, …ustedes observarán aquí una cita, una carta dirigida al doctor Gilberto Echeverri Mejía, firmada por Jaime Tobón Villegas, uno de los líderes de la ganadería del departamento de Antioquia, destacado --sigue siéndolo hoy--, pero lo importante de esta carta es el segundo párrafo, en donde dice lo siguiente: "No pueden aceptarse tales condiciones simplemente antes de negociar", dice Tobón Villegas --está hablando de una propuesta en ese entonces que las FARC hizo al presidente de ese entonces, Ernesto Samper--, dice: "No pueden aceptarse tales condiciones simplemente antes de negociar.  Ellas son motivos de las conversaciones.   Lo que pretenden las FARC es suspender todos los controles del Estado para defender la sociedad y poder continuar el conflicto sin seguridad, sin paramilitarismo, sin las Convivir, sin los decretos de orden público, etcétera, como quien dice que el Gobierno y la sociedad se hagan de brazos [cruzados], para que la guerrilla prosiga a sus anchas."

El señor director de la ganadería en Antioquia confunde paramilitarismo con instrumentos que el Estado debe negociar para hacer la paz.  Supone como una política, válida para el Estado en conflicto con la guerrilla, la existencia del paramilitarismo, y quien expresa estas ideas es uno de los grandes dirigentes de la ganadería y de la sociedad antioqueña, [lo] que me permite expresar que ese era el clima cultural, social, político y económico que una parte de la élite antioqueña tenía sobre este tipo de fenómeno, hoy tan famoso, llamado "el paramilitarismo".

El Presidente Uribe responde --yo quisiera saber un poco…de la televisión también saqué los documentos que estoy presentando, porque o si no se va a perder la ciudadanía [?]--, el presidente de la república responde al señor Tobón Villegas.  En ese entonces gobernador de Antioquia, el Doctor Álvaro Uribe Vélez le dice que sus ideas son de gran importancia para la búsqueda del camino de la paz, es decir, el Gobernador Uribe Vélez no entiende que esgrimir el paramilitarismo, como una política legítima en defensa del Estado y la sociedad, es un error.

Pero peor aun [es] la siguiente carta, que me gustaría mostrarla.  Se firma en Puerto Triunfo, Antioquia, [en] septiembre 18 de 1995.  Va dirigida al doctor Fabio Valencia Cossio, en ese entonces senador de la república, la firma el Señor Ramón Isaza, comandante de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, [con] cédula de Ibagué, Tolima y tiene un [número] consecutivo [que la identifica].  Se le entrega también al Directorio Nacional Conservador y al de Antioquia y al doctor Álvaro Uribe Vélez, gobernador de Antioquia.  ¿Que dice esa carta?

Primer párrafo: "Respetado Doctor Valencia: Hace un mes largo recibí la visita de los Doctores Gilberto Toro, ex secretario privado de la gobernación de Antioquia, y Pascual Agudelo, ex diputado de Antioquia, ambos pertenecientes a su grupo político y quienes fueron enviados por usted para que me dieran el mensaje de decirle a los concejales conservadores amigos míos que votaran por su nombre en la próxima Convención Nacional Conservadora, para conformar el nuevo Directorio Nacional Conservador."  El senador le envía una carta al paramilitar para que el paramilitar invite a los conservadores de su región a votar en unas elecciones internas de su partido…Ministro, de su Partido Conservador.

Y el segundo párrafo dice:  "Como respuesta a esa solicitud, al respecto le respondí que yo no era político",  dice Ramón Isaza,  "y que mi misión en el Magdalena Medio era muy distinta a la de hacer proselitismo político por usted, que si antes lo había conocido y tratado personalmente en el municipio de Puerto Triunfo, al igual que a sus honorables Representantes a la Cámara, Humberto Tejada y Benjamín Higuita Rivera, era a través de otras personas, que le colaboraban con votos, pero no por mi interés personal.   Es por ello que quiero ratificarle mi decisión a través de éste medio."   Ramón Isaza, el paramilitar, rechaza la oferta del líder político nacional de hacer política en su nombre, [en el] año 1995.   Los paramilitares no habían pensado que era importante la infiltración dentro de los grandes partidos, dentro de las estructuras políticas nacionales.   Lo ejercían en el nivel local.

¿Qué es éste paramilitarismo? ¿Qué es lo que definimos con un término que, en mi opinión, ha sido mal utilizado? Yo pienso que el paramilitarismo es una conjunción, básicamente, de un sistema político clientelista.   Si no hubiera compra de votos en Colombia y trasegar de favores políticos entre el elector y el elegido no habría paramilitarismo en éste país, pero implica también un sistema hacendario. Los combatientes del paramilitarismo le dicen a sus comandantes siempre "patrón", "el patrón".   El sistema hacendario, que fue el que generó una cultura de patrones y peones en Colombia,  es indispensable para que los peones se sientan tropas de un patrón.  Necesita del narcotráfico indudablemente.   Necesitan de sectores del Estado y esto es uno de los mensajes que éste debate quiere dar.

El paramilitarismo no surgió porque el Estado no existía.  El paramilitarismo nació con sectores del Estado.  Necesitan una corrupción socializada --de alguna manera el elector acostumbrado a vender su voto antes por el gamonal tradicional no debe experimentar ningún cambio si ahora lo hace por un señor narcotraficante--, y  necesitan control territorial.   Ese es el paramilitarismo en general.  Decía el General Maza Márquez, "el paramilitarismo es una mirada narcotraficante de la Autodefensa", y creo que tenía razón, y vamos a mirarlo en el caso que nos convoca, en el departamento de Antioquia, no sin antes precisar que en el departamento de Antioquia  --gracias [posiblemente "la de los tintos" le trajo uno, o agua envasada]--,  podemos mirar que éste proyecto económico y social y militar denominado "paramilitarismo" conjuga tres grandes pilares: un pilar que es la alianza militar con ideología anticomunista --hacendados--, un segundo pilar que son grupos de justicia privada, denominados tradicionalmente "de limpieza social", y un tercer pilar que es el narcotráfico, y vamos a hacer un esbozo sobre el origen histórico, antes de entrar a los años '95-'97, el paramilitarismo tal cual empezó a finales de los años 70 y tiene una fecha de inauguración, que es el año 1982-83, a través del Movimiento Muerte a Secuestradores, MAS. Este listado que he elaborado aquí, que quiero que la televisión muestre, por favor, es el de los militares que diversos procesos judiciales e informes de inteligencia colocaron como parte de los integrantes de militares dentro de la alianza militares-anticomunistas-hacendados.  Allí podrán ustedes... les voy a mencionar los de mayor graduación: reconocer al General Gabriel Ramón Díaz, Teniente Coronel Rito Alejo del Río, Coronel Alfonso Plazas Vega [condenado a 30 años de prisión por la desaparición de 11 empleados de la cafetería del Palacio de Justicia durante el asalto del M-19, cuando, en vez de negociar, fue ordenado un ataque militar, con tanque de guerra incluido, y murieron muchos magistrados, y dichos empleados, que nada tenían que ver con el asunto, fueron torturados y asesinados en la Escuela de Caballería, de la que era comandante, y ahora Plazas Vega, en uso de buen retiro, se da la gran vida en su apartamento del Cantón Norte en Bogotá y sale de noche a fiestas, negándose a acatar el fallo de un tribunal que ordena su traslado a una cárcel, y todo esto frente a dicha Escuela de Caballería, donde torturó durante una semana, durante el Gobierno de Julio César Turbay Ayala, al citante del presente debate], Coronel Julio Angarita Divas, Coronel Carlos Enrique Martínez Orozco, Coronel Jaime Sánchez Arteaga, Coronel Carlos Guerrero, Coronel Luis Bohórquez, y sigue la lista de militares, que educados bajo una doctrina entonces legitimada bajo la idea de la Guerra Fría, de que las sociedades se debatían entre el enemigo interno y el Estado, que había una guerra comunista, pues eran profundamente anticomunistas y decidieron implementar una concesión, organizar grupos de ciudadanos, armarlos, dotarles de función de Policía o de Ejército y colocarlos en apoyos de su propia lucha militar.

Lo que quiero en éste instante es demostrarles que, inmediatamente hicieron eso éste sector de la cúpula militar, el invento se volvió funcional al narcotráfico, porque desarrollado en un área geográfica, que era el Magdalena Medio, Puerto Boyacá, Doradal y los municipios antioqueños de Puerto Triunfo, Puerto Nare y Puerto Berrío, el experimento inicial [fue] juntando a hacendados golpeados por la guerrilla, militares de la línea dura, [con la] configuración de grupos de Autodefensa, pero al cabo de unos cuantos meses fue el narcotráfico el dueño del invento.   La idea de organizar ciudadanos, arbitrariamente armados y con funciones de Policía y de Ejército sobre otros ciudadanos, no devengó en una mayor institucionalidad del Estado sino en grupos funcionales al narcotráfico.

Los narcotraficantes que cayeron en ese entonces sobre el territorio de éste tipo de alianza, el Magdalena Medio, fueron Gonzalo Rodríguez Gacha, Pablo Escobar, etcétera.   En el libro de Toño Sánchez, Las crónicas que no me dejaban contar --Toño Sánchez es de Montería y firmante del Acuerdo de Santa Fe de Ralito [o Pacto de Ralito, entre jefes paracos, empresarios y políticos]--, se comenta lo siguiente: dice él en su historia del Magdalena Medio que estos narcotraficantes no habitaban el mundo rural colombiano.   El Cartel de Medellín era urbano.   El Cartel de Medellín en ese entonces, que configuraba toda la mafia colombiana de la cocaína, lavaba sus dólares en Panamá.   Después de la muerte del Ministro de Justicia Rodrigo Lara [Bonilla, asesinado por orden de Pablo Escobar el 30 de abril de 1984] se fueron a vivir a Panamá en masa.   Sólo cuando Estados Unidos presionó al dictador Noriega y éste delató varios de sus laboratorios de cocaína decidieron en masa, no solamente escapar físicamente,  sino traerse decenas de millones de dólares para lavar en Colombia.

A partir de allí la decisión de esta estampida narcotraficante de Panamá hacia Colombia fue invertir esos dineros en tierras, en la compra de las tierras más fértiles del Magdalena Medio colombiano, donde estaba la alianza entre militares, anticomunistas y hacendados y en las tierras del Urabá antioqueño y el sur de Córdoba, fincas que necesitaban para construir pistas en donde, durante día tras día,  20 o 30 vuelos diarios de avionetas  pudieran salir cargadas de cocaína y entrar con dólares.   Obviamente estas pistas en donde salían 20 vuelos todos los días, todos los meses, todos los años, implicaban necesariamente  que la sociedad circundante a la pista no dijera nada y que el Estado circundante a la pista --el policía, el militar vecino, el juez, el concejal, el alcalde--, no dijeran nada.  El narcotráfico siempre necesita de una sociedad y de un Estado local, subordinado a su interés económico, y ese es el paramilitarismo.

Algunos documentos oficiales de la época…la declaración del Mayor Oscar de Jesús Echandía, segundo en mayor graduación como integrante del MAS denunciado por la Procuraduría,  decide aclarar ante el DAS [Departamento Administrativo de Seguridad, el servicio secreto, adscrito a la Presidencia de la República (por lo que resulta siendo la Guardia Pretoriana del mandón de turno), que decidió adoptar el mismo nombre de la CIA, o sea, Agencia Central de Inteligencia, para hacer creer que fue reorganizada luego del escándalo de las interceptaciones telefónicas sin orden judicial ordenadas por el gobierno de Uribe contra  sus opositores, fueran reales o supuestos]  y expresa cosas como las siguientes de sus colegas de armas.  [El] Teniente Coronel del Río, en ese entonces, fue el Comandante del Batallón Girardot de Medellín.  La fuente en varias ocasiones sirvió como intermediario de las razones que ese oficial enviaba a Henry Pérez,  jefe paramilitar de la zona, sobre posibles operativos en la zona de Puerto Boyacá y nombres del personal del Ejército con quienes se podía o no tratar para que colaboraran con las Autodefensas y el narcotráfico.   En 1985 participó con apoyo de la fuente y del Coronel del Río en el transporte de 100 subametralladoras MP5  entre Medellín y Puerto Boyacá, todas compradas por el Mexicano.

Oscar Echandía, Mayor del Ejército de Colombia, miembro del MAS, dice que su sector militar, el que estaban construyendo las Autodefensas, ya estaba ligado con Gacha y con Pablo Escobar. Sigamos viendo estos documentos importantes para la historia. 1985: por medio de Nelson Panesso la fuente se entera de los nexos de la Escuela de Caballería con la organización del Mexicano, consistentes en que tropas y personal de inteligencia de esa guarnición pernoctaban en fincas de Gacha, en compañía de gentes de la Autodefensa, con quienes también operaban.  El Comandante de la Escuela de Caballería era el Teniente Coronel Plazas Vega. 1985.  No voy a profundizar en éste tema, porque tiene otras consecuencias, no…fuera de éste debate.

Este documento entregado a la Embajadora Anne Patterson en la Embajada de los Estados Unidos por un oficial de la Policía Nacional, Capitán retirado Gildardo --aquí aparece su firma--, dice cosas como las siguientes: "Me dirijo a usted en mi calidad de Capitán para denunciar ante usted las reiteradas violaciones que se cometen en Colombia --el Ejército Nacional, la Fiscalía General [de la Nación] y otras autoridades estatales--, y para denunciar también los vínculos entre estos organismos y los grupos paramilitares," dice el capitán del Ejército.  Otro incidente que repercutió en la desestabilización de los paramilitares del Magdalena Medio fue cuando el narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, alias el Mexicano, ordenó la muerte del diputado liberal a la Asamblea Departamental de Boyacá, Pablo Emilio Guarín, fundador de las Autodefensas de Boyacá, atribuyéndole astutamente la muerte a las FARC [FARC-EP, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo].

Todas esas personas se reunían con el Coronel Gabriel Ramón Díaz Ortiz, ahora recordado también por la opinión pública nacional, y el Mayor de la Policía Daniel Ernesto Castiblanco Mendoza, unas veces en el mismo Batallón Bárbula, otras en fincas de los alrededores, inclusive en la Hacienda Nápoles, de Pablo Escobar.  "Nuestro jefe, el Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá actualmente, reuniéndose con Pablo Escobar: ¿será posible?", dice él en éste documento más adelante.  "En una de las muchas investigaciones que realicé como jefe de las Sub-Sijin de Puerto Boyacá pude establecer por medio de informantes que Pablo Escobar fue a su finca Nápoles en un helicóptero a principios de 1992 y se reunió con el Coronel Gabriel Díaz Ortiz y el Mayor de la Policía Daniel Ernesto Castiblanco Mendoza, durante 35 minutos."

Dice este documento más adelante: " [El] Coronel Daniel Ernesto Castiblanco Mendoza trabajó en 1991 y '92 como Jefe de Policía de Puerto Boyacá, que fue el primer pueblo de Colombia que se autodeclaró como zona libre de guerrilla, el primer experimento paramilitar en Colombia, y esto lo lograron con la ayuda de los paramilitares, el Coronel Castiblanco, que en esa época ayudaba y colaboraba con los paramilitares, con Víctor Carranza y con Ramón Isaza, que le pagaba mensualmente 3 millones de pesos."   Por esta misma época el hoy General del Ejército Gabriel Ramón Díaz era coronel y era Comandante del Batallón Bárbula, con sede en Puerto Boyacá, así que la Policía y el Ejército estaban unidos para colaborar con los paramilitares del Magdalena Medio.

Sigue éste documento y dice: "De todas maneras empecé a investigar y conseguí varios informantes,"  dice éste capitán de la Policía, "los cuales me revelaban las reuniones del Coronel Gabriel Ramón Díaz y el Mayor Daniel Ernesto Castiblanco con los paramilitares Ramón Isaza, Luis Antonio Meneses Báez, Alias Ariel Otero y los narcotraficantes Gonzalo Rodríguez Gacha y Pablo Escobar Gaviria.  Este es el paramilitarismo."   Firma Gilberto Cárdenas González, Bogotá, noviembre del año 2002.  Entregado a la Embajada de los Estados Unidos con otra cuantiosísima información que más adelante trasmitiré.

...pero no solamente él afirmaba eso. También el Mayor Oscar de Jesús Echandía, cofundador del MAS del que ya hablé, habla de otra situación: que hacían las Autodefensas y la línea dura de la cúpula militar anticomunista, que no son todos los militares, con los narcotraficantes, pues aprovecharon el dinero para armas --lo acaban de describir--, pero también para entrenarse, para adquirir conocimiento tecnológico paramilitar.  Aquí pueden los televidentes ver como éste mismo informe de Echandía al DAS, en informe de inteligencia, muestra que el dinero de los narcotraficantes se entregó a una serie de mercenarios.   Esa es la lista completa.   La encabeza Yair Klein [ciudadano israelí que cuenta su versión de los hechos en El Caso Klein, libro escrito por la periodista Olga Behar y su hija].   Hay ingleses, españoles, israelíes que le enseñaron al paramilitarismo en Colombia el terrorismo, la forma de hacer masacres, matar, tumbar aviones, asesinar de la manera más eficaz al otro, y esta escuela de sicarios tuvo un primer acto de entrenamiento en los departamentos de Antioquia y del Urabá.   En Antioquia  comenzaron en el año 1988 en la Zona Bananera, con las matanzas en la finca La Negra, marzo 4.   Ese mismo día, la matanza en la finca Las Honduras --todas bananeras--, entraron a Córdoba y realizaron las masacres del Volador, la Mejor Esquina, Vidales, Puya.  12 de noviembre: el Tomate, Costa de Oro, y no solamente supieron como hacer la matanza de campesinos humildes, a los que acusaban de sospecha de ser guerrilleros, sino que acabaron con la Unión Patriótica, partido de izquierda.   Ya les decía: más de la mitad de la Unión Patriótica asesinada en todo el país lo fue en Antioquia, más de 4 mil, dicen unos datos, 6 mil entre desaparecidos, pero no solamente mataron la izquierda o humildes campesinos.  Tumbaron el avión de Avianca, en donde iban pasajeros, indistintamente, y no solamente tumbaron el avión de Avianca  sino que acabaron con el DAS de Maza Márquez [General Miguel Maza Márquez, que era el director del DAS] en Bogotá, en una bomba terrible, y no solamente acabaron con el DAS sino que mataron a Luis Carlos Galán [jefe liberal, hace 23 años, cuyos dos hijos, que eran niños, son ahora también políticos: uno de ellos senador, el otro, concejal de Bogotá].  La alianza de militares anticomunistas, Autodefensas y narcotraficantes, que es lo que yo llamo "el paramilitarismo", mató a Luis Carlos Galán…esa historia, muy rápidamente,  porque es la antesala del debate.   La del Magdalena Medio es una historia de crisis y esta es otra.  

Segunda lección que yo quiero presentar en éste debate: el paramilitarismo se autodestruye permanentemente, se recrea y se autodestruye permanentemente, es caníbal, se mata a sí mismo.  La historia del Magdalena Medio lo demuestra y brevemente voy a hacerla. Gonzalo Rodríguez Gacha, el Mexicano, asesina al fundador político de las Autodefensas, Paulo Emilio Guarín Vera, representante a la Cámara.  El jefe del paramilitarismo en ese entonces, Henry Pérez Morales, mata a su padre, el fundador del paramilitarismo, por equivocación, y Henry Pérez  Morales mata a su principal aliado en ese momento, el Coronel Luis Bohórquez, porque se lo entrega a la cúpula militar que estaba en la línea anticomunista  a cambio de la liberación del jefe paramilitar que había asesinado a Luis Carlos Galán, el señor Rueda Rocha.  Hace una transacción.  "Se escapa", entre comillas, con la ayuda de un sector del Estado, el asesino de Galán, de la cárcel y va a la zona del Magdalena Medio y a cambio del antiguo aliado y Jefe del Batallón Bárbula, Coronel Luis Bohórquez, [que] es entregado en Bogotá y asesinado, y luego el mismo Pablo Escobar asesina a Henry Pérez, el jefe de los paramilitares, y luego de la muerte de éste señor asume la comandancia un señor que se llama Ariel Otero, ex teniente que hace un proceso de paz con el Gobierno de César Gaviria [presidente de la república de 1990 a 1994].  Mensaje de ese proceso de paz para el presente: Ariel Otero reúne todas las armas de los paramilitares  --700--,  se roba la mitad en Puerto Boyacá, con la mujer de Henry Otero [¿o Henry Pérez?], su amante, se escapan con las armas y se las entregan al Cartel de Cali.  Allá viven hasta cuando estalla la guerra con Pablo Escobar, el Cartel de Cali decide una alianza con los paramilitares del Magdalena Medio y los paramilitares les piden que le devuelvan a Ariel Otero, que tortura y masacra, y después de eso unos se van matando con otros: Rueda Rocha asesina a Gustavo Londoño, el alcalde de Puerto Boyacá, el territorio libre de guerrillas,  y finalmente [a] Rueda Rocha lo asesina Ramón Isaza y de ese proceso sólo quedan sobreviviendo Páez, el Aguila, Ramón Isaza y desde 1982, hacia Córdoba, Carlos Vicente Castaño y Fidel Castaño, que de ese proceso van a montarlo [?] en el departamento de Córdoba para exportar directamente cocaína desde las tierras cordobesas.

El relato de la muerte de Pablo Escobar y lo que ocasiona es lo siguiente: Pablo Escobar se ha quedado solo, ha matado a sus propios aliados, ha entrado en guerra con sus paramilitares, con el Cartel de Medellín, con el Estado, decide entrar en una negociación con el Gobierno, se somete a la justicia, lo instalan en La Catedral [una prisión], desde La Catedral sigue ejerciendo el crimen, en medio del lujo, acaba de aislarse aún más y finalmente se escapa como todos sabemos y deciden matarlo. ¿Quiénes lo matan?  Una alianza entre paramilitares, Cartel de Cali y sectores del Estado, y éste es otro mensaje que quiero entregarle a la ciudadanía: el Estado ha entrado en estas instancias, en estas alianzas, fragmentadamente.  No es todo el Estado, pero estos fragmentos del Estado que entran en alianzas con el crimen para acabar el crimen, bajo la consigna de "todo vale con tal de", "todo vale con tal de matar las FARC", o acabarlas, "todo vale con tal de…de destruir la izquierda", "todo vale con tal de matar a Pablo Escobar", ha generado un monstruo.  ¿Qué  tenemos?  A Pablo Escobar lo matan el 3 de diciembre de 1993 y dos meses después, el 11 de febrero de 1994, se expide el Decreto 356 que autoriza legalmente la conformación de las Convivir, en el Gobierno de César Gaviria.

En mi opinión personal, el decreto que configuró las Convivir fue un premio al paramilitarismo que le ayudó a matar a Pablo Escobar al Estado.  Es la segunda legalización del paramilitarismo en Colombia, dado que la primera, la de Ariel Otero, había fracasado en un lío de armas, de hurto y de asesinatos.   Son las Convivir --su decreto legal hecho dos meses después de [la muerte de] Pablo Escobar--, un premio a los paramilitares, por su gestión en la lucha que el Estado tenía contra Pablo Escobar, su antiguo fundador, pues lo que tenemos que examinar es las Convivir, que es parte esencial de éste debate.

Las Convivir de nuevo recuerdan, a través del decreto, la vieja idea de un sector de la cúpula militar, creada en la práctica en el Magdalena Medio, de organizar sectores de ciudadanos con funciones de la Policía y la Fuerza Pública, para controlar al resto de los ciudadanos, sobre la tesis de que eso va a garantizar mejores niveles de seguridad y de tranquilidad ciudadana.  Es la tesis que en el fondo está detrás del decreto, que defendió en su entonces Gaviria, después Samper, el núcleo duro del samperismo, que en ese entonces estaba integrado por Carlos Alonso Lucio y el Ministro de Defensa, que lo fue Fernando Botero Zea [hijo del artista de Medellín radicado en Italia, el de las figuras humanas mofletudas que algunos llaman "gordos"], y el Presidente Uribe, que fue en ese entonces samperista, y que él le dio vía a esta concepción que hoy el presidente defiende, de acuerdo a las respuestas que me han dado para éste debate.

Las Convivir son la segunda opción histórica sobre la reproducción práctica de estas ideas.   Este es el Decreto 356.   ¿Qué pasó en Antioquia con estas Convivir?  Este es el listado de las Convivir de Antioquia --no sé si tengo una coordinación con el monitor… pero sí--, municipio por municipio, nombre Convivir por Convivir y miembros de cada Convivir.  En total, finalmente obtuvimos un listado de 82 con aproximadamente 4.118 miembros armados, nombres que en su totalidad no conocemos, los 4.118 miembros que operaron en Antioquia, para el período práctico de este debate '95-'97.

Es cierto que iba a traer la tranquilidad y la seguridad ciudadana y que es un mecanismo, era y es un mecanismo eficaz, digno de interrelacionar, en una política de "seguridad democrática" [la consigna uribista, que no concordaba con la realidad] … la experiencia del Magdalena Medio no[s] sirvió para demostrarnos que en lugar de construir seguridad democrática, que significa que el ciudadano es soberano en su territorio, con la plenitud del goce y sus derechos y libertades, esa es la seguridad democrática: en la experiencia del Magdalena Medio, vimos que no era el ciudadano soberano, sino el señor mafioso de turno, que se trasladaba en medio de períodos intermitentes de violencia y seguridades, como una seguridad mafiosa.

Esa es la conclusión, que nos muestra el Magdalena Medio: la mafia en sí misma se define como un sistema de seguridad privado y delincuencial.   En las condiciones colombianas [implica] armar sectores de la sociedad colombiana arbitrariamente para controlar [a] los demás, para garantizar el orden público.   Para los demás ciudadanos, ¿garantiza tranquilidad ciudadana o ha garantizado seguridades mafiosas?   Esa es la pregunta del debate.

Pues miren ustedes éste listado sobre las Convivir, creadas [en] '94-'95 hasta el '97, sólo unos nombres de quienes las integraron:

 

Salvatore Mancuso, Convivir Horizonte --¿podía Salvatore Mancuso garantizar la tranquilidad ciudadana en 1996 cuando ya traficaba con drogas?--,  

 

  Convivir Guaymaral,  dirigida [por] Salvatore Mancuso, Francisco Javier Piedrahíta, del que hablaré más adelante,

 

 Convivir Nuevo Amanecer, Jesús Roldán Pérez, alias Monoleche, quien asesinó a Carlos Castaño, Convivir Avide --¿podía el asesino de Carlos Castaño garantizar allí en ese territorio la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos de ahí?--,

 

Arnulfo Peñuela Marín, el que recibía los dineros de Chiquita Brands [la empresa bananera estadinense, antes la United Fruit Company] en la Convivir Papagayo para los paramilitares,  

 

Arnoldo Vergara Trespalacios alias el Mochacabezas  --¿saben por qué le decían el Mochacabezas?  Yo lo explico-- [?],

 

Convivir Costa Azul, José María Barrera Ortiz, alias el Chepe Barrera, firmada por el mismísimo presidente…bueno, gobernador del departamento de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, desde el '93, narcotraficando  --le firman la Convivir en el '95--,  aliado en esa Convivir con unos Boteros, que a su vez hacen otra Convivir, con el esposo de La Gata [Enilse López, la matona de Magangué, pueblo del que se dice convirtió en un pueblo "sin Dios ni ley", y ahora que fue derrotado su candidato a la alcaldía y está ella en la cárcel se dice que sigue controlando todo desde ahí]…La Gata  --toda la familia de la Gata--, eran miembros de las Convivir --¿podían traerle tranquilidad a la ciudadanía colombiana?--, no solamente el Chepe Barrera tenía la Convivir Siete Cueros, sino Los Guayacanes,

 

  Mario Prada Cobos, jefe paramilitar, Convivir Amigos por Valencia,   

 

mire esta perla: después de que hice el debate de Sucre, Antonio Rodrigo Peluffo, alias Cadena, el Carnicero, literal, de San Onofre --las fosas comunes, 3 mil desparecidos en San Onofre--, integraba la Convivir Nuevo Amanecer, que es la misma de Francisco Javier Piedrahíta, [d]el que más adelante hablaremos,   

 

  el esposo de la Gata, Héctor Julio Alfonso Pastrana, Convivir Esperanza Futura,

 

  Juancho Prada , paramilitar confeso hoy, Convivir los Arrayanes,

 

   Salomón Félix Chadid, alias Cero Ocho, paramilitar indudablemente, Convivir Orden y Desarrollo,

 

  Carmelo Cogollo Lara, el amigo de Mancuso, Convivir Consejeros,

 

  Rudolf Paffen, ciudadano alemán, paramilitar, Convivir Orden y Desarrollo,

 

  alias Julián Bolívar, jefe paramilitar, de acuerdo al listado de los desmovilizados Rodrigo Pérez Alzate, Convivir de Yabang [debe de ser un error ese nombre que suena a nombre de ciudad o provincia china], firmada por el Gobernador Álvaro Uribe Vélez --¿Álvaro Uribe Vélez metió en esa Convivir [a] un jefe paramilitar?--,

 

  Jorge Luis Alfonso López, hijo de La Gata, Convivir Orden y Desarrollo.

 

Pregunta práctica: si éste tipo de sujetos que he leído, por lo que ya sabemos de todos ellos, que integraron desde el inicio las llamadas Convivir y las dirigieron, podían garantizar, Ministro de Defensa, la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos que estaban bajo su control, ¿esa es una política permitible, beneficiosa?  Estadísticas.  De aquí fue de donde [José] Obdulio [Gaviria, asesor presidencial de Uribe, que fue izquierdista y pasó luego a la ultraderecha y es ahora más papista que el papa] sacó la famosa lista.   Se equivocó porque yo le mandé toda la lista de juntas directivas de las Convivir, de las que tenía el Fiscal,  y le dije cuantas personas de estas tienen antecedentes judiciales y creo que se filtró la información y sacó fue toda la lista.

El me envió la respuesta e hice unas matemáticas: de un total de 128 Convivir, que tienen [en] sus juntas directivas, en el 32% de las 128, 32% existía uno o varios miembros con antecedentes judiciales.  Pregunta: ¿se le puede garantizar la seguridad democrática, no mafiosa, democrática, a una ciudadanía, si se le coloca encima, con funciones de Policía y Ejército, unos organismos cuyo…que en un 32% mínimo, porque la respuesta fue parcial, delinquen?

Siguen…bueno, aquí los televidentes van a poder ver un cuadro --espero que lo vean--, un cuadro general de todas las Convivir con sus, al frente, delitos, individuos que cometieron delitos estando en esas Convivir.   Es un cuadro largo.   Yo no voy a definirlos, pero es el 32% que les he mencionado.  Vamos a verlas en forma particular actuando y en regiones de Antioquia,  porque el debate es sobre el departamento de Antioquia, entre el '95 y el '97, y vamos a escoger unas y unas regiones.   No puedo cubrir todo el departamento por razones de tiempo.   Está, por ejemplo,  la Convivir El Cóndor  --se llama así--, ubicación geográfica, San Roque, director, un señor que se llama Luis Alberto Villegas Uribe.   ¿Qué pasó con esta Convivir que… cómo actuó? ¿Garantizó la seguridad ciudadana, democrática o mafiosa? Veamos por que la seguridad mafiosa también disminuye los muertos, los secuestros, hasta que el otro señor mafioso llega y los eleva.

En éste proceso del cual me voy a referir en el debate que viene  --yo lo llamo "el computador de Jacinto"--,  Jacinto Alberto Soto Toro era y es --bueno, era en éste momento--, jefe del estado mayor de las AUC [Autodefensas Unidas de Colombia], cerebro financiero de la organización.   Estaba en la misma línea de Carlos Castaño, manejaba todas las finanzas y transferencias de recursos hacia todos los frentes en ese momento existentes.   En éste proceso hay 40 mil transacciones con cuentas corrientes, hay miles de llamadas, en ese entonces no de celular, sino de bíper [beeper] que puede identificar con quien hablaba el jefe paramilitar cabeza de las finanzas.   El computador de Jacinto tenía como proceso judicial toda la información del paramilitarismo en Colombia en el año 1998 y la justicia tenía la probabilidad de desmantelar desde la justicia todo el paramilitarismo en el año del '98, y actuó, procesó e investigó hasta que llegó un señor Luis --incluso de aquí salieron hacia Fomcascor [otro nombre que suena raro y puede ser un error de transcripción] en Montería,  allanaron la casa de Mancuso, hubo un paro,  [y] hoy sabemos quiénes lo dirigían--, hasta que llegó un señor que se llama Luis Camilo Osorio [Fiscal General de la Nación (Attorney General en Estados Unidos) asociado al paramilitarismo, enviado luego por Uribe como embajador a Méjico] y acabó con el proceso, pero éste era un proceso muchísimo más importante que el actual famoso computador de [Jorge] 40.

[Durante el Gobierno de Uribe sus matones torturaron y asesinaron al asesor de campaña de Piedad Córdoba, política liberal, en el Parque Nacional en Bogotá, habiéndose enterado de que madrugaba a las seis para ir a trotar allá, y con arreglo a la antigua táctica china de "matar a la gallina para asustar al mico".  Algunas semanas después un joven paseaba con su perrito por ahí y éste descubrió el cadáver calcinado.  Ella fue, ingenuamente, a informar al Fiscal General Osorio, le mostró las fotos de los restos de su asesor, donde se veía que le habían arrancado todas las uñas de las manos durante la sesión de tortura, y ese personaje infame se burló diciendo que afortunadamente se iban a poder ahorrar la cremación.  Eso recuerda lo que dijo Pinochet cuando se le preguntó acerca del hallazgo de ataúdes con tres cadáveres puestos uno sobre el otro, de la época de su golpe militar: "¡Qué gran economía!"]    

 

Bueno, ¿qué dice éste proceso --radicación 34986--, en relación a éste tema de Luis Alberto Villegas?   Aquí ustedes pueden ver una serie de bipers, detectados porque tenía el bíper de Jacinto, alias Lucas, miles, miles y miles de llamadas con personas en todo el país y en Antioquia.  Hicieron el análisis y, respecto a éste tema, ¿qué descubrieron?  Por ejemplo, descubrieron que, efectivamente,  el director de la Convivir, Luis Alberto Villegas Uribe,  que ahí se llama alias Tubo, dice la Fiscalía en éste documento, se comunicaba con la cabeza financiera, miembro del estado mayor de las AUC, Jacinto Soto, permanentemente, y también había una comunicación permanente entre esa cabeza financiera y un paisano cuyo administrador de hacienda también era miembro de la Convivir, el señor Juan Santiago Gallón Henao, dos ganaderos de la región de San Roque.   Pues estas conversaciones con el jefe del paramilitarismo aquí están, [en] mensajes diferentes del listado:  "Alias Tubo, favor llamar a Tubo, favor llamar, favor llamar, al celular tal, del celular tal."   Permanentemente se comunicaba el jefe financiero de las AUC con el director de la Convivir El Cóndor, Santiago Gallón.   Su aliado, cuyo administrador de hacienda era otro de las Convivir, estuvo implicado en un proceso judicial por la muerte de una insigne figura del fútbol antioqueño, y colombiano, obviamente el futbolista Andrés Escobar.

¿Qué sentido tenían esas comunicaciones?  Veamos otros procesos judiciales diferentes:  éste de la Fiscalía General, en donde hace una declaración el Señor Luis Enrique Serna Henao, minero, trabajador, pequeño empresario [d]el oro.  Dice éste señor cosas como la siguiente:  "En el año 1995, a finales,  llegué a Majagual, finca ganadera de propiedad del Señor, de un tío del Señor Luis Alberto Villegas Uribe, finca administrada por el Señor Jaime no sé que,  alias el Gago, a trabajar en una mina."  Estando allí le presentaron al jefe paramilitar de la zona, el Señor John Jairo, alias Filo, quien era el jefe de los paras en la región,  ¿y  qué pasó?   Dice éste testigo bajo gravedad de juramento:  Filo siguió, hubo una reunión, le pidieron una cuota mensual de 250.000 pesos, y las reuniones eran entre el jefe de las Convivir y el jefe de los paras…dice él, Filo siguió para San José y Villegas le dijo "vamos a la finca".  "El estaba en compañía de Carlos Cano, Alberto Castaño, Carlos Humberto Gómez, alias Pastrana"  --en el documento de las Convivir  es cuando se encuentran estos nombres--, "todos tenían armas largas, pero estaban de civil--, ellos son paracos, pero también de las Convivir de Villegas--, cuando llegamos a la finca Guacharacas, ubicada entre Providencia y una estación del tren que no recuerdo su nombre.   La finca linda con la finca La Gitana.   La finca Guacharacas es del Señor Álvaro Uribe Vélez, en ese entonces gobernador de Antioquia."

¿Qué fueron a hacer allá, dice, ante la llegada, posteriormente en éste informe de la Fiscalía?   Que "llegó otro jefe urbano del paramilitarismo,  alias Beto y dijo,  mandó a llamar el otro jefe de los paracos, que había llegado, nuevo, que estaba en una finca al borde de una quebrada [a la] que le dicen La Batea y se identificó como Beto.  Ahí me saludó y me preguntó que dónde estaba y le dije que en Guacharacas.  El me dijo que en 15 días los mandaban para allá, el jefe paramilitar, los mandaban para allá y que ahí hablábamos, y preciso a los 15 días llegaron con unos 40 paracos al mando de Beto.   De ahí salían por las noches a matar gente."

Sigue esta declaración: "Otro que iba mucho a la finca del Señor Uribe Vélez era alias Jota, otro mandón paramilitar,  y siempre iba a la finca de Villegas.  Se reunían en la finca del Gavilán.  A mí Jota me dio la orden una vez que fuera a llamar a Luis Alberto Villegas  para reunirse en esa finca de Gavilán.  Una vez Jota me dijo que si ya habíamos tumbado las tapias de la finca de Uribe, porque el patrón había mandado.   Yo le dije que no sabía, entonces me dijo que le hiciera el favor de llamar a Luis Alberto Villegas, que estaba vacunando un ganado de Santiago Gallón Henao.  Estaba en la finca de Guacharacas y yo le llamé y Villegas  fue y se reunió con Jota y se fue para Gavilán."  Firma Luis Serna.

[Lo que e]stán diciendo estos señores, o éste señor,  es que el jefe de la Convivir se llevaba al jefe de los paras y a varios paras a reuniones en la finca Guacharacas.  ¿Es posible?   Primero veamos: "mentira, no sabemos", pero veamos los informes.  Está el folio de la matrícula inmobiliaria de Guacharacas, hacienda llamada Guacharacas.   ¿Quién es el propietario, o era en ese momento?   Sigue siendo propiedad [de] Inversiones Uribe Vélez y Compañía, Sociedad en Comandita.  Efectivamente, Guacharacas  es una hacienda del actual presidente de la república.   Es la única declaración.   ¿Es un tipo que ya en ese entonces sabría desde su ignorancia, como minero, que éste señor iba a ser presidente y lo iba a acusar y a ensuciar, o algo por el estilo?

Veamos esta queja disciplinaria en el Ministerio Público [así llaman a la Procuraduría], Procuraduría General [de la Nación], del Señor Martín Emilio Sánchez Rodríguez, con cédula tal de Medellín.  Dice en éste documento el señor lo siguiente --es un miembro del Ejército de Colombia, un Soldado de la Patria que está declarando, entonces él le averiguó a ellos--, "…nos devolvimos desde Cisneros hacia la Hacienda Guacharacas, donde me dieron unos nombres de un señor que no recuerdo bien, que ellos eran financieros de Liberación Nacional [Ejército de Liberación Nacional, ELN, la segunda guerrilla en importancia] o de las FARC, los cuales fueron ejecutados, ahí en la hacienda, por Virgilio Valencia, alias La Bruja,  y Guillermo Valencia, alias El Tongo.  Yo le pregunté a ellos que por qué habían hecho eso:  que Carlos Benavides había ordenado y en esa comisión  pensaban también matarme, pero yo llevaba dos muchachos de mi confianza en la parte trasera del campero y a ellos dos los eché adelante, el uno manejando y el otro ahí de pasajero", o sea los que asesinaron a los dos señores en Guacharacas,  "y bajamos a la vereda del Brasil y que ahí había que matar al carnicero de apellido Benítez,  pero ahí me opuse, bajamos a Berrío y ya habían trasladado….",  y sigue la declaración.   Más adelante éste señor dice lo siguiente:  "…y que me mandaban la orden de ir a recibir una información a Guacharacas y que ellos me acompañarían para que matáramos a Gonzalo, alias Relojero. Recogieron a Danilo Mesa, Gabriel Galeano en Yolombó, vereda Gallinazos, sindicados de violación de una profesora, destrucción de una escuela, y me manifestaron que consiguiera dos metras [obviamente "ametralladoras"] prestadas.  Como la gente de ahí me estiman porque yo nunca, ellos me veían nada anormal, me las prestaron, pero mis sospechas empezaron cuando en Guacharacas  no salió ningún informante y tampoco iba el señor que nos iba a mostrar los que íbamos a matar, entonces me devolví.  Yo venía en una moto y de un momento a otro aparecieron dos carros y me tumbaron y me dijeron 'maten a este HP', etc."

Hay más datos sobre esta Convivir y estos hechos en el municipio de San Roque, sí.  "Fuerzas Militares de Colombia, Décima Cuarta Brigada, informe de inteligencia", dice en una de sus páginas: "El Señor Luis Villegas es quien le suministra pollos, en dinero, e informaciones sobre la ubicación de los del Bloque Metro, porque él fue de ellos."  Este informe de inteligencia dice que el director de las Convivir era del Bloque Metro y que se volteó. ¿A favor de quién? Dice el informe de inteligencia, de contrainteligencia, afirma que "la semana pasada cuando se encontraba en la finca de Luis Villegas hubo una reunión entre Comando 90 y otros jefes paramilitares  con un capitán del Ejército a quien le dieron la suma de 50 millones  para que los dejara trabajar en la zona, quien manifestó que no había problema, que él era el encargado de la zona."

Allí el Bloque Central Bolívar, en coordinación con el capitán, recuperó tantos vehículos y monteros del Bloque Metro y fueron utilizados para el desplazamiento de personal hacia el área de San Roque.   El jefe de la Convivir,  que era del Bloque Metro según  éste informe,  se pasó,  en la guerra  que estalló entre los paramilitares ya sabemos por que, al Bloque Central Bolívar y delató a los integrantes del Bloque Metro, y después al Señor Villegas Uribe, Luis Villegas Uribe.  Según éste informe de prensa lo mataron quizás los del Bloque Metro.

[Es la h]istoria de una Convivir y de una región y de una hacienda, Convivir ligada a paramilitares, que por estar pensando que las Convivir son un instrumento propicio por la tranquilidad ciudadana, terminó llevándole los paras a la hacienda del actual presidente de la república.   Al parecer no se dio cuenta, siendo gobernador del departamento de Antioquia.

Veamos otra región de Antioquia.  En éste informe hermosísimo pero terrible, que es un informe del CTI [Cuerpo Técnico de Investigación, de la Fiscalía General de la Nación], titulado "Informe número 022 a la Fiscalía Regional de Antioquia", fechado el 18 de enero del año '98, se leen cosas como las siguientes.   Estamos hablando de otra región: el occidente de Antioquia, municipios Frontino, Sopetrán, Dabeiba y otros.    "Las ACCU, después de realizar los contactos",  dicen los técnicos del CTI,  "después de realizar los contactos con los comerciantes y coordinar su llegada"  --Ministro, un poquito que me confunde [parece estar diciéndole que baje la voz un poco, quejándose porque el ministro citado a debate lo distrae hablando con alguien]--," a la zona, hicieron su ingreso al occidente de Antioquia, desde los primeros meses de 1996, un territorio libre en ese momento de paramilitarismo, hasta 1996 y desde esa fecha no sólo han actuado, en los municipios de Santa Fe de Antioquia y Sopetrán, donde formaron sus campamentos, sino que se ha desplazado por los municipios aledaños.  Como se puede observar las presencias de las Autodefensas han sido constantes en su accionar, etc."

Sigue el documento:  "Es costumbre también de los grupos paramilitares operar desde los municipios donde existen las organizaciones Convivir y es casi un requisito, para su ingreso a una zona, que en esta se haya constituido legalmente una de estas asociaciones --el único caso de excepciones: Ituango--, organizaciones que son denunciadas, y es de conocimiento público que son creadas para recuperar información delincuencial y colaborar con las autoridades legítimamente constituidas, pero que inexplicablemente esto no se cumple, porque no existe en el departamento de Antioquia",  --ojo: lo que dicen los propios funcionarios judiciales--, "no existe en el departamento de Antioquia ninguna Convivir que se haya acercado a una fiscalía o juzgado a denunciar las investigaciones adelantadas.   Más bien, y según dicen testigos, la información se la comunican al Ejército y a los paramilitares."

Este documento empieza a hablar municipio por municipio: Liborina, municipio --dicen los técnicos--, uno de los paramilitares es el Comandante de la Policía, porque hay personas del corregimiento El Playón que lo vieron subir con las Autodefensas a cometer la masacre.   Dice más adelante:  municipios Sopetrán y San Jerónimo, es más delicado allí porque la presencia es total, dicen los funcionarios.   Los anteriores homicidios… hay una lista con las que las AUC entraron con un documento denominado Juan del Corral [?], hicieron la Masacre de Ansa.   Sigue el documento: la complejidad del factor armado en el municipio de Santa Fe de Antioquia se recrudece cuando la mayoría de sus habitantes afirman categóricamente que los agentes de la Policía y el Ejército  son o pertenecen a los paramilitares,  en especial los que hacen parte de la inteligencia, Sub-Sijín y B-2.   Según estos habitantes se les ve patrullando la población con reconocidos paramilitares y con funcionarios de las Convivir.

Sigue éste documento: las Autodefensas trabajan con el Teniente nombre propio,  Subteniente nombre propio y el Mayor Jesús María Clavijo Clavijo, mentado éste último en todas las zonas de Antioquia  por la convivencia con estas organizaciones al margen de la ley.   El Mayor Clavijo Clavijo ha recorrido todo Antioquia como funcionario público en relación permanente con los paramilitares, y sigue y habla de la forma de financiación de éste sector de los paramilitares en el occidente de Antioquia, y nos cuenta el documento que todos los comerciantes, hoteleros, caficultores, ganaderos, tienen que participar activamente en la financiación de la organización, y expresa que existe en las zonas varias cooperativas o asociaciones Convivir, las cuales son las encargadas de recoger información de viciosos, estafetas, raponeros, grupos de izquierda expendedores de drogas entre otras para que la organización continúe con la "limpieza social", y finalmente en esta región aparecen unos hechos dantescos.   [Sobre] Cañas Gordas, Uramita, Peque, Mutatá y Dabeiba, municipios, allí dice el informe de inteligencia lo siguiente: según informaciones, el comienzo de las organizaciones paramilitares en la zona del occidente medio antioqueño…se dio inicio cuando la guerrilla hace 4 años secuestró y posteriormente asesinó a la Señora Gabriela White de Vélez.

…historia que se repite, historia que es continua, de retaliaciones.  La violencia en Colombia, además de local, es una violencia que permite que victimarios maten a las víctimas y las víctimas a su vez, maten a los victimarios.  Quien era una persona de la alta sociedad en Frontino y en el departamento de Antioquia, debido a lo anterior y al acoso que los comerciantes del municipio estaban soportando por parte de la subversión, la familia White, Vélez White, entre los que se encuentran, Félix y Fernando White y la familia Lejal de Árbelaez, quienes son reconocidos políticos y comerciantes de la zona, decidieron [dar] apoyo a las Autodefensas de Córdoba y Urabá y para esto hablaron con Fidel y Carlos Castaño.

Dabeiba: la presencia paramilitar en  éste municipio la realizan desde Frontino y desde junio del '97, ante la creación de la Convivir,  un grupo de Autodefensas se instaló definitivamente en el casco urbano de la población, esto por petición personal de la Convivir, en cabeza de su presidente Nicolás Henao, alias Colacho.   El presidente de la Convivir de Dabeiba  invitó a los paramilitares a instalarse en Dabeiba y,  ¿qué pasó en Dabeiba?   Comenzaron con una matanza de 24 personas, el mismo grupo que hizo la Masacre de El Aro…y esto, señores ciudadanos, es una lista, una lista que le voy a entregar a José Obdulio Gaviria, para ver si nos ponemos de acuerdo en alguna.   Es una lista larguísima, de centenares y centenares de ciudadanos de Dabeiba, hasta que llega aquí a 1.186, todos asesinados por el grupo paramilitar.   Invitó el jefe de la Convivir de la zona de Dabeiba.

Pregunta, Ministro: estos 1.194 [sic] oficiales [queriendo decir que es la cifra oficial] que otros dicen son 2.500 asesinados en Dabeiba, ¿es la forma cómo las Convivir y la política, que está detrás de la Convivir, asegura la seguridad ciudadana, o esta es una seguridad mafiosa?   …pero no solamente vamos hablar de occidente.  Pasemos a esta otra región.  Periódico El Tiempo:  "Pedro Juan Moreno, secretario de gobierno del departamento de Antioquia [que tenía el hábito de cantar el himno de los nazis (murió en un accidente de helicóptero, habiendo comenzado a oponerse a ciertas políticas de su jefe, el entonces Gobernador Alvaro Uribe V., accidente del que el General [r] Rito Alejo del Río, aliado de los paracos y condenado a pena de cárcel por el asesinato de un campesino, afirma que no fue tal, sino un atentado)],  dice el jefe de la Convivir Orden y Desarrollo,  el Señor Víctor Guerra de la Espriella,  que él fundó la Convivir y que de ella hacían parte dos señalados paras, Salomón Feris Chadid, Rudolf Paffen, y uno de los hijos de Enilce López, alias La Gata, y dice y Tula [?] 'con las instrucciones de Pedro Juan Moreno, la creamos con otros cuatro ganaderos en 1997', le narró Víctor Guerra  a éste diario."

...y  añadió que esta fue una de las primeras siete Convivir creadas un poco después de que Pedro Juan Moreno L., entonces secretario de gobierno de Antioquia, dictó una charla sobre la experiencia de las Convivir en Antioquia, es decir, Pedro Juan Moreno fue a instruir la formación de las Convivir en Sucre.  ¿Qué Convivir?   Está la de Víctor Antonio Guerra de la Espriella, Orden y Desarrollo, que tenía entre sus miembros, de acuerdo al computador de Jacinto,  proceso 34986,  anexo 11,  al Profesor, al Señor Víctor Antonio Guerra de la Espriella, el señor paramilitar Rudolf Paffen, al paramilitar Salomón Feris Chadid y efectivamente al hijo de La Gata, Jorge Luis,  pero en esa reunión asistió otra que se llama Nuevo Amanecer cuyo presidente se llama Javier Piedrahíta Sánchez, cédula 609848, Campamento, Antioquia.   ¿Quién es  éste señor, hoy un poco desconocido por la opinión pública nacional?   Veamos procesos.  Declaración juramentada del paramilitar confeso Pedro Alex Conde Anaya, sumario 150, Unidad de Derechos Humanos:   "Usted ha manifestado que a su regreso,"  le pregunta el juez al paramilitar, y dice,  "usted ha manifestado que a su regreso y en las finca Las Pampas localizada en el Guamo, se encontraba haciendo una evaluación de lo ocurrido en Pichilín…."   "Pichilín" es una masacre.   Se le llama también "de Coloso", Sucre.   Dice éste paramilitar quienes fueron a evaluar lo que habían hecho en la masacre y dice:  el grupo de Tol de Sincelejo, estaba Salomón el de la Convivir de Víctor Guerra de la Espriella, estaba Giovanni, del grupo de Magangué, la Convivir de La Gata, estaba Ricardo del grupo de San Onofre y estaba Lino con el Mono Mancuso, el grupo de Córdoba, porque los otros que participaron ahí  fue el grupo de Rodrigo Peluffo pero que no estuvo en esa evaluación porque legalmente, Ministro, ellos son miembros de una Convivir, de la Convivir del Señor Piedrahíta, no sé si se llama Jairo Javier.  El Carnicero de San Onofre [Peluffo, ya mencionado] era miembro de la Convivir del Señor Francisco Javier Piedrahíta, que había entrenado e instruido el señor secretario del gobierno departamental de Álvaro Uribe Vélez, Pedro Juan Moreno.   

Y éste señor Pedro Alex Conde dice además  --le preguntan sobre Javier Piedrahíta--, dice, contestó:   "Lo que se puede decir es que él le da las órdenes a Rodrigo Peluffo.   El es un hombre que maneja mucha plata y tiene vínculos directos con Castaño.  La finca de su propiedad se llama Zimba y allí mantiene hombres armados con fusiles."   Piedrahíta es el que financia con su dinero la Convivir que Rodrigo dirige, y éste Señor Piedrahíta, cuya cédula aparece ahí en otra declaración de la Justicia, radicado 720, dice:  "Francisco Javier Piedrahíta Sánchez, cédula tal, investigado en el radicado 10862  de la Fiscalía como autor intelectual de la muerte del ex Senador Amaury García Burgos, del Partido Conservador, se dice que es testaferro de Henry Loaiza, alias El Alacrán.   Usted debe conocer a Roberto, a Amaury García, Francisco Javier, investigado en el radicado como autor intelectual de la muerte de Amaury García Burgos."  ¿Por qué?  Porque Amaury García Burgos había denunciado en su departamento de Córdoba una contratación extraña entre la empresa oficial Cerro Matoso y unos organismos de seguridad privada denominados Convivir, y aquí dice éste informe de la Fiscalía  que el jefe de la Convivir posiblemente asesinó al senador.

Pero sigue el prontuario.  Otro proceso, 554:   "Javier Piedrahíta, esposo de tal, propietario de Uribe Lopera y Compañía Limitada, es propietario del parador de la bomba en Planeta Rica, Buenavista.  El anterior dueño era Henry Loaiza, alias el Alacrán.  Es accionista del DIM [Deportivo Independiente Medellín, equipo de fútbol], propietario de la finca Zimba etc., datos que ya tenemos."  Un testigo bajo gravedad del juramento, Jaime, secreto, dice lo siguiente: en Chinolito, corregimiento de Sucre, que es una vereda ubicada en la carretera que conduce de Sincelejo a Cartagena por la vía de San Onofre, en ese hecho masacraron a 5 campesinos.  Los sacaron de sus viviendas.  La orden la dio Joaquín García.  Además allí estuvo Vladimir Campo y otros…Rodrigo Peluffo, y éste último es el jefe de los paramilitares de Joaquín García y Javier Piedrahíta.

Otra declaración en el mismo sentido, respecto [de] los grupos paramilitares: sus jefes son Javier Piedrahíta, Joaquín García, Salomón Feris, Miguel Nule, están en la finca llamada Zimba, tienen fusiles etc.  Otra declaración de un testigo que después asesinaron, Lorena, dice: "Yo realicé trabajos locativos en la finca Zimba como obrero y observé varios hechos.  Eso fue hace como dos años.  Había un campo de entrenamiento en la parte de atrás. motos, armas.   Javier Piedrahíta es el administrador de la finca pero se hace pasar por el dueño.  El dueño es Fidel Castaño."

     Fiscalía General de la Nación, otro informe, 002 de RTI, dice exactamente lo mismo: Francisco Javier Piedrahíta, de origen antioqueño, testaferro de Henry Loaiza, amigo de los narcotraficantes Iván y Gustavo Mejía, paramilitar, el presidente de la Convivir Nuevo Amanecer, hasta que hay una orden de captura, pero extrañamente se escapa de un hospital, aparece registrado en los Estados Unidos, en el denominado Bureau de Prisiones, Francisco J. Piedrahíta, en 1992, y la Fiscalía en su respuesta final me dice que tiene un proceso inactivo por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes --cocaína, una tonelada, marihuana, jachís y metacualona--, y finalmente la confesión de Mancuso.  Dice que efectivamente en el año '88 operaba Javier Piedrahíta como grupo de justicia privada en Buenavista, Córdoba.

      Y miren lo que dice esta grabación de La W [una emisora de radio, La Dobleú], si la podemos escuchar, señora Presidenta.

               -- Yo tuve muchos negocios con el papá de ellos, con el papá de Álvaro Uribe y con el papá de Santiago.  Tuve negocios con estos lolo Samdino [?].  Admiro mucho a Álvaro.  Admiro mucho al hermano.  Ellos son unas personas demasiadamente honestas.

               -- ¿Usted ha contactado algún jefe paramilitar?

               -- Pues hombre, uno por la televisión los conoce a todos.

               -- Pero, ¿nunca se entrevistó con Carlos Castaño?

                -- Con Carlos Castaño yo tenía muchos negocios.  Con toda la gente.  Con Carlos Castaño me encontré varias con él, porque el negocio mío ha sido la compra de ganado.  Ha sido en toda la zona, en toda la Costa, y me encontré varias veces con él.

               -- ¿Qué delitos lo llevan a la cárcel?

                -- Me sindican de "grupos armados", porque yo no tenía grupos armados, tenía una Convivir.

     Bueno, pues reconoce una cercanía con la familia del presidente.  Yo quise investigar eso, porque esto fue lo que suscitó la ira presidencial hace unos días y encontré éste informe de inteligencia policial, de la Policía de Antioquia, de las IPOL 98, en donde dice:  "En el municipio de Yarumal, durante los años '93 y '94, se creó un grupo de justicia privada, autodenominada Los Doce Apóstoles, financiado por comerciantes del municipio, ya que para estos años en el municipio se había incrementado el índice delincuencial basado primordialmente en secuestros, extorsiones, boleteo." 

       Hace un listado de quienes eran los miembros del grupo y establece un Señor Leonidas Pemberthy [segundo apellido del Presidente de Ecopetrol, la empresa petrolera estatal, por lo que uno se pregunta si son parientes, por ser tan poco común] Zapata, con cédula de Yarumal y orden de captura tal, y después  éste informe, que es de un proceso judicial, y el declarante es Albeiro Martínez Vergara, bajo gravedad de juramento, efectivamente dice:  "Preguntado:  '¿Dónde se encuentran Los Doce Apóstoles que usted mencionó antes?', contestó: 'Esa gente se encuentra protegida por el Ejército.   Leo Pemberthy vive aquí donde una tía.  No hace mucho estaba en Planeta Rica y en Coveñas trabajando de paramilitar, con Javier Piedrahíta.' "

       Es decir Leo Pemberthy, el jefe, uno de los integrantes de Los Doce Apóstoles, trabajaba con éste señor, que ya su prontuario señalé, en la Defensoría del Pueblo.  Una queja de una persona que conserva el secreto dice:  "En lo referente a la situación de violencia que vive el municipio de Yarumal, manifestó:   'Vea doctor, éste tipo de muertes empezaron a ocurrir así de seguidito, cuando estaba al mando del Ejército aquí en Yarumal un capitán, que le decían el Capitán Represa, de apellido González Pérez.  Le decían Capitán Represa porque a unos muchachos después de matarlos los tiró a una represa.' "

Dice él mismo después:  "Respondió:  'Los mayores responsables son el Señor Miro Pérez, y no es que sea muy rico.  Lo que yo sé es que lo que él tiene es de un Señor Javier Piedrahíta, narcotraficante perteneciente al Cartel de la Costa y presidente de Convivir.' Agregaría yo, lo que hace éste Señor Miro es administrarle sus bienes." 

En la declaración de una persona bajo reserva, 002, ante la Fiscalía General de la Nación y gravedad de juramento, se lee lo siguiente: "Preguntado, "¿Usted ha oído mencionar a alguien llamado Javier Piedrahíta, y qué relación ha tenido con éste grupo?" --se refiere a Los Doce Apóstoles--, contestó: "Se mencionó alguna vez que un señor de apellido Piedrahíta, que no le sé el nombre, que tiene fincas por Montería, yo no sé, fue el que le vendió los fusiles a ese grupo y que fue el que negoció con Rodrigo."

Sigue otra declaración en la Dirección Regional de Fiscalías: "El señor antes mencionado, en 1995, preguntado voluntariamente, 'Cómo era la situación de orden público en el municipio de Yarumal, año '93?', contestó: 'Yo me voy a ir un poco más atrás, para hacer un aporte a la presente investigación. Cuando yo llegué a Yarumal en marzo del '90 empecé a oír hablar de que un capitán de la Policía, a quien apodaban "Represa", en los años '88 y '89 había eliminado varias personas y las traía y las arrojaba a una represa del río, cerca de la carretera que de Yarumal conduce a Medellín.  El las arrojaba, tanto que la represa la vaciaron y allí encontraron varios cadáveres.' "  Esta es la declaración.  La entrega el Párroco de Yarumal, Padre Palacios, acusado de ser integrante de Los Doce Apóstoles.

El mismo dice --el mismo Párroco Palacios--, dice: "Preguntado, 'Sírvase manifestar si las personas adelante relacionadas, cuya muerte se le atribuye al grupo denominado Los Doce Apóstoles, si conoció alguna de estas', contestó: 'Jesús María Valencia no sé quién es o quién fue, si es que está muerto. Vicente Varela, le puedo decir de él que lo habían matado en la Hacienda La Carolina, en los Llanos del Cuibá, porque había ido a extorsionar con un grupo a los dueños y a los mayordomos.'  Declaración del Padre Palacios, párroco.

¿Qué es la hacienda La Carolina?  Este es el folio de matrícula inmobiliaria.  "Lote A, La Carolina." Está entre el municipio de Yarumales y Santa Rosa de Osos.  Propietario: la Sociedad Agropecuaria La Carolina Ltda., Cámara de Comercio. ¿Quién es la sociedad, según la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia? La Carolina Ltda. Gerente: Santiago Uribe Vélez. Informe de la Fiscalía, CTI, No. 803026032, bajo gravedad de juramento, dice: "En declaración bajo juramento el Señor Martín Cano Torres, otro diferente de Campamento, el mismo pueblo de Javier Piedrahíta, manifiesta que el Mayor Clavijo", que ya habíamos mencionado anteriormente en el occidente de Antioquia [unos 20 párrafos atrás], "del Ejército, lo señala a él y a otras personas como colaboradores de la guerrilla, que inclusive mandó a que les tomaran fotografías y que le decía que tenía que colaborar señalando presuntos guerrilleros que operan o viven en la zona, o en tal caso [más bien "en caso contrario"] él se iría, y que las Autodefensas de los Llanos del Quiba vendrían y los eliminarían."

Martín Cano dice en dicha declaración que por [cierta] información estas Autodefensas están ubicadas en los Llanos del Quiba, en la finca del actual gobernador de Antioquia.  Teniendo en cuenta lo anterior se estableció que la finca a la que se refiere se llama La Carolina, cuyo administrador es el Señor Santiago Uribe Vélez.  Dice la declaración 002 ante la Fiscalía y bajo gravedad de juramento: "Preguntado, ¿'Ofreció usted hacer revelaciones con respecto algunas actividades de tipo de justicia privada en el norte de Antioquia?', contestó: 'Sí, yo sí ofrecí sobre el caso de Los Doce Apóstoles, que le dicen así en Yarumal.' "  Continúa: "Preguntado, '¿Quiénes conforman ese grupo?', contestó: 'El nombre de Los Doce Apóstoles se lo pusieron simplemente porque ahí está el Padre Palacios.' "

Sigue, "Alvaro Vásquez, propietario del Restaurante San Felipe", sigue, "dos mellizos del estadero los Llanos del Quiba", sigue, "Rodrigo, que no sé el apellido, pero se mantiene en la Hacienda La Carolina, que queda en los Llanos del Quiba", sigue, "hay una finca, queda a mano izquierda, ahí se mantiene también, se mantiene también con ese Santiago, que Santiago es el que más se mantiene ahí, a mí me decían que Santiago era el hermano del actual gobernador de Antioquia", sigue, "también está Pelusa, que se mantiene con ellos, pero más que todo se mantiene mucho en la Hacienda La Carolina", sigue, sigue, "Albeiro, él se mantiene más que todo en la Hacienda La Carolina, baja muy poquito a Yarumal".

Sigue: "Hubo utilización de carros oficiales."  "Contestó, 'A un Varela lo mató Albeiro en La Carolina, y el cadáver lo amarraron al bómper [bumper, o "guardabarros"] delante del carro Toyota del F2', igual que dijo el Padre Palacios en su declaración anterior, y dice que iba manejando, lo paseó por lo que es, que allá es donde se mantienen los radios", se refiere a la hacienda, "y él se mantiene pendiente de los radios, y dice en su relación de miembro del grupo de justicia privada otro Santiago, 'ellos me decían que era hermano del candidato a la gobernación, o sea de Álvaro Uribe, que decían que si ganaba éste señor les iba mejor, pero yo lo conocí más que todo en una reunión que hubo en la Hacienda La Carolina --no recuerdo la fecha--, un viernes a las dos de la tarde, en febrero del '94' ", y sigue, "Ha oído hablar de las Autodefensas Lecheras del Norte?" "Que yo sepa no, pero sí sé que esa gente en los municipios de Santa Rosa, Yarumal están bajando hasta Puerto Valdivia, Valdivia, Campamentos, Angostura, Briceño."

…y sigue:  "Ellos siempre se reúnen para salir a La Carolina y otra finca en la que se mantiene Santiago, de la cual no sé el nombre, pero en esa finca siempre cultivan pura papa.  Ellos operan exclusivamente de noche, salen de noche, hacen operativos a la madrugada." …y sigue: "¿Qué funciones tienen Santiago y los mellizos? Contestó: 'Cuando salían a operar Santiago se quedaba pendiente del radio y Rodrigo le daba los informes a él por radio. Santiago en todo momento andaba con una ametralladora Ingram dentro del carro.  Era el jefe, porque todos lo llamaban como el patrón y era el que coordinaba.' "

Aquí el Gobierno ha respondido que hay un acto inhibitorio.  No, hay una lista de desaparecidos y esa lista de desaparecidos implica judicialmente "causados por el grupo de Los Doce Apóstoles", independientemente de quienes lo integren, que no prescriben los procesos cuando hay desaparecidos en Colombia, ni en el mundo, y que cuando hay desaparecidos no solamente los procesos no prescriben, sino que es obligación del Estado investigar.  Yo no sé si los indicios aquí mostrados sobre La Carolina, sobre las actividades que allí se realizaban, sean ciertas o no, pero lo que sí sé es que para la salud del país y de Yarumal y de la verdad, en éste proceso, dado que no solamente hay 64 homicidios allí cometidos en el municipio de Yarumal, y una masacre en el municipio de Campamentos sobre miembros de la Unión Patriótica cuyo proceso está en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sino la desaparición de un Señor Varela, que dicen fue realizada en una hacienda, y la desaparición de dos personas más en el municipio de Campamento obliga a que el Estado a través de la Fiscalía investigue los hechos del norte de Antioquia en Yarumal, para los años 90, '97, en donde aparecen estos testimonios, que podrían indicar que también esa hacienda fue utilizada para fines de justicia privada y de paramilitarismo.

Ahora, Señora Presidenta, ya que se va agotando el tiempo, quiero entrar a otra zona de Antioquia: Urabá antioqueño.  El Urabá antioqueño es la región en donde hubo más violencia en el período después o antes.  Digamos, por encima del municipio de Obeiba, en el Urabá antioqueño, pasaron las siguientes cosas, y no lo voy a decir yo, sino también toda esta serie de testimonios judiciales.

 Declaración rendida por Cristóbal de Jesús Cabadía Arrieta, 1999, ante la Fiscalía, dice: "Entonces el Coronel del Río se me emberracó porque no había cumplido la orden y yo le dije que no iba a matar gente inocente.  Este es un Soldado de la Patria.  Yo le dije que había ido al Ejército era para cuidar las vidas y no para acabarlas y me dijo que después hablaba conmigo."

Sigue: "Preguntado, '¿Qué sabe usted de las organizaciones de vigilancia privada llamadas Convivir?',  contestó, 'En Apartadó hay una Convivir grande, que es donde está Reinaldo alias El Rey, y ahí están Las Aguilas, las Convivir.  Son los mismos paramilitares, porque un mismo primo que trabaja allá me contó y me dijo que esos son unos matones y me dijo que Rito [el General Rito Alejo del Río, que está ahora en la cárcel por el asesinato de un campesino] había sido uno de los fundadores de los paramilitares en la zona de Urabá.  Me contaba que hacían reuniones en el Batallón en Carepa y se reunían las Convivir y los paramilitares.  Eso lo sabe todo Apartadó.' "

Dice:  "Un Soldado de la Patria bajo gravedad de juramento, en diligencia hecha posteriormente a éste mismo soldado campesino, en hechos ocurridos en Montería, contestó: 'A la Hacienda La 24 iban varios ganaderos, tanto de Montería --la Hacienda La 24 es en Necoclí, Antioquia--, iban varios ganaderos tanto de Montería, entre ellos los hermanos Carlos Arturo Cogollo Lara y Carmelo Cogollo Lara, miembros de Convivir…éste último tiene en la organización el código Triple Cero, que son códigos para comunicarse entre ellos, el Señor' --miembro de Convivir, Ministro--, 'el Mono Mancuso'  --miembro de Convivir, Ministro--, 'y su hermano Pascual Mancuso.' "  Dice este señor:  "Contestó:  'Quiero decir que la semana antepasada, antes de la masacre, hubo una reunión en la Hacienda La 24, de alto nivel. Estuvo presente ese Coronel que hizo bastantes masacres en el Urabá, hace como tres años atrás, a quien le decían ese día Lejito, Lejito, que su nombre es Rito Alejo del Río y él ahora, según dicen, es el asesor de Carlos Castaño."

Sigue otra declaración en fecha posterior de la misma persona, ampliada.  "Contestó:  'Me refiero a la Masacre de Tierra Alta", porque le preguntaron:  "Cuál masacre?"   "Vinieron unos comandantes del Cesar, del Magdalena Medio y unos ganaderos de Córdoba.  Son: Carmelo y Arturo Cogollo Lara, Digna y Negrete --éste tiene finca en la vía, kilómetro 15, a Tierra Alta --Pascual y el Mono Mancuso, los que dirigen los grupos en el Cesar.  Fueron más, pero no les sé los nombres.  Yo le llevaba el carro a Carmelo Cogollo, y a este le dicen Triple Cero.  Carlos Castaño también llegó a la reunión.  Señor, en esta reunión no hubo nadie de la Policía, ni del Ejército.  No hubo autoridad del Estado en esa reunión.  Quiero aclarar que el Ejército, en definido, yo nunca he visto que patrullen juntos, ni he visto que salgan en operaciones juntos, ni hacen reuniones de la magnitud que le acabo de mencionar."

En la reunión estuvo un ex Coronel Rito Alejo del Río Rojas, asesor de Carlos Castaño, y en su informe a la Embajada de Estados Unidos el capitán de la Policía, ya mencionado anteriormente, se lee lo siguiente:  "En los dos años que estuve en Urabá capturé a muchos paramilitares que desaparecieron a personas, desplazaron, torturaron, asesinaron, secuestraron, violaron y cometieron actos terroristas contra miles de campesinos inocentes, acusándolos de ser guerrilleros, entregándolos a la Fiscalía Regional de Apartadó y Medellín, pero todos mis esfuerzos por hacer justicia de verdad fueron en vano, porque la Brigada 17 del Ejército de Urabá, el Comando de la Policía de Urabá, la Fiscalía de Apartado y la de Medellín, la Procuraduría Provincial de Apartadó, la Personería, los alcaldes de los municipios de Urabá y las más importantes empresas nacionales y extranjeras que funcionan en Urabá son colaboradores y auxiliares directos de los paramilitares."

Este capitán de la Policía Nacional después dice:  "Los paramilitares también favorecen los intereses de las multinacionales con intereses en Colombia, ya que se encargan de limpiarles el terreno de personas contrarias a sus intereses, como sindicalistas o líderes populares, a los cuales desaparecen o asesinan aduciendo que son guerrilleros.  En esas empresas de capital extranjero, y hay otras completamente nacionales,  pero por ejemplo las que exportan bananas favorecen a los paramilitares, ya que los paramilitares sacan cocaína en los buques que llevan banano a Estados Unidos y a Europa.  Una investigación que yo estaba realizando de un buque ruso, El Polsuno, que no sé en qué habrá quedado…lo cogieron en Rusia.  Venía supuestamente con bananos, pero descubrieron que también llevaba droga."

…y dice éste capitán del Ejército [sic] en el documento:  "El 12 de abril de 1997, en una finca cercana a La Playa en el corregimiento del Totumo, entre Turbo y Necoclí, el General Rito Alejo del Río se reunió con los siguientes paramilitares--"…y los nombra uno por uno: Turbay Enrique Urango Gómez, Freddy Enrique Rendón Henao, alias el Alemán, Miguel Antonio Benítez Quiroz, con cédula de ciudadanía…Arnoldo Vergara, alias Mochacabezas --miembro de Convivir, Ministro--, Arnulfo Peñuela Marín, representante legal de la Convivir Papagayos, Jaime Alonso Castrillón, representante legal de la Convivir  la Tagua del Darien, Jesús Eliécer Cárdenas representante legal de la Convivir Covitour, alias Máicol [es como en Colombia pronuncian y escriben el nombre Michael, Miguel en inglés], Jefe Operativo de los paramilitares de Chigorodó, y el Coronel Plazas, Jefe del B2 de la Brigada 17 del Ejército.

El mismo capitán de la Policía:  "Yo estuve pendiente y al tanto de todo.  Ya como a las 6 de la tarde"  --habla de la reunión--, la gran mayoría, invitados a la reunión, habían llegado --los paramilitares, los miembros de laConvivir--,  y el último en llegar fue el General Rito Alejo del Río, a quien recibieron todos con un aplauso.  Del Río se acomodó en la mitad de la mesa y empezó la reunión.  El primero en hablar fue el Coronel Plazas del Ejército, y luego iban hablando uno a uno los paramilitares.  Esto se prolongó hasta las 9 de la noche aproximadamente, cuando el General Rito Alejo del Río, se levantó de la mesa y se despidió de todos los asistentes.  Les dió la mano a los paramilitares y se fue, seguido por el Coronel Plazas y sus escoltas."

…y habla del Sargento retirado del Ejército Arnulfo Peñuela Marín:  "Es el representante legal de las Convivir  Papagayo, que autoriza la prestación del servicio en el municipio de Carepa." …y dice -- declaración rendida en el año 2002--, :  "Hace 6 años, casi, esta Convivir" --se refiere a la de Peñuela Marín--, "es una de las más activas en cuanto a su labor de recolección de información y en cuanto a la utilización de sus métodos terroríficos con los campesinos de la zona, ya que su verdadera misión es asesinar selectivamente a campesinos a los que acusan de ser guerrilleros.  También acusan de guerrilleros a los que tienen buenas tierras, para desplazar sus familias y quedarse con esas tierras."

En una investigación que yo estaba adelantando se pudo establecer a través de informantes como éste Señor Arnulfo Peñuela Marín, junto con sus secuaces y en confabulación con el alcalde de Carepa para 1997, Víctor Manuel Espina Acevedo, que el hermano de éste que es paramilitar estaba amenazando y asesinando a los campesinos que se negaban a venderle sus tierras a precios muy bajos.  Hubo muchas denuncias al respecto pero los afectados no quisieron ir a la Fiscalía, por temor al Fiscal Darío Eduardo Leal Rivera .

…y dice el capitán que el 27 de julio del '98 otro coronel, el Coronel Santiago Parra Rubiano, y el Teniente Héctor Manuel Saavedra Castillo, se reunieron con los mismos paramilitares anteriores, y dice que la reunión se llevó a cabo a las 14 en una finca a 5 minutos de Turbo, yendo de Apartadó:  "Un informante me dió la información del proceso de la reunión.  Vi cuando llegaron los paramilitares, los de las Convivir y el Coronel Santiago Parra Rubiano en el mismo carro con el Teniente Héctor Manuel Saavedra."

…y finalmente una historia sobre éste tema del Urabá, porque todas estas declaraciones, no solamente sobre la convivencia articulada de las Convivir con el paramilitarismo, sino sobre el General Rito Alejo del Río, fueron anuladas en el primer acto del Fiscal [General de la Nación] Luis Camilo Osorio, cuando ya tenía éste general orden de captura, en una de las manifestaciones inmensas de la impunidad judicial en Colombia.  No bastaron todas estas pruebas para condenar a un general por vínculos con el paramilítarismo, pero no solamente el Fiscal Luis Camilo Osorio decretó la nulidad del proceso con todos los testimonios, unos que he leído y muchísimos más, sino que el actual presidente de la república, una vez sucedió eso, decidió hacer un acto de desagravio, siendo candidato presidencial, en el Hotel Tequendama de Bogotá, y le dijo a los colombianos que el General Rito Alejo del Río era un ejemplo para el país.

Yo me pregunto: los hechos sucedidos en la sociedad del Urabá, de la guerrilla, de los paramilitares, de las conquistas de territorio de uno sobre otros, de la sustitución intermitente de una seguridad mafiosa por otra seguridad mafiosa con concurso de sectores del Estado, con concurso de las Convivir, ¿es lo que ustedes llaman "seguridad democrática", o esto no es más sino la expresión de la seguridad mafiosa, que debemos definitivamente superar?

…pero uno de los testimonios anulados de una persona es absolutamente valioso: el de un Soldado de la Patria también, Oswaldo de Jesús Giraldo Yépes, cuya foto aparece ahí.  Muchas veces mencionó….  Prestó servicio militar en Melgar en el '91.  Están en el proceso 426 de la Unidad Nacional de Fiscalías de Derechos Humanos, sus declaraciones.  Decía cosas que ya he afirmado: afirma que el General Rito Alejo del Río llegó a Mutatá rodeado de paramilitares para enfrentar los combates con la guerrilla en La Llorona, que allí se comunicaba con el Mono Mancuso, la oficina la frecuentaban los paramilitares, los paramilitares entraban sin problema a la Brigada 17.  En el '93-'94 los paramilitares vivían en la Brigada 11.  Allí iban los Comandantes Mono Mancuso, Negro Fino y Colmillo, los operativos los hacían con ellos, hacían "positivos", decían ellos.  Al  preguntársele en que se basan para afirmar que el General Rito Alejo del Río sabía de muchas masacres que se hicieron afirma que el General del Río era el que daba las órdenes a los comandantes del Batallón y sus directrices eran trabajar con los paramilitares y hacer legalizaciones.  El mismo era escoltado por paramilitares y en la Brigada entraban los principales líderes, y los nombra.

Este Soldado de la Patria, por declarar eso ante la justicia el 15 de diciembre del año 2003, antes [queriendo decir "más bien", o sea, en lugar de ser elogiado] fue puesto preso, pidió libertad, porque asumía que no era justo que lo cogieran preso por sus declaraciones, fue trasladado de cárcel en cárcel y amenazado por los paramilitares de cárcel en cárcel, pasaron los años sin defensa, recibió amenazas dice él, de abogados defensores del General Rito A., recibió intenciones de soborno y éste Soldado de la Patria algún día salió libre de las cárceles, y fue a su pueblo y el pueblo se llama Yarumal, Antioquia, y cuenta esta historia.

De manera que ya se cayó la señal [de televisión, o sea, se interrumpió] en Córdoba y Sucre, como siempre, Señora Presidenta.  Que se cayó la señal en Córdoba y Sucre, dicen aquí.

El 13, el 15 de diciembre, Oswaldo fue dejado en libertad silenciosamente, se fue hacia su pueblo y en Yarumal instaló un pequeño bar del que vivía, y dice su padre, en declaración hecha ante la Fiscalía, que empezó a informar de la existencia de fosas comunes, allá en los Llanos del Cuibá.  Allí está ubicada la Hacienda La Carolina a la cual los paramilitares quisieron llevarse a Oswaldo.  Oswaldo en su bar de Yarumal recibió la visita de paramilitares desmovilizados, y cuenta su padre en declaración bajo juramento que los paramilitares desmovilizados habitaban en la Hacienda La Carolina, pero lo peor de esta historia trágica de éste soldado, dice, [es que] le ofrecieron un salario atractivo para su situación si se iba con ellos a la Hacienda La Carolina, ubicada en una vereda del corregimiento de Los Llanos del Cuibá, del municipio de Santa Rosa de Osos, muy cercano a Yarumal.  Uno de los testigos de esta reunión fue uno de sus hermanos.  Varios de sus hermanos fueron asesinados previamente, y finalmente al soldado lo asesinaron.

Dice:  "El 1° de abril de 2005 los paramilitares de la Hacienda La Carolina llegaron a Yarumal muy decididos a llevarse a Oswaldo.  Iban en una camioneta acompañados de un soldado de la base militar que está instalada a pocos metros de La Carolina y le rogaron que se fuera con ellos, ofreciéndole un salario de 800 mil pesos mensuales.  Ante su resistencia se fueron sin pagar las cervezas que se tomaron, para tentarlo a salir detrás de ellos a cobrarles y poderlo atrapar en una calle solitaria y subirlo a la fuerza a la camioneta.  El tuvo la tentación de salir a buscarlos, pero alguien le hizo ver el peligro a tiempo."

Al día siguiente, 2 de abril, llegaron nuevamente con la intención de asesinarlo.  Estuvieron merodeando el bar de su hermano donde él atendía para sobrevivir y aprovecharon un momento en que él respondió una llamada telefónica por celular y en la puerta del bar le dispararon.  Su cuerpo cayó lentamente sobre la acera bañado en sangre, declaración de su padre que es hoy --hoy, Ministro--, miembro del Movimiento de Víctimas inscrito que exige [más bien "insiste"] en la reparación de víctimas y en la verdad, que se cuente la verdad sobre la muerte de sus hijos, no solamente por qué siendo él Soldado de la Patria, testigo de una serie de hechos que denunció, fue finalmente puestos bajo prisión, y no su denunciado, torturado, amenazado --durante años [hubo] recorridos por diversas cárceles--, sino también porque, una vez que salió en libertad, según [dice], y bajo gravedad de juramento, paramilitares desmovilizados que están ubicados en la Hacienda La Carolina, que está en liquidación, y el liquidador es Santiago Uribe Vélez, salieron para ponerle un trampa y después matarlo.  Eso dice su padre.  Esa es una explicación que también nosotros queremos recoger.

…y vamos a una última zona.  No es una zona: es una masacre.  Es la Masacre del Aro, una de tantas de las que hemos narrado aquí, pero que me interesa recoger para éste debate.  Aparece en el Sumario 150 de la Fiscalía, y el que da la declaración se llama Francisco Villalba Hernández, el jefe paramilitar de la Masacre del Aro, miembro de Convivir, Ministro, para que lo apunte.

Este Francisco Villalba, en su declaración ante la justicia, declara también:  "Sé de la masacre ocurrida en El Aro, Antioquia, en noviembre del año pasado, que fue exactamente el 22 de octubre, del 22 hasta el 31 de octubre de 1997.  El 23 hubo elecciones locales, que quemaron el pueblo.  La orden vino del Mono Mancuso, la justicia colombiana exoneró al Mono Mancuso, y el Mono Mancuso en su confesión dijo que efectivamente él era el autor de la Masacre del Aro.  Ahí hubo un grupo de Dabeiba, de Ituango.  Estuvo dirigido por Júnior.  Hubo un grupo que yo traía que venía de Toledo, Antioquia.   Estuvo Caballo.  En esa nos colaboró el Batallón Girardot de Antioquia que está ubicado en los Llanos del Cuibá, Santa Rosa de Osos, Yarumal.  Iba un cabo, un sargento, un teniente.  Ellos patrullaban como soldados regulares camuflados.  Ellos tuvieron una reunión en Puerto Valdivia con el Mono Mancuso, y una comunicación que tuvieron con el coronel del Batallón por radio de comunicaciones.  De ahí tomamos el pueblo.  Tuvimos contacto con 10 guerrilleros que habían ahí.  Ahí nos dieron una baja de los muchachos.  Ahí entró Cobra.  Entró con 80 hombres.  Fue cuando el cura llegó y le entregó una lista donde estaban anotados los que colaboraron con la guerrilla y ahí empezaron a masacrar.  En eso murió un menor de edad.  De ahí salimos a Puerto Valdivia, a los 4 días después, con 800 reses de los campesinos.  Esas las tiene el Mono Mancuso en la finca La Capilla, que queda entre Montería y Tierra Alta.  El Ejército colaboró para que no entrara periodismo, ni Fiscalía, etc."

Periódico El Colombiano, sobre los hechos:  "Mientras estábamos en la operación sí sobrevolaron dos helicópteros."  Hablan de la Masacre del Aro y habla Villalba, para el periódico El Colombiano.  "Mientras estábamos en la operación sí sobrevolaron dos helicópteros, el beige [el tono de color crema que usan en el idioma francés para referirse al del pelaje de las ovejas] de las Autodefensas, que fue el que aterrizó con nuestros comandantes y se llevó cuatro muertos de nosotros, y uno amarillo, que en ningún momento nos prestó ayuda.  Yo todo el tiempo me comuniqué con Castaño que estaba en la base de la finca La 35, al lado del caserío El Tomate en San Pedro de Urabá."

Y dice El Tiempo:  "Mancuso se destapa. Confesión bajo la Ley de Justicia y Paz.  Mancuso relató además que visitó a la zona de la masacre en plena acción para evacuar combatientes, heridos y llevarles municiones.  Según él, en ese momento había allí otros tres helicópteros, uno del Ejército, otro de las FARC que asegura era para sacar al guerrillero Iván Márquez [fue congresista de la UP y tuvo que refugiarse en "el monte" cuando se inició la susodicha masacre de los miembros de su partido, y ahora, dos decenios después, a fines del 2012, bajó del monte y está de negociador de las FARC en las negociaciones de paz en La Habana], y otro más de la Gobernación de Antioquia, dice Mancuso, y entonces pregunta el fiscal de la causa: '…y, ¿qué hacía el helicóptero de la Gobernación en esa zona?'´,  le preguntó el Fiscal --estoy hablando del año 1997, octubre 23--, '…y ¿qué hacía el helicóptero de la Gobernación en esa zona?', le preguntó el Fiscal.  Mancuso dijo no saber, y argumentó que probablemente por ser una época preelectoral estaban verificando el orden público."  Bueno, supone uno que si fuese así hubieran actuado, cierto.  Se hubiera impedido la masacre o se hubiera disminuido.

Dice el CTI, radicado 25195 de la Fiscalía: "Interceptación monitoreo". Este es el proceso del computador de Jacinto.  Sobre los bipers, dice Fernando Moreno Ortiz,  "Dos mensajes que llaman la atención son los que recibió Lucas", o sea Jacinto, en ese proceso el jefe financiero de las AUC, miembro del Estado Mayor del que ya he relatado.  "Favor llamar a Ituango al 8643014.  Preguntar por Román."  Ese fue el día en que se inició la Masacre del Aro.  Este es el mismo que se comunicaba con los señores Villegas Uribe, con el Señor Santiago Gallón. "Lucas, por favor, Martín necesita hablar personalmente con usted.  Por favor mandar a Corazón.  Necesita Martín hablar personalmente con él.   Esto es un mierdero", le dicen desde El Aro al Jefe de Finanzas de las AUC, en una masacre que duró 15 días, pero en el proceso judicial no solamente aparece eso --aquí están las llamadas de bíper, exactamente como las he escrito--, sino que en ese mismo listado de llamadas de bíper al jefe de los paramilitares financieros, Jacinto Soto, hay una que dice: "Te recuerdo llamar al gobernador, presentarme y que yo lo visito en la tarde." ¿Cómo es posible que se tramiten citas con el gobernador a través del jefe de finanzas y miembro del Estado Mayor, a nivel nacional de las AUC, según esta investigación judicial?

…pero el Inspector del Policía de El Aro, que también era de Puerto Valdivia, ante la Organización de los Estados Americanos, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en declaración del día 21 de agosto del 2005, el Señor Alvaro Antonio Martínez, acerca de estos hechos de El Aro, declaración jurada del Señor Alvaro Antonio Martínez dice: "Don Alvaro, usted declaró en mayo del 2000 que el 23 de octubre del '97 llegó una persona a informar que había aparecido muerto el Señor Arnulfo Alvarez.  Fue el primer muerto de la masacre.  ¿Usted recuerda quién fue esa persona?  ¿Cualquier habitante del pueblo?"   "Es que yo como Inspector de Policía tenía que hacer los levantamientos."  …y dice después, "como a los dos o tres días del primer muerto, comenzaron a llegar desplazados del corregimiento de El Aro", comentando los desplazados que se les había informado que iban a quemar El Aro, es decir, los paramilitares se mantuvieron [alejados] cuatro días y se aprestaban después de producir su primer víctima a quemar el corregimiento de El Aro.  Habían recibido esta información de los paramilitares que se encontraban en compañía del Ejército, como ya lo hemos descrito anteriormente.

Dice más adelante éste Inspector de Policía ante la OEA.  "En vista de lo que estaba ocurriendo yo traté de comunicarme con el gobernador de Antioquia, quien me dejó razón de que me comunicara con el Secretario de Gobierno.  Yo llamé al Secretario de Gobierno, y me dijo que me entendiera con el Ejército, llamé al Teniente Bolaños y le comenté lo que había hablado con el Secretario de Gobierno, y él se me puso a las órdenes, pero tampoco hizo nada."

Pregunta: si la política de seguridad democrática es llevar a hacer que el ciudadano sea el soberano y goce de la plenitud de sus derechos y libertades en su territorio, y se está cometiendo una matanza y lleva 4 días y se han robado 800 cabezas de ganado que se ven por todas partes, y hay un helicóptero de la Gobernación encima de la masacre, ¿cómo es que la respuesta del gobernador al único funcionario del Estado vigente ahí que no sea militar sea que hable con el Secretario y el Secretario le dice que hable con los militares y los militares le dicen que con el Teniente Bolaños que, a propósito, el Teniente Bolaños, es el que le ayudó a Mancuso a llevarse las 800 cabezas de ganado hasta su finca?  ¿Esa es la seguridad democrática y la experiencia de las Convivir y la filosofía que hoy se quiere extender en todo el país?

Hay otro caso, de Los Erres [alusión a la erre de "radio", como se señala más adelante], Señora Presidente, que ya he mencionado públicamente.  No lo quisiera decir.  Esto sucede en los municipios de Armenia, Mantequilla, Titiribí y llega hasta Salgar.  Hay un proceso judicial que, efectivamente…sobre la desaparición, Informe 054, [de] los jóvenes estudiantes Jorge Iván Alarcón Sánchez y Edgar Augusto Monsalve, desaparición, todos los informes públicos que he recibido sobre éste informe es que prescribió, exonerado, auto inhibitorio y, yo me pregunto:  ¿es que la norma judicial no establece que cuando hay desaparecidos el Estado está en la obligación de investigar hasta que aparezcan los cuerpos, o ellos como seres vivos? ¿Cómo se me puede decir a mí que prescriben, que se cierran, que no hay nada que hacer, cuando lo que hay son desaparecidos?  Los desaparecidos estudiantes Alarcón y Monsalve no han aparecido hasta esta fecha, y la historia de estos desaparecidos se refiere a que iban caminando, tocando guitarra por una carretera en la región del suroeste de Medellín, los cogió la Policía, la Policía se los entregó a unos aparentemente paramilitares, los paramilitares los llevaron a una hacienda donde fueron torturados, al parecer informa un testigo, y al parecer arrojados en una ciénaga en la Hacienda La Siria, cuyo propietario se llama Roberto Vélez Ochoa.   La investigación trata de establecer quienes son esos personajes y logra [averiguar] unos nombres, Juan Diego Vélez, Mario Vélez Ochoa, y otros a los que denominan Los Erres, básicamente porque tienen unas haciendas que están conectadas por un sistema de radio de esa época, de Unicom, y ese sistema cerrado de radio permite establecer quienes son los integrantes de esa red.

La inspectora departamental de Policía en Titiribí --creo que aquí ha quedado perdida mi declaración por apurarla--, de La Albania en mayo de 1977, inspectora de Policía, dice que "yo también vivía pero empecé a no quedarme ahí y me dijo que si subíamos a la finca de Don Mario…"  --se refiere a uno de Los Erres, Mario Vélez Ochoa--,  "…a quedarme ahí y a coordinar algo sobre la extorsión",  o sea donde Mario Vélez Ochoa.  Ella como que le comentó algo de la extorsión.  Continúa esta testigo diciendo que vio cómo asesinaban al supuesto extorsionista y que lo asesinó uno de Los Erres, y dio su declaración bajo gravedad de juramento, y esta testigo finalmente fue muerta y su lengua le fue cortada al más puro estilo mafioso.

¿Quiénes estaban en esa lista de Los Erres? Usuarios de la red [de La] Albania que cometían éste tipo de delitos.  Bueno, aparece una serie de abonados de la red Albania.  Julio 11 del '95, documento oficial de la Fiscalía: la empresa es de Unicom.  Hay una serie de "haciendas Erres" --15 de Santiago Uribe--, y esta foto que me parece importante sobre estos hechos muestra varios de los integrantes de Las Erres en el remate de La Loma en 1985, aparentemente en una feria.  La foto es importante por lo siguiente: en la foto el primero, en mi caso de la izquierda, viéndolo a la izquierda, es Fabio Ochoa Vásquez, en 1985 narcotraficante puro.  Ya habían matado al Ministro Lara Bonilla.  Ya sus nombres eran conocidos por la opinión pública nacional.  Es más, eran más conocidos que Pablo Escobar, que adquirió renombre fue después, y después hay una serie de personajes, uno de los cuales fue acusado como uno de Los Erres, Mario Vélez Ochoa, el cual ya nombré, y el otro que está ahí pequeño, al otro extremo, riéndose con un narcotraficante es Santiago Uribe Vélez, el hermano del actual presidente al cual se le ha sindicado una serie de cosas que yo no sé si serán ciertas o no pero que menciono porque yo sí creo que la justicia debe investigar  ¿Qué hace en esta foto al lado de un narcotraficante?

Yo me pregunto: ¿es posible que en hechos de fiesta y de actos sociales pueda coincidirse con gente de éste estilo, pero quedarse allí, tomar, hacerse sacar una foto, reírse, brindar conjuntamente, abrazarse como si se tratara de viejos amigos? No es cuestionable si cuestionamos al Ministro de Hacienda actual simplemente porque aparece con una foto de alguien que, dice él, desconocía que era paramilitar…lo desconocía él, ¿Cómo es que aquí no hay un cuestionamiento?   ¿Qué pasaba en esta familia para juntarse con narcotraficantes y hacerse sacar fotos en una época en donde todo el Estado colombiano, después de la muerte del Ministro de Justicia Lara Bonilla había declarado una persecución contra éste tipo de personas?

…pero ha llegado el momento de finalizar éste debate en éste tema de Los Erres y en la desaparición de Monsalve.  Hay un hecho fundamental: el Gaula --el Gaula en Antioquia--, decidió interceptar miles de teléfonos de organizaciones y personas de derechos humanos en el departamento de Antioquia para la fecha en que el Señor Teniente Coronel Mauricio Santoyo Velasco en 1996, '97, '98 y '99 era su jefe. Como todos vemos Santoyo se convirtió en el jefe de seguridad del actual presidente de la república después de estos hechos.  Esto lo afirma el General Daniel.

¿Qué pasa en el computador de Jacinto con Santoyo, en las llamadas por celular con el jefe de las AUC en materia financiera y de su Estado Mayor?  "Favor llamar a la oficina urgente."   Dice "la oficina" y coloca "Gaula".   El jefe de finanzas de las AUC se comunicaba permanentemente con el Gaula, que había interceptado todos los teléfonos de los activistas y organizaciones de derechos humanos y que después fue el jefe de seguridad del presidente de la república.

La Procuraduría General de la Nación, efectivamente, inició una investigación y destituyó al jefe de seguridad de la Presidencia por estas interceptaciones, como se recordará…la Procuraduría en una visita especial realizada a EPM [?] en desarrollo de la investigación sobre la desaparición de dos miembros de ASFADDES [Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos].  ¿Quiénes desaparecieron de Asfades en medio de esas interceptaciones?  Pues ni más ni menos que la hermana de uno de los que desaparecieron Los Erres en Armenia: Mantequilla, el estudiante Monsalve.

¿Qué relación hay entre la desaparición de Monsalve, estudiante hombre, por Los Erres, su tortura, la aparición de una red de justicia privada, la aparición de parientes del presidente de la república en éste entonces gobernador, la interceptación de las organizaciones que lo estaban buscando, por parte de Santoyo y después jefe de seguridad del presidente, y después la desaparición de la hermana de uno de los desaparecidos, interceptada por éste señor al frente del Gaula?  Preguntas que dejo a la audiencia.  He de terminar, he de terminar y con cosas, brevemente, y ya sobre la actualidad de lo que ha dejado éste debate.

Todos estos hechos, ¿ocurrieron con justicia o sin justicia?  ¿Cómo es que actuó la justicia?  De hecho sabemos que el proceso del computador de Jacinto se desarrolló, hasta que Luis Camilo Osorio cortó la investigación, pero, ¿por qué decenas de miles de muertos?  ¿Por qué centenares de miles de desaparecidos y desplazados forzados?  ¿Por qué tantas masacres?   ¿Por qué tantos indicios al punto de que la voz se apaga, por cansancio, uno tras otro vinculando personas y personas, muchos funcionarios públicos y ninguno fue capturado, y espectacularmente creció la violencia en Antioquia?

No pude presentar el cuadro de las estadísticas, pero el período más violento de Antioquia es éste cuadro.  No sé si pueda presentarlo.  Un pico, el período más violento de Antioquia en su historia reciente en las últimas décadas se coloca entre el año '94 y '98.  ¿Qué le pasó a la justicia?

…y  yo adelantaría una tesis.  No sé si uno de mis asistentes tienen el informe sobre inteligencia, sobre el nuevo Cartel de Medellín.  ¿Dónde?  Bueno, aquí hay un informe de inteligencia --espero encontrarlo porque no alcancé a ojearlo--, que habla del nuevo Cartel de Medellín.   Está aquí:  "Fiscalía".   No traje todos estos expedientes porque era imposible en forma física.  Página 1, 2, 3 y 4 del expediente.  Una: bueno, la una es…¿cuál es el expediente?   El expediente es el famoso computador de Jacinto, Proceso 34986, anexo original número 1.  En éste proceso se dice que hay un nuevo Cartel de Medellín --vamos a ubicarlo--,  y que sus integrantes son  Gustavo Adolfo Upegui, Bernardo Valencia Ramírez, Ricardo Londoño, persona que empezó en el flanco delincuencial robando carros…se refiere a Ricardo "Cuchilla" Londoño, socio de Francisco Javier Piedrahíta, en el DIM.  [De] Bernardo Valencia Ramírez dice que tiene un celular número tal y no tiene más información. Gustavo Adolfo Upegui, más conocido, es propietario del equipo…Gustavo Adolfo Upegui, más conocido, es propietario del equipo [de fútbol] Envigado y vivía en Envigado.

El señor Hugo Albeiro es una persona con mucho poder dentro de la organización, dice éste informe que data de 1998 y que cerró lastimosamente Luis Camilo Osorio…1998: exactamente 10 años, Señora Presidenta.  Señor Hugo Albeiro es una persona con mucho poder dentro de la organización.  Se sabe que éste señor patrocinó grupos al margen de la ley, el cual fue --o sea paramilitares--, el cual fue el que acabó con la antigua banda La Ramada, de Bello [la segunda ciudad en importancia de Antioquia, luego de la capital, Medellín].  En éste momento financia los grupos paramilitares de Bello y ha penetrado la administración de dicho municipio.

…y el Señor Rafael Vélez Bedoya.  Estos son los integrantes de lo que éste informe de la Fiscalía, Informe de Inteligencia número 004 del expediente que ya mencioné, dice que son el nuevo Cartel de Medellín, hace 10 años.  ¿Qué pasó con éste nuevo Cartel de Medellín, si ya se había descubierto que pasó con sus integrantes? Nada. Fueron perseguidos.  Sabemos recientemente que el Señor Gustavo Upegui fue asesinado.

Sabemos que ese asesinato de Gustavo Upegui López lo hizo al parecer un paramilitar que se llama Daniel Alberto Mejía Ángel, alias Danielito.  Eso lo dijo el General Oscar Naranjo, pero también sabemos que una vez dijo el General Oscar Naranjo que a él se le acusaba de ese asesinato.  Unos días después de la declaración del General Naranjo el señor jefe de la paz en Colombia, del Gobierno, Luis Carlos Restrepo, nombró al presunto asesino de Upegui como negociador de los grupos paramilitares y le extendió los beneficios que entre otros implicaban que no lo capturaban, y no solamente eso pasó sino que el Señor Daniel Mejía que lo llevaron a La Ceja [queriendo decir, a la cárcel de ese municipio de Antioquia a 41 km. de Medellín, cárcel exclusivamente para paramilicos] salió libre de allí y al parecer después lo mataron…al parecer, y otro, más poderoso que Gustavo Upegui, hoy es el jefe del Cartel nuevo de Medellín, y me temo, y esto es hacia adelante ya, que estamos ante una nueva era del paramilitarismo que no es su extensión, que yo quisiera, y en eso coincido con usted, Señor Ministro, quisiera que fuera eso su superación.  Ahora voy a terminar, como creo, en cinco frases no más.

…pero hoy estamos ante unos nuevos hechos que hay que empezar a deletrear: si lo que hubo en Antioquia después del Gobierno departamental de Álvaro Uribe Vélez, en materia que no ha sido de éste debate, que fue primero la constitución nacional, bajo la égida de Carlos Castaño en 1998, de un ejército paramilitar, ejército nacional paramilitar, que él pensaba tenía que tener un brazo nacional articulado y una bolsa de financiación del narcotráfico entre otras cosas, unificada, que era exactamente el mismo sueño narcotraficante de Pablo Escobar, que lo mató.  [¿Qué está diciendo aquí? Debe de ser otro de tantos errores de transcripción porque Escobar no mató a Castaño.  Fue su propio hermano.]  Pablo Escobar también soñaba con tener una bolsa --él la construyó en Envigado --una bolsa donde todos los narcotraficantes cotizaran parte de su excedente y con ese se protegiera la seguridad de los narcotraficantes en el país.  Es exactamente la definición de "mafia".  "Mafia" es un concepto de seguridad privada y delincuencial, que baja el homicidio de vez en vez, y de vez en vez lo sube, pues ese sueño lo trató de repetir Pablo Escobar en el '98 en Antioquia bajo Doble Cero, el ala militar que constituyó el Bloque Metro, pero Castaño constituyó una bolsa narcotraficante en Antioquia, en Medellín, que es éste del computador de Jacinto que revela el nuevo Cartel de Medellín, con integrantes como Gustavo Upegui y otros.  Sin embargo, como Pablo Escobar, Castaño también fracasó en el sueño narcotraficante.  Lo mataron, vino las negociaciones con el ejército nacional paramilitar, tema que no es de éste debate.  Ha sido de otros.  …pero, ¿qué pasó con la bolsa?  Hemos sabido, más o menos discutimos, qué pasó con el ejército, pero la pregunta es, lo fundamental es, el billete, caballeros, que pasó con la bolsa que constituyó Castaño, y que éste informe del '98 en el computador de Jacinto revela: lo que sabemos es que se han venido matando no más.  No hay capturados.  Al único que hubiera podido decirnos algo fehaciente, Daniel Mejía, el Gobierno le puso una inmunidad y después lo dejó ir y al parecer también lo mataron.  ¿Qué pasa con la bolsa?  ¿Se habrá constituido por primera vez el sueño narcotraficante en éste país de tener una bolsa común con aportes de todo el narcotráfico que financie la seguridad de los mismos, a través de un nuevo ejército nacional paramilitar, en manos de Vicente Castaño?  ¿Estaremos en otra fase del paramilitarismo muy diferente, que la justicia no nos ha podido decir quién es éste Hugo Albeiro que menciona el informe del '98, ubicado en Bello?  ¿Será el mismo que llevaba los buses repletos de gente a hacer el homenaje en la Comuna 13 [sector violento de estrato social bajo en Medellín] al General Montoya, Comandante del Ejército?  ¿Será el mismo?

Lo único que sabemos es algo sobre la justicia en éste período.  La justicia en Antioquia ha sido manejada exactamente igual que en el Norte de Santander, léase, han matado a los que investigaban.  Una larga fila de investigadores del CTI muertos. y fiscales, ha sido depurante, ha sido negativo, es decir han matado lo mejor y han conquistado a través de la acción política clientelista la posibilidad de que no se investigue.  Pasó en el Norte de Santander al punto de que la jefe seccional de Fiscalía resultó ser una paramilitar, hoy reo ausente.  Lo denuncié hace 5 años.  Entonces nadie me creyó, pero hoy es reo ausente.

Bueno aquí hay una información, sobre la cual sólo voy a hacer preguntas, pero lo que dice esta información es que habido una repartija política en la justicia en Antioquia, y que se la han repartido así: yo preguntaría apenas:  ¿es cierto…?   …y se supone que es el Vicefiscal último anterior de Luis Camilo Osorio, Doctor Santana, sobre el cual tengo un gran respeto, que él lo sabe…yo le preguntaría si tuvo alguna información de reuniones de la cúpula en la Fiscalía Regional de Antioquia, con las personas que aquí se denominan el nuevo Cartel de Medellín, pregunta que hago.  No tengo la certeza pero se habla de una reunión entre el nuevo Cartel de Medellín y la cúpula de la Fiscalía en años recientes, para no investigarlo, y quiero saber si a esa reunión asistió el Señor Galvis Ramos, que es el Jefe Seccional de Fiscalías…Director Seccional de Fiscalías de Medellín, y quiero saber si asistió el Señor José Valencia Duque --el hermano está aquí presente [¿era senador?]--, y quiero saber si efectivamente se reunieron con Gustavo Adolfo Upegui y Daniel Mejía Ángel, y quiero saber por que dicen que Alberto Santana Robillo lo sabe desde principios del año 2005, si allí se pactó no investigar, y aunque éste informe tiene otros datos más complicados de la penetración de la Fiscalía en el departamento de Antioquia, ¿es cierto que existe un nuevo Cartel de Medellín?  ¿Es cierto que existe una bolsa común narcotraficante?  ¿Es cierto que hoy existen unos hombres muchísimo más poderosos que narcotraficantes del pasado, no solamente en dinero sino porque pueden contar con un nuevo ejército paramilitar nacional?  ¿Es cierto que esa posibilidad se ha convertido en un chantaje para el Gobierno? Vamos hacia la desparamilitarización o vamos hacia una nueva época paramilitar.

Yo finalmente, Señora Presidente, voy a dejar estas ideas en positivo. Propongo…haciendo un análisis de estos hechos, viendo la práctica durante éste recorrido que hemos realizado por el departamento de Antioquia, la fuerte articulación entre sectores del Estado, paramilitares y narcotraficantes, las formas en que territorialmente fueron controlando espacio tras espacio sin en ningún momento dejar la oportunidad para la seguridad democrática, o sea un territorio donde el ciudadano sea soberano y pueda gozar de todos sus derechos y libertades, si esto ha sido así, si podemos entender una parte de la sociedad colombiana grande ha estado apoyando por acción, por omisión, por temor, por coincidencia el proyecto paramilitar en Colombia,  ¿cómo lo superamos?  ¿Cómo no volvemos a repetir esta historia que en Antioquia dejó la mayor cuota de sangre del país?

…y  yo me atrevo a proponer esto al país: un acuerdo nacional por la verdad, un acuerdo nacional por la verdad que no puede ser simplemente nacional, que implica --primera condición--, que toda la sociedad colombiana tiene que entender, ser consciente del fracaso del proyecto paramilitar y de la inviabilidad hacia el futuro de Colombia.  Hoy aun los mismos sectores que apoyaron el viejo paramilitarismo de estas historias que hemos contado siguen pensando que es necesario el "todo vale con tal de" sin pasar por la posibilidad de construir un proyecto democrático en éste país, como si nos tuviéramos que mover de paramilitar a guerrillero y/o viceversa, como si no cupiera nada de por medio, como si la seguridad tuviera que ser un tránsito intermitente de mafioso tras mafioso, dueños de votos y de poder.

Es posible que la sociedad colombiana esté preparada para aceptar que el proyecto para amenizar [?] ha fracasado y que no es viable.  Si es así es posible un acuerdo nacional por la verdad, que más que nacional tiene que ser regional, la posibilidad de unas constituyentes locales con poder vinculante, porque el paramilitarismo es local, que por lo menos promuevan cinco cosas, dado que el paramilitarismo implica cinco ingredientes al mismo tiempo [no hay un quinto punto]:

1.    el desmantelamiento del régimen clientelista en lo local, lo que significa el sufragio libre en Colombia,

2.    el desmantelamiento del régimen hacendatario que ha transformado a muchos colombianos en peones y otros en patrones y que se ha traducido en el narcotráfico y en el paramilitarismo, lo que significa la democratización de la tierra en Colombia,

3.    modelo productivo para enriquecerse, para prosperar a través del trabajo,

4.    beneficios jurídicos generalizados a cambio de la verdad plena: si 300 mil ciudadanos --no la lista de 2 mil que habla Obdulio--, si 300 mil, 400 mil,  por acción, omisión, temor, coherencia ideológica, lo que sea, han colaborado con el proyecto paramilitar en Colombia, si la cifra aún es superior, si han controlado 1'700.000 votos como dice la Corporación Arco Iris, entonces no podemos llevarnos todas esas personas a la cárcel --tendríamos que construir un gulags--, aunque han cometido el delito.

Sólo después de un reconocimiento nacional de la inviabilidad del proyecto paramilitar, y sólo después de un acuerdo nacional por la verdad, y sólo después de poder hacer una reforma fundamental en el tema del sistema clientelista, y en el tema del sistema hacendatario en Colombia, es posible una política de beneficios jurídicos generalizados para todos aquellos todos sin distinción, que significa menos cárcel, si a cambio hay verdad plena, y finalmente esto podría parar si después de la verdad plena, después de esas reformas sustanciales en las constituyentes locales, después de un reconocimiento nacional del fracaso del proyecto paramilitar, se pueda dar el perdón de la víctima y su reconciliación con el victimario, que es la única fórmula para frenar la cadena de retaliaciones que es fundamental en la constitución de la violencia en Colombia.  La víctima mata al victimario y se vuelve victimario y surge una nueva víctima que a su vez, vuelve a matar al victimario, y así sucesivamente durante décadas y décadas de historia de violencia en éste país, que no ha tenido hasta éste momento ni una sola tregua.

Bueno, gracias, Señora Presidente.  Esa ha sido la exposición, así que esperemos la intervención del Gobierno Nacional.

Con la venia de la Presidencia y del orador, interpela el Honorable Senador Carlos Roberto Ferro Solanilla:

Gracias señora Presidenta, [y es] para solicitarle al Senador Petro…Senador Petro, para solicitarle si nos hace una aclaración en relación con el nombre de un Coronel Plazas que usted mencionó durante varias veces en su intervención.  Para claridad de todos los colombianos deseamos conocer el nombre completo de ese coronel, y a cual fuerza…los apellidos, nombres y a que fuerza pertenece, si nos hace el favor.

Recobra el uso de la palabra el Honorable Senador Gustavo Francisco Petro Urrego:

Hay dos Plazas mencionados en esta intervención: según el Coronel Oscar Echandía, en información dada al DAS, el coronel que dejaba que sus fuerzas de caballerías estuvieran en fincas de Gacha es el Coronel Plazas Vega, Comandante, obviamente, de la Escuela de Caballería, dice el Coronel Oscar Echandía, y el capitán de la Policía que da su declaración, su informe en la Embajada y después se asila en los Estados Unidos, cuando habla de un Coronel Plazas se refiere al jefe de inteligencia la Brigada 17 en Urabá, el señor Coronel Plazas Acevedo, que es otro, y le asigna una relación directa con grupos paramilitares en el Urabá, entonces estamos hablando de dos Plazas: Plazas Vega, coronel vinculado por Oscar Echandía al Mexicano, y Plazas Acevedo, coronel vinculado por el Capitán Gildardo Sánchez en su informe por relaciones con paramilitarismo en Urabá.  Sabemos que la confesión de Mancuso se refiere, cuando habla del Coronel Plazas, a éste Coronel Plazas Acevedo del Urabá.

La Presidenta de la Corporación, Honorable Senadora Dilian Francisca Toro Torres, interviene para un punto de orden.

Quiero informar que la señal de Córdoba y Sincelejo en ningún momento se ha interrumpido.  Ya El Meridiano de Córdoba nos informó que en ningún momento se ha caído la señal en estos dos departamentos.

Tiene la palabra el señor Ministro del Interior…señor ministro, perdón…El Meridiano de Córdoba informó…al Senador Petro le avisaron…al Senador Petro…aj, no sé quien le avisaría al Senador Petro  No le he preguntado.  Simplemente expresó que se había caído la señal.  Nosotros averiguamos y no se cayó la señal en ningún momento.  Yo no voy a abrir el debate [sobre ese asunto], me da pena decirle a ustedes, pero va a hablar el señor Ministro del Interior.

La Presidencia ofrece el uso de la palabra al señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi.  [En Colombia dicen "doctor", no sólo a quien tiene un doctorado y escribe las iniciales "Ph.D." luego de su nombre, sino además a cualquiera que use corbata y parezca ocupar un cargo "importante", como parece que sucede con el trato de "Licenciado" en Méjico.]

Palabras del señor Ministro del Interior y de Justicia, doctor Carlos Holguín Sardi

Con la venia de la Presidencia hace uso de la palabra al señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi:

Señora Presidenta, señores Vicepresidentes, señoras Senadoras, señores Senadores, parlamentarios colegas del Gobierno, miembros de los de comunicación, colombianas y colombianos, me aproximo a éste debate con una inmensa sensación de respeto, de respeto por la historia, por la historia pasada y por la historia del porvenir, un respeto por la historia pasada para que lo que se diga aquí, se diga sin sesgos, con verdad, sin criminalizar la Nación, sometida casi a diario a un discurso que nos convierte a todos en "un país de asesinos", como diría Posada Carbó [Eduardo Posada Carbó, un historiador oriundo de la región septentrional del país con litoral en el Mar Caribe que llaman "Costa Atlántica"], sin generalizaciones, con humildad frente a la historia futura.  Este es un debate que trasciende el paramilitarismo, que trasciende un período de Gobierno, que trasciende una región, que enmarca la Nación soñada que queremos, pero trasciende a la Nación, va más allá, se enmarca en el debate latinoamericano contemporáneo, en la diferencia entre el Estado y la sociedad que queremos los latinoamericanos: si queremos estatismo, neoliberalismo o una figura diferente, si queremos lucha de clases o cohesión social, si queremos democracia Institucional o caudillismo, si queremos barbarie neoliberal o utopía socialista, dos procesos que, como diría el Presidente Uribe recientemente en México, resultan antagónicos o aparentemente antagónicos, pero conduce a lo mismo, al fracaso social.

Nuestro camino --lo dice el Presidente en esa intervención--, es diferente.  Colombia necesita un Es-
tado que garantice lo social, pero también un Estado que dé una oportunidad para la inversión privada, un Estado que no sea clientelista sino comunitario, un Estado que dé esa oportunidad de inclusión a la inversión para que a través de ella logremos la inclusión social, pero así como llego con respeto y con humildad a éste debate, tengo que confesar también que llego en condiciones de inferioridad, de inferioridad ante el ilustre proponente del debate, de inferioridad por las fuentes a las cuales él tiene acceso.  Se imaginan ustedes lo que seguiría si el Ministro de Justicia estuviese aquí en esta tarima develando piezas de expedientes judiciales, mostrando aquí testimonios de personas que intervinieron en procesos judiciales que, una de dos: o no están fallados y entonces están bajo las reservas del sumario, y han sido filtrados a un senador de la república para que, abusando de su inviolabilidad parlamentaria los use aquí, o están fallados y el senador que ha hecho uso de ellos no ha dicho aquí que han sido fallados, documentos de expedientes judiciales que se usan, además, mostrándolos pero sin señalar con exactitud las fechas, pero es que además mi condición de inferioridad, también se da porque al Senador Petro le comen cuento.  Le comen cuento en la Fiscalía, en los estrados judiciales, en los medios, le comen cuento en ese Imperialismo del cual él raja aquí, de manera permanente, y llega allá para montar tribuna deslegitimando la democracia colombiana, mostrando a su país, a su patria, como una patria de asesinos, como una patria de mafiosos, como una patria de paramilitares.  Le comen cuento hasta en Canadá, de donde mandan los periodistas de la Radio Canadá a solicitarle declaraciones, para que él a través de la radio canadiense pida garantías para Jairo Castillo, el famoso "Pitirri" [un ex paraco al que se concedió asilo en ese país, donde se da la buena vida, gracias a que aceptó revelar todo lo que sabía, con arreglo al "principio de oportunidad"], y esa condición no me sustrae de la responsabilidad enorme que me asiste ante la Nación y ante éste Senado para señalar como es la verdad.

    ¿Dónde se encuentra el eje de la discusión?  Durante años y años se sostuvo en Colombia que la población colombiana tenía que ser un neutral e indiferente frente al conflicto, porque el conflicto era de un Estado perverso, de un Estado que violaba los derechos humanos, que defendía un statu quo inequitativo, y contra él se rebelaba un partido político que apelaba como doctrina a las diversas formas de lucha con tal de ganar el poder.

Quienes enseñaron aquí la teoría "con tal de que" a la que se refirió el Senador Petro con tanta propiedad fueron estos, los que predicaban y practicaban la combinación de las distintas formas de lucha, los que sin ningún reato movilizaban a la juventud en las universidades, haciendo uso de profesores ilusos y románticos o mal intencionados, para envenenarla en una lucha estéril contra su patria, en una lucha de clases, en una lucha contra la institucionalidad y contra el orden, en un caldo de pro [?], en un caldo de cultivo que le era, les era, propicio insuflaban a la juventud de los sesenta y de los setenta las prédicas de la lucha de clases, del odio, de la enemistad entre los colombianos.

Esa teoría predominante durante décadas se vio claramente amenazada, tan pronto apareció en el panorama nacional la figura y la filosofía política de Álvaro Uribe Vélez.  No fue en el año '95, fue mucho antes, y desde entonces esas fuerzas que defendían la forma, la combinación de las formas de lucha, le decretaron a Álvaro Uribe Vélez el exterminio físico o el exterminio moral.  Si no podían acabar con él físicamente intentaban acabar con él moralmente, acusándole de toda clase de vejámenes y de delitos imaginarios.  Por supuesto tuvieron, o tuvo, esa fuerza política la visión suficiente para entender desde entonces que allí estaba la amenaza real a su supervivencia, y entonces se producen, se producen una serie de hechos a los cuales vamos a referirnos, no sin antes señalar que, hábilmente también, ya en las épocas más recientes se crea una confusión entre paramilitarismo y organización de la comunidad, para la defensa de organización de la comunidad, para la cooperación con las fuerzas institucionales del Estado en defensa de la paz.  Hoy hemos asistido a una extraordinaria, magnífica demostración, o mecanismo de aprovechamiento de esa confusión, cuando se nos anunció que se iba a hacer un debate al paramilitarismo en Antioquia, pero luego se presentó un cuestionario sobre las Convivir.

Los cinco puntos del cuestionario, y pueden ustedes consultarlo, todos se refieren a las Convivir, pero quiero referirme solamente a la primera pregunta, donde dice:  "¿Qué hizo para desmantelar a los grupos paramilitares que nacían y se desarrollaban en el departamento de Antioquia?"   "El paramilitarismo que nace y crece en Antioquia", escrito por el cuestionario firmado: esa es una ofensa a Antioquia, no un homenaje a Antioquia, pero es sobre todo una ofensa a la historia, a la verdad.  Hoy lo corrigen, hoy vuelven de nuevo a centrarse en el paramilitarismo, haciendo magistral uso de esas piezas judiciales, que no podría en ningún caso usar el Ministro de Justicia para responder a lo que allí se dice.

Pero,  ¡con cuánto cinismo!   …y se llega y se confunden y se revuelven, y por eso simultáneamente un ex presidente de la república advierte, como lo advierte el Senador Petro, o exige como le exige el Senador Petro, que el Presidente Uribe debería darle al país una interpretación [de] cómo se llegó al fenómeno paramilitar, cuáles fueron sus raíces, y cuáles las estrategias para desmontarlo.

Así las cosas, el debate se convierte en un debate de responsabilidad política.  Es una sucesión de mafias.  El problema de la violencia en Colombia es una sucesión de mafias, o es una lucha de una forma de ilegalidad contra otra forma de ilegalidad.  Mientras el Estado no está presente, ¿de quién es la responsabilidad política de esa lucha entre una forma de ilegalidad y otra forma de ilegalidad, mientras el Estado no está presente, para competir, para combatirlas a ambas o mientras el Estado se hace tímidamente presente para combatir a una o excluir a la otra?

El Doctor, el Senador Petro, hace ahora, después de que en el cuestionario ha dicho que el paramilitarismo nace y crece en Antioquia, lo hace nacer en el '82, también en Antioquia.  La violencia en Colombia tiene una ligazón muy estrecha con la aparición de los polos de desarrollo.  Si uno mira la historia la violencia de los [años] 40 y de los 50 se radica principalmente en el Eje Cafetero [nombre que dan a la región de los cultivos de café], porque allí se está comenzando a desarrollar ese polo de crecimiento del país, o coincide, la de los 60 y los 70, se radica específicamente en el Magdalena Medio y en el Urabá antioqueño, porque empieza a desarrollarse el polo ganadero del Magdalena Medio y de Caquetá y empieza a desarrollarse el polo ganadero de Urabá, y siempre llega ese desarrollo a esas regiones y luego mucho después llega el Estado.  Mientras tanto se impone la ley del más fuerte, mientras tanto no aparece la justicia, mientras tanto hay una autoridad débil, especialmente en las zonas del Magdalena Medio, y las Autodefensas del Magdalena Medio se enfrentan con las FARC por el dominio de ese polo de desarrollo ganadero, pero un día aparecen por allá, en las Autodefensas [no tiene sentido decir que "en las Autodefensas" y es un error suyo o de los transcriptores], en el Magdalena Medio o en algún sitio, en las montañas de Colombia, las planas mayores de las FARC y del M-19 [Movimiento 19 de Abril, guerrilla a la que perteneció Petro en su juventud y que se formó luego de que un fraude electoral el 19 de abril de 1970 impidiera el triunfo del candidato presidencial General Gustavo Rojas Pinilla, que había sido dictador y es la versión colombiana del General Juan Domingo Perón: un gorila populista, anticomunista y ladrón] se confunden mientras posan para los fotógrafos en algún lugar de las montañas de Colombia a finales de los setenta: de izquierda a derecha, Iván Marino Ospina del M-19, Tirofijo de las FARC, Alvaro Fayad del M-19 y Jacobo Arenas de las FARC.  Es una foto que está publicada en el libro Las Dos Tomas, de Manuel Vicente Peña.  ¿Qué hacían los del M-19 reuniéndose con las FARC?   Estaban en guerra y en combate en el Magdalena Medio contra las Autodefensas.

La primera expresión del paramilitarismo son las Autodefensas del Magdalena Medio.  Se constituyen y se crean para defenderse de una ilegalidad imperante, de una ilegalidad amenazante como era la ilegalidad de las FARC, y allí aparece un día la otra ilegalidad, la ilegalidad del M-19, por esa misma época…finales de los 70, comienzo de los 80 o más concretamente en el año '82, se produce el hecho al cual ha aludido el Senador Petro: el secuestro por el M-19, que ya se había reunido con las Autodefensas del Magdalena Medio, de Marta Nieves Ochoa…la ilegalidad de los subversivos contra la ilegalidad de los narcotraficantes.

Los narcotraficantes encuentran que su dinero, que la plata mal habida que han obtenido está seriamente amenazada por la ilegalidad de los subversivos y deciden organizarse, organizar otra ilegalidad y organizan el MAS, la Muerte a Secuestradores.  Poco tiempo después en la Hacienda Guacharacas que aquí se ha mencionado tantas veces  es asesinado don Alberto Uribe  por un grupo de subversivos de estas ilegalidades, por un grupo de terroristas que llegan allá indefensos donde estaba Alberto Uribe indefenso, lo asesinan vilmente, hieren gravemente a su hijo Santiago y de milagro no encuentran, aunque la buscan por todas partes, a la otra hija, que en ese entonces tenía 7 años, y a quien buscaron para asesinarla o para secuestrarla en el colmo del delirio de crueldad, de odio, porque ya figuraba Álvaro Uribe Vélez.  Álvaro Uribe Vélez, a ese desafío y a ese crimen y a ese golpe contra su familia responde aceptándole al Presidente [Belisario] Betancur formar parte de la Comisión de Paz de Antioquia en el proceso de paz, en el cual estaba comprometido, allí es donde empieza a marcarse la adhesión, el compromiso, la firmeza de carácter de Álvaro Uribe con la institucionalidad, con la legalidad, pero naturalmente de allí para allá empiezan también los cuentos y las novelas sobre la Hacienda Guacharacas y sobre las actuaciones de Álvaro Uribe Vélez y de su familia. Álvaro Uribe, a los pocos días de asesinado su padre, se pone al servicio de la paz.  [Omite decir que su padre tenía relaciones con narcotraficantes.  Hace poco fue extraditada a los Estados Unidos, por narcotráfico, quien fue compañera de un tercer hermano de Alvaro, ya fallecido, y la hija de esa pareja es "prófuga de la justicia" y nadie sabe por donde pueda estar.]

En éste recuento rápido a través de los años llegamos al '85.  Recordemos: en el '82, con el secuestro de Marta Nieves Ochoa, la ilegalidad de los subversivos del M-19 está contra la ilegalidad de los narcotraficantes.  En el 85, poco tiempo después, 3 años apenas, que no es nada, por arte de lo que dice la Comisión de la Verdad de los tres ex presidentes de la Corte Suprema de Justicia, la ilegalidad de los subversivos se pone al servicio de la ilegalidad de los narcotraficantes para realizar la toma del Palacio de Justicia.  [El M-19 asaltó dicho palacio y luego el Ejército entró "a sangre y fuego" y muchos magistrados murieron, como ya indiqué.]

 Por ese camino llegamos a dos situaciones peculiares de finales de los 80.   En Cesar y en Córdoba figuras prestantes de la sociedad, jóvenes de bien, deciden seguir el ejemplo de [alias] Simón Trinidad, un hombre que era gerente de banco [Juvenal Ovidio Ricardo Palmera Pineda, economista con un postgrado en Finanzas de la Harvard, que en el 2004 fue descubierto en Quito, capturado y extraditado a Estados Unidos por el secuestro de tres estadinenses], que cumplía una labor que estaba acreditada ante la comunidad cesarense [gentilicio del departamento del Cesar], pues ese ejemplo, cuando él se va al monte, se vincula a las FARC y se dedica al crimen y al terrorismo, lo siguen después otros coterráneos suyos, como Rodrigo Tovar Pupo, comandante de los paramilitares, y en Córdoba otras personas de algún linaje como Salvatore Mancuso, porque la ilegalidad, ese fuego de ilegalidades, nos trae esas consecuencias.

Llegamos a la cúspide de ese enfrentamiento de ilegalidades, de esa desinstitucionalización del país, de ese predominio de la fuerza, de la fuerza bruta, de la fuerza criminal que es el narcoterrorismo de Pablo Escobar de los 80.  Desde los 80, del '89 y '90, abrumado el país por todo ello, y conmovido profundamente por el asesinato de ese hombre grande y excepcional que era Luis Carlos Galán, el país se desborda a pedir de alguna manera cualquier tipo de solución negociada, cualquier tipo de salida.  No hay entereza, no hay decisión firme de combatir a quienes están causando semejante estrago, sino que se decide infortunadamente salir a ver de que manera, a la carrera, dizque para celebrar un nuevo tratado de paz, para modernizar el Estado, para establecer la justicia, se hace una Constitución previa a unas desmovilizaciones y las desmovilizaciones se logran a finales del Gobierno de Barco, la del EPL [Ejército Popular de Liberación], que se convierte en Esperanza, Paz y Libertad, partido político que luego estará representado en la Constituyente [la Asamblea Constituyente que redactó la nueva Constitución del '91], pero que deja un grupo disidente comandado por Caraballo, que sigue haciendo estragos hasta hace pocos años en éste Gobierno, en el primer Gobierno de Uribe [fueron dos períodos presidenciales sucesivos, del 2002 al 2010], cuando es desmantelado y desarticulado definitivamente.

El ELN, el Ejército de Liberación Nacional, que se divide en dos, uno comandado por León Valencia, que sale a crear la Corriente de Renovación Socialista y que luego de recibir ingentes sumas para la desmovilización por parte del Estado constituye y maneja todos esos recursos a través de la Fundación Nuevo Arco Iris, aquella misma de los famosos estudios en donde se analiza [con] rigor científico, que ya hemos analizado aquí, la influencia del paramilitarismo en la política, pero se calla cobardemente la influencia de las FARC y de los otros grupos subversivos en la política, y se hace un estudio que se lo rodea del patrocinio de Suecia y de una cantidad de actos más para mostrarlo como un estudio serio y objetivo, y así debe ser, porque le ha servido de base a la Corte para la toma de muchas decisiones. Nadie puede discutir ese estudio.  Discutirlo es simplemente negar la verdad, pero yo sí vuelvo y pregunto por que se estudia única y exclusivamente la influencia del paramilitarismo que ha conducido a la parapolítica y nunca se ha estudiado la influencia de las FARC, que también pudo conducirnos y que nos ha conducido a la FARCopolítica. 

En esas desmovilizaciones aparece una posición confusa: las Autodefensas de Fidel Castaño negociando con el EPL, mientras el EPL hace la negociación con el Gobierno, y negociando en Antioquia la distribución de territorios, y en el Magdalena Medio negociando con el M-19 las Autodefensas, y el M-19 se desmoviliza, y se desmoviliza totalmente, en Santodomingo entrega las armas…no nos las entrega, las hace…se las entrega a un organismo internacional para que las destruya y en razón de esa desmovilización el M-19, los miembros del M-19, por supuesto, reciben el beneficio del indulto, de la amnistía.  Se olvida todo lo que haya pasado y se producen resoluciones para indultar, no por los delitos de rebelión y sedición, sino por delitos muchísimo más graves, no por delitos de hurto, sino por delitos de lesa humanidad.  Por delitos gravísimos se producen resoluciones de indulto.

Aquí está el fólder [anglicismo que significa "carpeta"] de todas las resoluciones que se expidieron en esa época, y la lista, y no voy a leer, no voy a mostrarlas todas, pero sí a leer una: la que indulta a William Carvajalino Castillo, quien ha sido condenado a la pena de ocho años y seis meses de prisión, ocho años y seis meses de prisión, como coautor del hecho punible de secuestro extorsivo, hurto de uso y violación de habitación ajena, coautor del hecho punible de secuestro extorsivo.

Hoy nos vienen a hablar del acuerdo nacional por la verdad para que se haga justicia, cuando al señor Carvajalino Castillo…el Señor Antonio Navarro Wolff [otro ex guerrillero del M-19] dice: "el sustento de la conexidad se ajustó"… escrito que aparece firmado por el máximo dirigente político del M-19, Antonio Navarro, en donde hace constar que William Carvajalino Castillo es miembro de esa organización, y los hechos que dieron lugar a su condena fueron ordenados por esa comandancia, con el propósito de obtener provecho para el desarrollo de su actividad política, y se negaron a votar la Ley de Justicia y Paz dizque porque esa pena de ocho años era una pena irrisoria para los delitos de lesa humanidad,  y repudiaron la Ley de Justicia y Paz porque no hacía justicia, y, ¿cuál fue la verdad, cuál fue la justicia, cuál fue la reparación de esas desmovilizaciones del año '90?

Hay por lo menos cuatro resoluciones más, o cinco, también por secuestro extorsivo, y ahora se yerguen a decir que hay que llevar hasta las últimas consecuencias, como tiene que ser, por supuesto, los juicios de las personas desmovilizadas, pero en los desmovilizados del '90 hay una situación curiosa: si antes que…nunca se había sabido si las Autodefensas del Magdalena Medio se habían desmovilizado o no, porque eso fue, eso no está suficientemente claro, pero en la lista del M-19 a la Asamblea Constituyente, en el renglón 16, aparece Augusto Ramírez Cardona, y según Rafael Pardo en su libro De Primera Mano, página 224, Augusto Ramírez Cardona era la cuota, no digamos de las Autodefensas, pero sí del sector político que estas respaldaban.   ¡Tan puros!  ¡Tan incontaminados! Entonces no era malo llevar en sus listas a las Autodefensas.

Cuando yo pregunté en alguna ocasión quién tiraba la primera piedra casi que me cae el mundo encima.  Fue el comienzo de mi mala hora, según una revista que destaca todos los días al Senador Petro y que como personaje del año lo presentó aquí, en una fotografía, en una fotografía mayestática, con esa cúpula que lo adornaba y lo engrandecía como él probablemente lo merece.   ¿Por qué no lo iba a hacer?

…pero la mala hora comienza con una pregunta ¿y quién tiene autoridades? …pero el Gobierno de Uribe tomó la decisión, como lo dijimos ya, desde el mismo día de la posesión.  A las seis y media del 8 de agosto estaba en Valledupar notificándole a los paramilitares que los iba a desmantelar, y a las tres de la tarde estaba en Florencia notificándole a la guerrilla que la iba a desmantelar.

La Constituyente se hizo como un proceso de paz, no produjo resultados y a una Juez de la República, o a una Fiscal, se le ocurrió un día pensar que esos indultos no cobijaban a los autores de la masacre del Palacio de Justicia y les dictó medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación a 33 miembros del M-19 que habían participado en la masacre del Palacio de Justicia.  Se movilizó el Gobierno y se movilizó el Congreso para expedir la Ley de Reindulto y se les volvió a perdonar, y allí está esa ley, pero el país siguió incendiándose, y así se hubieran atajado [?] y se hubieran quedado aquí los miembros del M-19 en estos recintos [incoherente], cuando amenazaron que si se ponía en práctica esa sentencia de la Fiscal, ellos volverían al monte, pero no.  Gracias a la respuesta rápida y generosa de la sociedad colombiana y del Congreso y del Gobierno de entonces se quedaron aquí, pero el país se siguió incendiando, y se incendiaba cada vez más, y cada vez más se registraba mayor violencia, y por eso el presidente de entonces y su Ministro de Defensa, Rafael Pardo, presentan el Proyecto de Ley de Facultades Extraordinarias para dictar un Estatuto de Seguridad o algo similar, que se convierte en la Ley 61 del '93.   No estoy seguro de cómo votó el Senador Petro esa ley.  Habría sido importante, y sería importante saberlo, porque esa ley es la que da origen luego al Decreto 2535, un decreto-ley que reglamenta el uso de armas y sobre todo al Decreto 356 del 11 de febrero del '94, llamado Estatuto de Vigilancia Privada [el que autorizó la creación de las Convivir, como señaló Petro], y entonces, yo no me acuerdo, al menos, que nadie haya dicho que el grupo íntimo del samperismo, con Carlos Alonso Lucio, ex M-19 y con no sé quien más, y además con Álvaro Uribe, le estaban pagando con eso a los paramilitares su colaboración en la muerte de Pablo Escobar.  Yo no oí eso --no me aparece en ninguna parte--, pero ahora vienen a decirlo, y a rasgarse las vestiduras diciéndolo, y yo podría pasar agachado, porque ni en el Gobierno de Gaviria, con la expedición de la Ley 61 y el Decreto 2535, aparece ningún godito por ahí, ni nada que se le parezca, ni mucho menos en el Gobierno de Samper tampoco, cuando expiden el 356. No estoy aquí sino defendiendo la verdad de la historia, de la historia que necesita saber Colombia, con toda claridad, sin sesgos, y el Representante Petro estuvo hasta el '94 en ese Congreso y probablemente, no sé, a lo mejor, votó en contra de la Ley de Facultades Extras, pero no dijo las cosas que ha dicho esta tarde, y que ha dicho por la radio, que fue que el cónclave de Samper y de Gaviria, y aquí le rindo un homenaje de nuevo al Partido Liberal, se habían confabulado para pagarle de esa manera con esa moneda al paramilitarismo.

Ya cuando el Gobierno de Gaviria expide el decreto el 11 de febrero del '94, ya el Senador Petro no es parte del Gobierno, no es parte del Congreso.  ¿Dónde estaba, Senador?   Estaba defendiendo los derechos humanos de los colombianos, como Primer Secretario de la Embajada de Colombia en Bruselas.   Y tampoco lo oímos, Senador Petro, desde allá clamar contra esa monstruosidad, para que hoy venga a clamar de esa forma contra esa monstruosidad que según usted fue ese Decreto 356 del '94.

Usted debió deleitarse en la Plaza Real de Bruselas y muy probablemente pudo ir a hacerles sus confidencias y sus cuitas a ese muñequito encantador de la fuentecita aquella que hay por ahí cerca de la plaza, el Manneken Pis [un niño desnudo que orina] pero fuera de ese muñequito nadie más le oyó, mi querido Senador Petro, hablar entonces de que los Gobiernos de Samper y de Gaviria le estuvieran pagando de esa manera al paramilitarismo sus servicios para cobrarle a Pablo Escobar todos sus crímenes, todas sus atrocidades a las cuales ha hecho referencia con tanta propiedad, mostrándonos aquí, por ejemplo, las fotografías monstruosas del avión de Avianca donde, permítame decirlo, antes me sale del alma, murió una prima y uno de mis mejores amigos y muchos porque el avión hacía el vuelo Bogotá-Cali.

Entre tanto, ¿qué pasa en Antioquia? En el año '88, en la primera elección de alcalde, la UP se presenta como partido político y logra un considerable número de alcaldías en Antioquia, muy importante número de alcaldías, y se inicia esa tragedia por la cual ahora estamos respondiendo ante los tribunales internacionales, porque nos tiene demandados el Colectivo de Abogados José Alvear [Restrepo, grupo defensor de los derechos humanos, muy vilipendiado, como todos ellos --por ejemplo, Human Rights Watch y Amnistía Internacional--, por un régimen corrupto y represivo], o la otra organización, esa tan patriótica y tan defensora de los derechos humanos que es la Sociedad Colombiana de Juristas o algo por el estilo.  Ahí estamos dando una pelea difícil, por el exterminio de la UP, que fue monstruosa.  Nadie lo puede desconocer.

Pero mire la cosa tan curiosa: en un libro que recientemente se publica del Doctor Diego Botero, sobre las cifras del conflicto en Colombia, en la página 174 si no estoy mal…sí, se presenta un cuadro sobre el asesinato de los dirigentes políticos en el período '82-'95 y aquí concretamente del '88 al '95, '88-'95, y en ese entonces, según ese estudio, se asesinan dirigentes políticos y populares, 347 liberales, 156 conservadores, 302 de la Unión Patriótica.  Esto es lo mismo, es también el exterminio de los unos y de los otros.

El cuento del exterminio de la Unión Patriótica es un hecho, pero de nuevo no podemos disfrazar la verdad, ni podemos mostrar una cosa sesgada, para decir que aquí unos sí son asesinados como un plan macabro de exterminio y otros son asesinados porque pertenecen a unos partidos distintos de los partidos que han defendido aquello de lo cual hablé al comienzo, no solamente la combinación de las formas de lucha sino la indiferencia, la estolidez del pueblo colombiano, porque que dizque ese es un conflicto sobre un Estado opresor y unas fuerzas políticas reivindicatorias.

…y en Antioquia se desata la venganza de las FARC contra el EPL porque se había desmovilizado el EPL  y ellos lo consideraron una traición y le declararon la guerra a muerte al EPL, desmovilizados, a los desmovilizados, y de los pocos sobrevivientes del EPL que quedan está Mario Agudelo Vásquez, diputado a alcalde y después diputado a la asamblea, el cual ha sufrido 7 atentados graves o 5 atentados graves en uno de los cuales, y en su propia presencia, porque no fue él que abrió el libro bomba sino porque fue el hijo el que abrió el libro bomba, le matan a su hijo.  Esa es la situación de Antioquia, digamos '92-'93, y en Antioquia se concentra la más dura guerra entre las FARC, el EPL, y los paras porque están luchando por el dominio de un corredor estratégico, el corredor del sur de Bolívar, Córdoba, sur de Urabá, Urabá y salida al Golfo de Morrosquillo, entonces se dan una serie de masacres y de muertes colectivas, y según Botero, en el mismo libro de las cifras del conflicto, de los 11.924 secuestros que hay en el país en ese entonces, 2.031, más del 20%, son en Antioquia, y más del 50% de los homicidios del país entero se dan en Antioquia, no del '95 al '97, no desde el '88 al '95, y no porque aparecieran las Convivir, no.  Es porque allí estaba la ilegalidad de los unos contra la ilegalidad de los otros, porque allí lo que había era un enfrentamiento de Ejército, subversivos y terroristas, porque nadie les estaba haciendo frente para desmontar esa máquina infernal de criminal que azotaba en semejante forma al pueblo antioqueño.

…pero es que se ha impuesto la doctrina sostenida y desmentida [?] a lo largo de muchos años por una revista que fue muy famosa dentro de ciertas élites intelectuales de esas mismas que tanto les gusta oír ciertos medios de comunicación de estos días, que era la revista Alternativa, donde por años y años se sostuvo que no había otra alternativa que la solución negociada al conflicto, la persecución a muerte del EPL y los otros subversivos como los paramilitares, para cumplir las exigencias de las FARC y el ELN. Así se produjo, por esa concepción de que la población civil tenía que estar al margen, de que no podía comprometerse, de que tenía que ser indiferente, se produce ese crecimiento fenomenal de esos ejércitos en Antioquia.

 En medio de ese panorama, se producen las elecciones del '94.  Uno supondría que en una sociedad como la antioqueña un discurso de autoridad y orden, mientras esto se estaba produciendo, mientras estas guerras se estaban protagonizando, debería haber ganado fácil.  No, no ganó fácil.  Con mucha dificultad ganó Álvaro Uribe la Gobernación del departamento, por 4.887 votos.  Días después los gobernadores electos celebran con los gobernadores que estábamos saliendo la primera conferencia del nuevo período de gobernadores en Bucaramanga, y allí los gobernadores, en su inmensa mayoría, deciden que no apoyan las Convivir, que no harán uso del decreto, de las facultades que le da el Decreto 354. Solamente apoyan las Convivir, si yo mal no recuerdo, Antioquia, Córdoba, Cauca, Cundinamarca -- tal vez lo encuentro ahora, y como siempre he dicho, las limitaciones logísticas de mi ministerio no me permiten hacer una presentación con todas esas cositas y con PowerPoint--, pero esa decisión de la conferencia de gobernadores produce una reacción inmediata del Gobierno de entonces, que al otro día, el 14 de diciembre de 1994, el Vicepresidente Humberto de la Calle, el Ministro de Gobierno Horacio Serpa, el Ministro de Defensa Fernando Botero, expiden un comunicado, largo comunicado en donde dicen que el Gobierno Nacional impulsará las Convivir, y la organización de las asociaciones comunitarias de seguridad.

De ese comunicado vale la pena destacar sobre todo el punto 6º.  No está aquí pero tal vez está en la que dice: "El Gobierno Nacional estima que la conquista de la seguridad en el sector rural no será posible en el corto plazo sin la activa participación de la comunidad local.  Por esta razón el Gobierno pondrá en marcha el programa de las asociaciones comunitarias de vigilancia rural Convivir.  Ahí las bautiza.  Ahí las bautiza para crear un nuevo instrumento de participación comunitaria enfocado hacia el logro de la paz y la seguridad en el campo.

En ese ambiente, el 2 de enero toma posesión Álvaro Uribe de la Gobernación de Antioquia y el 5 de enero realiza su primer Redis, la primera reunión diaria de inteligencia y seguridad.  A partir del tercer día de su Gobernación, todos los días a las 7 y cuarto de la mañana, se reúnen en el despacho del gobernador la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría, los mandos militares y en muchas ocasiones representantes de la comunidad  para hacerle seguimiento al tremendo drama de la seguridad que está viviendo Antioquia en esos momentos, y eso continúa todos los días durante los tres años de Gobierno de Álvaro Uribe sin interrupción, indefectiblemente, y los comandantes tienen que llegar al despacho del gobernador y participar allí de la reunión de inteligencia y seguridad.

En enero 9, a los 8 días de posesionado el Gobernador Uribe, visita Urabá y se encuentra allá con Monseñor [Isaías] Duarte Cancino, Obispo de Urabá [señalado por los paracos como uno de los miembros del Grupo de los Seis, los políticos y empresarios que organizaron el paramilitarismo]. Lástima que se perdió la forma de seguir [?].   ¿Cuánto llevo, Presidenta?  Voy a repartirlo [el tiempo, con otro ministro], claro que sí.  Ya le doy al señor Ministro de Transporte la oportunidad, pero yo soy el citado y tengo que responder.  [Es una queja frecuente de los congresistas que los ministros citados se excusan de asistir a debates y envían a un subalterno, y resultaba insólito que el Mintransporte, que nada tenía que hacer en ese debate, se hubiera presentado.  Por eso luego protestó el Senador Robledo, exigiendo que se impidiera que ese segundo ministro hablara.]

El Arzobispo le dice al recibirlo, al Gobernador Uribe:  "Sé que el Gobierno del Doctor Álvaro Uribe va a ponerle remedio a éste problema en el norte de Urabá antioqueño, donde aparecieron los paramilitares, dicen que como una respuesta a la guerrilla, pero no son guerrilleros, o los que están matando es gente pobre, humilde, sencilla, la que está cayendo todas las semanas en San Pedro, Arboletes, San Juan, Necoclí…",  luego [en el sentido de "por consiguiente"] ya los paramilitares estaban, habían participado en esa guerra horrenda, habían hecho los estragos que Monseñor a los 7 días de posesionado Uribe, Monseñor Duarte Cancino le estaba pidiendo que por favor, y le estaba expresando que iba a hacer…que tenía la esperanza de que pudieran superar ese drama.

Días después de esa visita el Presidente Uribe presenta ante la Asamblea de Antioquia su política de convivencia y seguridad ciudadana, expuesta aquí en éste documento, ante la Asamblea y ante los medios y ante los antioqueños, para afirmar allí…serían muchas las citas que habría que hacer de un documento tan importante, pero solamente para lo que aquí nos congrega, dice:  "La administración impulsará la creación de las asociaciones comunitarias de seguridad Convivir, como una forma de organización de la ciudadanía para contribuir a su propia seguridad."

Por solicitud del honorable Senador Efraín José Cepeda Sarabia, la Presidencia somete a consideración de la plenaria la sesión permanente y, cerrada su discusión, esta la aprueba.  [Si recuerdo bien, luego de cuatro horas de sesión esta debe terminar a menos que se declare "sesión permanante".]

La Presidencia ofrece el uso de la palabra al señor Ministro del Interior y de Justicia, doctor Carlos Holguín Sardi.

Palabras del señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi.

Con la venia de la Presidencia hace uso de la palabra el señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi:

…y dice en el mismo documento el Gobernador Uribe:  "La diferencia con los grupos de Autodefensa estriba en varios aspectos.  Las asociaciones Convivir tienen origen legal, vigilancia estatal y comunitaria y responsabilidad con la observación del ordenamiento jurídico, los grupos de Autodefensa nacen y operan al margen de la ley, carecen de supervisión de organismos competentes y no asumen responsabilidades frente a las normas imperantes."   Sí, eso suena a hoy en día, pero es que el Presidente Uribe ha sido así siempre:  de frente, caracterizado, asume la responsabilidad política de una política de seguridad como él la entiende, no se niega a responder por ella y la presenta al organismo que le debe de hacer control político, que es la Asamblea de Antioquia, y desarrolla esa política de frente, abierta a todo el mundo, expuesta en todas partes, no a la sombra, no debajo de la mesa, no escondido por allí en medio de algún matorral o en medio de algún salón de la Gobernación de Antioquia, y hace que esa política se la siga día a día la comunidad y que la comunidad vea la coherencia entre su discurso y su acción.

Las Convivir empiezan a vivir en el segundo semestre del '95 aquí en éste recinto, durante un debate promovido por los Senadores Motta y Valencia.  El Gobernador Uribe dice:  "Promuevo las Convivir porque si la comunidad no colabora organizadamente con el Estado es imposible derrotar la impunidad y conseguir un nivel aceptable de seguridad cotidiana.  No estamos organizando vándalos, estamos permitiendo que la gente de bien se organice para que de manera no ofensiva, sino defensiva, colabore en el rescate de su propia seguridad."

Estamos a mediados del '95.  El Gobierno de Samper, duramente azotado por las circunstancias del momento y por el incremento fenomenal, sensacional, de la delincuencia expide el Decreto 1370 de agosto del '95 por el cual se declara el "estado de conmoción interior".  Ese decreto, naturalmente, va, como lo ordena la Constitución, a la revisión de la Corte y la Corte, en sentencia del Magistrado Carlos Gaviria Díaz, a quien el Gobernador Uribe le había rendido hacía poco un homenaje con todos los antioqueños, por su elección como Magistrado de la Corte, la Corte al revisar ese decreto dice que "acepta los argumentos del Gobierno sobre el crecimiento de grupos subversivos, particularmente durante éste último año, pues las FARC, de 59 frentes con 5.500 hombres en 1994, pasaron a 24 frentes con 7.500 hombres en 1995 [hay un error en el número inicial de frentes, que debe ser menor que 24], el ELN, de 30 frentes con 2.000 hombres en el '94, a 47 frentes con 3.400 hombres en el '95, el EPL mantuvo sus 13 frentes pero incrementó el número de hombres de 350 del '94 a 500 en el '95."   A lo anterior se suman la reaparición del M-19, la consolidación del EPL y el surgimiento de un nuevo movimiento denominado Fuerza de Integración Bolivariana.  Esto indica que, dice la sentencia, los grupos subversivos tienen un mayor cubrimiento territorial y una mayor capacidad para ejecutar acciones bélicas de perturbación de orden público.  Recientemente ha habido masacres en Turbo y Apartadó, Carepa y Miraflores.  Sostiene que tales situaciones no son en modo alguno extraordinarias, el Magistrado ponente.   No son en modo alguno extraordinarias, coyunturales ni transitorias.  La situación en materia criminal ha sido endémica, crónica, permanente y estable, para concluir la sentencia que los hechos invocados por el Gobierno son ciertamente graves y perturbadores del orden público.

Después de esta motivación, ¿cuál debería ser la parte resolutiva de la sentencia?  La exequibilidad del decreto, y --¡oh sorpresa, oh sorpresa!--, la Corte declara inexequible el decreto.  En la última vez, probablemente, que, bajo la vigencia de la Constitución del '91, algún Gobierno se atreverá a apelar al artículo constitucional para decretar la conmoción interior, la ponencia del Doctor Gaviria, en una magistral forma de manejar el sofisma, como ya lo hemos dicho muchas veces, establece los hechos, las verdades, las comprueba, las reconoce y concluye contra esos hechos, contra esas verdades y contra esos reconocimientos y se cae el decreto, pero la otra sorpresa es que he leído la sentencia, y por ninguna parte se menciona, ni por parte del Gobierno, ni por parte del juez, que es la Corte Constitucional, ni por parte del Magistrado ponente, el fenómeno de los paramilitares. 

El incendio del país continúa, y a comienzos de 1996, a los 8 meses de haber tomado posesión, finales del '95, los gobernadores se vuelven a reunir y piden en esa reunión más Convivir[es], que les dejen establecer Convivir[es], ya no los 8 originales o los 6 originales de la reunión de la Conferencia de Gobernadores de Bucaramanga, sino una gran cantidad de gobernadores, la mayor parte de los gobernadores y por ese mismo entonces --estamos hablando del año '96-- se demanda el Decreto 356, el Estatuto de Seguridad, y la Corte entra a analizarlo y se produce una audiencia pública como era de rigor en ese entonces y a esa audiencia comparecen, entre otros, ilustre amigo y compañero, el Senador Villegas, que era gobernador del Valle, que por cierto dice que él no necesita las Convivir, y que no cree que el Valle del Cauca las necesite, pero va el Gobernador Uribe a esa audiencia y defiende allí las Convivir.   La Procuraduría ha defendido a las Convivir y las ha encontrado en su concepto, para el fallo, las ha encontrado ajustadas a la Constitución.  Dice la Procuraduría:  "Son acordes con la obligación que tenemos todos los habitantes del territorio colombiano de participar en la defensa del Estado para conservar la paz, la tranquilidad y la integridad de la Nación", y Uribe, al defender el decreto, dice:  "La cooperación ciudadana es un deber de solidaridad con el Estado, no un derecho a la defensa de seguridad colectiva."

Para Uribe no hay derecho a la defensa colectiva porque la defensa colectiva es una obligación del Estado, pero sí hay el deber de solidaridad con el Estado y con la Fuerza Pública que obliga a que los ciudadanos colaboren a través de las organizaciones, de su organización comunitaria, con la Fuerza Pública y con el Estado. La Corte falla declarando exequible el decreto, e inexequible el parágrafo del artículo 39 que permitía que esas asociaciones usaran armas de uso privativo del Ejército.

En Antioquia se establece la Comisión Nacional Facilitadora, y hay por allí una Comisión de la OEA y esa Comisión es secuestrada por el ELN.  Secuestran a la Comisión Facilitadora de la Paz en Antioquia, lo cual produce la necesaria reacción del gobernador y del Gobierno, y entonces el ELN, en el descaro y el cinismo que le son propios, denuncia al gobernador por paramilitar, por colaborador del paramilitarismo, y vuelve y juega la finca Guacharacas, la Hacienda Guacharacas, y toda esa novela surge ese día y el gobernador pide que lo investiguen y dice:  "En cuanto a imputaciones personales en mi contra y de uno de mis hermanos parecería más de origen político, pues si en la Hacienda Guacharacas se diera asiento a paramilitares, la guerrilla no hubiera podido abusar, ni abusar del inmueble ni desterrar a sus propietarios temerosos del secuestro."  Habían quemado la finca, habían matado al mayordomo, asesinado al mayordomo, habían intentado hacerle uno o dos intentos de secuestro a Santiago, ahí en esa finca, y por eso la familia Uribe Vélez vende la finca a cualquier precio y la vende por esos días.  No es, como se ha dicho aquí, que esa finca pertenece a la familia Uribe Vélez. Prácticamente la entrega después de que se la han quemado, de que le han asesinado al mayordomo, y dizque ese era el cuartel de los paramilitares.  ¿Cabe en la cabeza de alguien semejante novelón, que de allí salían para hacer los asesinatos? …y los hechos ciertos, comprobados, evidentes es que quemaron la finca y mataron al mayordomo, no en un solo acto, sino en dos más, dos intentos de secuestros contra los propietarios.

Mientras tanto el ELN, el mismo que está haciendo esas denuncias, está causando la Masacre de Machuca, y mientras tanto la Gobernación de Antioquia está denunciando ante los organismos internacionales, ante 5 organismos internacionales distintos, está denunciando los actos de terrorismo y de violencia que se están cometiendo en Antioquia.  Se denuncian ante la Cruz Roja, ante la ONU, ante la OEA, ante Amnistía Internacional, y claro, como el presidente o el gobernador de entonces era paramilitar pues, ¡qué iba a denunciar a los paramilitares!  Pues denuncia los actos de los paramilitares. Por ejemplo, masacre en el municipio de Apartadó, en un acto de barbarie del que se sindica a las Autodefensas de Córdoba y de Urabá --en un salón de billares del Barrio Policarpa fueron asesinados vilmente 10 ciudadanos inermes y heridos gravemente 5 más--, fusilamientos de 4 civiles en el municipio de Caicedo --en un hecho violatorio del Derecho Internacional cometido al parecer por las Autodefensas de Córdoba y Urabá se tomaron el pueblo donde localizaron a 4 personas a las que asesinaron--, masacre del corregimiento de Buenquintar en el municipio de Ansa o Ansá, y claro, pago de rescate por secuestrados extranjeros en un acto violatorio de nuestro ordenamiento jurídico --la compañía Total Rith (éste hecho es, pues, suficientemente famoso) pagó el rescate exigido por guerrilleros del ELN para la liberación de tres ingenieros extranjeros--, masacre en el municipio de Vegachí, también de las autodefensas, bomba en la Asamblea de Antioquia, donde pierde la vida el hijo del Diputado Mario Agudelo, retención de alcaldes y candidatos a las alcaldías ya en la campaña de 1997, y llegamos a la Masacre de El Aro, y mientras tanto el gobernador, pero eso no se cuenta, el gobernador es atacado y es víctima de un atentado en el cual --en San Francisco--, en el cual muere el cura párroco que estaba a su lado, en uno de los 5 atentados que le hacen en ese entonces al Gobernador Uribe las distintas fuerzas de la guerra en Antioquia.

[Ahí debe de haber otra chambonería de los transcriptores: la empresa petrolera y gasífera francesa es la Total, a secas.]

Sí, en todo ese tránsito en el país se establecen aproximadamente 600 Convivir.  Los departamentos con mayor número: Santander con 106, gobernador el Doctor Camacho, Cundinamarca con 83, Gobernadora la Doctora Leonor Serrano de Camargo, Boyacá, 64, y Antioquia para ese momento --estas cifras son del '96 no son las finales del '97, donde se aumentan un poco más--, son 64.  En total en Antioquia se llega a 69 Convivir autorizadas por la Gobernación y 8 más autorizadas directamente por la Superintendencia de la Vigilancia Privada.

En Antioquia esas Convivir estaban en distintos municipios, y de esas 77 [¿cuáles 77?] se encuentran registros de que solamente 10 --perdón: 6--, tienen como representantes o miembros a personas paramilitares, a 6 paramilitares desmovilizados después durante el Gobierno de Uribe y solamente 38 de los miembros de las Convivir en Antioquia tienen antecedentes judiciales hoy en día.  Allí se usó también una expresión un poco ambigua: "antecedentes judiciales".  No: hoy en día [, de] esas personas que formaron parte de las Convivir, que en Antioquia pueden haber sido 4 mil, según se dijo aquí, solamente 38, lo cual permite concluir en sana lógica que las Convivir no fueron unas organizaciones delincuenciales y que la mayoría de los ciudadanos que formaron parte de ella no cometieron delitos.  De esos 38 que tienen antecedentes judiciales solamente hay uno por homicidio y otro por secuestro y dos por nexos con el paramilitarismo --perdón: 6--, por nexos con el paramilitarismo. Las otras 4 con nexos con el paramilitarismo, como por ejemplo la de Mancuso, están por fuera de Antioquia.  No fueron autorizadas por el gobernador de Antioquia, no fueron seguidas por la Redis, no reportaron nunca sus actividades ante la administración ni fueron vigiladas por la administración de Antioquia.

Las Convivir fueron apoyadas de frente por el Gobernador Uribe con toda la civilidad pero también con toda la legalidad, y lo que muestra su experiencia es que es imposible lograr seguridad y convivencia aislado solo, en este caso en un solo departamento.  Las debilidades del Gobierno Central, los prejuicios, la fortalezas del discurso pro guerrillero, derrotó la cooperación ciudadana porque no eran todos a uno, sino una acción aislada en Antioquia, acción aislada producto del viejo discurso de siempre, desde el discurso en el cual hemos venido a enmarcar esta exposición, el discurso de que el conflicto es una cosa allá que no afecta a los colombianos, que no nos podemos meter en él, que tenemos que ser indiferentes, que claro, hay una de las partes que tiene autoridad para declarar a la otra objetivo militar, generalmente la guerrilla.  La subversión, el terrorismo, declara objetivo militar y hace uso de esa facultad. 

Recordarán ustedes, y aquí quiero rendirle un homenaje, la única actuación pública de Doña Lina [esposa de Uribe] durante el tiempo de la Gobernación, cuando visita a Almudena Masarraza, la Directora de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Colombia, a preguntarle si su marido es el único colombiano que no tiene derechos humanos.  Almudena Masarraza actúa en todas las formas contra el Gobernador Uribe, hace uso del discurso político predominante de esa posición política a la cual ya me he referido muchas veces y le sugiere a Mary Robinson, la Directora de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que no avale, que condene a Colombia porque es un país infractor de las Naciones Unidas, del Derecho Internacional Humanitario, y el Consejo o la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, no obstante todas esas gestiones, resulta, termina avalando la existencia de las Convivir y esa forma de seguridad privada en Colombia, en una decisión histórica.

Debería terminar diciendo, ¿en qué estamos hoy?  Simple y muy rápidamente, en materia de seguridad democrática, como ya no es en un departamento aislado, como ya es en todo el país, como ya no es con el apoyo dividido de un sector de la población y el otro no, porque entre otras cosas no había pasado el Gobierno que desenmascaró a las FARC y a los grupos subversivos y la opinión colombiana se dividía casi por partes iguales entre quienes consideraban a las FARC como una especie de redentores y quienes los consideraban terroristas, y el Gobierno de Pastrana las desenmascara, y el Gobierno de Uribe llega y encuentra un índice, un nivel de asesinatos que viene de cerca de 30.000, y lo tiene hoy en 17.000. 

Hemos rebajado al 50% los asesinatos y los homicidios en el país con la seguridad democrática para todos, no una seguridad excluyente.  No es cierto, Senador Petro, que nosotros hagamos una seguridad selectiva, que nosotros y que en las Convivir se haya escogido a la gente a dedo para armarla.  Se organizaron las comunidades rurales de Antioquia para defenderse, la mayoría de ellas, de esas 71 [nunca da el mismo número] Convivir o Asociaciones, la mayoría de ellas sin armas.  No tuvieron armas.  No tuvieron sino un Avantel o un celular, pero como hoy ya esa política no solamente tiene, no solamente se extiende a un departamento o a una región del país, sino a todo el país, tiene el respaldo popular, tiene una voluntad política firme y decidida del Gobierno de sostenerla y de mantenerla, tiene sostenibilidad económica.  Aquí oímos muchas veces a Antonio Navarro haciéndole debates al Gobierno, al primer Gobierno de Uribe, porque no iba a ser capaz de sostener la política de seguridad democrática.  Pues la ha sostenido gracias al apoyo que le ha dado éste Congreso y gracias a la contribución a través de los impuestos al patrimonio de los ricos de éste país, que son los que están básicamente…han sostenido la política contra el paramilitarismo y contra la violencia, y gracias también a la manifestación, al elemento legitimador y es que no puede negar nadie que el paramilitarismo se ha desmontado.  Si no Senador Petro…sus votaciones después de [queriendo decir "en sitios distintos de] Bogotá en el 2006 están en territorios que estaban dominados por el paramilitarismo.  Si hubiesen estado dominados todavía por el paramilitarismo tal vez usted no habría podido obtener esa votación, pero también fue porque la política de seguridad democrática les dio las garantías para que, fuera de Bogotá, usted tiene sus más altas votaciones en departamentos.  Está bien el gráfico, pero no alcanzo a ver cuales son los departamentos donde, después de Bogotá, usted tiene la mayor votación.  Son departamentos que fueron….  No puedo, por consideración con mi colega que quiere intervenir [el otro ministro], referirme a otros resultados del Gobierno de Uribe, pero lo que sí quiero afirmar categóricamente, porque nadie lo puede desconocer, es que la Colombia de hoy, la del 2007, es una Colombia diferente a la del 2002. Aquí estamos, como siempre, porque eso no es nuevo, en medio de una democracia institucional que nos ha honrado siempre a los colombianos y que no hemos sabido reivindicar ante el mundo, ni ante nosotros mismos.  Estamos en una democracia donde se juega con amplitud a las libertades, como es la demostración precisamente éste debate.  Estamos en una democracia donde hay un juego amplio, político.  Nosotros volvemos a invitarlos a que nos ayuden a garantizar que las decisiones del 28 de octubre próximo serán tomadas por el pueblo colombiano a voto limpio, sin interferencia, y por eso hemos presentado el acto legislativo y hemos presentado el proyecto de ley, porque si todos estamos comprometidos en ese propósito, esos proyectos de ley son…esos proyectos pueden ser evacuados por el Congreso antes de las elecciones del 28 de octubre, y si se evacua el acto legislativo entra a tener vigencia inmediata y estaríamos aquí enviando el mensaje claro de que el Congreso de Colombia quiere romper radicalmente, a través de disposiciones como esas, con cualquier ligazón, con cualquier nexo con las fuerzas delincuenciales que tanto y en tantas ocasiones han permeado la política en Colombia.

El proyecto paramilitar fracasó hace mucho tiempo y seguiremos comprometidos con todas nuestras fuerzas y esperamos, con la colaboración y el compromiso de todo el Congreso, acabar esa tarea, no solamente con los paramilitares, sino también con los guerrilleros y con las otras fuerzas del terrorismo, y déjenme finalmente mostrar…no puedo referirme a la Ley de Justicia y Paz, pero en la prensa de éste domingo funcionó, circuló este adendo, o como le llamen, con los emplazamientos a las víctimas de los desmovilizados de las Autodefensas para que comparezcan a la Fiscalía.  Tenía datos de como efectivamente la Ley de Justicia y Paz está produciendo resultados, pero déjenme simplemente que les muestre a los colombianos esta serie de emplazamientos, y claro, déjenme también que les exprese mi profunda preocupación, porque los deberes propios de mi cargo me imponen la protección de los derechos humanos y la protección de las personas.

Yo quería por último, Señora Presidenta, presentar un vídeo, pero, si el señor Ministro del Transporte… si me quedan todavía cinco o diez minutos, le rogaría señora Presidenta.

La Presidencia concede el uso de la palabra al Honorable Senador Jorge Enrique Robledo Castillo.

Palabras del Honorable Senador Jorge Enrique Robledo Castillo.

Con la venia de la Presidencia hace uso de la palabra el Honorable Senador Jorge Enrique Robledo Castillo:

Sí, Señora Presidenta, es en éste sentido: lo que estamos desarrollando aquí es un debate que se citó oportunamente y cuyo trámite se aprobó con todas las formalidades del caso, y en ese debate citado por el Doctor Gustavo Petro, dice textualmente la Proposición 269 que se aprobó: "Cítase al señor Ministro del Interior y de Justicia, Doctor Carlos Holguín Sardi, para que en debate a celebrar en la Plenaria del Senado tal y tal y tal, luego el señor Ministro de Transporte no ha sido citado a éste debate, el señor ministro no puede….

La Presidencia manifiesta:

Aunque no haya sido citado, es un espacio….

Recobra el uso de la palabra el Honorable Senador Jorge Enrique Robledo Castillo:

Bueno, permita, entonces…yo pido que me digan en que artículo del Reglamento del Congreso se dice que cuando se cita a un ministro pueden hablar dos, porque es que esto no es una piñata, Señora Presidenta, esto es un debate citado por una fuerza de la oposición [el partido Polo Democrático Alternativo], que está exigiendo que se cumplan los debates como se citó, porque no es posible que un congresista cite a un debate y cite al ministro que él cree que debe citar, la Plenaria aprueba esa citación y aquí alguien a motu proprio cambia las reglas del juego,  No señora, por favor léame la norma que dice que cuando se cita un ministro pueden hablar dos.

La Presidencia interviene para un punto de orden:

Señor Senador Robledo, cuando nosotros nos pusimos de acuerdo los partidos en poder poner la Ley de Bancadas con la Ley 5ª [alusión a la Ley 05 de 1992 o Reglamento Interno del Congreso] de acuerdo y hacer los debates dándole las garantías a todos los partidos dijimos que, luego de que hablasen los citantes, hablaría el Gobierno, y el Ministro de Transporte también pertenece al Gobierno. Siempre y cuando no nos pasemos del tiempo que se le va a dar al Gobierno, si habló el Doctor Petro dos horas y media, dos horas y media son para el Gobierno, y si el Gobierno considera que debe hablar otro ministro, pues de esa manera le damos la palabra.  Mire, a ustedes se le respetan sus garantías y así mismo espero que tenemos que respetarle las garantías al Gobierno.

Con la venia de la Presidencia y del orador, interpela el Honorable Senador Efraín José Cepeda Sarabia:

Gracias, Señora Presidenta.  Mire, yo creo que aquí de lo que se trata es de hacerle claridad al país sobre los temas que aquí se han mencionado.  Es un debate que se citó, que ha apoyado, apoyamos en el Congreso de Colombia, pero pienso que lo que le hace bien al país, Señora Presidenta, sin duda es la claridad meridiana, y yo considero que es un debate al que se ha convocado es al Gobierno Nacional, al Gobierno colombiano.  Si el Citante habló más de dos horas, casi dos horas y media, entiendo, y el Ministro Holguín habló hora y media, pues nosotros no tuvimos inconveniente en prorrogar el tiempo del Senador Petro, de manera que lo que el país es que…lo que quiere es claridad.  No dilatemos más la intervención del señor Ministro de Transporte y démosle, Señora Presidenta, el uso de la palabra.

La Presidencia ofrece el uso de la palabra al señor Ministro de Transporte, doctor Andrés Uriel Gallego Henao.

Palabras del señor Ministro de Transporte, doctor Andrés Uriel Gallego Henao.

Con la venia de la Presidencia hace uso de la palabra el señor Ministro de Transporte, doctor Andrés Uriel Gallego Henao:

Gracias, Presidenta.  Para todos los colombianos, para los senadores y representantes, quiero ratificar que yo trabajo con el hombre más perseguido, más investigado de la historia de la república, perseguido hasta el punto que en 16 ocasiones ha estado en peligro su vida.  Yo estuve en tres atentados contra su vida.  Ha sido investigado por todas las instancias, él y su familia y hasta ahora jamás se le ha demostrado un solo delito, una sola falta, y yo vengo aquí brevemente a hacer unas reflexiones, pero también a dar un testimonio.  En Colombia se necesitan los testimonios y son válidos los que se dan ante los juzgados, pero también válidos los que se dan ante la república y mucho más en la majestad de éste escenario.

Aquí por fortuna, en éste recinto, hay gente que compartió con el hoy Presidente Uribe trabajo en la Gobernación de Antioquia, que pueden también dar su testimonio.  Aquí está el Doctor Jaime Restrepo, representante a la Cámara, luchador de causas sociales de Antioquia, científico reconocido mundialmente, Rector de la Universidad de Antioquia en el período de Álvaro Uribe Vélez, aquí hay senadores y representantes que también compartieron con nosotros gobernación.  Veo, entre otros, al Doctor Rubén Darío Quintero, Secretario Privado del Presidente, a Oscar Darío Pérez, Gerente del IDEA y hoy senadores de la república, y veo tantas caras conocidas de esa época que compartieron o que combatieron a ese Gobierno departamental.

Ha sido calumniado y ha sido perseguido, ha sido perseguido por tal vez dos defectos para muchos colombianos que lo malquieren, por ser el hombre de mayor firmeza en la defensa de la autoridad contra la anarquía en Colombia.  De todo se le ha sindicado, y tal vez, como es tan frecuente en Colombia, por ser una persona de éxito en todas las tareas en que se empeña, éxito con los cargos públicos que tuvo, como Jefe de Bienes de las Empresas Públicas, que compró los terrenos para las Centrales Hidroeléctricas del Oriente y a quien los movimientos cívicos del oriente a los que yo pertenecía respetamos por su pulcritud e idoneidad, éxito como Jefe de la Aeronáutica, que transformó al país en los aeropuertos más importantes de la república --el de Barranquilla, el de Rionegro, entre multitud de otros--, éxito como empresario privado, desde su época de estudiante, éxito como gobernador de Antioquia con una tarea imponderable de más de un millón de antioqueños adscritos en sus tres años al régimen de seguridad social del Sisbén, 103 mil cupos escolares adicionales a los que existían, una campaña de cultura inmensa que permitió que todos los jóvenes y niños de Antioquia tuvieran su banda sinfónica y escuelas de arte, particularmente de la música a la que asistían más de 25 mil, 46 bancos cooperativos, más de 50 trapiches comunitarios, casi mil kilómetros de carreteras pavimentadas, megaproyectos en marcha, ya algunos terminados, éxito político aquí en el Senado de la República que lo conoció en varias ocasiones con calificación del mejor senador.  Muchos colombianos no perdonan el éxito, pero muchos más colombianos no perdonan que se combata a los violentos. 

La calumnia y la sindicación tiene éxito.  Hoy ha tenido éxito: a esta hora del debate, sin esperar su terminación, por algunas agencias de noticias circula la calumnia de que Álvaro Uribe como Gobernador de Antioquia autorizó las Convivir de Mancuso, de Peluffo, de Piedrahíta, de La Gata.  Cualquier colombiano sabe que sus jurisdicciones son Córdoba, Sucre y Bolívar y que el gobernador de Antioquia no tiene competencias en esos territorios.  Álvaro Uribe, y los que lo acompañamos en ese Gobierno y la mayor parte de los antioqueños que lo admiramos y lo queremos tanto, y la mayor parte de los colombianos que igual sentimos, no esconde lo de las Convivir porque además hizo 200 pronunciamientos escritos sobre la materia.  Hubo 79 Convivir aprobadas en Antioquia [el ministro anterior da tres versiones de la cifra total --primero, 69, luego, 77, y por último, 71, y ahora éste dice que 79, sin que se sepa si los errores son de los oradores o de los transcriptores…¡qué chambonería!], la mayor parte de ellas por el Gobernador Álvaro Uribe, pero en Antioquia.  Cuando terminó la Gobernación quedaron 49 activas, 11 canceladas por investigaciones que él ordeno, 19 inactivas, tenían 1.198 radios, 20 vehículos, 24 motos y --óiganlo bien--, 47 armas, había 20.021 afiliados en ese momento.  Hoy, guardando las proporciones, son más de 3 millones, porque lo que eran las Convivir aprobadas y estructuradas legalmente, como el señor Ministro del Interior sabiamente lo demostró, eran grupos de apoyo a la autoridad pública, vigiladas por una red de cooperación y de información, apoyadas por ellos y controladas como ninguna de las otras Convivir en Colombia por una reunión diaria de seguridad sobre la cual quiero hacer una corrección respetuosa a mi compañero ministro:  no fue el 3 de enero, ni el 4, cuando se hizo la primera reunión de seguridad, que vigilaba todos los temas de seguridad y las Convivir, fue el primer día de Gobierno a las 7 de la mañana, y en esas reuniones diarias de seguridad todos los días, de lunes a viernes a las 7 de la mañana, había reunión para neutralizar la violencia y para controlar las actividades de las Convivir.

Hubo 250 reuniones diarias de seguridad, 250, pero no escondidas o camufladas, 250 en la que participaba[n] el gobernador, el secretario de gobierno, el finado y admirado amigo Pedro Juan Moreno, que cuanto lamentamos que no esté aquí para defender su posición y su moral, asistían los comandantes de la Brigada, el Jefe de la Policía del área metropolitana y de Antioquia, el CTI, la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y se invitaban con frecuencia organizaciones no gubernamentales.

Esas reuniones tienen registro escrito. Señora Presidenta, dejo para el análisis de las Convivir las actas, todas las actas de la reunión diaria de seguridad.  Le saqué la copia.  Aquí está.  Son 3.500 folios. En cada una de ellas se observa que se trató…y en muchas de ellas se observa la respuesta dura, firme y civilista de nuestro Gobernador Uribe Vélez, señalando defectos de la acción pública en los campos en que hubiere lugar, incluso en asuntos de derechos humanos cuando se recibían las quejas, señalando la necesidad de investigación para las Convivir que se desviaran.  Aquí está la prueba de que se hizo seguimiento cuidadoso, continuo y severo a todas las Convivir de Antioquia.  Se inactivaron 19 y se cancelaron 11 por no cumplir el requisito de estricta colaboración y simple colaboración a la Fuerza Pública, y, ¿por qué, Señora Presidenta?  Como una respuesta a la indolencia histórica de Colombia frente a la violencia.  Colombia es un país violento.  Colombia tuvo 8 guerras civiles nada más en el siglo XIX, sin contar la Guerra de Independencia, sin contar la guerra civil práctica entre federalistas y centralistas, sin contar las campañas del Perú, del Alto Perú, del Ecuador, sin contar otras campañas libertarias y sin contar las dificultades y violencia de la disolución de la Gran Colombia, 8 guerras civiles espantosas y una de ellas, Señora Presidenta, refleja la falta de formación espiritual y de tolerancia de nuestro pueblo: la Guerra de los Mil Días.  En sólo tres años, en un país con 5 millones y medio de habitantes, en un territorio extensísimo de más de un millón 200 mil kilómetros cuadrados, con armas ordinarias, en ese período hubo 382 mil muertos, si atendemos la cifra del Profesor Alvaro Tirado Mejía, el 8% de la población, un genocidio, un genocidio.  El Salvador, en 10 años de guerra, con una población igual a la de Colombia, con armas modernas, tuvo sólo 50 mil muertos y también fue un genocidio. Colombia ha sido violenta.  Nosotros hemos sido violentos.  Mire lo que ha encontrado Colombia.  Miren los secuestros: en Colombia, nada más desde 1980, nada más desde 1980, se han secuestrado 34.624 colombianos, en Antioquia, en la misma época, 4.280, en el área metropolitana, con cifras sólo desde el ´88, 1.818.   ¿Cómo no ha fracasado esta sociedad, cómo no escaparon todos los que tuvieran una cantina, un garaje, una empresa, una parcela, un cultivo, algún bien de fortuna?   34.624 colombianos en esta generación, secuestrados, intimidados, que, ¡cuántos desplazamientos provocó, y cuántas emigraciones de nuestros empresarios y de nuestros campesinos, asaltos a poblaciones!   Parecía que la confluencia de malos hijos del país atentara contra toda la estructura nacional: desde 1993 solamente, que no conseguí estadísticas anteriores, en Colombia se destruyeron 410 municipios, 410 municipios, en Antioquia, 36.   Nada me ha dolido más que los hechos de Antioquia en la Gobernación de Álvaro Uribe.  De los 8 ataques a poblaciones en el período '95-'97 me dolió inmensamente ver destruido los negocios, el comercio, las iglesias, las casas en Caicedo, en Nariño.  Ocho nos tocaron a nosotros de 36 en éste período en Antioquia, 410 en toda Colombia, pero el que más me ha dolido y me sigue doliendo es el de Granada, Antioquia, jurisdicción de mi nacimiento, destruida por completo, el 2% de su población masacrada y la mitad de toda su población desplazada, y me duele porque en las luchas populares de las combinaciones de lucha que la izquierda predicaba, yo era un actor, y vi desde siempre como en esa zona se le dio refugio a la insurgencia romántica de esa época, como en Santana se inició el núcleo de esa insurgencia y se proyectó a [queriendo decir "se extendió hacia"] San Luis y a San Francisco y después derivaron en las tropelías y lo pagaron los alimentos de la etapa inicial a mi gente de Granada, exterminando su población y destruyendo su pueblo, y homicidios, Señora Presidenta --¡que estigma!--,  y debería salir, eso sí, por las cadenas internacionales.  Sólo la estadística de esta generación --una generación es de 25 años--: los homicidios en Colombia, son --no estoy equivocado--, 565.096 muertos, exterminados, masacrados, torturados, eliminados, el 1% de la población de Colombia, una vez y media la población de Armenia [capital del departamento de Quindío] exterminada en una sola generación. ¿Qué sociedad es esta?  ¿Dónde perdimos el camino?   En las guerras civiles, en las luchas por el poder a cualquier costa, y en Antioquia, en Antioquia, Presidenta, en el mismo período, en esta generación, un departamento victimizado, anegado en sangre, en ríos de sangre y de lágrimas, 54.354.

Dos veces la población que va a un [partido] clásico de Medellín [el DIM] y Nacional [el Atlético Nacional, y son los dos equipos de fútbol de Medellín], exterminada en una sola generación.  Pertenecemos nosotros a una sociedad homicida, a una sociedad intemperante, a una sociedad enemistosa, envidiosa.   ¿Qué sociedad es esta que se confiesa cristiana casi en el 100%?  ¿Quiénes son los actores de esta barbarie, los grupos que se ensañaron con Colombia?   La historia de Colombia hasta el siglo XX, como la del siglo XIX, es pavorosa.  Lo relatan tantos libros que todos leemos:  la violencia partidista, con énfasis en el Eje Cafetero, en el Valle, en los Llanos Orientales, en el Quindío, en el norte del Tolima, en la Cordillera Central y en la Media Cordillera Occidental.   Allá aparecieron las Autodefensas.

Leía hace pocos días, a raíz de la muerte de Arturo Alape, el libro sobre Tirofijo, que tiene en mi parecer, y me perdonan, luces y sombras: como fue empujado a la violencia por otros violentos, como empezó a formar las Autodefensas en la tierra de colonización paisa que él conocía, cómo intentaron organizarse con otros ciudadanos para buscar que no los masacraran, y como después con la intolerancia nacional permitieron que muchos de ellos que no tenían formación política derivaran en el bandidaje y cuanto sufrimiento tuvo Colombia.

¿Quién no recuerda a Pedro Brinco, a Sangre Negra, a Desquite, a Giraldo, a Alma Negra, al Charro? ¿A cuántos aniquilaron?  A los Pájaros [así llamaban, en la época de la Violencia que siguió al asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, el jefe liberal, en 1948, a los matones del régimen conservador, y en nuestros días su función la desempeñan los paramilitares], a Tarzán Segundo, al Sinsonte, a Efraín González, a tantos que anegaron de sangre el país.   Se forman como diferenciación [?] exacta de la lumpenización [o sea, pauperización, alusión al término marxista "lumpenproletariado" o proletariado de los harapos] de la Autodefensa, las FARC, que ya llevan 45 años.  Aparece el tema de Marquetalia [región que era un santuario guerrillero contra el que el Ejército organizó una ofensiva en 1961 que obligó a una huida parecida a la Larga Marcha maoista] y del desplazamiento a Guayabero y a Río Chiquito y se empieza a conformar el tema del foquismo [la teoría de lucha revolucionaria desarrollada por el Che y Régis Debray, el periodista francés, que promueve la formación de grupos pequeños, o "focos", en áreas rurales, para desarrollar núcleos de resistencia cada vez mayores], que deriva luego en varias fases de la insurgencia guerrillera, hasta llegar a guerra de posiciones que nosotros empezamos a vivirla, a control de territorio, de más de la mitad del territorio nacional.   Aparece el ELN, aparece el narcotráfico que sembró de dolor a toda Colombia, pero muy especialmente a Antioquia, aparecen las malditas bombas [alusión a sus atentados] de Pablo Escobar y sus sicarios. Se forman para la guerra y no para la vida los jóvenes de las comunas [barrios de clase baja en Medellín] y ahí tenemos mucha culpa muchos.  Como aquí se leyeron expedientes, yo no puedo leer expedientes pero sí testimonios y libritos.

Aquí hay un libro que nos estigmatizó en Antioquia, pero que es la verdad, un libro de una persona ilustre, antioqueño, aspirante también a la política y funcionario reciente.  Alonso Salazar dice, refiriéndose a los antioqueños, y del Valle del Aburrá y de las comunas:  "No nacimos para semilla."   Dicen "no nacimos para semilla".   Se refiere al Movimiento 19 de Abril, M-19, de tantos amigos míos.  "En el '84, cuando se firmó el cese al fuego con el Gobierno de Belisario Betancur, vimos la necesidad de abrir unos campamentos en los barrios.  En Medellín los abrimos en el Popular número 2, Amor, Amoralia, Villa Tina y Castilla.   En los campamentos dábamos conferencias y foros de diversos temas, y ahí por debajo de cuerda le dábamos escuela militar a la gente…armar y desarmar fierros [armas de fuego], hacer inteligencia y recuperaciones.  Cuando estábamos en los campamentos recuperábamos carros con comestibles y los repartíamos entre los habitantes, etc., y más adelante, otro pelado de Villa Tina que llegó a ser de la fuerza militar de la organización se quedó con dos fierros, armó sociedad con un ex militar y se dedicó a azotar la gente de los ranchos en la parte alta del barrio hasta que armamos una comisión para arreglar la cosa.  A ese mal le dimos de baja, porque no acató el llamado de atención", y un último testimonio:  "A los que nos metimos de milicianos nos dieron instrucción politicomilitar.  Aprendimos a manejar fierros, a hacer explosivos y a planear operativos militares sencillos, pero a la mayoría de los pelados no le sonaba tanto la carreta de la política como el agite de lo militar.  Los del EPL, que también andaban de paces con el Gobierno, empezaron las mismas rutinas.  Allá se les empezó a formar en las comunas la afición por la violencia y de eso llegó la maldición al Valle del Aburrá."  Con la consolidación de las estructuras urbanas de milicianos aparecieron las bandas del Valle del Aburrá, a principios de los años 90, se registraban más de 800 bandas y vino la hecatombe que hemos relatado y que se ha dicho aquí del Valle de Aburrá y de Antioquia.

Álvaro Uribe llega a la Gobernación y su talante y su prédica desde los foros universitarios cuando era un muchacho, en combate pero de contradicción dialéctica a los grupos de izquierda, establece como principio el principio de autoridad de paz para todos, de convivencia ciudadana, de paz, pero de respeto por las instituciones, y apoya a las Convivir; ya ha dicho cuantas se formaron, y he dicho cuantas se inhabilitaron, y he dicho cuantas se inmovilizaron.

Entre tanto Antioquia debía enfrentar 8 grupos subversivos y embriones de paramilitarismo que luchaban particularmente por el control del [Nudo de] Paramillo [una región montañosa] con las FARC, pero como control del Paramillo para un propósito indecible y cierto, y conocido por todos, el corredor del narcotráfico y el corredor del mercado de armas: quien dominara el Paramillo dominaba el Darién, el corredor del Atrato, todo Córdoba y Sucre, y todo el corredor del Cauca y pasaba fácilmente al Magdalena Medio.  [¡Que admirablemente domina la estrategia militar éste Mintransporte!  Parece ser el mismo "corredor estratégico" al que se refirió el otro ministro.]

Eso era lo que enfrentaba Uribe y relevo las explicaciones para abreviar, por lo ya dicho por el señor Ministro del Interior.  Aquí están los discursos de Álvaro Uribe y las explicaciones ante los organismos internacionales de derechos humanos sobre el tema de las Convivir, expuesto frontalmente.  Aquí tengo una certificación de la Fiscalía de Antioquia donde dice que no figura con registros la investigación sobre paramilitarismo, ni investigación penal Álvaro Uribe, y es raro que en Antioquia investiguen a Uribe.  A la salida del exilio de su Gobernación, con su madre moribunda a la que no tuvo ni la ocasión, después de servirle a Antioquia, aún a costa de su vida, no tuvo ni la ocasión de cerrarle los ojos después de su exilio, aparecieron más de 200 investigaciones de la Procuraduría y de la Contraloría enviadas todas por malquerientes de su Gobierno, pero en ninguna por uso indebido de recurso público y de todas salió indemne.  No hay sin embargo ninguna investigación en la etapa de mayor enemistad por él sobre actuaciones penales.

En la política de seguridad y convivencia y seguridad ciudadana el señor ministro mostró éste documento que es público y se difundió, pero le faltó una cosa que debo complementar.  Estableció y continúa vigente, y le ha servido al país, y le sirvió para desmovilizaciones de diversa índole la Comisión Internacional Facilitadora, la que llamamos la Comisión de Paz, y oigan [queriendo decir "fíjense en…y asómbrense"] las personas que están en la Comisión de Paz: el Profesor Rolger Ficher [seguramente Roger Fisher], profesor de negociación pacífica de conflictos en Harvard que capacitó 200 mil personas en Antioquia, Oscar Arias, Premio Nóbel de Paz [el ex presidente de Costa Rica], Chafig Andal, ex guerrillero y negociador de la paz en El Salvador, Monseñor Isaías Duarte Cancino, Apóstol de Urabá, de la paz y la convivencia en el país, sacrificado, como tantos miembros de la sociedad y de la Iglesia, por los delincuentes del narcotráfico en el Valle del Cauca, Monseñor Héctor Fabio Henao, un apóstol como pocos que continúa haciendo su apostolado en procesos de paz, María Inés Restrepo Arango, una mujer insigne antioqueña de todo [?] el trabajo social, John Gómez Restrepo, uno de los liberales más insignes del departamento, industrial connotado, Sergio Fajardo Valderrama, que a la sazón era un joven profesor universitario de alta inteligencia y servidor público excepcional, Jaime Jaramillo Panesso, una institución que todos tomamos de referente en lo social como escritor, como formador de la sociedad.  Esa era la Comisión de Paz y la que vigilaba [a] Uribe.

¿Tendría necesidad de esconder algo Pedro Juan Moreno, un hombre tan aguerrido, valeroso y recto como Álvaro Uribe?   En múltiples ocasiones defendió las Convivir ante el Comité de Derechos Humanos, ante Human Rights [Watch]…documentos, que dejo aquí, de la sustentación de la actividad de las Convivir.  De estos documentos exactamente 200 hubo de difusión, donde está la estructura de la Convivir, que es simplemente un grupo de ciudadanos, un centro de comunicaciones conectados con la brigada y con la Policía.  No eran para delinquir sino para apoyar la autoridad.  Aquí está detallado el plan de difusión de todas las Convivir y todos los documentos y difusiones públicas que se sacaron.

Un columnista muy importante en Antioquia, independiente, Horacio Uribe Bolívar, sacó en el '95 un artículo que fue muy comentado, que decía en sorna, ante la critica de las Convivir, titulaba "No denuncie, no se defienda, déjese atracar y asesinar, torturar masacrar y secuestrar. "  En apoyo a la Convivir como estructura de apoyo a la legalidad  la Corte Constitucional, con los salvamentos de voto ["salvamento de voto" es un recurso jurídico que permite disentir de la opinión mayoritaria presentando un alegato formal], la declaró exequible y Álvaro Uribe estableció un discurso que establecía la filosofía de las Convivir.   La Procuraduría, notable como ha sido siempre en Colombia, dice sí a las Convivir.   Aquí hay un aviso de periódico de dos de las 11 canceladas porque se difundía por que se cancelaban y por que se acusaban a los miembros que faltaban a ello.  Aquí está la relación de las masacres en Antioquia que fueron tan numerosas como los homicidios, como las desapariciones.  Aquí hay una aclaración que me pide hacer el tema de la ASFADDES.

En la denuncia que hace el Senador Petro sobre el Coronel Mauricio Santoyo Velasco, no pudo ser cometido por él en el 2002…perdón, en el 5 de octubre del 2000…porque ya había sido trasladado mediante esta resolución del Ministerio de Defensa, del 3 de abril del '96. 

Hubo unas menciones a unas familias aquí.  Se mencionaron varias en la misma bolsa, con las denuncias sobre delincuentes, se mencionaron infinidad de personas de bien, se mencionó que en Frontino, por ejemplo, a la familia Vélez White, y a la familia Elejalde Arbeláez se les había ocurrido llamar en su defensa a los paramilitares.  Nada más alejado de la verdad.

Estas dos familias de antecedentes ilustres en Antioquia, como pocos fueron víctimas de todas las formas delincuenciales, especialmente de la guerrilla.  ¿Quién no ha oído hablar en Antioquia de una de las mayores matronas de la historia, Doña Gabriela White de Vélez, madre de nuestra Ministra de Educación, una prócer, Secretaria de Educación de Antioquia, con los mismos pergaminos [con los] que su hija hoy establece la transformación y la revolución educativa, la madre de los desposeídos del occidente antioqueño, secuestrada y asesinada con la vileza más infame, más horrible, más repudiable por la guerrilla?   No le dieron siquiera el honor a una anciana de ejecutarla con fusilería.  La degollaron y la apuñalaron hasta dejarla irreconocible.

La madre de Cecilia Vélez White y los hermanos, yo los conocí: Bernardo, Ernesto y Félix Antonio, que todavía en el occidente son hombres de leyenda, leyenda como es su familia, secuestrados, torturados y asesinados, uno de ellos sin reporte de dónde está su cadáver, y aquí conocemos…Doctor Elejalde Arbeláez.  Yo creo que no necesita que lo defendamos porque aquí lo conocieron por casi 20 años en éste Congreso, pero yo sí conozco sus antecedentes familiares y sus hermanos, y su familia y sus compañeros, porque tiene antecedentes raizales en mi pueblo, en Marinilla.  ¿Como un hombre de sus valores, como la familia Vélez White va a llamar en ayuda a los paramilitares cuando fueron víctimas de ellos y de la guerrilla?  Yo suplicaría que sacaran de los expedientes o que terminaran las investigaciones sobre estas familias y sobre otras.

Aquí indirectamente se citaron unas familias.  La Carolina la administra Santiago Uribe Vélez, claro que sí, y tiene una parte mínima de propiedad en La Carolina, pero es muy difícil que en Colombia haya familias propietarias que son las de ese predio, y ustedes deben investigar, que por respeto a ellas ni las menciono, de la mayor altura, condición moral y empresarial de Antioquia, pioneros del empresariado antioqueño, de ese empresariado que no se arrodilló ni a los narcotraficantes, ni a los milicianos, ni a los bandoleros, ni a los paramilitares, ni a los guerrilleros [redacción incoherente].  Esa clase empresarial es la propietaria de la Carolina, y les horrorizaría patrocinar, tolerar, esconder el más mínimo crimen porque son intachables.

El Ministro Holguín se refirió al Luz [?], a Guacharacas, a las faldas [?] de Guacharacas.  Yo que soy amigo, con tanto orgullo lo digo, de esa familia que no merece el respeto por sus derechos humanos, sé lo que han sufrido y sé que jamás se han escondido, que han dado la cara, que no han buscado resolver los problemas por tercera mano, que de si algo se les puede elogiar es de su frontalidad ante todas las circunstancias y las adversidades.  Jamás se atreverían a buscar asesinos o sicarios, o a esconderse en los fusiles de grupos irregulares y mucho menos a ser homicidas a mansalva, y su familia tiene antecedentes.  Aquí se mencionó lo de su padre.  Yo sí que lo conozco de cerca, porque conocí a ese hombrazo en Antioquia, que tanto admiramos con sus cualidades y sus defectos.

El enfrentó a la guerrilla solo, pero no para salvar su pellejo, sino para proteger la huida de su niña para que escapara por la ventana cuando ya Santiago el sindicado estaba atravesado por una bala de fusil en sus pulmones y se desangraba y él solo con una pistola enfrentó el comando de la guerrilla.  Hombres de esos no necesitan sicarios, no se amparan en los fusiles de los bandidos sino que salen siempre, a veces con vehemencia inadecuada, a defender su honra de hombres de bien.

Antioquia fue una sociedad victimizada, no fue actora del conflicto.  Antioquia ha tenido delincuencia, pero ha sido una sociedad erguida.  Allá nos mataron lo más granado de nuestra dirigencia, exterminaron Jueces y Fiscales, dirigentes políticos y sociales, empresarios, transportadores.  Allá de Granada nada más…desde Santuario-San Carlos hay una ruta que no se ha abandonado y ahí han matado [a] 29 conductores y quemado 28 buses y esos empresarios no se rinden.  Los comerciantes fueron victimizados, obispos y sacerdotes, sindicalistas, maestros, profesores, estudiantes, como no, policías y militares que nos han defendido y también para llorar combatientes equivocados, o combatientes ideológicos que han estado con cualquiera de las circunstancias en el camino de la insurgencia [redacción incoherente].

Es una sociedad víctima del hampa, víctima de los delincuentes, víctima del narcotráfico en todas las manifestaciones, porque el nuevo cartel que reemplazó al de Medellín y al de Cali, al de la Costa y del Valle, al de los Llanos Orientales, son los carteles de los grupos armados, de todas las condiciones que Colombia ha condenado.  Uribe es un perseguido, el que ha combatido a los delincuentes de izquierda.  Siempre ha sido calificado de paramilitar --siempre--, y victimizado.  De los que hay aquí de Antioquia, muchos dentro de esta vorágine, han sufrido atentados contra sus vidas, sus familias.  Colombia debe salir de esto.  Debe terminarlo --¡qué bueno que el Senador Petro hace propuestas!--, hay que terminarlo, pero para terminarlo hace falta toda la verdad, o la verdad sobre todo, no la verdad por capítulos semanales que está destruyendo nuestra sociedad y generando la desconfianza del pueblo colombiano en todas sus instituciones, no la verdad por capítulos: en un solo tomo, la verdad sobre todas las circunstancias dolorosas de nuestra historia política de violencia, la verdad sobre todos los actores y las condiciones de su autoría, la verdad toda y pronta, y la respuesta generosa del Estado colombiano a que se reincorporen y se desmovilicen todos los actores violentos y a que todos los colombianos, empezando por el Congreso y las instituciones de la república, hagamos un solo bloque contra todos los violentos, contra todas las delincuencias, y contra todas las manifestaciones, que acabemos con la violencia para que construyamos la paz, y por fortuna una sociedad civilizada en el siglo XXI, para que no se diga de Colombia que no ha tenido momentos de paz, que sólo la época de la Colonia fue época de paz.

Hasta aquí mi intervención, Señora Presidenta, y me ha pedido el Doctor Fabio Valencia Cossio una declaración pública a raíz de una mención que se hizo de su nombre. y como quiera que [por] su condición de Consejero Presidencial no puede participar, quiere dejar a su consideración, y lo solicita muy respetuosamente, que el señor secretario la lea.  Señores congresistas, señores colombianos y colombianas, muchas gracias.

Por Secretaría se da lectura a la declaración pública suscrita por el Alto Consejero Presidencial, Doctor Fabio Valencia Cossio.

Bogotá, D. C., 17 de abril del 2007

DECLARACION PUBLICA

En el debate en curso el Senador Gustavo Petro informa sobre una comunicación presuntamente firmada por el Señor Ramón Isaza en la cual se afirma que fue solicitada su mediación para que algunos concejales de la zona me apoyaran en la Convención Conservadora de 1995.

Ante esta referencia debo afirmar:

1. efectivamente, después de que intervine en el Honorable Congreso de la República el 29 de agosto de 1995 en un debate sobre la situación de orden público en Antioquia, el fenómeno paramilitar, las Convivir y la violencia en general, apareció la citada comunicación fechada el 18 de septiembre de 1995, la cual fue difundida ampliamente a los medios de comunicación y a la ciudadanía por el entonces Secretario de Gobierno Pedro Juan Moreno Villa,

2. de inmediato puse en conocimiento de esto a la Fiscalía General de la Nación para que averiguara tanto sobre la veracidad de la carta como por el origen de su difusión y acerca del contenido de la misma,

3. avocó el conocimiento la Unidad Primera de Delitos Contra la Seguridad, por intermedio de la Fiscalía 58 Delegada de Medellín (sumario 119 .693),

4. en las averiguaciones pertinentes el Señor Moreno Villa aceptó haber difundido la carta que llegó a su despacho, según su propia versión, [e]

5. igualmente declararon las personas mencionadas en la carta presuntamente firmada por el Señor Isaza, desvirtuando bajo juramento las afirmaciones contenidas en la misma .

El país conoce mi posición pública como ciudadano, como abogado, como político, como parlamentario, contra todos los grupos armados al margen de la ley, guerrillas, Autodefensas y narcotráfico.

Conoce el país de las amenazas públicas de las cuales he sido víctima por los paramilitares, del secuestro de mi hermano Guillermo León [que, habiendo sido Director Seccional de Fiscalías de Medellín, fue condenado en el 2011 a 15 años de cárcel por los delitos de "concierto para delinquir", "enriquecimiento ilícito" y "falsedad u ocultamiento y supresión de documento público", porque se comprobó que estaba a sueldo de la banda criminal de alias Don Mario, de la que recibió 150 millones de pesos y una cuatrimoto (poca cosa: yo habría pedido un Lamborghini) como honorarios por favores recibidos] , entonces Diputado a la Asamblea de Antioquia ordenada por Carlos Castaño y en retaliación por ser yo negociador del Gobierno Nacional en el proceso de paz con las FARC.

Una vez más queda demostrado que, teniendo el conocimiento de toda la verdad, el Senador Petro sólo utiliza parte de ella, convirtiéndola en una mentira.

Soy testigo de excepción de la voluntad indeclinable del señor Presidente Álvaro Uribe Vélez para el desmantelamiento de la organización de las Autodefensas y del combate frontal contra el narcoterrorismo, siempre dispuesto a tender la mano a un diálogo sincero y eficaz.

Alto Consejero Presidencial,

Fabio Valencia Cossio.

La Presidencia concede el uso de la palabra al Honorable Senador Oscar Darío Pérez Pineda, como vocero del Partido Alas Equipo Colombia.

Palabras del Honorable Senador Oscar Darío Pérez Pineda

Con la venia de la Presidencia hace uso de la palabra el Honorable Senador Oscar Darío Pérez Pineda:

Muchas gracias, Señora Presidenta, yo quisiera comenzar haciendo alusión también a un acto de justicia que debe ser conocido en esta noche por todos los colombianos.  Se acaba de leer el comunicado público suscrito por el Doctor Fabio Valencia Cossio en el cual hace las aclaraciones pertinentes al señalamiento de que fue objeto por parte del Doctor Petro en una especie de contubernio que quiso mostrar a la opinión pública con relación al citado Doctor Valencia Cossio y el paramilitar Ramón Isaza, y también lo debo hacer porque ha llegado a mis manos un boletín de prensa que acaba de expedir el Doctor Ramón Elejalde Arbeláez, ex parlamentario antioqueño, que no voy a leer pero en donde realmente se sorprende como en una forma tan fácil se involucra su familia, su familia, realmente, que ha tenido toda una estela, toda una tradición en el municipio de Frontino, la familia Elejalde Arbeláez, y él simplemente dice, desmintiendo categóricamente estas afirmaciones, que si todas las afirmaciones que aquí dijo el Doctor Petro son como estas, éste debate no pasará, como ya es un rotundo fiasco.

Entonces, como el Doctor Elejalde no está aquí y no puede defenderse en causa propia, yo quiero tomarme esa vocería sin que él siquiera haya supuesto que de pronto lo haría.  Lo hago absolutamente despojado de cualquier consideración distinta a la [de] que se deben hacer las claridades y las, sin lugar a dudas, las réplicas a que haya lugar ante semejante señalamiento, y también quisiera comenzar diciendo cuanto le queda debiendo el Doctor Petro a éste país y a éste departamento [él también es antioqueño], cuanto nos ha costado semejante parafernalia, semejante escándalo, semejante expectativa costosa, jurídica y económicamente costosa, en la imagen de éste país.  A cuanto más vamos a tener que trabajar los colombianos para llenar ese déficit que en estos momentos ha generado esta expectativa, y quizás quisiera parodiar aquí aquellas tragedias griegas de Esquilo porque todos esperábamos que el mundo y el cielo iban a caer en pedazos como en las tragedias griegas de Esquilo, y la verdad es que ese catálogo de declaraciones obtenidas no sé por que…cualquier tipo de medios de las autoridades judiciales de éste país, y que coincido con el Doctor Holguín: nosotros no tenemos sino lo que sale en los periódicos, lo que registra la Registraduría Nacional del Estado Civil respecto de las votaciones, y no tenemos sino los análisis, los informes oficiales, pero otros disponen del acceso a los expedientes, disponen de la información secreta.  Ahí la reserva del sumario no importa: la reserva del sumario hay que pulverizarla cuando se trata de desinstitucionalizar, cuando se trata de estigmatizar, cuando se trata del amarillismo.  La reserva sumarial no existe en Colombia, como no existe la presunción de inocencia.  Esa es la gran mentira de éste país.  ¿Cuál presunción de inocencia si no es sino para algunos cuando conviene?  Yo tengo una presentación porque yo quiero demostrar aquí una serie de hechos, demostrar, no con esas verdades, ahí, a medias, no.  Si éste es el homenaje a Antioquia que anunció el Doctor Petro, que dizque era en honor a los antioqueños,  ¿qué tal cuando sea un ataque?   Este es el homenaje estigmatizando un pueblo, una raza altiva, una raza que tiene mucho de que enorgullecerse.  ¿Es el homenaje, acaso: decir que Antioquia asesinó a la UP?   Ese es el homenaje.   Claro que el ministro le acaba de mostrar otras cifras, pero esas ya no valen.  ¿Es el homenaje decir que Antioquia es el departamento más violento, que es el departamento donde nacieron todos los males de éste país?   Ese es el homenaje a Antioquia.

Esa Antioquia que él muestra como tan paramilitar que todo está paramilitarizado, que Uribe, porque éste es un ataque y éste es un debate a Álvaro Uribe, ni siquiera es a los antioqueños, pero en ese departamento donde no hay punto cardinal bueno, donde el nordeste, donde el Urabá, donde el suroeste, donde el norte…porque es que no quedó pinta, aquí no quedo municipio sano, aquí no dejó dirigente, ni empresario, porque la expectativa fue mucha.

Por ahí conocimos todos dizque la lista, una lista que salió por ahí en Internet, una lista de afiliados a las Convivir, pero el Doctor Petro se puso aquí a hablar fue de las Convivir de otros departamentos. ¿Cuál Convivir tiene la Gata en Antioquia, por Dios?  …pero bueno, yo no me voy a referir a los otros departamentos porque yo no quiero pregonar, ni hacer lo que realmente estoy criticando que nos hicieron a nosotros.  Es que fueron muchos los ríos de tinta que corrieron por todos los periódicos de Colombia, fueron muchas las horas de radio y de televisión, enlodando a un departamento, enlodando una clase dirigente, no solamente la política, una clase dirigente empresarial, de lujo, como la que tiene Antioquia, y es que esto no es nuevo.  Esto no es nuevo.  Lleva varios años, varios períodos, el Doctor Petro, fustigando a los antioqueños.

Hasta un periódico local muy importante como es el periódico El Colombiano [de Medellín], que de local tiene el nombre porque es muy nacional en su circulación, se ha hecho preguntas sobre ese respecto, lo mismo el periódico El Mundo [otro de esa ciudad]  ¿Qué hay?   ¿Por qué?  ¿Por qué tanto odio?  ¿Por qué tanta causticidad?   Ahora me van a responder:  "No, no, no, no, eso no es con los antioqueños.  Nosotros a ellos los queremos mucho.  Eso es con algunos."   …pero aquí no excluyeron a nadie.  Aquí no quedó pinta.   Eso no es con algunos, Doctor: eso es con todos.  Tenga la valentía, como decimos en Antioquia, la berraquera de reconocerlo, y además tenga la berraquera de reconocer que, después de Bogotá, Antioquia fue el departamento que más votos le puso a usted.  Le puso 11.782 votos.  Eso no es una votación despreciable.  ¡Aj, arrepentidos que deben haber todavía con esa, con esa decisión!   ¡Aj arrepentidos!   Puede que haya algunos que estén muy contentos y eso estará por verse.  Eso estará por verse, pero a mí sí, pues realmente me queda un sabor muy agridulce.  Eso de que es que un "homenaje"…"homenaje"…mire, si hay algo que los antioqueños rechazamos es el cinismo.  Eso es lo primero que nosotros rechazamos.  Es lo primero que rechazamos.  Por eso tenemos fama dizque de frenteros, de sinceros, de arrojados, de berracos.  Claro que a veces nos vendemos más de lo que somos.   Eso tampoco lo vamos a desconocer: exagerados.  No tenemos todas las virtudes, pero yo creo que poniéndonos en una balanza es mucho más lo que Antioquia tiene que…de qué enorgullecerse que de lo que tenga que avergonzarse.

Yo quisiera decirle, para comenzar esta presentación, que ese gobierno paramilitar, ese hombre lleno de tantos defectos, desde cuyas fincas se han hecho todos, los más atroces atentados, ese hombre que tiene tantísimas cosas de que avergonzarse, ese Gobierno acaba de ser ponderado por la Comisionada de Derechos Humanos de Las Naciones Unidas.  Recuerdan ustedes, en el pasado, los informes de las Almudenas, de las Masarrazas y todas esas, donde ponían éste país en la picota pública, y ahí mismo no se dejaban esperar los debates: ¡"violadores de los derechos humanos, asesinos, paracos!".  Mejor dicho, ¿que era esto?  Uganda.  ¡No!   Eran todas las atrocidades que nos señalaban, pero ahora el 5 de marzo…yo quisiera que me empezaran a poner allá la presentación…el 5 de marzo la Comisionada para los Derechos Humanos [la Almudena Masarraza ya mencionada por el Ministro Holguín S.] acaba de presentar su informe y en ese informe he sacado unas perlitas, porque aquí tengo el informe en la mano, unas perlitas, para que lo leamos.  Ya [sería] bueno que pudiéramos hacer un debate al informe a ver que es lo que tan malo tiene ese informe.   Oiga, pues.  Es de la Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas,  allá en esas mismas Naciones Unidas [a] donde el Doctor Petro va con mucha frecuencia a decir que nos apliquen restricciones, que nos apliquen sanciones, que nos vigilen, que "vengan, que eso es un país de cafres [= patanes]".    Yo creo que en una de esas idas también debería aprovechar para que le hicieran de pronto una visita a algunos países vecinos. 

Pongamos ahí, por favor, lo que dice el informe, y el informe --no sé que tan claro se vea--, comienza diciendo:   "En el 2006 prosiguió la ofensiva militar del Gobierno contra los grupos armados ilegales.  La aplicación de la política de defensa y seguridad democrática", esa que nos parece tan horrible, "permitió al Gobierno mantener la tendencia reductiva de los índices generales de violencia en el país, en particular las tasas de homicidio", y destacan la ciudad de Bogotá y la ciudad de Medellín, esa ciudad capital de ese departamento tan horroroso que nos quisieron vender aquí en estos días que nos anteceden, éste debate.

Mire, sigamos, por favor:  "Hubo importantes avances…."     Yo, yo le voy a pedir allá que traten de seguir el orden mío para que no, no estemos en dos lenguajes.  "Hubo importantes avances en lo referente a la desmovilización de los grupos paramilitares y la aplicación de la Ley de Justicia y Paz."   Yo cada rato escucho de que [incurre en el dequeísmo tan bárbaro como su héroe de la antioqueñidad, puesto por segunda vez, en el año anterior, tramposamente, recurriendo a la yidispolítica, en el trono de la presidencia] esa ley ha sido un fiasco, que esa ley no le ha servido a nadie, que es paja [= mentira], que la verdad que se conoce por esa ley --¡aj, aj aj!--, eso no es verdad, pero la Comisionada de los Derechos Humanos dice que sí, que algo que tiene que ver eso, que eso ha sido importante.  Claro, es que nosotros somos más valorados por fuera que adentro.  En contraste con el 2.002 [año de la elección de su paladín a un primer período presidencial de 4 años], mire lo que dice: "Las elecciones para el Congreso y Presidente, marzo y mayo respectivamente, se vieron en un ambiente más tranquilo, aunque en algunas zonas alejadas de la grandes urbes las FARC perturbaron los preparativos de los comicios."  [Lo de que "somos más valorados" en el exterior es una mentira lastimosa.  Habiendo sido elegido Uribe por primera vez, cometió la imprudencia de ir a presentarse ante el Parlamento Europeo, y algo así como la mitad de los delegados se levantó y se retiró del recinto antes de que comenzara su discurso, en protesta por la visita de un criminal, y fue desolador verlo luego hablando en un salón medio vacío.]  

Por eso, por eso es que el Doctor Petro en Sucre, ese otro departamento tan paraco, sacó 10.098 votos.  Por eso…y por eso fue que en ese otro departamento tan lleno de indeseables, el Valle [del Cauca, que no es el mismo departamento del Cauca], sacó 8.274 votos, y por esa razón, que le reconocen las Naciones Unidas, en el departamento de Cundinamarca, 7.000, y en el de Bolívar 4.300, y en el Cauca 4.079, y en Santander casi 4.000, y en el Magdalena 3.500, y en Norte de Santander 2.800, y en Nariño 2.400, y en Córdoba 2.300.

Por eso…oquey [OK], sigamos por favor [se dirige al que está manejando el aparato que proyecta las imágenes en una pantalla].  Naciones Unidas dice que el crecimiento económico fue del 6%, y que esa es la mejor política para derrotar la pobreza, y por eso dice que hay que trasladarlos, mejor, redistributivamente…claro, para que crecimiento económico…si no es de distribución, en eso estoy de acuerdo con todos los que eso aplican crecimiento económico, sí, redistribución…más, más…porque el crecimiento económico, para que se quede en las élites o en la nata, no sirve, desde el punto de vista social.  Crecimiento económico tiene que tener unos prerrequisitos y en eso coincido con el mismo Doctor Petro y con Naciones Unidas.   [No se sabe si lo incoherente fue el orador o, luego, el transcriptor.  De todos modos es obvio que se está refiriendo a la tal trickle-down economy con la que quisieron engañar al público los estrategas de Ronald Reagan, que decían que bastaba con dejar que la empresa privada promoviera el crecimiento económico porque la nueva riqueza eventualmente se percolaba hasta el fondo de la "pirámide social", pero lo que se ha visto es que no funciona así porque de esa nueva riqueza se apropian los estratos altos y medios, que nunca la dejan llegar hasta abajo, y es el mismo cuento de siempre en 4 mil años de historia, excepto en sociedades pequeñas y homogéneas.]  Mire, la Alta Comisionada…dice ella que ha podido observar un mayor compromiso de las autoridades colombianas para alcanzar los objetivos respecto de los informes anteriores de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, o sea, reconoce un gran esfuerzo en esa materia.  Sigamos.

El Estado colombiano ha tomado una opción fundamental en materia de derechos humanos, y ha dicho que en concertación con la sociedad civil y en cooperación con el Gobierno de España y de Suecia han hecho la elaboración del Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos, y, ¿sabe donde está ese Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos?   En 650 municipios y en 31 departamentos, de 32 que tiene éste país.  [Uno supone que el departamento que no aparece en la lista es el Archipiélago de San Andrés y Providencia, que parece ser el único a donde no ha sido necesario, por ahora, que los asesinos que manejan el país desde hace dos siglos manden a sus sicarios.  Ahí lo que han hecho es inundar las islas de gente ajena a ellas, para evitar que los raizales, que ni siquiera son hispanoparlantes, se les secesionen, y con eso han creado un problema demográfico catastrófico.  My dear islanders, I'm with you all the way and I urge you to simply refuse to speak Spanish anymore, and then just kick out those murderous little creatures, before they destroy you.]    

Se destacan algunas decisiones judiciales, oigan esto, muy importantes para evitar la impunidad, y hace como una referencia al Informe de la Comisión de la Verdad, de los ex Magistrados de la Corte Suprema de Justicia al establecer los hechos de 1985 en el Palacio de Justicia, y dice ese Informe de Naciones Unidas que reveló la comisión de graves crímenes por parte de guerrilleros y miembros de la Fuerza Pública que allí se enfrentaron.  De eso vamos hablar un poquito más adelante, de eso del Palacio de Justicia, porque aquí lo tocaron y no es para…no es para revivir hechos: es para recordar la historia.  

Como aquí hay tantos haciendo arqueología violenta --que en tal año, que en el año '92, que en el año '93, que en enero, que en febrero, que en marzo, que el día, que la hora--, yo también voy hacer un poquito de arqueología.  Me voy a ir un poquito hacia atrás para que conozcamos eso que están diciendo --toda la verdad--, La Comisión Nacional de la Verdad, y la verdad es toda, no una parcializada.  El número de personas que se desplazaron en el 2006  mantuvo la tendencia decreciente observada en el 2002.   El Estado definió una estrategia para investigar casos de violaciones a los derechos humanos e infracción al derecho internacional humanitario.  Según esta oficina el número total de desmovilizados, porque lo dice el Gobierno y no se puede creer, porque el DANE se equivoca mucho en todo eso, el DANE se equivoca es cuando no nos conviene la estadística.  Cuando nos conviene, mire lo que dice el DANE: aquí dice la oficina del Comisionado, dice que hay 31.671, no 31.000, no obstante el alto porcentaje de personas que todavía están desplazadas.  [Es otro pasaje incoherente.]

La mayoría de los jefes paramilitares están privados de la libertad en una cárcel.  Aquí están las recomendaciones, pero, ¿sabe una cosa?   Yo no voy a leer las recomendaciones, porque aquí ya me están diciendo que me quedan 20, 15 minutos, entonces para que no me digan, y si no se me acaba el tiempo, yo quiero aprovechar el resto de las cosas.

Doctor Velasco, ¿sabe cual es una de las recomendaciones de Naciones Unidas?   El proyecto de Ley de Habeas Data --¿como la ve?--, proyecto que ya hemos presentado con Su Señoría y que está a estudio de la Comisión Primera de la Cámara.  

Sigamos por favor.   Aquí se han escuchado una suerte de cosas contra un ex fiscal, contra el Doctor Luis Camilo Osorio, y yo no creo que haya tanta verdad en lo que se ha afirmado aquí.  Aquí se han afirmado cosas que definitivamente alguien tiene que aclarar --alguien--,  y yo las voy aclarar.   No puede ser…no puede ser que a éste señor lo hayan cogido todos los columnistas, todos los medios, para referirse a él en todos los términos más despectivos.   Mírenlo ustedes ahí, los resultados de la Fiscalía en el período '97-2001 y los resultados en el período 2001-2005: en medidas de aseguramiento… paramilitarismo…del paramilitarismo, 565 en el primer caso, 870 en el segundo, el 99.3 más [en Colombia muchos dicen "punto", siendo que en español lo que se usa es una coma decimal], es decir, el doble [alguien se equivocó porque 870 no es el doble de 565], resoluciones de acusación, 306 contra 870, el 184% más, es decir el triple [y aquí se excede al decir "el triple"], sentencias anticipadas, 41 en el período anterior, 153 en éste, es decir, el cuádruplo, extinción de dominio, sentencias, 19 en el anterior, 192 en éste, más de 10 veces, bienes afectados, 235 en el período anterior, cerca de 20 mil en el período del Doctor Luis Camilo, más de 100 veces, total en dólares, 6.587 millones de dólares.   Para que se imaginen que son 6.587 millones de dólares, déjenme yo les digo que éste país exporta, en un año, 25 mil millones de dólares.   Eso exporta en un año…pero yo veo que les molesta mucho el tema del tiempo, pero déjenme, que yo estoy diciendo unas cosas que también creo que ustedes deben conocer, y yo también voy a cerrar con un pequeño vídeo, y voy a cerrar con una prueba de como se miente y probar que aquí se ha mentido.   Yo creo que a la gente le gusta que le prueben esas cosas: probar.   Aquí, "déle gusto a la galería".

…medidas de aseguramiento, 476 en el período anterior, 852 en éste período, resoluciones de acusación, más del doble, sentencias anticipadas, el 569 %, lavado de activos, 9.348 millones de dólares.   Oigan, pues: entre lavado de activos y entre el período anterior, en extinción de dominio, hay 16 mil millones de dólares y este país exporta 25 mil.   Yo quiero que lleven esas pequeñas cuentas.  [Nos está echando encima un caos de cifras, enredando los tales "períodos", dando porcentajes aislados, chambonamente, creyendo que habla a campesinitos asombrados por el diluvio de datos, en un intento de disimular los hechos macabros.    Son los que luego reencarnan como  sordomudos por haber hecho un uso tan inadecuado del don del habla.]

En la unidad de derechos humanos, ahí están: capturas, el 70% más en la administración de Luis Camilo, medidas de aseguramiento, más del doble, resoluciones de acusación, tres veces más.   Yo quiero mostrar éste puntico que sigue, en algunas de las declaraciones que por ahí se ha conseguido el Doctor Petro, y yo también conseguí una.   Dijo el Doctor Petro…comillas: "A mi oficina llegó el ganadero Eduardo Delgado, amigo de los paramilitares, que luego fue asesinado…" --yo no sé si el Doctor Eduardo Delgado era paramilitar, no sé…él dice que llegó a su oficina--, "…quien me comentó que en la cúpula de las AUC mencionaban…mencionaban en las AUC, o sea, él sabía que en las AUC decían que los altos funcionarios de la Fiscalía querían matarme y que habían montado un operativo a cargo de Vicente Castaño, de quien nunca había oído hablar…."   Doctor Petro, en algún momento se le escuchó a usted decir que usted había hablado con el Señor Castaño…usted tiene una oportunidad feliz ahora de desvirtuar eso.   Diga si eso no fue verdad, pero si fue verdad, reconózcalo, porque aquí yo he escuchado mucho la censura a los que se reunieron en Ralito [alusión al Pacto de Ralito, ya mencionado por Petro].   Yo también quisiera saber si de pronto usted ha tenido ese tipo de reuniones, y lo hago como pregunta.

Claro que no me voy a referir al Acuerdo del Nudo de Paramillo, en el año '98, donde también se reunieron a instancias del Gobierno --esa es la diferencia con toda la cúpula paramilitar de éste país--, y donde hicieron un gran informe, un acta muy completa con aspectos muy importantes, hasta muy románticos, y ahí en ese Nudo de Paramillo, en noviembre…no me acuerdo…en julio del '98, creo fue.   Ahí también hay nombres que a ustedes de pronto les deben sonar mucho.   Vuelvo y repito: a instancias del Gobierno, porque yo cuando me paro aquí, me paro seriamente.   Ahí estaba el alcalde de Bogotá hoy, el Señor Luis Eduardo Garzón, estaba el Señor Hernando Hernández, estaba el Doctor Samuel Moreno [Rojas, nieto del General Gustavo Rojas Pinilla, el dictador], ahí…pero lo digo: que hay una diferencia.   La diferencia es: la una era autorizada por el Gobierno y la otra dicen que no, aunque el Doctor Ordosgoitia dice que sí, y el Doctor Pastrana dice en el libro [no ha señalado ningún libro anteriormente] que el Doctor Ordosgoitia era el que lo representaba a él en los contactos con los paramilitares, pero eso es una cosa decir que no, de que si, que quizá, no, no sé.   Es una reunión parecida.   La quiero dejar ahí simplemente…la quiero dejar ahí simplemente.

Doctor Petro, usted ha sido particularmente cáustico con el Doctor Luis Camilo Osorio y yo quisiera saber si es --¿por qué?--, además de los resultados que le acabo de mostrar, si es porque expulsaron de la Fiscalía al Señor Richard Moath Riaño Botina, que era la Fiscalía paralela que usted tenía allá, y que usted le ordenó a éste señor que interceptara los teléfonos, empezando por los de los congresistas, y que esta Fiscalía paralela que tenía éste señor la detectó la misma investigación de la Fiscalía y por eso lo tuvieron que echar, pero no era echarlo: es que había que capturarlo.  Claro que usted evitó la captura, porque usted lo mandó para el Canadá.   Usted le consiguió asilo político en el Canadá y desde allá sigue teniendo contactos con usted permanentemente, los mismos contactos que hoy le señalan a Luis Camilo Osorio que no tuvo en cuenta los testimonios de Jairo Castillo "Pitirri" [mencionado por el Ministro Holguín S.], pero ese señor Jairo Castillo está en Canadá beneficiándose de la Fiscalía de Luis Camilo Osorio, que lo protegió.   Esa fue la que lo mandó allá.  No voy a referirme a los otros que salieron, porque unos salieron voluntariamente --la Señora Lucía, Mónica Gaitán, César Rincón….  Hay otros que no fueron tan voluntariamente, sino porque por acciones que no les pareció al Fiscal, como Pedro Díaz y Pablo Elías González.  El Fiscal escogió.  Hay unas que tienen investigaciones y hay una capturada, Diana Rojas, y Ana María Flores, y hay uno que fue vicefiscal, porque él lo nombró.  Yo no sé cual es esa cosa con Luis Camilo Osorio, y eso ya tomó fuerza, y ya todos los columnistas y todos los medios y no, entonces es lo peor que paso por allá.  Las cifras indican otra cosa…las cifras indican otra cosa, pero mire usted, antes de seguir en éste punto que llego…mire usted: como les parece que yo tengo aquí un documento que dice…los comunicados de las FARC y las declaraciones…todo esto lo saca las FARC, y con una anticipación propia de los clarividentes, es decir, los que leen el futuro, va prediciendo todo lo que va a pasar en Colombia en el tema de la parapolítica: cuales senadores, cuales representantes van a ser investigados, cuales gobernadores, y yo a veces me pregunto:  ¿tienen mucha capacidad imaginativa?   [Es] una opción.  Otra: tiene mucha capacidad de filtración.  Otra opción…otra puede ser que tienen mucha capacidad de fabricación, es decir, de edificar el futuro.  Por eso ya es casi que famosa esa frase de que ya de pronto no somos importantes como objetivos militares, sino de pronto como objetivos judiciales, y de eso nadie estará exento.

Imagínense los riesgos que yo estoy corriendo aquí, parándome aquí a decir eso.  No, de pronto me puedan edificar por ahí un edificio.  Estas cosas yo creo que las tiene que conocer éste país, y las tiene que conocer, de pronto, con menos vehemencia, pero yo creo que aquí se ha estigmatizado a un departamento y a un presidente, y nos corresponde defenderlo como corresponde, con altivez, con decisión.  Por favor, adelante.

Aquí está lo del Palacio de Justicia.  En noviembre ahí todos sabemos lo que pasó.  Yo no voy a pasar esto entonces, para no perder mi tiempo, porque voy a terminar con la conclusión que les dije, pero les voy a resumir.  Ustedes saben que al principio el M-19, pues hizo unos actos como la espada del Libertador [se refiere al robo de la misma, en un asalto a la Quinta de Bolívar en Bogotá].   Este es el resumen de la Comisión de la Verdad, esa Comisión [a la] que poco le han parado bolas [= puesto atención].  Claro, estamos invitando a un Foro Nacional de la Verdad, pero la Comisión de la Verdad, las conclusiones, esa no, y esa tampoco le ha preocupado a los medios…no, no.    Es que esa verdad no nos interesa.   Es lo que dije yo la otra vez aquí: es la relatividad de la verdad, el análisis de la teoría de lo que es la verdad para Nietzsche, y cómo una verdad…una mentira repetida muchas veces se convierte en esa gran verdad, tipo Goebbels, el lugarteniente de Hitler, que decía:   "Repitamos todos los días lo mismo hasta que eso se convierte en una verdad."  [Mi apreciado senador, si iba a evocarnos a los nazis entonces debió agregar, para completar el ejercicio, lo del himno nazi que cantaba Pedro Juan Moreno, el ex secretario de gobierno de su jefe en sus días de la gobernación.]

Entonces luego entraron más de 35 miembros…bueno después 35 miembros [del M-19] entraron al Palacio de Justicia, asesinaron a Eulogio Blanco, a Gerardo Díaz….   Eso [se]
llamó la Operación Antonio Nariño, para asesinar el Poder Judicial en éste país, en el año '84-'85.   Esos miembros del M-19, la cúpula, se reunió con Pablo Escobar.   Iván Marino Ospina, jefe máximo de ese grupo, era, pues bastante amigo de Pablo Escobar.   John Jairo Velásquez declaró de que [otro ejemplo del dequeísmo] recibieron 2 millones de dólares, días antes de ese hecho.   Dijeron que el asalto, días antes del asalto al Palacio, el grupo denominado Los Extraditables amenazó [a] la Corte, cuando los guerrilleros encontraron al Presidente de la Corte [confuso eso último].  [Los narcos contrataron al M-19 para que asaltaran el Palacio y destruyeran todos los expedientes con el propósito de dificultar la extradición de los narcos, uno de los cuales dijo en cierta ocasión:  "Prefiero una tumba en Colombia a una celda en los Estados Unidos."] 

La Presidencia manifiesta:

Senador, le pido que concluya porque de verdad nos paramos.

Recobra el uso de la palabra el Honorable Senador Oscar Darío Pérez Pineda:

Bueno, mi señora, yo también le voy a pedir un favor.  Yo quiero concluir, pero yo también quiero pedirle un servicio: déjeme terminar.  Yo también quiero mostrar unas evidencias que éste pueblo las [artículo sobrante, otro ejemplo del hablar bárbaro propio de los que el gachupín llama "sudacas", y son tantos los de ese congresista que no he señalado sino alguno que otro] está esperando.  Yo no creo que aquí la mayoría esté de acuerdo con que usted me corte la palabra.  [Mucho lo iluso, éste señor.]

La Presidencia manifiesta:

Si le da un tiempo otro de los senadores, le da un poco de tiempo, se lo damos, pero senador, yo tengo que respetar a todo el resto y entonces todos van a querer hablar 40 y 50 minutos.  Yo con mucho gusto le he dado todo el tiempo…a ver si le damos 5 minutos más del tiempo de alguno.

Recobra el uso de la palabra el Honorable Senador Oscar Darío Pérez Pineda:

Bueno, listo, Doctora.  Es que llevamos tres ahí en esto.  Mire, vea: aquí…aquí también en la presentación hay un comunicado del Frente 33 de las FARC y ese comunicado es del 18 de noviembre del 2006, y en ese comunicado el comandante de ese grupo guerrillero del Frente 33 invita al Polo Democrático a una reunión para limar las asperezas y lo invita para decirles que ellos también se pueden equivocar, pero que "es necesario que nos reunamos con la Dirección del Polo Democrático Alternativo, para aclarar cualquier situación, porque nuestro objetivo originario se mantiene".   Cuando dice "nuestro" yo no sé si es el de ellos solos.  No quiero hacer presunciones, por lo peligrosas que son ellas.   Ahí dejo eso como una información general.

Miren, yo voy a terminar pues, Señora Presidenta, para darle gusto.   Yo dejo esto en la mitad.   Tenga la seguridad que yo lo dejo en la mitad, y lo dejo en la mitad en aras de contribuir aquí al orden del debate.  

El Doctor Petro nos ha dicho en todos los tonos que él nunca ha estado armado, que él nunca ha tenido un revolver en sus manos, un arma en sus manos, y nos lo ha dicho tantas veces que, como la mentira de Goebbels tantas, mil veces, repetida, ya nosotros le creímos, hasta que yo me tropecé con una realidad distinta…hasta que yo me encontré con una realidad distinta.  Como les parece…cómo les parece que yo tengo aquí una foto y tengo un vídeo.   Lo quise pasar aquí, la declaración que le dio la Señora Cecilia a La W, desde Suecia, y Suecia es el mismo país que financia la investigación, esta de la Fundación Arco Iris, la entrevista de la señora Cecilia Calero, y le pregunta el periodista:  "¿Usted recuerda…" --como ella defiende, pues, a las FARC y todo eso, y hay varios senadores que han ido allá, o congresistas invitados, por esa ONG--, y le dice, ¿Usted recuerda el asesinato de los concejales en Rivera, Huila?", y dijo :  "Eso es mentira", y entonces le pregunta,  "Aj, ¿entonces no están muertos?", y dijo, mire, y cuando le dicen "¿entonces no están muertos?", y, ¿sabe qué dice ella?   "No, no, eso no es cierto.  Nosotros no creemos en nada de eso.  No creemos en esas informaciones porque los medios de información colombianos están comprados.  Todos están trabajando bajo el mismo poder."   …o sea, lo de los asesinatos de las FARC, a los concejales de Rivera, Huila, no es cierto para la ONG sueca, pero yo quería era terminar, pues, hablando lo de la verdad, de mostrar la foto, y yo tengo aquí una foto del Doctor  Petro --tengo varias…varias--, donde tiene un revólver al cinto…al cinto, y entonces como esto, dizque nunca ha tenido un arma.  Yo lo estaba comparando con Hitler, porque Hitler tampoco nunca tenía armas.  El no mató la gente en Auschwitz, ni en Treblinka, no.  Eso la mataron fue sus lugartenientes.   Volvían [?] a los judíos, los entraban a los hornos de la infamia y luego los hacían jabón, entonces yo dije:  no, no, el Doctor Petro debe ser como Hitler.  El nunca ha cogido…él daba la orden no más, pero me di cuenta de que sí, de que sí, de que ahí tiene el revólver,  y para que no vayan a creer de que [más dequeímo en boca de éste salvaje] esa es una foto aislada, yo la tengo aquí ya más reducida, pero es la misma foto…la tengo, donde…y también está en el vídeo…yo creo que ahí sigue, mire, aquí está la foto y aquí esta reunido con Carlos Pizarro Leongómez y con los otros lugartenientes del M-19, en Santo Domingo, Cauca.  [Está obsesionado con los nazis éste miembro descarado del Partido Conservador, que durante la II Guerra Mundial fue una Quinta Columna porque apoyó el Eje Toquio-Berlín-Roma-Madrid-Averno.]

Entonces realmente no sé si ustedes quieran ver el vídeo, Doctora.  Usted, como tiene tanto afán, de pronto no quiere que vean el video.   Yo les pido, si ustedes lo quieren ver, porque como…como aquí se ha dicho que nunca se ha dicho una mentira, entonces yo sí quiero mostrar aquí la evidencia de una, aunque sea de una no más.   Yo, Señora Presidenta, mire que le cumplí con todo en el tiempo.  Mi Dios le pague y mi Dios la bendiga, como decimos los antioqueños, y la verdad es que yo a ese pueblo antioqueño que nos está viendo en masa le quiero decir que aquí con la bancada parlamentaria, con todo y lo estigmatizada que esté, tienen "guardián en la heredad".  ["Es una vieja frase castellana", dicen de esta:  "Hay luz en la poterna y guardián en la heredad."   Equivale a "estamos vigilantes y nadie nos va a sorprender con los calzones abajo".]  Muchas gracias.

Con la venia de la Presidencia y del orador, interpela el Honorable Senador Jorge Enrique Robledo Castillo [miembro del partido izquierdista de oposición, el Polo, una mezcolanza monstruosa de oportunistas]:

Sí, Señora Presidenta, yo quiero en nombre, como vocero del Polo Democrático Alternativo, presentar mis más enfático repudio a la manera como se están manejando los tiempos en éste...

La Presidencia manifiesta:

Senador, le voy a dar el mismo tiempo que él utilizó.

Con la venia de la Presidencia y del orador, interpela el Honorable Senador Jorge Enrique Robledo Castillo:

No, no se trata de eso, Señora Presidenta.  Se trata de que usted haga cumplir las normas que usted misma pone.  No puede ser que las normas las va cambiando al vaivén de las presiones.

La Presidencia interviene para un punto de orden:

Le voy a explicar algo, Senador Robledo: el Senador Petro habló conmigo el viernes y me dijo que iba a utilizar hora y media.  Sin embargo hoy, cuando él empezó a hablar y él me dijo que necesitaba más tiempo se lo di, así que, así como se lo di al Senador Petro, también se lo puedo dar a otra persona de la bancada.  Por eso le estoy dando más tiempo.

Rueda vídeo

Con la venia de la Presidencia y del orador, interpela el Honorable Senador Gustavo Francisco Petro Urrego:

Bueno, gracias, porque le voy a regalar otros videos mejores, pero, a ver, réplica: bueno, esa reunión donde saca un poco de gente del M-19 hablando, no a mí --sólo hay un paneo sobre mí, pero no en esa reunión sino en otra, de la cual me siento muy orgulloso--, ¿sabe cuál es?   Esa reunión fue el día en que se firmó la paz entre el M-19 y el Gobierno del Presidente Virgilio Barco.  Por eso estoy al lado de Pizarro y me siento orgullosísimo de ese día.  Quizás no lo supere otro.  Ojalá que sí, pero ese es un día de la paz, Oscar Darío, no de la guerra, no de la violencia, y para nosotros --muchos de nosotros--, y una parte de la sociedad colombiana muy respetable…le dijimos a Colombia que era posible la paz y la hicimos.

Segundo: usted dice que yo dije que nunca usé un arma.  No, dije que..dijo él, que nunca había tenido un arma.  Lávese los oídos, hombre.   Yo lo que le dije, y se lo repito ahora, y he esperado en todos estos debates que alguien me diga eso --"es que Petro fue mentiroso"--, mire la prueba, así sea un indicio, "jamás he disparado contra nadie".   Eso es muy diferente, Oscar Darío, y se lo vuelvo a repetir, y aún espero, estoy esperando, que alguien diga "Petro es un mentiroso".   Aquí está la prueba, no en la radio.  Han dicho que hasta soy genocida, pero Petro no le ha disparado a nadie.  No está en mi conciencia, no está en ningún proceso judicial, jamás encontrarán siquiera leve indicio de que Petro usó violencia contra otro ser humano, ni [en] el M-19 ni ahora, así que lávese los oídos y no confunda a la ciudadanía, pero me sirve de paso para decirle a usted que espero un tanto…a mí me…realmente las comisiones de la verdad, cuando hay procesos judiciales, no sirven.  Cuando Mancuso me pidió ahora que defendiera una comisión para la verdad yo le dije:  "No, no, si es que la negociación hoy es entre usted y la Fiscalía y es un proceso judicial."  Pues en el [caso del] Palacio de Justicia hay un proceso judicial.   Le colocaron una comisión para la verdad para decir cosas que no dice el proceso judicial, y no voy a caer en éste debate de nuevo, pero sorpréndase, y el país se va a sorprender.   ¡Ojo!   La justicia colombiana en los últimos meses ha logrado una serie de pruebas y evidencias que, desgraciadamente para quienes atacan el proyecto del M-19, va a dejar a muchos con la boca cerrada.

Por ejemplo, los papeles de un magistrado, con un tiro en los papeles de identificación en un centro de torturas del Ejército colombiano, por ejemplo, los indicios en ese mismo centro de torturas, que no del Ejército [¿cómo así, "que no del Ejército", si ha dicho primero que "del Ejército"?] de un grupillo allí del Ejército, que ya mencioné sus nombres, en donde fueron torturados los desaparecidos, y peor aún, y yo espero ese día porque yo sé lo que significa la verdad del Palacio de Justicia, no solamente para la sociedad sino para mí, ¿en dónde están los desaparecidos?   ¿En qué tipo de finca están enterrados y quién era su propietario?   Dejemos ahí.  Será otro debate.  Me hubiera gustado que el Ministro del Interior hubiera sacado esa juez, que ella dice que iba a volver a poner presos a los del M-19.   ¿Qué dijo sobre mí?

Hubiera sido interesantísimo, pero nunca colocan mi nombre personal.   Le voy a regalar unos videos mejores, Oscar Darío, sobre la historia del M-19, no disparando, congresistas.   Jamás lo tendrán.   Nunca disparé.   Si quiere saber mi vida personal, ingresé al M-19 a los 18 años, estudiante el mejor de mi colegio en Zipaquirá, el mejor de mi universidad en el Externado.   Toda mi actividad consistió en ser personero municipal a los 21 años.   Allí hice un barrio de pobres que hoy recuerdo con mucho orgullo.  Se llama el Bolívar 83.   Fui elegido popularmente en Zipaquirá por esos pobres en 1985.   Tenía 24 años.   Siendo concejal de Zipaquirá para el año terrible del '85 me sacaron a la fuerza, me arrastraron encapuchado esos mismos de grupillo del Ejército y me llevaron al centro de torturas y de allí a una cárcel, después de una semana de torturas de la cual salí hasta 1987, y ese vídeo que usted muestra es de 1989, la fecha en que hicimos la paz…dos años de clandestinidad, dos años de clandestinidad en donde estuve formando sindicatos en Barrancabermeja y donde, y aquí hay algunos testigos, fuimos a las montañas del Tolima a subir y a bajar montañas todo el tiempo construyendo un diálogo regional.  Aquí está mi querido colega Humberto Gallo, que lo sabe.   El ayudó en ese esfuerzo de paz, duro, pero que fue la antesala de esta reunión, de sombrero blanco, en donde finalmente la firmamos.   Esa es mi vida.   Esa es mi vida de esa época.   Después sigue la que todo el mundo conoce.   Quiero aclarar: el Ministro dice, ¿y cómo votaron la ley en el '93, esa que se llamó Ley de Guerra?   Pues en contra, ni más ni menos, Ministro del Interior.   El hecho que significó la ruptura del M-19 [con el gobierno de turno], que participaba en el Gobierno de César Gaviria con Ministerio, fue precisamente esa ley, así que no solamente votamos en contra sino que nos salimos del Gobierno, por lo que implicaba, y que hoy estamos analizando.
(....)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada